anterior autor siguiente

        POEMA EN DIEZ VERSOS

Era mi corazón un ala viva y turbia
y pavorosa ala de anhelo.

Era primavera sobre los campos verdes.
Azul era la altura y era esmeralda el suelo.

Ella —la que me amaba— se murió en primavera.
Recuerdo aún sus ojos de paloma en desvelo.

Ella —la que me amaba— cerró los ojos. Tarde.
Tarde de campo, azul. Tarde de alas y vuelos.

Ella —la que me amaba— se murió en primavera.
Y se llevó la primavera al cielo.

autógrafo

Pablo Neruda, 1923


subir volver Crepusculario (1923)   siguiente anterior
Ventana al camino
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio