anterior autor siguiente

    16

El centro no es un punto.
Si lo fuera, resultaría fácil acertarlo.
No es ni siquiera la reducción de un punto a su infinito.
El centro es una ausencia,
de punto, de infinito y aun de ausencia
y sólo se acierta con ausencia.
Mírame después que te hayas ido,
aunque yo esté recién cuando me vaya.
Ahora el centro me ha enseñado a no estar,
pero más tarde el centro estará aquí.

autógrafo

Roberto Juarroz


subir volver Segunda Poesía Vertical (1963)   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio