anterior autor siguiente

        REINVENTAR EL AMOR

                V

Quién sostuvo en la siniestra el corazón negro de la muerte
Quién paralelo a los canales inventó la inmóvil muerte
              Quién un beso para Cristóbal estampado en la aventura.
Quién el azoro la incertidumbre el viento
como volar de abejas tras el jardín de bugambilias sangrientas
                                                                  que era él
Y se movía. Y qué caderas.
                                                Y moscardones chapulines saltamontes
entre sus huellas,
como en un ajedrez de locos que delineara un gusano de seda.
                                                Y su paciencia extinguida
Y flores ferozmente prendidas entre sus dientes:
rubor en las mejillas de cerveza;.
"alba nube el seno".
Y era él, con el agua bailándole alrededor de las tetillas,
                ríos erosionados y terribles
            las comisuras de sus labios
        que enfilaban a la Noche con un leve fruncimiento.
Quién sintió en cada poro los latidos del negro cotidiano corazón
      de la muerte
Quién paralelo a los canales y al desierto creó la muerte ardiente
                                                              Y era él,
con las nubes hasta el cuello y llorando
y eran sus nudillos que golpeaban mis experiencias con la distancia
      y el desconsuelo de.

Quién, quién.--¿El corazón de piedra?

Y el desenfrenado volar del tordo nos cierra los ojos.
Y el corazón de piedra que canta por el camino de los inventos,
      estremécenos.

autógrafo
Roberto Bolaño


subir volver Reinventar el amor y otros poemas (1976)   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio