anterior autor siguiente

LA TARDE SOBRE LOS TEJADOS

                                            (Lentísimo)

La tarde sobre los tejados
cae
y cae...
¿Quién le dio para que viniera
alas de ave?

Y este silencio que lo llena
            todo,
¿desde qué país de astros
            se vino solo?

¿Y por qué esta bruma
            —plúmula trémula—
beso de lluvia
            —sensitiva—

cayó en silencio —y para siempre—
            sobre mi vida?

autógrafo

Pablo Neruda, 1923


subir volver Crepusculario (1923)   siguiente anterior
Los crepúsculos de Maruri
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio