anterior autor siguiente

      MONTE Y CAMPIÑA

El viejo monte pensativo y triste
contempla la campiña, que es su amada...
La campiña de flores se reviste;
y, al sentirse fecunda,
sonríe con sonrisa perfumada.

El viejo monte, en plácidos amores,
contempla su campiña con verdura,
con hojas y con flores;
pero recuerda al matador Otoño
que arranca de raíz esa hermosura.

Surge el Oloño y reina. Hoy la campiña
ante el monte de luto se reviste.
La campiña eres tú ¡oh hermosa niña!
y yo soy, niña hermosa,
el viejo monte pensativo y triste...

autógrafo

José Santos Chocano


subir volver En la aldea (1895)   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio