anterior    aleatorio / random   autor / author   inicio / home   siguiente / next

        EL BAÑO

Hacia el baño corriendo va la hermosa
desatado el cabello por la espalda,
lanzando en la carrera presurosa
a todo viento voladora falda.

El pie menudo y afilado estruja
en su marcha veloz, la flor que huella,
mientras ceñido el cinturón dibuja
curvas de tentación en la doncella.

El baño es el ideal. Con toda prisa,
en inviolable cárcel de madera,
desátase la falda que la brisa
hinchaba voluptuosa. El mar espera.

Traje corto. Las mangas recogidas
lucen dos frescos y turgentes brazos.
¡Las bañistas se mecen comprimidas,
formando un paraíso en mil pedazos!

Entra la hermosa. ¡La revuelta espuma
rompe a sus pies con música de trueno;
el mar le abre los pliegues de la bruma,
y le da un golpe en la mitad del seno!

Cae de espaldas. De su abierta boca
sáltala carcajada a borbotones;
porque la ola histérica la toca,
corcobeando con bruscas inflexiones...

Finge luego al nadar blanca gaviota.
Y sacudiendo el pie bate la mano;
mientras encima de su seno flota
el beso inacabable del oceano

Yérguese de los pies sobre ]as puntas,
luciendo, en plena faz, cárdena roncha;
y recoge agua entre sus manos juntas,
que fingen blanca y entreabierta concha...

Sale por fln del mar. Húmedo el traje
muestra las glorias de la curva llena;
y las espumas como níveo encaje,
desprendidas del pie, bordan la arena.

Cuando el húmedo traje rompe el lazo,
para enjugar su desnudez de diosa,
siente en las formas el supremo abrazo
de la sábana abierta y temblorosa...

autógrafo

José Santos Chocano


subir   poema aleatorio   En la aldea (1895)   siguiente / next   anterior / previous