anterior autor siguiente


A Eugenio Padorno

Hoy es la muerte de una mariposa
volando sobre el mar
lo que ha llenado el día.
Buscaba una ola quieta
en que poder posarse
y no volvió del agua.
No hubo suicidio,
lucha
ni tristeza.
Llegó tan sólo al borde de sí misma,
al ras con ras de su silencio,
con esa sencillez con que el cielo es azul,
nube la nube y pájaro el sonido.
El mar no la hizo suya,
no pudo dominarla.
Cuando cayó estaba ya cumplida
la mariposa que era,
el preludio de libertad de su vuelo.

(1964)

autógrafo

Pedro García Cabrera


subir volver Las islas en que vivo (1971)   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio