anterior autor siguiente


¡Qué altos
los balcones de mi casa!
Pero no se ve la mar;
¡Qué bajos!

Sube, sube, balcón mío,
trepa el aire sin parar:
sé terraza de la mar,
sé torreón de navío.

¿De quién será la bandera
de esa torre vigía?
¡Marineros, es la mía!

autógrafo

Rafael Alberti, 1924


subir volver Marinero en tierra (1924)   siguiente anterior
Voz: Rafael Alberti Voz: Rafael Alberti

aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio