anterior autor siguiente

        NOCHE DE TRISTEZA

a Salvador Martín López

Ha venido de lejos
a tus sienes.

Los tornos de alfarero,
las espigas,
la lluvia,
la desconocen.

No es sonrisa
recental,
rama verde.
Es niebla
que rumia
en tu cajón de sastre.
La quieres, sí, la quieres
y te haces
pantalones con sus lágrimas.
Todos tus huesos
le están haciendo
el amor.

Renúnciala,
conviértela en paloma
sin azotea en que posarse,
mátala incluso
antes de que haga nido en tu alegría.

autógrafo

Pedro García Cabrera


subir volver Hora punta del hombre (1970)   siguiente anterior
LOS ROBOTS DAN LA CARA
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio