anterior    aleatorio / random   autor / author   inicio / home   siguiente / next

        FRAGMENTO

Ya vienes, cielo azul, a sonreírme
Con tu resplandeciente inmensidad,
Con tus deslumbradores horizontes
Escabel de tu trono ecuatorial.

Ya vienes a irritar mi alma tranquila
Con una vana, estéril ambición;
A sacudir las alas con tus auras
A una águila en prisión donde nació.

¿A qué mostrarla el nido miserable
Ante el bello infinito, ante su Dios?
¿A qué hacer que retuerza sus cadenas
Con inútil, ridículo estertor?

Su ojo de fuego clavará anhelante
Allá en la cumbre blanquecina, audaz:
Reina de las montañas que reclama
Para corona el águila real.

Mas ¡ah! sus garras no hincará en la nieve;
Señoreada del mundo desde allí.
No ha de cernerse en torno majestuosa,
Del sublime elemento emperatriz.

No vibre el sol en su pupila: en vano
Reverbera en el éter su esplendor;
Ni le convide el huracán: no sirve
Al soberano vuelo de escalón.

Retuérzase colérica, sus plumas
Desesperada arranque en su furor,
Y más opresa mientras más ansiosa
Desgárrese ella misma el corazón.

... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ...

Siempre sobre una cuarta de terreno
Que nunca mi ojo consiguió esquivar;
Sin porvenir en él, sin ilusiones,
Sin poder arrancar, ir más allá.

Oigo una voz que me repite: ¡vuela!
Y una garra detiéneme a la vez.
Una mano señálame un tesoro
Y otra de hierro me separa de él.

Y ha sacudido ya sobre mi frente
Cuatro veces la rica juventud
Su corona de rosas, y una rosa
Mi corazón no ha recogido aún...

... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ...
... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ...

¡Despierta, furibunda cordillera!
¡Ábrete! y como piedra de un volcán
Sublímame entre llamas a los cielos
¡Y hazme caer en la mitad del mar!

Bogotá, noviembre 30: 1851.

autógrafo

Rafael Pombo


subir   poema aleatorio   Poesías Completas   siguiente / next   anterior / previous
Meditaciones