anterior autor siguiente

      EUCARÍSTICA

De la mañana el resplandor incierto,
cuando el órgano eleva sus cantares,
te he visto comulgar entre azahares
de la iglesia en el ángulo desierto.

Así también mi corazón ya muerto
llega de tu piedad a los altares,
implorando les des a mis pesares
la comunión de tu cariño yerto.

Pero tú te resistes, hostia ingrata,
a venir al enfermo peregrino,
y aunque tu eterna negación me mata

aguardo humildemente, amada mía,
de rodillas al borde del camino
la luz de mi radiosa eucaristía.

autógrafo
Ramón López Velarde


Notas de edición José Luis Martínez: Creación cerca de 1907. Primera publicación conocida en Vergara Garza, Poemas inéditos de Ramón López Velarde. Tecnópolis, México, octubre de 1988


subir volver Primeras poesías (1905-1912) - Soneto   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio