anterior autor siguiente

    94

No hay regreso.
Pero existen algunos movimientos
que se parecen al regreso
como el relámpago a la luz.

Es como si fueran
formas físicas del recuerdo,
un rostro que vuelve a formarse entre las manos,
un paisaje hundido que se reinstala en la retina,
tratar de medir de nuevo la distancia que nos separa de la tierra,
volver a comprobar que los pájaros nos siguen vigilando.

No hay regreso.
Sin embargo,
todo es una invertida expectativa
que crece hacia atrás.

autógrafo

Roberto Juarroz


subir volver Séptima Poesía Vertical (1982)   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio