anterior    aleatorio / random   autor / author   inicio / home   siguiente / next

        EN LA MAZMORRA
                III

Al par que crece el sufrimiento mío
crece el santo furor con que combato...
Odio al mandón y del mandón me río:
cuanto me estrechan más, menos me abato..

Aunque me oprima el lóbrego tirano
ni corto mi ansia ni mi ensueño trunco...
Se dobla el junco al peso de la mano
y se yergue después: ¡soy como el junco!

Es justo y noble que mi canto vibre
hoy más que nunca, intrépido y ardiente...
Es mansa el agua cuando corre libre:
¡póngale valias y se hará torrente!

Como el león, tras de segura reja,
me quejo con acento dolorido,
pues, como el león, sé que mi queja
tiembla con los temblores de un rugido...

¿Hasta cuándo la plebe no revienta
y ahoga este baldón y este cinismo?
¡Es que sólo en las cumbres hay tormenta!
¿Pero no hay terremoto en el abismo?

¿Hasta cuándo este déspota altanero
tendrá al Pueblo muriendo entre las ascuas?...
Hoy se quiebran los huesos del cordero:
¿cuándo hará el Pueblo sus sangrientas Pascuas?

¿Hasta cuándo con bárbaro derroche
no se lanza la Plebe a la anarquía?
¡Que se fecunde el vientre de la noche,
para que de la noche nazca el díal

¡Cómo! ¿El Pueblo de ideas sacrosantas
gime hoy al golpe de ominosas penas,
inclina la cerviz, besa las plantas,
soporta el yugo y lame las cadenas?

Al ver en mis patrióticos furores
tantos mandones, déspotas y bravos,
me hago también señor de los señores
y me río de todos mis esclavos...

autógrafo

José Santos Chocano


subir   poema aleatorio   Iras santas (1895)   siguiente / next   anterior / previous