Menú por TÍTULO y primer verso


Letra D


Letra C inicio Letra E

letra A letra B letra C letra E letra F letra G letra H letra I letra J letra K letra L letra M letra N letra Ñ letra O letra P letra Q letra R letra S letra T letra U letra V letra W letra X letra Y letra Z

Da bienes Fortuna

Da doble luz a tu verso

Da treguas la pasión durante el día

Da vespertino rayo la zarca luna

Daba el reloj las doce... y eran doce

Daba la tierra sus efluvios tiernos

Daba sustento a un pajarillo un día

Daban vueltas y vueltas

DACTILÓGRAFO

Dadme esa esponja y tendré el mar

Dadme gorra y macuto

DADME MI NÚMERO

Dadme vino, y barajas, y mujeres

DAGUERROTIPO DE MI ABUELA

DAGUERROTIPO DE UNA DESCONOCIDA

DAKAR

Dakar está en la encrucijada del sol, del desierto y del mar

Dales la vuelta

DALMIRA

DAMA COLONIAL

Dama de las eternas palideces

DAMA DE NOCHE

Dama de noche, estrellada

DAMA HUASTECA

Dama pequeñísima

Dama, tan claro en vos Amor me muestra

¡Damas altas, calandrias!

DAME

Dame, alga, tu mano verde

Dame algo más que silencio o dulzura

Dame, Dorila, el vaso

—¡Dame esa figurilla niquelada

Dame la maga fiesta

DAME LA MANO

Dame la mano, o cógete del brazo

Dame la mano y danzaremos

Dame la noche que no intercede, la noche migratoria con

Dame, llama invisible, espada fría

Dame, ¡oh Dios! tu bendición

Dame, ¡oh Dios! tu bendición

Dame, pálido monje solitario

Dame segunda vez, Euterpe amiga

Dame, Señor, la fuerza de un pétalo de rosa

DAME TU HORA PERDIDA

Dame tu libertad.

—Dame tu orgullo, a Serbia le dijiste

DAME TU OSCURA HOSTIA

Damón

Dan ritmo a la faena los trozos musicales

Danae

Dánae teje el tiempo dorado por el Nilo

DANDO DÍAS AL MISMO

DANDO UNOS DÍAS

DANS MA PENICHE

( DANZA )

DANZA DA LUA EN SANTIAGO

DANZA DE LA MUERTE [Federico García Lorca]

DANZA DE LA MUERTE [Óscar Hahn]

DANZA DEL FUEGO

DANZA ELEFANTINA

DANZA NEGRA

¿Dar posada al peregrino?

Darío, Silva, Nervo, B. Fernández Moreno

DARÍO Y MÁS DARÍO

Dársenas Todo espíritu maligno anima

DAT SIGNUM

DATE A VOLAR

"DATE LILIA"

Dato biográfico

DATOS

DATOS PARA UN INFORME

DAYTONA

De África llegó mi abuela

De ahí, de esa penumbra de silencio y de río

De algún modo soy tu cuerpo

De allá saliste, de las brumas blancas

De Amor se hace, y por él mismo es hecha

DE AMOR, PUESTO ANTES EN SUJETO INDIGNO, ES ENMIENDA BLASONAR DEL ARREPENTIMIENTO

De amores me muero

DE ANDRÓMEDA

De Antequera partió el moro

De Antequera sale un moro

De Antequera salió el moro

De antiguo templo en la derruida nave

De aquel amor que nunca fuera mío

De aquel hidalgo de cetrina y seca

De aquel hombre me acuerdo y no han

De aquel hondo tumulto de rocas primitivas

De aquel querer mío

De aquel rincón bañado por los fulgores

De aquella extraña noche que no fue tuya y mía

De aquella vista buena y excelente

De aquella voluntad que a mi tormento

De aquellas arduas clandestinidades

De aquellos azahares

De aquí no se va nadie

De aquí partió en la negra noche

De aquí sólo sale indiana

DE ÁRBOL A ÁRBOL

De asquerosa materia fui formado

De ayer estoy hablando, de las flores

DE BELLEZA Y DE PENA. EL ADIÓS

De besos y abrazos

DE BLANCO

De boca a boca, el vino y la sonrisa

DE BOHEMIA

DE CABEZA

De cada uno de estos días negros como viejos hierros

DE CANCIONES ABSURDAS 2

De carrasco a aeroparque y viceversa

De cera son las alas cuyo vuelo

De Chachopo a Apartadero

De Chile sólo recuerdo una niña de 12 años

De chinches y de mulas voy comido

De cigüeñas la tímida bandada

DE CÍRCULO Y CENIZA

DE CIRIOS Y DE LIRIOS

DE CÓMO CLÉRIGOS E LEGOS E FLAYRES E MONJAS E DUEÑAS E JOGLARES SALIERON A REÇEBIR A DON AMOR

DE CÓMO DIZE EL ARÇIPRESTE QUE SE HA DE ENTENDER SU LIBRO

DE CÓMO DON AMOR E DON CARNAL VENIERON E LOS SALIERON A RRESÇEBIR

DE CÓMO DOÑA ENDRINA FUÉ A CASA DE LA VIEJA É EL ARÇIPRESTE ACABÓ LO QUE QUISO

DE CÓMO EL AMOR CASTIGA AL ARÇIPRESTE QUE AYA EN SY BUENAS CONSTUNBRES, É SSOBRE TODO QUE SE GUARDE DE BEVER MUCHO VINO BLANCO É TYNTO

DE CÓMO EL AMOR SE PARTIÓ DEL ARÇIPRESTE É DE CÓMO DOÑA VENUS LO CASTIGÓ

DE CÓMO EL AMOR VINO AL ARÇIPRESTE E DE LA PELEA QUE CON ÉL OVO EL DICHO ARÇIPRESTE

De cómo el Arçipreste ffue enamorado

DE CÓMO EL ARÇIPRESTE FUÉ ENAMORADO DE UNA DUEÑA, QUE VIDO ESTAR FAZIENDO ORAÇIÓN

DE CÓMO EL ARÇIPRESTE FUÉ A PROVAR LA SSIERRA E DE LO QUE LE CONTESÇIÓ CON LA SSERRANA

DE CÓMO EL ARÇIPRESTE FUÉ ENAMORADO É DEL ENXIENPLO DEL LADRÓN É DEL MASTYN

DE CÓMO EL ARÇIPRESTE LLAMÓ A SU VIEJA QUE LE CATASE ALGUND COBRO

DE CÓMO ESTÁS EN MÍ

DE CÓMO LOS SCOLARES DEMANDAN POR DIOS

DE CÓMO MORIÓ TROTACONVENTOS E DE CÓMO EL ARÇIPRESTE FAZE SU PLANTO, DENOSTANDO E MALDIZIENDO LA MUERTE

DE CÓMO TODAS LAS COSSAS DEL MUNDO SSON VANIDAT, SINON AMAR Á DIOS

DE CÓMO TROTACONVENTOS CONSSEJÓ AL ARÇIPRESTE QUE AMASE ALGUNA MONJA E DE LO QUE LE CONTESÇIÓ CON ELLA

DE CÓMO TROTACONVENTOS FABLÓ CON LA MORA DE PARTE DEL ARÇIPRESTE E DE LA RESPUESTA QUE LE DIO

DE CÓMO VINO AL MUNDO LA ORACIÓN

De coral es la linfa que sobre ti reposa su piscina de hielos

DE CRISTAL LAS PAREDES

De cristal las paredes, el recuerdo

De cuál oscuro océano

De cuando en cuando soy feliz!

De cuando en cuando, un hálito de fuego

De cuando en cuando y a lo lejos

DE CUERPO PRESENTE

DE DAFNE Y APOLO, FÁBULA

De diez cabezas, nueve

De disturbio en disturbio

¿De dó tus quejas vienen

DE DON FFURÓN, MOÇO DEL ARÇIPRESTE

DE DON FRANCISCO DE PADILLA, CASTELLANO DE MILÁN

DE DON RODRIGO SARMIENTO, CONDE DE SALINAS

¿De dónde alegre vienes

—¿De dónde bueno, Juan, con pedorreras?

¿De dónde es una hoja

DE DÓNDE LA MEMORIA

De dónde la memoria llega y se mira cual si buscara ahora

DE DONDE NO SE VUELVE

¿De dónde vengo?... El más horrible y áspero

¿De dónde viene este aire de inocentes

—¿De dónde vine, madre?

De Dorila

De dos en dos

De «El Pienta» al «Suárez» y hasta la alta sierra

De elásticas paredes interiores

DE "ELEGÍAS DULCES"

DE ENERO A ENERO

De entre la mentiras una de las que prefiero

De error en error, de daño en daño

DE ESO QUE VIVO

De esos sucios poetas malandrines

De estas calles que ahondan el poniente

De estatura mediana

¿de este destierro subo a tu hermosura?

De este lado del río todo lo que te interesa mantiene la misma mecánica

De este mundo en la comedia

De estos cines

DE EUROPA Y JÚPlTER

De falsas astrologías, de costumbres un tanto lúgubres

De finos suaves colores

De Francia partió la niña

De gorja son y rapidez los tiempos

De haber tenido un hijo

DE HAMBRES Y HOMBRES

De hastío el alma y de pesares llena

De helada niebla bajo espeso manto

De heroico siglo en apartado día

De hierro, no de oro, fue la aurora

De hinojos le pedías: ¡no me dejes!

De hojas blancas y puras

De hoy más las crespas sienes de olorosa

DE INVIERNO [Rubén Darío]

De invierno [Evaristo Carriego]

De invierno era noche. La luna bañaba

DE JASÓN

De la açidia eres messonero e posada

DE LA ADOLESCENTE

De la alta torre al mar Hero miraba

DE LA AMBICIÓN HUMANA

De la Asia fue terror, de Europa espanto

De la beldad de Laura enamorados

DE LA BOCA ASOMBROSA DE LA NADA

De la brasa de amor que me consume

DE LA BREVEDAD ENGAÑOSA DE LA VIDA

DE LA CAPILLA DE NUESTRA SEÑORA DEL SAGRARIO, DE LA SANTA IGLESIA DE TOLEDO, ENTIERRO DEL CARDENAL SANDOVAL

DE LA CIUDAD

De la ciudad moruna

De la contemplación

De la contemplación del pensamiento

DE LA CORDURA

DE LA ESPERANZA

De la extrema aflicción

De la fenisa reina importunado

De la Grecia y de Italia bajo los claros cielos

De la hacienda, sonora campana

De la herbosa, brillante hacienda

De la incierta salud desconfiado

DE LA JORNADA DE LARACHE

DE LA JORNADA QUE SU MAJESTAD HIZO A ANDALUCÍA

De la Koré aquella

DE LA LIVIANDAD

De la loma al pie, una fuente

De la mañana el resplandor incierto

De la mar hasta Ravelo

DE LA MARQUESA DE AYAMONTE Y SU HIJA, EN LEPE

De la más fragante rosa

De la matriz del día

De la menguante luna al rayo frío

De la Merced, Señores, despedido

DE LA MUSA AL ACADÉMICO

DE LA NATURALEZA DE DIOS

De la Nieve

De la noche a la mañana voy

De la noche cuando llego a la muralla

De la noche el negro manto

De la noche en el vago silencio

De la noche sin lindes

De la orilla floreciente

De la pared la escala suspendida

DE LA PASIÓN DE NUESTRO SENOR JHESÚXRISTO

DE LA PASIÓN DE NUESTRO SEÑOR JHESÚXRISTO

DE LA PELEA QUE OVO DON CARNAL CON LA QUARESMA

De la pena de Sísifo se cuenta

DE LA PENITENCIA QU' EL FLAYRE DIÓ A DON CARNAL E DE CÓMO EL PECADOR SE DEVE CONFESSAR E QUIÉN HÁ PODER DE LO ABSOLVER

DE LA PRIMAVERA

DE LA ROSA PRUDENTE

DE LA SABROSA TREGUA

DE LA SEGUNDA VENIDA DE CRISTO

De la selva surgieron, fantasmales; corría

De la semilla el naranjo

DE LA SOLEDAD

De la suma de cosas del orbe ilimitado

De la tarde de octubre bajo la luz gloriosa

DE LA TOMA DE LARACHE

De la torpe ignorancia que confunde

De la tregua

De la vida entre el múltiple conjunto de los seres

de la vida idealizada y brilla

De la vida me lanzo en el combate

DE LA VIEJA ITALIA

DE LA VIEJA QUE VINO AL ARÇIPRESTE Y DE LO QUE LE CONTESÇIÓ CON ELLA

De la violenta madrugada

De láminas un libro yo hojeaba

De las aguas luminosas

De las doce a las cuatro había pasado

De las estrellas que admiré, mojadas

De las eternas musas el reino soberano

DE LAS FIGURAS DEL ARÇIPRESTE

De las generaciones de las rosas

De las joyas del cielo y de la tierra

DE LAS MONTAÑAS

DE LAS MUERTES DE DON RODRIGO CALDERÓN, DEL CONDE DE VILLAMEDIANA Y CONDE DE LEMUS

De las Navidades

De las nueve de la noche en adelante

De las partes bajas del día

DE LAS PINTURAS Y RELICARIOS DE UNA GALERÍA DEL CARDENAL DON FERNANDO NIÑO DE GUEVARA

De las prisiones flotantes

DE LAS PROPIEDADES QUE LAS DUEÑAS CHICAS HAN

De las riquezas

De lejos mi cuerpo mira

De lirio en oración, de espuma herida

De lo poco de vida que me resta

de lo posible a lo probable/del

DE LO PROHIBIDO

DE LO QUE ACONTECIÓ A UNAS MUJERES QUE SE ENCONTRARON CON UN HOMBRE EN UN BAR

DE LO QUE ACONTESÇIÓ AL ARÇIPRESTE CON FERNAND GARÇÍA, SU MENSSAJERO

DE LO QUE CONTESÇIÓ AL ARCIPRESTE CON LA SSERRANA

DE LO QUE CONTESÇIÓ AL ARCIPRESTE CON LA SSERRANA BICICLETA E DE LAS FIGURAS DELLA

DE LO QUE CONTESÇIÓ AL ARÇIPRESTE CON LA SSERRANA E DE LAS FIGURAS DELLA

De lo que en tu vida entera

De lo que es amor

De lo que fue un amor, una dulzura

DE LO QUE LE CONTESÇIÓ AL ARCIPRESTE CON LA SERRANA

De lo que llaman los hombres

DE LO QUE SE FAZE MIÉRCOLES CORVILLO E EN LA QUARESMA

De lo que sueño en el soñar del día

De los amigos que yo más quería

DE «LOS BESOS DE AMOR»

De los bosques los acres olores difundidos

De los cuatro muleros

De los dolores del hombre ¿qué sabe la lengua humana?

De los hombres lanzado al desprecio

De los labios de Dorila

DE LOS MISMOS

DE LOS PELIGROS EPISTOLARES

DE LOS QUE CENSURARON SU POLIFEMO

DE LOS SEÑORES REYES DON FELIPE III Y DOÑA MARGARITA, EN UNA MONTERÍA

DE LOS "SONETOS ACORAZADOS"

De los tres cielos que recorre el hombre

De luna que expira la luz macilenta

DE MADRID

De manera que un ángel

De manera que un ángel

De mar a mar entre los dos la guerra

De marfil son las ansias que me esculpen tus días sedientos

DE MARINERO A TRAPISTA

De media noche en la imponente calma

De Menalca pastor la ninfa Flora

De mi campo, a pequeñas bestezuelas

De mi ciudad sonora

DE MI CONTORNO

De mi contorno, al perfil

De mi corpiño, una noche

De mi cuerpo-crisálida y la fosa

De mi desdicha espantosa

...DE MI DIARIO

¿De mi indolencia acaso

DE MI NUMEN A LA MUERTE

DE MI PREDIO

De mi remoto pasado y futuro

De mi sabiduría es lo más alto

De mi sastre en el hurtar

De mi tierra en los ásperos breñales

De mi ventana por sutil rendija

De mi vida al nublado campamento

De mi vida en la aldea

De mi vida misteriosa

De miradas polvorientas caídas al suelo

De mirarte tanto y tanto

De mirto entre ramos

DE MIS CANTARES

De mis cantares

De mis deseos

De mis deseos

De mis niñeces

De mis pesares

De mis tristes estudios, de mis sombras

De mis versos

De mosén Beltrán Claquín

DE MUERTE EN FLOR

de música la lluvia

De niña me fue dado mirar por un instante

DE NOCHE [Rafael Pombo]

DE NOCHE [Jorge Guillén]

De noche, amada, amarra tu corazón al mío

De noche, bajo el cielo desolado

De noche, cuando voy al camposanto

De noche, el oro

De noche en el Golfo Triste

De noche, en la sala ceñida de brumas

De noche, en las pardas nébulas dormidas

De nuestra gran virtud y fortaleza

De nueve a los sones

De nuevo en las aljumas de mi canto

DE NUEVO, LAS FUENTES

De nuevo. Sí. De nuevo

De ojos que ya nada ven

De oleaje tú de entrega de redivivas muertes

De oliva, y verde yedra coronado

DE OTOÑO

DE OTRO MODO

DE OTROS DILUVIOS

De pámpanos y rosas coronada la frente

De par en par abierta está mi casa

¿DE PARTE DE QUIÉN?

De paso en el verjel donde has nacido

De pasión sobrante y sueños de ceniza

DE PASO

De pechos sobre una torre

De pena en pena cruza sus islas el amor

De peñón en peñón, turbias, saltando

DE PERFIL

De pie, cada mañana

De pie en una barca detenida en medio del río

De pie, entre sus discípulos y las torvas montañas

De pie sobre la tumba de un suicida

De pintor ignorado, tal vez santafereño

De placeres carnales el abuso

DE PLAYA EN PLAYA

De pobres techos pajizos

De primavera

De prisa, de prisa

De Profundis [Dámaso Alonso]

DE PROFUNDIS [José Antonio Ramos Sucre]

De pronto aparece en la puerta, como tallado, el acreedor

De pronto, como un breve latigazo

De pronto, en el silencio de la noche

De pronto, en medio de la noche, sientes

De pronto las brumas rosadas, las densas brumas corpulentas

De pronto, sin motivo

De pronto suena

De pronto toda la tarde

De pronto, trabajando, comiendo, paseando, me encuentro la mirada del perro

De pronto uno se aleja

De proyectos preñada la mollera

De puños de hierro ayer

De pura honestidad templo sagrado

¡De puro calor tengo frío

DE QUÁLES ARMAS SE DEBE ARMAR TODO XRISTIANO PARA VENÇER AL DIABLO, EL MUNDO E LA CARNE

¿De qué adoleció

¿De qué agreste balada de la verde Inglaterra

¿De qué andaluza simiente

¡De qué callada manera

¿De qué cielo caído

¿De qué estábamos hablando?

¿De qué jugo negro, de qué zumo amargo

De qué lucha y gemido

¿De qué me hablas?

¿De qué me vestiré para morir?

DE QUE NADA SE SABE

¡De qué poco depende la suerte de un partido!...

¿De qué raso, Potencias, cómo era

¿De qué se nutre la nostalgia?

DE QUÉ SE RÍE

De qué sirve al triste la filosofía

De qué sirve, quisiera yo saber, cambiar de piso

¿De quién me quejo con tan grande extremo

De quince a veinte es niña; buena moza

De raso negro, bordeada de armiño y con gruesos alamares de plata y de ébano

DE REGRESO

De repente el olor de las mimosas

De repente, en el mediodía

DE REPENTE LA MÚSICA [José Manuel Caballero Bonald]

De repente, la música [José Manuel Caballero Bonald]

De repente los ecos divinos

De repente no hay pájaros

DE RERUM NATURA

De ríos soy el Duero acompañado

De Roma esclava defensor augusto

De rosas y canto saturada

De rudos troncos

DE SAN LORENZO EL REAL DEL ESCORIAL

De sangre celeste

De seguro que cuando llegue la Noche Buena

De sillas, de atardeceres extra

De sobremesa [Evaristo Carriego]

DE SOBREMESA [Luis Carlos López]

DE SOCIEDAD

De sola la ocasión ledo y gozoso

De sola religión vana movido

De sombra, sol y muerte, volandera

DE SOPHÍA

De su lecho de púrpura se arranca

De súbito respira uno mejor y el aire de la primavera

DE TAL MANERA MI RAZÓN ENFLAQUECE

De tanto amor mi vida se tiñó de violeta

De tanto quererte, mar

De tanto relinchar y patear

De tarde, en la fatídica llanura

De ti, señora, me contó la fama

De tiempo a espacio

De tiempo en tiempo, "en el abril florido"

De tiempo en tiempo oigo

De tiempo somos

DE TIERRA CALIENTE

DE TIERRA Y CIELO

De toda tu belleza en mí solo perdura

De todas las desesperaciones, la de la muerte tiene que ser la peor

De todo aquel delirio de ternura

De todo comienza a hacer bastante tiempo

De todo esto yo soy el único que parte

De todo lo velado

¡De todo te olvidas! Anoche dejaste

De todos los horizontes

De todos los laberintos el mejor

De todos mis amigos

De tres en tres, amor

De tu existencia múltiple dame la hora perdida

De tu magnífico traje

De tu peso vencido

De tu pueblo a tu hacienda te llevabas

De tu raíz de anquilosado sueño

DE TODAS MANERAS

De todo lo que amé en días inconstantes

De tu tristeza, Heráclito, me espanto

De tumbo en tumbo dando bote y bote

De tus caderas a tus pies

De tus cenizas nacerán

De tus manos gotean

De tus ojos, bella Flora

De un amor delincuente devorado

De un amor que pasó, como un paisaje

De un Aristarco adusto oigo el regaño

De un Arte de Bien Comer

DE UN CABALLERO QUE LLAMÓ SONETO A UN ROMANCE

DE UN CAMINANTE ENFERMO QUE SE ENAMORÓ DONDE FUE HOSPEDADO

De un Cupido

DE UN DÍA DE DICIEMBRE

De un día infausto, el alba regó blancos fulgores

De un funesto moral la negra sombra

De un gran «Te Deum» era el fausto día

DE UN JABALÍ QUE MATÓ EN EL PARDO EL REY NUESTRO SEÑOR

De un muerto, que al calor de un astro puro

De un mundo débil, corrompido y vano

De un nombre insigne joven heredero

De un salto, sobre el mar

De un sol que brilla y no arde

DE UNA DAMA QUE, QUITÁNDOSE UNA SORTIJA, SE PICÓ CON UN ALFILER

De una lámpara en redor

De una novela sin arte

DE UNA QUINTA DEL CONDE DE SALINAS, RIBERA DE DUERO

DE UNA QUINTA QUE HIZO EL OBISPO DON ANTONIO VENEGAS EN BURLADA, LUGAR DE SU DIGNIDAD

De una recia calentura

DE UNA REFLEXIÓN CUERDA CON QUE MITIGA EL DOLOR DE UNA PASIÓN

De una rosa

¡De una ruin causa colosal soldado!

DE UNA TARDE SIN PASAR

De una torre de palacio

De una Virgen hermosa

DE UNAS FIESTAS EN VALLADOLID

De unos años a esta parte veo una viruta de luz

DE UNOS PAPELES QUE UNA DAMA LE HABÍA ESCRITO, RESTITUYÉNDOSELOS

De veras que no sé qué hacer contigo

De verdes sauces entre doble hilera

De vértices quemados

De vez en cuando la alegría

DE VIAJE [Julio Flórez]

DE VIAJE [José Santos Chocano]

DE VIAJE [Ismael Enrique Arciniegas]

De viaje, cuántas veces de un tren en la fatiga

De viajes y dolores yo regresé, amor mío

DE VITA BEATA

De vosotros

DE VUELTA A CASA

De vuelta a la casa, en lo eterno

De vuelta de una gloria inexistente

DEA

Debajo de la aljaba

debajo de la almohada

Debajo de la hoja

Debajo de las multiplicaciones

Debajo de mi vestido ardía un campo con flores alegres como los niños de la medianoche

Debajo de un pie blanco y pequeñuelo

Debajo del granado

Debajo del poema

Debate del cuerpo

Debe de estar lloviendo en Regent's Park

Debe el beso venir desde la hondura

Debe ser algo distinto

DEBER DE AMAR

Deberías marcharte. La fiesta ha terminado

Debí decir te amo

Debí haberte encontrado

Debiera hora deciros: —«Amigos

DÉBIL DEL ALBA

Débil llama del enebro, de qué está hecha

Débil mortal no te asuste

Debo burlarme de mí mismo, vagabundo con pasaje de ida y vuelta

Debo haber transmigrado de otras hambres

Debo morir. Y sin embargo, nada

DEBUSSY

DECÁLOGO DEL ARTISTA

«¡Decíale el faisán a la abubilla...!»

Decíame cantando mi niñera

DECÍAMOS AYER...

Decían: «Ojú, qué frío»

¿Decís que la rima ya ha muerto, y que es ruido

Decid cuando yo muera... (¡y el día esté lejano!)

Decid: ¿quién se queja?

Decid: ¿Quién trajo el eco

DECIDLO VOSOTROS

Decidme de una vez si no fue alegre todo aquello

Decidme hijos hay Marx

Decidme, zagalejas

DÉCIMA [Baldomero Fernández Moreno]

DÉCIMA [Mirta Aguirre]

DÉCIMA [Julio Flórez]

Décima es caña y banano

DÉCIMA MUERTE

DÉCIMAS. A LA VIDA

DÉCIMAS DE LA MUERTE EN DIOS 1

DÉCIMAS DE NUESTRO AMOR

DECIR

Decir adiós... La vida es eso

Decir amor es recordar tu nombre

DECIR CON EL LENGUAJE...

DECIR: HACER

decir que esa mujer era dos mujeres es decir poquito

DECLARACIÓN DE AMOR

DECLARACIÓN DE ODIO

Declaro que se ha muerto y que su tumba

DECLIVES

DECORACIÓN HERÁLDICA

Decoración: La sala semeja una floresta

DECREPITUD

DÉDALO

DÉDALUS JOYCE

Dedicatoria [José Martí]

DEDICATORIA [Leopoldo María Panero]

DEDICATORIA [Miguel Rasch Isla]

DEDICATORIA [Óscar Hahn]

DEDICATORIA [José María Heredia]

DEDICATORIA [Luis García Moreno]

DEDICATORIA DE LA LIRA CON QUE PIENSA CELEBRAR SU BELLEZA

Defender la alegría como una trinchera

Defenderé el recuerdo que me queda

DEFENSA DE LA ALEGRÍA

DEFENSA DEL ÁRBOL

DEFINICIÓN

DEFINICIÓN DE LA NADA

DEFINICIÓN DEL ARTE

Definitivamente he comprendido

Degradación sin rebajas

DEIDAD

DEIXIS EN FANTASMA

Deja a la tórtola andar

DEJA CAER

Deja caer las rosas y los días

Deja, discordia bárbara, el terreno

Deja el monte, garzón bello, no fíes

Deja el vino en la mesa. Mira cómo

Deja esa sonrisa vana

Deja la charla, Consuelo

Deja la procesión, súbete al paso

Deja la sombra, advierte la humareda

Deja ¡oh mi esposo! la labor causada

Deja para mañana

Deja que llegue a ti, deja que ahonde

Deja que me refugie en el ensueño

Deja que pase entre los dos el tiempo

Deja que una vez más te nombre, tierra

Deja su piel y se desnuda en río

Deja tu lira, poeta

Dejad que a voces diga el bien que pierdo

Dejad que despacio os vea

Dejad que el viento cumpla sus destinos

Dejad que el viento me traspase el cuerpo

DEJAD QUE LA ALABE...

Dejad que la palabra haga su presa lóbrega

«Dejad que los niños

Dejad que siga y bogue la galera

DEJADME

Dejadme dormir en estas laderas

Dejadme llorar

DEJADME SOLO

¡Déjala!

¡Déjala, prima! Deja que suspire

Déjame

Déjame acariciarte, bestia ruda

Déjame acariciarte lentamente

¡Déjeme admirar el que me admira

Déjame amar tus claros ojos. Tienen

Déjame, Arnesto, déjame que llore

Déjame en paz, Amor tirano

Déjame entrar a tu íntimo alfabeto

Déjame esta tarde solo para mí, que tengo la voluntad

DÉJAME ESTA VOZ

Déjame esta voz que tengo

Déjame hacer un árbol con tus trenzas

Déjame, pensamiento, déjame

Déjame que responda, lector, a tus preguntas

Déjame que te hable en esta hora

Déjame que te llame

Déjame reposar

Déjame reposar en tu regazo

Déjame ser tu espejo... te supliqué aquel día

Déjame, sí, déjame, dios o ángel, demonio

Déjame sueltas las manos

Déjame tu caña verde

Déjame ver qué lloras, que tienes tantos párpados

Déjame ver tus ojos de paloma

Déjame un subterráneo, un laberinto

Dejan caer el libro, porque ya saben

Dejando atrás ventisqueros

Dejando la quietud de los sitiales

Dejaré esta rosa

Dejaron un pan en la mesa

Dejas apenas la risueña infancia

Dejaste en mi existencia la nostalgia del mundo

Deje el estilo ya la usada vena

Dejé la luz a un lado, y en el borde

Dejé mi copa en el brocal maldito

Dejé por ti mis bosques, mi perdida

Dejé un instante de pensarte. Había

DEJÉMOSLO PARA MAÑANA

Déjenlo, verdeante, que se vuelva

Dejó caer el bardo moribundo

Dejó de castigarla, por fin cansado

Dejó escrito Virgilio, ofuscado quizá

Dejo este amor aquí

Dejó su nacimiento, Guadalquivir abajo

DEL ADIÓS A LA GUERRA

DEL ADMIRABLE PESCADOR

Del aire soy, del aire, como todo mortal

Del alba en la marea, por la costa bravía

Del amor

DEL AMOR NAVEGANTE

Del Anahuac vastísimo y hermoso

Del antiguo camino a lo largo

DEL AÑO MALO

DEL ÁRBOL

Del árbol que aterido se avejenta

DEL ÁRBOL Y DEL HOMBRE

Del arenal calenturiento, sobre

DEL AVE MARÍA DE SANTA MARÍA

Del bien del pensamiento se sustenta

Del bosque en las frondas la brisa callaba

Del bosque las auras venían acedas

Del bravo calor surgió lenta

Del caer de las hojas

DEL CAMPO [Rubén Darío]

DEL CAMPO [Álvaro Mutis]

DEL CASAMIENTO QUE PRETENDIÓ EL PRÍNCIPE DE GALES CON LA SERENÍSIMA INFANTA MARÍA, Y DE SU VENIDA

Del castigo acercábase el instante

DEL CASTIGO QU' EL ARÇIPRESTE DA A LAS DUEÑAS E DE LOS NONBLES DEL ALCAYUETA

Del centro puro que los ruidos nunca

Del color del lirio tiene Gerineldos

Del color noble que a la piel vellosa

Del combate con las palabras ocúltame

DEL CONDE DE VILLAMEDIANA, PREVENIDO PARA IR A NÁPOLES CON EL DUQUE DE ALBA

DEL CONOCIMIENTO DE SÍ MISMO

DEL CUBISMO COMO SERPIENTE

DEL DIARIO DE KAFKA

DEL DITADO QU'EL ARÇIPRESTE OFFREÇIÓ A SANTA MARÍA DEL VADO

Del dulce fuego que en el pecho me arde

DEL ESCENARIO A LA CELDA

Del follaje erizado

Del fondo de mi alma oscura

Del gran Pompeyo el enemigo fuerte

DEL HOMBRE, SU COLOR, SU SONIDO Y SU MUERTE

DEL HOMBRE Y SU NOMBRE

Del hondo pozo

¡Del huracán espíritu potente

Del infernal abismo, con estruendoso vuelo

Del íntimo del alma agradecida

Del jardín de mis hurtos, fui señor y soy reo

DEL JARDÍN DEL EDÉN A LA MAGIA DE LA POESÍA II

DEL JARDÍN DEL EDÉN A LA MAGIA DE LA POESÍA XXI

Del León, que en la Silva apenas cabe

Del llanto al beso, en dulce desvarío

Del mar, a la montaña

Del mar azul las transparentes olas

Del mar de Chipre en la rosada orilla

Del mar de la vida las ondas en calma

Del mar de los caribes, en la ruta de Oriente

Del mar hacia las calles corre la vaga niebla

Del mar, también del mar

DEL MARQUÉS DE SANTA CRUZ

Del más subido ardor, del más precioso

DEL MIEDO Y LA COMPASIÓN

Del monte en la ladera

DEL MUNDO Y SU VANIDAD

Del nicho helado en que los hombres te pusieron

Del Norte trajo Almagro su arrugada centella

DEL OTRO LADO

DEL OTRO LADO

Del otro lado de la noche

Del otro lado de la puerta un hombre

Del país del sueño, tinieblas, brillos

Del parterre en la roja banca

DEL PASADO EFÍMERO

DEL POLVO RENACERÁS

DEL PUEBLO NATAL

Del qu' olvyda la muger te diré la fazaña

Del raído jergón en que yacía

DEL REINO DE ESTE MUNDO

DEL REY Y REINA NUESTROS SEÑORES EN EL PARDO, ANTES DE REINAR

Del romance castellano

Del rumor cadencioso de la onda

Del salón en el ángulo oscuro

DEL SEMINARIO [Ramón López Velarde]

Del seminario [Luis Carlos López]

DEL SIGLO LIBRE

Del silencio de ayer quedó entreabierta

Del sol de Libia al penetrante rayo

Del sol del verano los rayos de fuego

Del sol llevaba la lumbre

Del sol muere el postrer lampo

¿Del tirano? Del tirano

Del traductor de la Xaira

DEL TRANSCURSO

...Del trasfondo de un sueño la escapada

DEL TRÓPICO

DEL TÚMULO QUE HIZO CÓRDOBA EN LAS HONRAS DE LA SEÑORA REINA DOÑA MARGARITA

      EN LA MISMA OCASIÓN

      EN LA MISMA OCASIÓN

Del Verano y el invierno

Del verdecido júbilo del cielo

DEL VIEJO, EL CONSEJO

Del viejo hospital sombrío

DELANTE DE LA MUERTE

Delante del Sol venía

Delante está el carmín de la emoción

DELECTACIÓN MOROSA

Deleite causa en verano

DELEITE ESTIVAL

Deletreos de armonía

Delgada

Delgada y sinuosa

Delicada muchacha, refulgente

DELICIA

Delicia, delicia de la casa en sombra

DELICIA OTOÑAL

Delicta carnis

Delinquiría

DELIRIO DE BOLÍVAR

DELIRIUM TREMENS

DELOS

Demasiado corpóreo

Demasiados modos de interpretar la lluvia

Demasiados nombres

Demócrito y Heráclito

Demos gracias por nuestra pobreza, dijo el tipo vestido con harapos

Demos tiempo al tiempo

DEMOSTRANDO AFECTOS DE UN FAVORECIDO, QUE SE AUSENTA

Dentro de aquella descarnada iglesia

Dentro de estos cuatro muros 

Dentro de la mortaja de esta casa

Dentro de mi alma fue de mí engendrado

Dentro de mí hay un león enfrenado:

Dentro de mil años no quedará nada

Dentro de poco vas a ofrecer estas páginas

DENTRO DE TI

DENTRO DE UNA ESMERALDA

Dentro la gavetilla de tu mesa

Dentro las lontananzas de mis ojos

Dentro quiero vivir de mi fortuna

Dentro todo es silencio y sombra todavía

DEPART

DEPARTAMENTO

Depredador astuto

Depredadoras de alegrías

Derramando en mi ser dulce beleño

Derramarás tus lágrimas

Derribé la pared más oculta de tu alma

DERROTA

DERROTA EN EL ESPACIO

DERRUMBE

Desabrigan en altos Monumentos

DESAFÍO AL OTOÑO

DESAFÍO EN VALENCIA

DESAHUCIO

DESALIENTO

Desamor

Desamparo remoto de la estrella

DESASTRE DEL VALIDO QUE CAYÓ AUN EN SUS ESTATUAS

Desatado de guerras

desautorizo

Desbautizar el mundo

Desbocado partió por entre el monte

Desbórdanse los ríos si engrosan su corriente

Descabalada ciencia

Descalza por la mar, la primavera

Descaminado, enfermo, peregrino

Descansa, mal perdido en alta cumbre

Descansaba entre encinas, recostado

DESCANSO

DESCANSOS

DESCARTES PARA LA MUERTE

Descendemos

DESCENSO A LA CIUDAD POLUTA

Descienden taciturnas las tristezas

DESCENDIENTE DE CUERVO O GALLINAZO

Desciende a mí, consolador Morfeo

Desciende el tartamudo silencio de mi patria

Descienden de la montaña

Desciendes por el río

DESCONFÍA TAMBIÉN

DESCONOCIDOS

DESCOMPOSICIÓN CON RISA

Descortezando tu aventura, noche

DESCREACIÓN

DESCRIPCIÓN DE LA MENTIRA

Descripción de Toledo

DESCRIPCIÓN DE UNA LUCHA

Descripción de una muchacha. Fragmento del Moallakah de Amralkeis

Descripción del Desierto de los PP. Carmelitas Descalzos de Bilbao

descubridores de chile

DESCUBRIMIENTO DE LA PATRIA

DESCUBRIMIENTO DE LA ROSA

DESCUIDO DEL DIVERTIDO VIVIR, A QUIEN LA MUERTE LLEGA IMPENSADA

Desde Adán hasta la fecha

DESDE ADENTRO

Desde ahora, como una partida verificada lejos

Desde aquel día, refrené la amarga

Desde aquí yo contemplo, tendido, sin memoria

DESDE ARRIBA

DESDE BASSAI Y EL MAR DE OLIVA

Desde cuándo, desde cuándo

Desde donde me vuelvo

Desde el abismo distante

Desde el amanecer, se cambia la ropa sucia de los altares

Desde el árbol más alto, donde se toca el cielo

Desde el automóvil —la luz en rojo—

DESDE EL CARIBE

Desde el fondo de ti, y arrodillado

Desde el oculto y venerable asilo

Desde el Opón avanza la tribu cual torrente

Desde el pie hacia la cintura

DESDE EL PINO MÁS ALTO

Desde el primer Adán que vio la noche

Desde el primer latido de mi pecho

Desde el prodigio de tus pies menudos

Desde el solar nativo

Desde el suelo fatal de su destierro

Desde el umbral de un sueño me llamaron...

Desde esta cárcel podía

DESDE ESTA ORILLA

Desde este mismo instante seremos dos extraños

¡Desde este proyectil en el que sueño

Desde hace años el río

Desde hace días han desaparecido

Desde hace mucho tiempo la tierra te conoce:

Desde hace una semana falta ese parroquiano

Desde hace ya muchos años

DESDE LA BARRERA

Desde la boca de Tauce

DESDE LA CUMBRE

Desde la curva orilla de la luna

Desde la escuela

Desde la estantería

Desde la férrea cúpula

Desde la mar te hablo

DESDE LA NIEVE

Desde la nieve convertida en agua

Desde la soledad de mi retiro

Desde la ventana de un casucho viejo

Desde la ventanilla del viejo bus

Desde las cumbres heliconias mira

DESDE LEJOS

Desde lejos escucho tu voz que resuena en este campo

Desde los cuatro puntos cardinales

Desde los perfiles

Desde media noche, aquel día

DESDE MI CELDA

Desde mi cielo a despedirme llegas

Desde mi cuarto miro la plazuela

Desde mi vieja orilla, desde la fe que siento

Desde que el alba quiso ser alba, toda eres

Desde que el horizonte suburbano

Desde que me paré y anduve tengo la costumbre de ser dos

Desde que te conocí

Desde que te llamo así

Desde que te miré, joven hermoso

Desde que viene la rosada Aurora

Desde siempre nací contra el poder y más aún

Desde su alcázar de rubí fulgente

Desde su alta tribuna

Desde su gestación en la grávida tierra

Desde su nudo a ciegas, desde

Desde su sueño el hombre ve al gigante

Desde temprano

Desde temprano había menudeado las llamadas de

Desde tu isla grande de Taipei

Desde un corral, sin pasajero a bordo

Desde un lugar que aprendo

DESDE UN PONTÓN

Desde un profundo pozo

Desde una tierra donde

Desde una torre

DESDÉN «A MÁS NO PODER»

Desdichado lector tuya es la mano

Desdichas del mes de Enero cuando el indiferente

Deseado he desde niño

Deseáis, señor Sarmiento

Deseando estar dentro de vos propia

Desencajado, la pupila quieta

DESENCANTO [Marilina Rébora]

Desencanto [Antonio Plaza]

DESENGÁÑAME

DESENGAÑO

DESENGAÑO DE LA EXTERIOR APARIENCIA, CON EL EXAMEN INTERIOR Y VERDADERO

DESENGAÑOS

Desenvainaré mi alma

DESEO [Federico García Lorca]

DESEO [Xavier Villaurrutia]

DESEO [Julio Flórez]

DESEO DE VENGANZA. ESCRITO EN UNA TARDE TEMPESTUOSA

Deseo lo que habrá de venir, pero aún deseo más

DESEOS [Carlos Pellicer]

DESEOS [Salvador Díaz Mirón]

DESERCIÓN

Desertarás primero la Tristeza

DESESPERACIÓN

Desfilaron las sombras

DESFILE BLANCO

DESFUNDACIÓN

Desgarrada la nube; el arco iris

DESGARRADURA

¡Desgraciado Almirante! Tu pobre América

DESGRACIADO DE AQUEL QUE ANTE LOS MUSLOS

Deshaced ese verso

Deshaced ese verso

DESHIELO

DESHORA [César Vallejo]

DESHORA [Meira Delmar]

DESIERTO

DESIERTO DE LOS LEONES

DESIGNIO

DESILUSIÓN

Desiste el poeta de hacer versos durante la guerra

Deslumbra el sol en la mitad del cielo

Deslúmbrame con otras maravillas

Desmayarse, atreverse, estar furioso

DESMAYO

DESMEMORIA [Oliverio Girondo]

DESMEMORIA [Alejandra Pizarnik]

DESMITIFIQUEMOS LA VÍA LÁCTEA

DESNUDA A LA MUJER DE LA MAYOR PARTE AJENA QUE LA COMPONE

Desnuda, blanca, de nieve

Desnuda como un yunque, mesa mía

Desnuda eres tan simple como una de tus manos

Desnuda está la tierra

Desnuda, mi funesta amante

Desnudas han caído

Desnúdate. No te desnudes

DESNUDEZ

DESNUDO [Jorge Guillén]

DESNUDO [Mariano Brull]

DESNUDO [Manuel Altolaguirre]

Desnudo campo terso

Desnudo como el susto

Desnudo de traición, en pleno día

desnudo el viejo hombre va

DESNUDO EN BARRO

DESNUDO ESTOY IGUAL QUE ESTE PAPEL

Desnudo soñando una noche solar

DESNUDOS

Desnudos afrentamos el cuerpo

DESOCUPADO LECTOR

DESHOJACIÓN SAGRADA

DESOLACIÓN [Gabriela Mistral]

DESOLACIÓN [Julio Flórez]

DESOLACIÓN [Luis G. Urbina]

DESOLACIÓN [Piedad Bonnett]

DESOLACIÓN ABSURDA

DESORDEN EN EL CIELO

DESORDENADAMENTE

Desordenado en desaliño airoso

DESPABÍLATE AMOR

Despachadas las cartas y el telegrama

Despacito y buena letra

Despecho [Antonio Plaza Llamas]

DESPECHO [Juana de Ibarbourou]

DESPECHO [Rafael Pombo]

DESPEDIDA [Jorge Luis Borges]

DESPEDIDA [Federico García Lorca]

DESPEDIDA [Gabriel Celaya]

DESPEDIDA [Jorge Debravo]

DESPEDIDA [Manuel Altolaguirre]

DESPEDIDA [Mirta Aguirre]

DESPEDIDA [Luis Cernuda]

DESPEDIDA [Manuel María Flores]

DESPEDIDA [Alejandra Pizarnik]

DESPEDIDA [Andrés Eloy Blanco]

DESPEDIDA [Leopooldo Lugones]

DESPEDIDA. A LA SEÑORA Dª D. G. C. DE V

DESPEDIDA A MI HERMANO ÁNGEL. EL DOLOR DE LOS DOLORES

DESPEDIDA AL AÑO DE 1843

DESPEDIDA AL PIE DE UN ROSAL

DESPEDIDA DE BARRANQUILLA

DESPEDIDA DE LA PATRIA

DESPEDIDA DEL AMANTE

DESPEDIDA DEL MAR

Despedida recordando un adiós

Despejada la incógnita del tiempo

Despertad, cantores

DESPERTAR [Gabriela Mistral]

DESPERTAR [Manuel Altolaguirre]

DESPERTAR [Juana de Ibarbourou]

DESPERTAR [Andrés Eloy Blanco]

Despertar en lo oscuro es siempre un juego

Desperté inquieto: a mi redor sumido

Despidióse el francés con grasa buena

Despierta, Chile, del letal reposo

Despierta de caricias

Despierta Elpín; y guarda, que al hambiento

Despierta, tiemblo al mirarte

Despiértenme muy temprano

Despierto a medianoche. Es un alarde

Despierto. Pesa el sol sobre mi rostro

Despiertos, sus cuerpos en la noche dormida

DESPILFARRAS EL TIEMPO

DESPILFARRO [Rafael Cadenas]

DESPILFARRO [Luis Carlos López]

DESPILFARRO [Luis Carlos López]

DESPILFARROS

DESPLIEGUE DE ASOMBROS ANTE UN DIOS

DESPOJOS DE GRANDEZA

DESPRECIO

Desprende una tristeza aherrojante y extraña

Despréndese la noche

DESPUÉS [Amado Nervo]

DESPUÉS [Amado Nervo]

DESPUÉS [Mario Benedetti]

DESPUÉS [Luis Cernuda]

DESPUÉS [José Manuel Caballero Bonald]

Después [Luis García Moreno]

Después, Amor, que me privó tu mano

Después, amor, que mis cansados años

Después de abandonar el Valle del Desaliento

Después de aquel aliento de sagrada neblina

Después de aquel amor grande y profundo

Después de aquella brava agonía

Después de aquella página sombría

Después de aquella ventura

Después de Azul... después de Los Raros

DESPUÉS DE CANNAS

Después de haber cavado este barbecho

Después de haber comido entrambos doce nécoras

DESPUÉS DE LA MUERTE

DESPUÉS DE LA MUERTE DE MI MARIDO

Después de leer tantas páginas

Después de los excesos

Después de muchas horas de discusión enfebrecida

Después de mucho, después de vagas leguas

Después de oír misa con unción muy grave

Después de que con lúbrico recreo

Después de que el destino

Después de que hubo al bosque el Domador entrado

Después de romper el áspero

Después de su visita

Después de tan venturoso y adverso viaje

Después de tanto tiempo, vastas edades

Después de tantos días sin camino y sin casa

Después de tantos ratos mal gastados

Después de todo

DESPUÉS DE TODO ERAS TÚ LO QUE YO BUSCABA

Después de todo haber vivido, muere

Después de todo lo mismo da el calor que el frío

Después de todo —pero después de todo—

Después de todo qué complicado es el amor breve

Después de todo, todo ha sido nada

Después de tres combates iba en derrota. El día

Después de un lustro apenas cabizbajo

Después de un sueño

Después de un tiempo empezó

DESPUÉS DE VEINTE AÑOS

DESPUÉS DEL ADIÓS

DESPUÉS DEL AMOR

[Miguel Hernández]

DESPUÉS DEL AMOR

[Vicente Aleixandre]

DESPUÉS DEL BAILE

Después del olvido

DESPUÉS DEL INCENDIO

Después fiz' muchas cántigas de dança e troteras

Después fue de Santiago, otro día seguiente

Después... ni el mar, ni el horizonte nuevo

Después que a César el traidor de Egipto

Después que acabó Belardo

DESPUÉS QUE CAE LA SOMBRA

Después que escanciáramos el vaso postrimero

DESPUÉS QUE NO DESCUBREN

Después que rompiste, ingrata

Después que te conocí

Despunta apenas la rosada aurora

Despunta por la rambla amarillenta

Desque ovo la dueña conplida la fazienda

¡Desque toqué, señora, vuestra mano

Deste más que la nieve blanco toro

DESTERRADO SCIPIÓN A UNA RÚSTICA CASERÍA SUYA, RECUERDA CONSIGO LA GLORIA DE SUS HECHOS Y DE SU POSTERIDAD

DESTIEMPO

DESTIERRO

Destílase este 2 en una sola tanda

DESTINO [Oliverio Girondo]

DESTINO [Juana de Ibarbourou]

DESTINO ALEGRE

DESTINO DE LUZ

DESTINO TRÁGICO

DESTRUCCIÓN

DESTRUCCIÓN DE LA NOCHE

DESTRUCCIÓN INMINENTE

DESTRUCCIONES

Destruye

DESVELADA

Desvelado Amor

DESVELO [Meira Delmar]

DESVELO [Manuel Altolaguirre]

DESVELO [Juana de Ibarbourou]

DESVELO [Juan Ramón Jiménez]

Desventurado corazón perplejo

Desventurados los que divisaron

DESVESTIDO

desvivido de mí distanciado de mí excluido de las sagradas barras

Detective abrumado... Ciudades extranjeras

Detén el paso, caminante. Advierte

Detener la palabra

¿Detenerme? ¿Cejar? Vana congoja.

Detenida

DETENIDO

Detenido en el interno

Deteniendo severo magistrado

Detente; Aquilón silvoso

Deténte, sombra de mi bien esquivo

—Detente un punto, pensamiento inquieto

DETERMINADO A DEJAR SUS PRETENSIONES Y VOLVERSE A CÓRDOBA

Determinarse y luego arrepentirse

Detiénese la vida en este instante

DETRÁS DE AQUELLA PUERTA

Detrás de cada noche se esconde una amenaza

DETRÁS DE ESA PUERTA

Detrás de la cortina un cuerpo espera

Detrás de la máscara

Detrás de la oscuridad

Detrás de los pacíficos cipreses

Detrás de mí en la rama quiero verte

Detrás de mis paredes, feliz a mi manera

¿Detrás de qué pirámides huiste?

Detrás de un muro blanco la variedad del arco iris

Detrás de una mirada duermen todas las ciudades que desaparecieron

DETRÁS DEL CRISTAL

Detrás del gran pellizco que el malecón

DETRÁS DEL MOSTRADOR

Detrás del muro blanco de los días

DETRITUS FEDERAL

DEVOCIÓN DE ROBERTO BOLAÑO

DEVOCIONARIO (POEMA 148)

DEVOCIONARIO (POEMA 161)

DEVOCIONARIO (POEMA 176)

DEVOCIONARIO (POEMA 194)

DEVOCIONARIO (POEMA 204)

DEVOCIONARIO (POEMA 226)

DEVOCIONARIO (POEMA 257)

Devora el sol restos ya inciertos

DEVUELTO

DEVUÉLVEME la grande rosa la sed traída al mundo

Dezir t'hé la ffasaña de los dos peresosos

Di que me amas. Di: «Te amo»

Di que mi amor ha muerto de una forma habitual

Di que querías ser caballo esbelto, nombre

Di, rapaz mentiroso, ¿es esto cuanto

Di, Zaida, ¿de qué me avisas?

DÍA

DÍA CLARO

DÍA DE BRONCA

DÍA DE CALMA

Día de Casimodo iglesias e altares

DÍA DE CENIZA

DÍA DE DIFUNTOS

¡Día de dolor

Día de Fiesta

DÍA DE PROCESIÓN

DÍA DE SAN MEDER

DÍA DE TRIQUITRAQUES

DÍA EN SANTA FE

Día era de Sant Marcos, ffue fiesta señalada

Día era muy ssanto de la Pascua mayor

DÍA NUBLADO

DÍA NUESTRO

Día sin sol. Nublado

Día terrible lleno de gloria

DÍA Y NOCHE

Día y noche, pero

DÍA 13

DIABLO

DIÁLOGO [Amado Nervo]

DIÁLOGO [Andrés Bello]

DIÁLOGO CON DIOS

DIÁLOGO CON OVIDIO

Diálogo con un retrato

DIÁLOGO EN LA SOLEDAD

DIÁLOGO EN LA TINIEBLA

DIÁLOGO ENTRE LA AMABLE ISIDORA Y UN POETA DEL SIGLO PASADO

DIANA

DIANA Y ACTEÓN

DIARIO DE UN SEDUCTOR

DIARIO ESPIRITUAL

DIARIO REENCUENTRO

DIARIO SIN FECHAS. 20 EL CACTO

DIARIO SIN FECHAS I. 18 LA FORMA DE TU AUSENCIA

DIARIO SIN FECHAS II. 26 JINETES

DIARIO SIN FECHAS IX. 21

DIARIO SIN FECHAS XII. 4 LA FIESTA DE LOS BUITRES

DÍAS AMOROTADOS

DÍAS CONTRA EL ENSUEÑO

DÍAS DE PAGSANJÁN

Días en que una palabra lejana se apodera de mí

Días hay en nuestra vida

Días negros cual los días

Días y noches te he buscado

DIBUJASTE ALGUNAS ISLAS

DIBUJO [Manuel Altolaguirre]

DIBUJO [Alejandra Pizarnik]

Dice «Calixto Papa» la bella empuñadura

Dice el Adelantado: entre la lluvia

DICE EL MARQUÉS DE SADE

DICE EL MES EN QUE SE ENAMORÓ

Dice el saltimbanqui de las Ramblas

DICE EL SEÑOR

DICE EL 42

Dice Julito que este soldadito de plomo

Dice la esperanza: un día

DICE LA NIÑA

Dice la razón: Busquemos

Dice la tumba a la rosa

DICE MÍA

Dice Octavio que en latinoamérica

Dice que está bien

DICE QUE SU AMOR NO TIENE PARTE ALGUNA TERRESTRE

Dice Rubén que quiere la eternidad

Dice un refrán que «Dios quiere

Dicen algunos que la vida es sueño

Dicen, buen Pedro, que de mí murmuras

Dicen: «Este señor

DICEN LAS PAREDES/1

DICEN LAS PAREDES/2

DICEN LAS PAREDES/3

DICEN LAS PAREDES/4

DICEN LAS PAREDES/5

Dicen que alegre canto

Dicen que el ave divina

Dicen que el nauta que frecuenta el hielo

Dicen que entre las tumbas del camposanto

Dicen que es tu alma, noble Clementina

Dicen que hay toros azules

Dicen que Heráclito dijo en fragmentos

Dicen que las flores tienen un lenguaje

Dicen que los poetas

Dicen que no hablan las plantas, ni las fuentes, ni los pájaros

Dicen que parezco otro

Dicen que Siringa era

Dicen que soy un ángel

Dicen que un suizo, de cabello rubio

Dícenme las zagalas

Dícenme, niña

dices palabras con árboles

Dices que mucho reíste

¿Dices que nada se crea?

¿Dices que nada se crea?

Dices que nada se pierde

¿Dices que nada se pierde?

dice que no sabe del miedo de la muerte del amor

Dicen que son el cielo

Dices que no te acuerdas, Clori, y mientes

Dices que tienes corazón, y sólo

Dices que yo te olvido, Celio, y mientes

Dícese de Quevedo que fue claro

Dichosa claridad de la aurora

Dichoso aquel que no ha visto

Dichoso desear, dichosa pena

Dichoso el árbol, que es apenas sensitivo

Dichoso el que un buen día sale humilde

Dichoso tú, que alegre en tu cabaña

Dichoso zagalejo

Diciembre activo en las recientes eras

Diciembre es esta imagen

Diciembre ha congelado su aliento de dos filos

DICIEMBRE 1º: 1864

DICOTOMÍA INCRUENTA

DIDÁCTICA

DIDÁCTICA DE LA ALEGRÍA

Dido infeliz, no bien eres

Diego no conocía la mar

Diego Rivera con la paciencia del oso

Dientes de flores, cofia de rocío

DIENTES Y CONFITES

DIETÉTICA

Diez años de mi vida se ha llevado

Diez años vivió Belerma

Diez y ocho de Setiembre, hermosa fiesta

DIFERENCIAS SOBRE LA FOLÍA

Difícilmente, avanzando milímetros por año

Difícilmente llamo a la realidad, como el perro

Difunto arrepentido

DIFUSIÓN

Dígame mi labriego

Dígame quién lo sabe: ¿cómo es hecha

DIGAMOS

Digamos que te alejas definitivamente

Digitales delicias gobiernan superficies

DIGO [Jorge Debravo]

DIGO [Juan Bañuelos]

Digo que no puede decirse el amor

Digo tu nombre, mar, tu nombre ardido

DIGO VIVIR

Dije: Todo ya pleno.

Dije si la luz fuera compacta como mi mano

Dije yo en la ciudad de la Yegua Tordilla

dijeron a la joven del cabello que besa sus mejillas

Dijiste: “Mar de vidrio”, Señor, y es lo que quiero

¿Dijiste media verdad?

Dijo a la Zorra el Mono

Dijo anoche, su canto de muerte

Dijo cervantes que la historia

Dijo el Águila al Bagre: —Compañero

Dijo el Amor

Dijo el árbol: Teme al hacha

Dijo el Caminante

Dijo el Cuerpo: Yo me toco

Dijo el docto Petrarca sabiamente

Dijo el fulano presuntuoso

Dijo el hombre a la Hilandera

Dijo el puntero del reló

Dijo en sí el Mal: —De cada desventura

Dijo entonces: «Amor, gloria, riqueza

Dijo la dama al poeta

Dijo la Mosca ufana: —¡Pobre Hormiga!

Dijo la ola al murallón: —¡hermano

Dijo la Vela al Gas: —«¡Cuerpo sin alma!

Dijo otra verdad

Dijo sus secretos el faisán de oro:

Dijo un preso:

Dijo un rey cierta vez: —«Quiero que me hagan

Díjole al Caballo el Gorrión

Dilatábase en campos sin vallas

¡Dilatada llanura, dilatada

Dilatado en ferviente apogeo

DILATÁNDOSE UNA PENSIÓN QUE PRETENDÍA

Dile al enterrador, que, cuando mueras

DILEMA [Amado Nervo]

DILEMA [Luis Palés Matos]

Diligencia, fiel madre del Norte

DILUVIO

«Dime adiós» —a un niñito

Dime: cuando en la noche taciturna

Dime, del tiempo resonando

Dime desde allá abajo

Dime, dime el secreto de tu corazón virgen

Dime, háblame

Dime, la rosa está desnuda

Dime, luz misteriosa

Dime, niño adorado

«Dime, Padre común, pues eres justo

Dime pronto el secreto de tu existencia

Dime si al fin puedo creer

¿Dime: si tu mirada es un tesoro

Dime, triste corazón

DIME, TRISTE CORAZÓN

Dime, tú, mar, ahora ¿a qué naranja

Dime, vencedor rapaz

Dímelo, dímelo, dilo

Diminutas bandas peregrinas del aire

DINDIRINDÍN

Dindirindín dindirindín dirindaina

Dineros son calidad

DINO CAMPANA REVISA SU BIOGRAFÍA EN EL PSIQUIÁTRICO DE CASTEL PULCI

Dio muerte el gato a un turpial

Dion-Bouton, tartana

DIONISOS EBRIO

Dios [Antonio Plaza]

DIOS [César Vallejo]

DIOS [Rafael Pombo]

DIOS [Gregorio Gutiérrez González]

Dios a la mujer primera

Dios, al que busca, da ciento por uno

DIOS, CENTRO DEL ALMA

DIOS DE AMOR

Dios —¿de dónde sacaste para encender el cielo

Dios dejó en la ceniza

Dios del venir, te siento entre mis manos

DIOS EXISTE

Dios ignorante, vivo en la intrincada

¡Dios las maldiga! ¡Hay madres en el mundo

DIOS ME SALVA

DIOS ME TENGA EN GLORIA A la falsa noticia de la muerte de Mac-Gregor

¡DIOS MÍO!

Dios mío, estoy llorando el ser que vivo

Dios mío, yo te ofrezco mi dolor

Dios no es el mar, está en el mar, riela

¡Dios no ha de devolvértela porque llores!

Dios no lo sabe, pero yo estoy triste

¡Dios, nuestro Padre cariñoso y tierno!

Dios padre / campechano

Dios Padre, Dios Fijo, Dios Spíritu Santo

Dios para las muchachas

¿Dios premia a los rebeldes? ¡Qué ironía!

DIOS PRIMERO

Dios submarino, Dios lacustre, Dios fluvial

DIOS TE BENDIGA

¡Dios te bendiga

Dios te perdone al fin tanta tortura

Dios terrestre, plural como el verano

DIOS VISTO, MI MADRE

DIOS Y EL ALMA

DIOS Y EL HOMBRE

DIOSA

DIOSA AMBARINA

DIOSES

DIOSES MUERTOS

DÍPTICO ESPAÑOL I. Es lástima que fuera mi tierra

DÍPTICO GALANTE

Dirán entonces: aquí estuvo

Dirán que se ha dormido para siempre, dirán

Diré cómo nacisteis, placeres prohibidos

Diré de la generación

Diré la beldad y la gracia

Diré que junto a un árbol resplandece una hoguera

¿Diremos que es amor hado preciso

DISCIPLINADO EMPEÑO DE TI MISMA

Discípulo de Apeles

DISCO DE NEWTON

DISCRETO AMOR

DISCURRE INEVITABLE EL LLANTO A VISTA DE QUIEN AMA

DISCURSO A LOS JÓVENES

DISCURSO DEL CONTEMPLATIVO

DISCURSO POR LAS FLORES

Discutiendo están dos mozos

DISPARO

DISPUTA

DISPUTA CON LA FORTUNA

DISTANCIA [Juana de Ibarbourou]

DISTANCIA [Ismael Enrique Arciniegas]

Distancia refugiada sobre tubos de espuma

DISTANCIAS

Distancias y cercanías

DÍSTICO DE AUSONIO

Distinta tú serías a todas las mujeres

DIURNO DOLIENTE

Diuturna enfermedad de la esperanza

DIVAGACIÓN

DIVAGACIÓN LUNAR

DIVAGACIÓN NOCTURNA

DIVAGACIONES

DIVÁN EN NUEVA YORK

Dividendos del silencio

Divina Lysi mía

DIVINA POSESIÓN

Divinizó a Antinoos

Divino dueño mío

Divulgué con pasión lo que sabía

Diz' que yazíe doliente el león, de dolor

Do la casa del Cornejo

«Do re mi fa» de un piano de vidrio en el follaje

«¿Dó vas? ¿dó vas cruel, dó vas? Refrena

Dobla el dos de Noviembre

Dobla el peso del agua, mientras llueve

DOBLE CANCIÓN

Doble es el hombre; ángel y bestia unidos

DOBLE HERIDA

DOBLE TAREA

DOBLE VIDA

Docto Mansilla, no para aplaudirte

Doctor, un desaliento de la vida

DOCUMENTAL DE UNA AMAZONA

Documentos

DOLCE FAR NIENTE. Soneto

Doliente cierva, que el herido lado

Doliente estaba, doliente

DOLIENTES MADRIGALES

DOLOR [José María Hinojosa]

DOLOR [Alfonsina Storni]

DOLOR [Manuel Altolaguirre]

DOLOR [Enrique González Martínez]

DOLOR. A...

Dolor antes por mí nunca sentido

DOLOR ANTIGUO

DOLOR DE LA MATERIA

¡Dolor! ¡Dolor! eterna vida mía

Dolor el de la serpiente que no posee párpados

DOLOR OSCURO

—Dolor: ¡qué callado vienes!

DOLOR Y VIRTUD. AL DOCTOR NINIANO RICARDO CHEYNE, INSIGNE MÉDICO Y CIRUJANO ESCOCÉS

DOLORES SÁNCHEZ diciembre de 1906, en Bogotá

DOMINGO [Ángel González]

DOMINGO [José Manuel Caballero Bonald]

Domingo, arenal baldío

Domingo de bochorno, mediodía

Domingo de murria, de holgazanería

Domingo, flor de luz, casi increíble

DOMINGO SAVIO, BEATO

Domingo todo el año... Agua Clara, la niña

DOMINGO TRISTE

DOMINGOS DE PROVINCIA

DOMINIO [Manuel Altolaguirre]

DOMINIO [Pedro Salinas]

DOMINÓ

Domó en la pampa todos los caballos

DON ANTONIO MACHADO TACHA EN SU AGENDA UN NÚMERO DE TELÉFONO

DON BELIANÍS DE GRECIA A DON QUIJOTE DE LA MANCHA

Don de la ebriedad

DON DE LA MATERIA

Don Francisco Villaguada

Don grande es la alta fama

DON JUAN [Ismael Enrique Arciniegas]

DON JUAN [Óscar Hahn]

Don Juan, al peso de la edad vencido

DON JUAN DE AUSTRIA

Don Juan de Austria el bufón... Don Juan terrible

DON JUAN RODRÍGUEZ FRESLE

Don Juan Rodríguez Fresle... sabréis quién fue Don Juan

Don Lindo

DON LOPE DE AGUINAGA

Don Luis

DON MIGUEL DE MAÑARA VICENTELO DE LECA

DONCEL PÓSTUMO

¿Dónde? [Vicente Gallego]

¿DÓNDE? [José Moreno Villa]

¿DÓNDE? [Juana de Ibarbourou]

¿DÓNDE? [Oliverio Girondo]

¿Dónde abandonar

DONDE CIRCUNDA LO ÁVIDO

DONDE COMIENZAS TÚ

donde dice “salió de sí como de un calabozo” (página tal verso cual)

Donde el ensoñado y el soñado

Dónde está el niño que yo fui

¿Dónde está la estrella de los Nacimientos?

¿dónde está la llave de tu corazón?

¿Dónde está la memoria de los días

¿Dónde está la utilidad

«¿Dónde está Papá Divino?

¿Dónde están las columnas de alabastro

¿Dónde están los recuerdos si has quedado

¿Dónde estará?

Dónde estará el pasado que tuvimos

¿Dónde estará la niña

¿Dónde estará lo que persigo ciega?

¿Dónde estará mi vida, la que pudo

¿dónde están mis murallas?

¿Dónde estarán los siglos, dónde el sueño

¿Dónde estás, caballero Bayardo

Donde estoy nada queda

Donde estuvo la nube ya no hay nube

Donde habita, donde come, donde

Donde habite el olvido

¿Dónde hallar, oh mortal, las alegrías

Donde hay amor hay virtud

Dónde la amiga mía

Donde la voz parece más del árbol

Donde las manos ya no persiguen

Donde mi sangre es piedra carcomida

DONDE NUNCA JAMÁS SE LO IMAGINAN

¿Dónde pondré el oído que no escuche

¿Dónde Pondré, Señor, mis tristes ojos

Donde quiera en las noches se abrirá una ventana

Donde quiera que fijes tu semblante

DONDE SE ABRE UNA PUERTA Y SE CIERRA UNA VENTANA

¿Dónde se acaba el mar?

DONDE SE EMPIEZA A NO ENCONTRAR PALABRAS

DONDE SE EMPIEZA A QUERER

DÓNDE SIN QUIÉN

DONDE SÓLO SE HABLA DE AMOR

Donde ya no hay palabras

DONDEQUIERA

Dondequiera la veo, y aun junto al ara pía

Dondequiera que mueras viviendo,

DONES

DONES FATÍDICOS

DONNE

DOÑA IGUANA

Doña Inés de Palacios, Marquesa de Sofraga

DOÑA JUANA LA LOCA

Doña Luz XIX

DOÑA LUZ XVII

DOÑA MUERTE Y DON AMOR

DOÑA PÁNFAGA O EL SANALOTODO

Doña Primavera

Doquiera que los ojos

Doraban tenues rayos fugitivos

Doradas gotas de lluvia

Dórida, hermosísima pastora

Dormí en lechos de piedra

Dormía. De la crisis en acecho

«Dormía el león pardo en la frida montaña

Dormía el mundo la siesta de los siglos

Dormía la arboleda; las ventanas

DORMIDA

Dormida sobre el tigre

Dormido Manzanares discurría

Dormido sentí mi llanto

Dormido, sí, dormido en tu regazo

Dormimos, soñé la Tierra

DORMIR

Dormir. ¡Todos duermen solos

DOS [Efráin Huerta]

DOS [Manuel Altolaguirre]

Dos amantes dichosos hacen un solo pan

DOS AMARGURAS DE DISTINTA FUENTE

DOS ÁNGELES

Dos atletas saltan de un lado a otro de mi alma

DOS ANTITIEMPOS SIAMESES

DOS CANCIONES DE AMOR PARA EL OTOÑO

Dos carreteros en sus lentos carros

Dos columnas pulidas, dos eternas

Dos cuerpos dentro de un saco de dormir

Dos cuerpos frente a frente

Dos cuerpos que se juntan desnudos

DOS DE ENERO

Dos de la madrugada. En trémula zozobra

Dos dudas en que escoger

DOS ENTIERROS. Soneto

Dos especies de manos se enfrentan en la vida

DOS EXTRAÑAS. I. ELISA ELVIRA

Dos galanes pelearon

Dos homenajes a Blas de Otero

Dos lámparas gallé en perfecto estado

Dos lánguidos camellos, de elásticas cervices

DOS LUNAS DE TARDE

Dos lustros ya de plácido sosiego

dos manos de flores pendientes resumen

DOS MARES

Dos mares frente a frente

Dos mariposas de seda

DOS MUCHACHAS [Federico García Lorca]

DOS MUCHACHAS [Roberto Bolaño]

DOS NIÑOS

DOS NIÑOS ANHELANTES

Dos niños, ramas de un mismo árbol de miseria

DOS NIÑOS Y UNA ESTRELLA

Dos pájaros que beben

DOS PALABRAS

Dos palomas

Dos palomas yo vi que se encontraron

DOS PATRIAS

Dos patrias tengo yo: Cuba y la noche

DOS PERLAS

DOS POEMAS

Dos puñales agudos

DOS RIVALES

Dos rojas lenguas de fuego

DOS SILLAS A LA ORILLA DEL MAR

Dos son las enfermedades

Dos sonetos a la muerte de Pedro Mexía

DOS TRISTES IDIOTAS

Dos veces al año

DOS VÍCTIMAS

Douarnenez

Doy a los cuatro vientos los loores

Doy consejo, a fuer de viejo

Doy la postre mirada

DRAMA ETERNO

DREAM

DROP A STAR

DUALIDAD

DUALIDAD FATAL

DUALISMO

DUDA [Ismael Enrique Arciniegas]

DUDA [Mirta Aguirre]

DUDA [Rafael Pombo]

Duda mortal del alma se apodera

Dudas en materia grave nacidas del estudio

Dudo ante el lienzo, dudo

Duele la cicatriz de la luz

Duele la piel del ser lejano ausente

Duélete

Duélete de esa puente, Manzanares

DUELO

DUELO DE ARRABAL

DUEÑA

Dueña de la negra toca

Dueñas, abrit orejas, oyd buena liçión

Dueños

Duerme abismo mío, los reflejos dirán

Duerme, duerme, dueño mío

Duerme, duerme, vida mía

Duerme la calma en el puerto

¡Duerme!... la garra del dolor artero

DUERME, NIÑO. A mi hijo Edmundo

Duerme, Niño, el sueño blando

¡Duerme tranquilo, inocente

Duerme, tumbada al sol, sin un deseo

Duerme un viejo león en su guarida

Duerme, ya desnuda

DUERMES

Duérmete, mi niño [Gabriela Mistral]

DUÉRMETE MI NIÑO [Marilina Rébora]

Duérmete, mi niño, con calentura

Duérmete, niñito mío

Duermo, espíritu del pupitre

Duermo, pájaro vivo, pájaro de Babilonia y pájaro vienés

Dulce amor de pasillos, dulce amor de rincones

Dulce arroyuelo de la nieve fría

Dulce, canora Clío

Dulce chopo

Dulce deidad del viento armonïosa

Dulce enemiga mía, hermosa fiera

Dulce equilibrio de amapola y viento

Dulce Filis, si me esperas

Dulce hebrea, desclava mi tránsito de arcilla

Dulce hermosura, de los cielos hija

Dulce hogar sin estilo, fabricado

Dulce Jesús de mi vida

¡Dulce madre! ¡hermana mía!

Dulce memoria de la prenda mía

DULCE MUERTE

DULCE NOMBRE

Dulce Ramón, en tanto que, dormido

Dulce reposo de mi entendimiento

¡Dulce romanticismo de la tarde que muere!

Dulce, sabrosa, cristalina fuente

Dulce Señor, mis vanos pensamientos

Dulce soñar y dulce congojarme

Dulce Teresa, virgen adorada

Dulce vecino de la verde selva

DULCE VENENO

Dulce virgen, que al mundo naciste

DULCE Y TRISTE RECUERDO

¡Dulces las horas en la propia patria

DULZURA

¡Dulzura por dulzura corazona!

DUM SPIRO SPERO

DÚO DE AMOR

DURACIÓN [Juan Liscano]

DURACIÓN [Octavio Paz]

DURACIÓN [Alejandra Pizarnik]

DURANGO

Durante aquella hora, quien se halle en el terrado

Durante cien otoños he mirado

Durante el siglo pasado

Durante la noche, los bosques de mi pueblo

Durante largos años estuve condenado a adorar a una mujer despreciable

Durante medio siglo

Durante muchos siglos

Durante toda la mañana

Durante toda la mañana estuve

Durante un meditado desayuno

Dyré vos la pelea, que una noche me vino