anterior    aleatorio / random   autor / author   inicio / home   siguiente / next

ALONDRA DE LA BUENAVENTURA

Dame, alga, tu mano verde,
fiel amiga de la espuma,
que quiero leer en ella
del mar la buenaventura.
De que estás enamorado
no lo pone nadie en duda:
ni las playas, ni las islas,
ni los ojos de la lluvia.
Ni tampoco los anillos
de estelas que te circundan
ni las corzas de la brisa
corriendo sobre las dunas.
La vena azul de las ansias
late en tus sienes maduras.
La sal siempre está tejiendo
azahar para tus nupcias,
ramos de estrellas el cielo,
pieles de armiño la luna.
Y los peces ya no pueden
nadar tus aguas profundas
sin sentirse ruiseñores
de las submarinas grutas.
Y más abajo, en el fondo
de tus líquidas penumbras,
un instinto de corales
sueña gargantas desnudas.
Las aves de tus dominios
te vuelan lechos de pluma;
te llevarán las del bosque
epitalamios de frutas.
(Aquí se corta del alga
la verde buenaventura.
Pero yo puedo añadir
—sin jactancia ni amargura—
que si el mar se enamoró
más de lo que estuvo nunca,
fue porque mi dulce amiga
mojó sus pies en la espuma).

autógrafo

Pedro García Cabrera


subir   poema aleatorio   Día de alondras (1951)   siguiente / next   anterior / previous
7 ALONDRAS EN LA ORILLA DEL MAR