anterior autor siguiente

    EN UNA TARDE DE DESENGAÑO Y PENA

Soledad, soledad late en mis venas.
Hay un cielo vacío, indiferente,
y es una ausencia et río y sus arenas
que dora el sol lejano del poniente.

Todo está solo: el corazón y el viento
a la deriva van por la alameda.
Yo me siento vacío, sólo siento
la ausencia enorme que en mis venas queda.

autógrafo

Rafael Morales


subir volver Poemas del toro y otros versos (1940-1941) (1949)   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio