anterior autor siguiente

  SI DIOS ESTÁ EN MI VERSO

Perro mío,
si Dios está en mi verso,
Dios soy yo.

Si Dios está en tus ojos doloridos,
tú eres Dios.

Y en este mundo inmenso nadie existe
¡que se arrodille ante nosotros dos!

autógrafo

Pablo Neruda, 1923


subir volver Crepusculario (1923)   siguiente anterior
Los crepúsculos de Maruri
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio