anterior    aleatorio / random   autor / author   inicio / home   siguiente / next

          LA ESPADA DEL VIRREY
          TRADICIÓN LIMEÑA

Cuando el Virrey bajó la última grada
del Palacio, risueño en su decoro,
de su espada oprimió la cruz de oro,
volviose y dijo adiós con la mirada.

La espada del Virrey era una espada
que probó en otra Edad sangre de moro,
desde su lina punta hasta el tesoro
de esa su empuñadura cincelada...

Súbito, ante el Virrey, llegó un anciano
movió de su piedad el noble instinto;
y una limosna le rogó, no en vano:

el que pobre bajó desde esa altura,
quebró el acero que llevaba al cinto
¡para poderle dar la empuñadura!

autógrafo

José Santos Chocano


subir   poema aleatorio   Alma América (1906)   siguiente / next   anterior / previous