anterior    aleatorio / random   autor / author   inicio / home   siguiente / next

                EL YEGUA Y LA FALDERA

            Viajando doña Próspera
Con su yegua y su perra de faldas.
            Llegaron cansadísimas
Por la noche a la venta o posada.

            Quítanle a la cuadrúpeda
Silla y freno y demás zarandajas,
            Y revuélcase cómoda
En un plan a nivel como tabla.

            Sin melindres ni escrúpulos
Torna a diestra y siniestra a sus anchas ;
            Levántase, sacúdese,
Yl'declárase fresca, entonada

            —«¡Qué bárbara, qué estúpida!
—La perrita le dijo al mirarla—;
            Con semejante método
Se fatiga uno más, se quebranta.

            »Yo misma estoy exánime
Aunque vine en las faldas de mi ama;
            Mas dormiré a lo príncipe,
Y mañana estaré descansada».

            —«¡Calla! —la otra replícale—.
Lo que postra es el ocio y las faldas;
            Los zánganos son débiles;
Sólo aquel que trabaja, descansa.

            »Viniste cual canónigo,
Y por eso te sientes postrada;
            Yo a ti y a doña Próspera
Traje encima, y por eso estoy guapa.

            »El trabajo es paz íntima,
Salud, fuerza, riqueza, esperanza,
            Perros vagos o inútiles
Mueren de hambre o les da mal de rabia.

            »Si ansías reposo, agítate,
Y desvélate y cuida la casa.
            La vida sibarítica
Cría enfermos, mendigos y mandrias».

1873.

autógrafo

Rafael Pombo


subir   poema aleatorio   Poesías Completas   siguiente / next   anterior / previous
Fábulas y verdades