anterior    aleatorio / random   autor / author   inicio / home   siguiente / next

          EPÍSTOLA A DON JUAN

Recibí, gran señor, la fina esquela
En que me invitas a calzar tu espuela
E ir de caza detrás de una gacela.

Loo tus cinegéticos blasones;
Pero, como otras son mis aficiones,
Yo pretiero, señor, cazar leones.

Yo suelo perseguir en mis montañas
No gacelas cual tú, sino alimañas...
Una mujer me tuvo en sus entrañas;

Y de fortuna tal enamorado,
Si una mujer me hiere en el costado,
Yo la sangre le doy que otra me ha dado.

Pláceme galantear a las mujeres;
Pero lejos estoy de ser como eres:
Yo hago una religión de mis placeres.

Afecto le consagro a la que ama,
Como el que debe el pájaro a la rama;
Y creo mucho en Dios y algo en mi dama.

A veces, en mi erótica demencia,
Me exhibo con tu cínica apariencia,
Pero no me deformo la conciencia;

Y hasta en mis aventuras más galantes,
Apenas si me calzo con los guantes
De tus depravaciones elegantes...

Amo a quien digo amor; y me embeleso
En abrir con la llave de mi beso
Un corazón, entrarme... y quedar preso.

Aunque tu egregia falsedad me admira,
No sé endulzar con mieles de mentira
Las notas de mi amor ni de mi lira;

Y si acaso mentí, fue por ayuda,
Pues la mentira que provoca duda
Es el rubor de la verdad desnuda...

Alguna vez, don Juan, mano inexperta
De inquietud virginal llamó a mi puerta:
Yo se la abrí; mas la mantuve abierta.

Alguna vez, don Juan, cierta inocente
Tendió hacia mí su beso dulcemente:
Yo hui del labio y la besé en la frente.

Y, así, fuera, en verdad, injusta gala
Probar a armarme de puñal y escala,
Cuando armado estoy ya de lira y ala.

Cortés, mas vana invitación me has hecho
Jamás contigo iré de cacería,
Porque sé que en el fondo de mi pecho
Me queda algo de niño todavía...

autógrafo

José Santos Chocano


subir   poema aleatorio   Últimas poesías - Arte, Vida   siguiente / next   anterior / previous