anterior autor siguiente

    1

Usar la propia mano como almohada.
El cielo lo hace con sus nubes,
la tierra con sus terrones
y el árbol que cae
con su propio follaje.

Sólo así puede escucharse
la canción sin distancia,
la canción que no entra en el oído
porque está en el oído,
la única canción que no se repite.

Todo hombre necesita
una canción intraducible.

autógrafo

Roberto Juarroz


subir volver Séptima Poesía Vertical (1982)   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio