anterior autor siguiente

        EL NUEVO DODECASÍLABO

A Amado Nervo

Musa, prende nuevos ritmos en las liras,
nuevas formas, nuevos triunfos, nuevas palmas;
que en las formas ya gastadas sólo inspiras
viejas cosas, viejos temas, vejas almas.

No en el carro de dos ruedas que gemían
bajo el peso del augusto Juan de Mena:
hemistiquios de seis radios., que corrían
doblemente triunfadores en la arena.

No en la forma con que cruza claroscuros
la barquilla de sus locos pensamientos,
que va en busca de los puertos más seguros,
al azote despiadado de los vientos...

Musa, canta tus canciones en la nueva
triple forma de los nuevos cuatro radios:
carro de oro que a la musa rauda lleva
al escape por los líricos estadios.

¡Son tres golpes remachando la cadena,
son tres saltos que coronan tres alturas:
se dirían tres corceles que en la arena
estamparon cuatro firmes herraduras!

Triple lengua dragoniana, que vibrante
lame el cuerpo de la musa que se crispa:
triple corte sobre el dorso de un diamante,
sobre el cáliz de una rosa triple avispa...

Es la sístole y la diástole en el verso,
vaivén loco de las olas en la lira,
trino alegre que gorjea limpio y terso,
aspa triple que en los aires rauda gira...

Finge trípode en que roja llamarada
arde, y rasga las penumbras más remotas:
es conjuro de sibila que inspirada
da tres veces en tres tonos cuatro notas...

¡Musa canta, que así puedes en un día,
ya que tiran de este carro tres corceles,
conquistarte tres imperios de armonía
y ceñirte tres coronas de laureles!...

autógrafo

José Santos Chocano


subir volver Selva virgen (1898)   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio