anterior    aleatorio / random   autor / author   inicio / home   siguiente / next

        EL MORIBUNDO

¡Ah! sí... Yo no era eterno... Labora no esperada
Aunque única infalible, resuena para mí.
¡Se va la vida! El mundo, que todo  fue, ya es nada,
Sombra, delirio, fábula que estúpido creí.
La eternidad mi espíritu, mi polvo los gusanos,
Cada acreedor su presa pide impaciente ya;
Y tantos vanos días de pensamientos vanos
Le traen su cuenta irónica al que muriendo está.
¿En dónde estabas, ¡oh alma! que hoy al morir despiertas?
¡El ángel se hizo bestia, el águila reptil!
Sus sendas Dios mostrábale perennemente abiertas,
Mas tu las despreciaste por las del cieno vil.
¡Amor, huésped eterno de mi errabundo techo,
De todas mis entrañas, de mi alma, mi razón;
Tirano de mi estudio, tirano de mi lecho,
Ladrón de mi fortuna y de mi paz ladrón!
Amor, grandeza, gloria, patrones familiares
Tan fuertes, tan intrépidos en busca de mi bien,
¿En dónde estáis ahora? ¿porqué dejáis mis lares
Primera vez que imploro estímulo y sostén?
Vosotros sois los viles, cobardes parásitos
Que lisonjeando el cuerpo y espíritu a la par
Chupáis su tiempo, su oro, sus móviles benditos,
Y huís cuando a dar cuenta de su indigencia van.
¡El tiempo! ¡Qué ancho espacio a mi aptitud da el Cielo!
¡Cuántas acciones buenas pude plantar en él!

Hoy miro atrás, y ¿qué hallo? —Desierto sin consuelo
¡En donde ni una palma dice a los ojos ven!
Y hoy, por la vez primera, la vista a Dios levanto,
Y la Verdad me alumbra por la primera vez.
¡Ay! ella me envolvía cual luminoso manto
Y osaba desdeñarla mi torpe insensatez.
Ya es bajo lo que vi alto, ya es grande lo pequeño,
Ya es elección del Cielo lo que infortunio fue.
Despierto deslumhrado de mi rebelde sueño
Y cuerpo y alma entrego en brazos de la Fe.

1875.

autógrafo

Rafael Pombo


subir   poema aleatorio   Poesías Completas   siguiente / next   anterior / previous
Fábulas y verdades