anterior    aleatorio / random   autor / author   inicio / home   siguiente / next

ALONDRA DE LA NUBECILLA MIMOSA

A Pura Carvajal de Hernández

Tan transparente
como un perfume,
cielos arriba
se alza una nube.
Usa rosadas
faldas de seda
con una blusa
de primavera.
Lleva una blanca
rosa en la mano,
medias de gasa,
tacones altos.
Un pajarillo,
vuela que vuela,
«Adiós, preciosa»,
le dijo al verla.
La nubecilla
se puso roja
como el corpiño
de una amapola.
Más tarde, un cuervo
muy vejestorio
llamola fea
con grito ronco.
Quedose entonces
tan fría y muda,
que en llanto amargo
rompió de lluvia.
Un vientecillo
murmurador
dijole blanda
de corazón.
Y en el momento
que oyó decirlo,
endureciose
como un granizo.
Cayó en otoño
sobre un jardín
y amarillose como el marfil.
Después, el agua
se puso verde
como una rana
sobre el césped.
Y un jardinero
que la pisara,
de tan rabiosa
quedose blanca.
Y porque oyose
decir pesada,
se hizo una leve
bruma de nácar.
Fuese a los aires,
volviose lluvia,
de allí al granizo
y otra vez bruma.
Y, por mimosa,
por tan difícil,
quedose en nube
siendo arco iris.

autógrafo

Pedro García Cabrera


subir   poema aleatorio   Día de alondras (1951)   siguiente / next   anterior / previous
7 ALONDRAS EN LA AZOTEA