anterior    aleatorio / random   autor / author   inicio / home   siguiente / next

        LA PIÑA

Cuentan que por los trópicos un día
se aventuró la clásica Pomona;
y halló, de pronto, en la fecunda zona,
ánfora rebosante de ambrosía:

probola; y fue tan grande su alegría
que eternamente ese blasón pregona,
porque dejó sobre ella su corona
y la incrustó de clara pedrería.

Cuajada de rubíes y diamantes,
así la piña se destaca egregia
por entre hojas filudas y punzantes,

como si al prevenir manos osadas,
con la altivez de su corona regia,
se encastillase entre cincuenta espadas.

autógrafo

José Santos Chocano


subir   poema aleatorio   Alma América (1906)   siguiente / next   anterior / previous