anterior autor siguiente

      A BLANCA

Tu belleza mirífica no asoma
y en éxtasis escucho tu voz clara,
que llega del jardín cual un aroma,
pero cual un aroma que cantara.

Endulzas con tu acento un mar de acíbar
y en éxtasis escucho tu voz clara,
que viene del amor cual un almíbar,
pero cual un almíbar que cantara.

Octubre de 1913

autógrafo

Salvador Díaz Mirón


subir volver Poesías (última época)   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio