anterior    aleatorio / random   autor / author   inicio / home   siguiente / next

        ROCÍO

¡Vamos, niña! Bueno está
que te quejes de mis quejas;
devuélvanme tus abejas
la miel que mi amor les da;
mas no prosigas, que ya
mayor que el tuyo es mi duelo
secar tus llantos anhelo
siempre que mi amor implores.
Pero ¿qué tiene que llores
si llora también el cielo?

¿Lloras? Tu dolor es santo;
porque el humano dolor
en los bautismos de amor
se cristianiza con llanto.
Si te inclinas al quebranto,
mayor cariño me inflama;
que solamente la que ama
puede pensativa y grave
tener, al peso del ave,
la inclinación de la rama.

¡Llora, llora, en tus dolores,
caiga cual bautismo santo
el rocío de tu llanto
en mis agostadas flores...
Deja que en amor de amores
y en éxtasis de pasión,
la copa de mi aflicción
con tus lágrimas se llene...
¡Forma de lágrima tiene
hasta el mismo corazón!

Secar quisiera en mi anhelo,
por lograr tu imagen pura,
el llanto de tu amargura
con el bíblico pañuelo...
Tus lágrimas como un velo
en que la luz se adivina,
fingen con magia divina
un sol entre vagos tules;
abre tus ojos azules
como un cielo sin neblina!

¡Sonríe, ángel del ensueño!
tú no debes padecer:
los hombros de la mujer
no pueden cargar el leño...
¡Perdón, perdón si en mi empeño
turbé la paz de tus lares!
La causa de tus pesares
fue causa de mis locuras:
¡tu llanto es en perlas puras
y mi llanto ha sido a mares!

autógrafo

José Santos Chocano


subir   poema aleatorio   Azahares. Notas líricas (1896)   siguiente / next   anterior / previous