anterior autor siguiente

      HISTORIA GRIEGA

Noche ni con más noche se consuela. Después
que un árbol arrancado probó a con sus
sombras congraciarse ofreciendo a las pequeñas,
diarias muertes caramelos exilio
de nadie se ha hecho el verso:
hasta el estúpido oficio de leerle al tiempo
las líneas crueles de su mano se ha perdido.

autógrafo

Santiago Montobbio


subir volver poemas sueltos   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio