anterior    aleatorio / random   autor / author   inicio / home   siguiente / next

        PROFESIÓN DE FE

Es el poeta altanero
quien debe romper el yugo:
siempre al cantar Víctor Hugo
tembló Napoleón Tercero.
Tirteo, vate y guerrero,
si en la canción se levanta,
en la lid crece y espanta;
y ante el que lo ve y escucha,
es un poeta que lucha
y es un guerrero que canta.

Tal vez si entre mi palabra
palpita un mundo en embrión:
¿acaso sabe el botón
lo que valdrá cuando se abra?
Mi canto es hierro que labra
para la nueva simiente...
¿Quién sabe lo que latente
una sola frase encierra?
La sola palabra ¡Tierra!
vale todo un continente...

Tal vez mi destino extraño
deje que, en brutal empeño,
lado a lado con el sueño
se acurruque el desengaño;
si viene la gloria en pos:
cual dice en la Biblia un Dios,
¡más vale, como consuelo,
mirar con un ojo el Cielo
y no el Infierno con dos!

El dolor cuanto más fiero
más fuerza da al que traspasa:
es preciso de la brasa
para templar el acero...
Tiene el triunfo verdadero
en el dolor su sostén.
De las sombras nace el bien
y del dolor brota luz:
¡más vale Cristo en la Cruz
que entrando a Jerusalén!

Por ley de inercia, la Historia
siempre brinda al redentor
tras el ideal el dolor
y tras el dolor la gloria.
Cae el diamante en la escoria,
mas no pierde su chispeo...
¡y siempre halla en su arrebato
tras la paloma de Erato
el buitre de Prometeo!

El que a lo alto sube ciego
siéntese atraído al sol:
es mi alma como un crisol
que se alimenta de fuego.
Así cuando anciano luego
vea las empíreas salas,
el recuerdo de mis galas
brotará potente y grave:
¡yo moriré como el ave,
siempre batiendo las alas!...

autógrafo

José Santos Chocano


subir   poema aleatorio   Iras santas (1895)   siguiente / next   anterior / previous