anterior autor siguiente

        EL NIÑO

    (Idea de Tagore)

—¿De dónde vine, madre?
¿De dónde vine a ti?
—Viniste de mis sueños,
de cuanto amé y sentí.

Cual temeroso pájaro
que espera el nuevo sol,
estabas escondido
aquí en mi corazón.

Estabas en los juegos
de mi niñez feliz,
y sobre los altares
como deidad te vi.

¡Oh misterioso encanto,
prodigio del amor:
tener entre mis brazos
el tesoro mejor!

autógrafo

Pedro Henríquez Ureña


subir volver Pedro Henríquez Ureña   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio