anterior autor siguiente

      EL DÍA MENOS PENSADO

Sabes que no soy amigo de juramentos ni promesas
pero sí me has oído decir con insistencia
que el día menos pensado voy a procurar
olvidarme la inocencia y la ternura
sobre el mostrador de cualquier casa de empeño.
Pero jamás conseguí inquietarte, o así lo sospecho.
Porque sabes que soy terco y mucho más
en lo que concierne a mis defectos.
Entre esos dos aún sigo viviendo.

autógrafo

Santiago Montobbio


subir volver Hospital de Inocentes (1989)   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio