anterior autor siguiente

      LA MUERTE DEL HÉROE

Aún se estremece y se yergue y amenaza con su espada
cubre el pecho destrozado su rojo y mellado escudo
hunde en la sombra infinita su mirada
y en sus labios expirantes cesa el canto heroico y rudo.

Los dos Cuervos silenciosos ven de lejos su agonía
y al guerrero las sombras alas tienden
y la noche de sus alas, a los ojos del guerrero, resplandece como el día
y hacia el pálido horizonte reposado vuelo emprenden.

Ricardo Jaimes Freyre


subir volver Castalia Bárbara (1899)   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio

Incluido en bolivian.com