anterior autor siguiente

            LA FLECHA

      «¡Aves! ¡nubes! ¡mis émulas!
      ¡Huéspedes de los aires!
¡Heme aquí, ya subí, ya el cielo es mío!»
Dijo liviana flecha al encumbrarse.
      —Sí, repuso el cernícalo
      Con retintín picante,
Mas tú, ¡oh emperatriz! subes por otro;
Y por tí misma de redondo caes.

autógrafo

Rafael Pombo


subir volver Poesías Completas   siguiente anterior
Fábulas y verdades  
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio