anterior autor siguiente

SUEÑO, PORQUE VIVO EN MÍ...

Sueño, luego existo.
                                          Pienso
que sueño tan hondo y cierto
que el sueño me despierta
en mitad del pensamiento.

Y me duele este soñar,
pensando que es tan sin sueño,
que los sueños se me rompen
—espumas del pensamiento—
en las arenas del mar
en que soñando, navego.

¿Pero existo? ¿Dónde y cómo?
Aquí, encerrado, me encuentro
en el sueño sin salida
que teje mi pensamiento,
preguntándome, doliéndome,
de ser, soñándome, cierto.

Soledad de soledades:
ya ni yo mismo me sueño,
pensando que existo y soy
sueño de mi pensamiento.

autógrafo
Victoriano Crémer


subir volver El amor y la sangre (1966)   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio