anterior autor siguiente


Pastorcico nuevo
de color de azor,
bueno sois, vida mía,
para labrador.

Pastor de la oveja,
que buscáis perdida,
y ya reducida
viles pastos deja;
aunque vuelta abeja,
pace vuestras flores.
Si sembráis amores
y cogéis sudor;
bueno sois, vida mía,
para labrador.

autógrafo

Gabriel Telles (Tirso de Molina)


subir volver El colmenero divino (1635)   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio