Menú por TÍTULO y primer verso


Letra E


Letra D inicio Letra F

letra A letra B letra C letra D letra F letra G letra H letra I letra J letra K letra L letra M letra N letra Ñ letra O letra P letra Q letra R letra S letra T letra U letra V letra W letra X letra Y letra Z

E bien como quando algund malfechor

E ya, pues, desrama de tus nuevas fuentes

¡Ea! apretad esas cinchas

¡Ea, jamelgo! ¡De los montes de oro

ÉBANO REAL

EBRIEDAD

Ebrio de trementina y largos besos

Ebrios de sangre y crímenes, en turba jadeante

ECCE HOMO

Echa mi sueño al lado y tómame en la hoguera

Echado está por tierra el fundamento

Echan humo, fuego y vapor

ECLIPSE

Eco de un siglo que recoge ufano

Eco en la niebla

Eco, perseguidora de Narciso

ECOLOGÍA DEL ESPÍRITU

ECOS

ECOS DE LA VOZ DEL SEÑOR

“ED: ELLA OV'E? DE SUBITO DISS'IO”

EDAD DE PLATA

Edad, edad, tus venenosos líquidos

Edad me quitan los árboles

EDAD MEDIA

Edad media de las cabelleras que el viento esquiva

Edades de fuego y de aire

EDDA

EDÉN DE LOS EDENES

EDENIA

EDGAR ALLAN POE

EDIPO Y EL ENIGMA

EDITOR

Editor de cristales

EFECTOS MUY PENOSOS DE AMOR, Y QUE NO POR GRANDES SE IGUALAN CON LAS PRENDAS DE QUIEN LE CAUSA

EFIALTES

EFIGIE

EFÍMERA

EFÍMERAS

EGALITÉ...

ÉGLOGA FÚNEBRE

ÉGLOGA IMITACIÓN DE VIRGILIO

ÉGLOGA TROPICAL

ÉGLOGA VESPERTINA

ÉGLOGA I: A DON PEDRO DE TOLEDO, MARQUÉS DE VILLAFRANCA, VIRREY DE NÁPOLES

ÉGLOGA III. TIRRENO ALCINO

Eglógico, reclamas el extraño

EGO DE HUÉSPED

EGO SUM [Julio Flórez]

EGO SUM [Vital Aza]

Egofluido

Eh!... peregrino que por esta vía

Eh vos

¡EHEU!

EJECUTORIA DEL MIASMA

EJEMPLO

Ejemplo del valor de las Españas

EJERCICIO PREPARATORIO

EJERCICIO RESPIRATORIO

EJÉRCITO

ÉL [Oliverio Girondo]

El [Óscar Hahn]

El abanico

Él abre los ojos

EL ABUELO

El abuelo me mira desde

El acento me pende del zapato

EL ACONCAGUA

El Aconcagua. Bestia

El acto simple de la araña que teje una estrella

El acusado es pálido y lampiño

EL ADIÓS [Ramón López Velarde]

EL ADIÓS [José Ángel Valente]

EL ADIÓS [Juan Ramón Jiménez]

EL ADIÓS [Ismael Enrique Arciniegas]

EL ADIÓS DEL NIÑO

EL ADIÓS DEL POLACO

EL ADIÓS ETERNO

EL ADOLESCENTE

EL ADVENIMIENTO DE LA LIBERTAD

EL AFILADOR

El africano alarido

El Agua [Manuel Altolaguirre]

El agua [Manuel Felipe Rugeles]

EL AGUA [Manuel Felipe Rugeles]

EL AGUA [Óscar Hahn]

El agua de la alberca

El agua de los pozos, ambiguamente verde

El agua de South

El agua del río pasaba indolente

El agua del río va huyendo de sí misma: Tiene miedo de eternidad.

El agua del tinajero

El agua del viejo canal, en la yerma

El agua deslíe la conciencia, una a una

EL AGUA ENAMORADA

¡El agua existe del estanque apenas

El agua inmóvil

...El agua lava la yedra

¡El agua misteriosa callada y sensitiva

El agua que es nuestro vino

EL AGUA MULTIFORME

EL AGUA QUE CORRE BAJO LA TIERRA

EL AGUA QUE CORRE SOBRE LA TIERRA

El agua se borraba de la tierra

El agua tiene un alma melancólica y suave

El agua toma siempre la forma de los vasos

EL AGUA VENGADORA

El agua vengativa desde el lago

EL AGUA Y EL JABÓN

EL AGUAFIESTAS FALTA SIN AVISO

El águila cabdal canta sobre la faya

EL ÁGUILA Y EL BAGRE

El águila y el escarabajo

EL AIRE

El aire del hogar

El aire entraba en mí sin encontrarme

El aire está espeso

EL AIRE HUELE A HUMO

El aire juega a las distancias

El aire que recorre estos patios y que palpa

El aire se serena

EL AISLAMIENTO

EL AISLAMIENTO DE PUERTO RICO

EL AJEDREZ

EL ALA DEL CUERVO

El ala del espíritu

En alabanza de Dalmiro imitando el estilo sublime de Píndaro

EL ALBA

El alba aún no aparece en su gloria de oro

El alba ciñe las primeras rosas

EL ALBA DENOMINADORA

El alba iluminó la vidriera

El alba me sorprende

EL ALBA URGE

EL ALBAICÍN

El Alcalde, de sucio Jipijapa de copa

EL ALCÁZAR DE SEVILLA

El alfarero

El alfiler de Eva loca

EL ALIENTO ES EL DIOS

El aliento es el dios que la penetra

El aljibe. En el fondo la tortuga

EL ALMA [Manuel Altolaguirre]

EL ALMA [Manuel Altolaguirre]

EL ALMA [Vicente Aleixandre]

EL ALMA [Rafael Pombo]

EL ALMA ACORAZADA

El alma de Blancaflor

EL ALMA DE HEREDIA

¡El alma de la música!

El alma de la tarde se anuncia en la furtiva

EL ALMA DEL SUBURBIO

EL ALMA EN FUGA

EL ALMA EN PRIMAVERA

El alma es igual que el aire

EL ALMA INQUIETA

El alma llena de recogimiento

EL ALMA MUERTA

EL ALMA NO ES EL CUERPO

EL ALMA PRISIONERA

EL ALMA QUE SUFRIÓ DE SER SU CUERPO

El alma tenías

El alma traigo ebria de aroma de rosales

EL ALMA TRÉMULA Y SOLA

El alma vuela y vuela

EL ALMA Y EL NIÑO

EL ALMA Y EL TIEMPO

El almirante de la escuadra pisó el templo

EL ALMUERZO

—El alquiler se cumplió

EL ALQUIMISTA

EL ALUMBRADO

EL ALUMNO DE TERSITES

EL ALUMNO DE VIOLANTE

EL AMA

Él amaba a la doncella, esquiva

El amante

El amarillo de los bosques

EL AMASIJO

EL AMIGO

EL AMIGO IDO

EL AMOR [Carlos Bousoño]

El amor [Pablo Neruda]

EL AMOR [Efraín Huerta]

EL AMOR [Manuel Altolaguirre]

EL AMOR [Rafael Pombo]

EL AMOR [Óscar Hahn]

EL AMOR [Luis García Moreno]

El amor ascendía entre nosotros

El Amor con mesura dióme rrespuesta luego

EL AMOR CONSTANTE

EL AMOR DE LAS SELVAS

EL AMOR DE MIS AMORES

EL AMOR DE MIS AMORES (fragmento)

El amor del soldado

El amor empieza cuando se rompen los dedos

El amor enlazaba nuestros pasos, ¿recuerdas?

El amor es atmósfera y el vidrio sentimiento

El amor es deseo de hermosura

El amor es fragante como un ramo de rosas

EL AMOR ES UN CENTRO

EL AMOR ES UN ROBO

El amor es un robo —me dijiste una tarde—

El amor es una enfermedad de las más jodidas y contagiosas

EL AMOR ES UNA SOLDADURA MÁS O MENOS AUTÓGENA

EL AMOR ETERNO (Violonchelo)

El amor fugitivo

EL AMOR MARIPOSA

EL AMOR MOJADO

EL AMOR NUEVO

El amor perdido

EL AMOR QUE CALLA

El amor se ha desprendido

El amor sube por la sangre. Quema

El amor viene lento como la tierra negra

EL AMOR Y EL MAR

EL AMOR Y LA SANGRE

EL AMOR Y LOS ASTROS

El amoroso piélago corría

EL ANARQUISTA DE LAS BENGALAS

EL ANAUCO

EL ANCESTRO DEL CISNE

EL ANCLA

El ancla al peñón aferra

El ancla de oro canta... la vela azul asciende

EL ANDALUZ

El andaluz envejecido que tiene gran razón para su orgullo

EL ÁNFORA

EL ÁNGEL [Jorge Luis Borges]

EL ÁNGEL [Juana de Ibarbourou]

El ángel [Homero Aridjis]

EL ÁNGEL AVARO

EL ÁNGEL BUENO

EL ÁNGEL DE LA QUIETUD

EL ÁNGEL DE LOS NÚMEROS

EL ÁNGEL DE MI AMOR. Soneto

EL ÁNGEL DEL POEMA

EL ÁNGEL DOBLE DE SÍ MISMO

EL ÁNGEL GUARDIÁN

EL ÁNGELUS

EL ANHELO DE UNA ROSA

EL ANIMAL

EL ANIMAL DORMIDO

El animal que llora, ése estuvo en tu alma antes de ser amarillo

El animal venía de muy lejos

EL ANIVERSARIO

EL ANOCHECER

EL ANTEPASADO

EL ANTIGUO JARDÍN

EL AÑO DE LA GUERRA Y DEL NUBLADO

EL AÑO DESIERTO

EL AÑO DICHOSO

EL AÑO NUEVO

EL AÑO NUEVO Y EL OCIOSO

EL APARECIDO

EL APELLIDO

EL ÁPICE

EL ARA

EL ARACUCÚ

El arado, el rastrillo y la luciente

EL ÁRBOL [Nicolás Guillén]

EL ÁRBOL [Juan Gelman]

EL ÁRBOL EN FLOR

EL ÁRBOL MENOS

EL ÁRBOL QUE NO AMA

El árbol que verdece

El árbol sabe, con sus raíces y sus ramas

El árbol seco crece todavía

EL ÁRBOL VIEJO

EL ARCA

EL ARCA DEL DILUVIO

EL ARCÁNGEL JUAN

EL ARCO INVISIBLE DE VIÑALES

EL ARCO IRIS

El arco o puente que va

EL ARENAL

EL ARQUERO

EL ARROYO [Delmira Agustini]

El arroyo [Salvador Díaz Mirón]

EL ARROYO [Rafael Pombo]

EL ARTE

El arte, más audaz que Prometeo

EL ASILO

EL ASNO

EL ASNO DE FEDERICO

El asno sesudo

EL ASTRO

EL ASTRO PROPICIO

El astrónomo, el vate y el mentor se han reunido

EL ATAJA-CAMINOS

EL ATOYAC (EN UNA CRECIENTE)

El aura popular me trajo un día

El áureo hexámetro o la cuaderna vía

EL AUSENTE [Manuel Altolaguirre]

EL AUSENTE [Alejandra Pizarnik]

El ausente, el celoso, se provoca

El automóvil negro desaparece

El autor no responde de las molestias que puedan ocasionar sus escritos

El autor suspende su trabajo en el cuarto oscuro

El avaro y su mujer

El ave azul del sueño

EL AVE MARINA

EL AVENIMIENTO DE SAGITARIO

EL AVENTURERO

EL AVIÓN

EL AVIÓN NOCTURNO

EL ¡AY! DE LA ITALIANA

El ay de la ropa blanca

EL AY DE MÍ. LETRILLA

EL AZAHAR

El azahar de Murcia

El azul estaba inmovilizado entre el rojo y el negro

EL BAILE DE ÁGUEDAS

EL BAJO MAGDALENA

EL BALDÍO

EL BAMBUCO

EL BANCO DEL SUPLICIO

EL BAÑO [Juana de Ibarbourou]

EL BAÑO [Julio Herrera y Reissig]

EL BAÑO [Enrique González Martínez]

EL BAÑO [Ismael Enrique Arciniegas]

EL BAÑO [Germán Pardo García]

EL BAÑO DE LAS NINFAS

EL BAR DE SIEMPRE

El barbero del pueblo, que usa gorra de paja

EL BARCO

El barco es más barco

EL BARQUERO MISTERIOSO

El barranco del infierno

EL BARRIO

El barrio le admira. Cultor del coraje

El barro es la placenta. Recordamos

EL BASTÓN

EL BASTÓN DE LACA

EL BAUTISMO. A MI SEGUNDO HIJO RECIÉN NACIDO

EL BAUTIZO DEL NIÑO RICO

EL BEDUINO [Juan Gelman]

EL BEDUINO [Gertrudis Gómez de Avellaneda]

EL BEJÍN

El beodo narraba dificultosamente

El bermellón gritaba

EL BESO [Ismael Enrique Arciniegas]

EL BESO [Luis Palés Matos]

EL BESO DEL ADIÓS

El beso fantasma

El beso que no te di

EL BIEN LLEGADO

¿El Bien y el Mal? ¿Quién sabe su camino...?

EL BISONTE

EL BOA

EL BOCHINCHE

EL BOFETÓN

EL BOGOTANO

EL BOHEMIO

EL BOREAS. IMITACIÓN DE OVIDIO

El borracho

EL BOSQUE ALEGRE

El bosque centenario

EL BOSQUE DE LAS ARDEÑAS

EL BOSQUE SE IBA HACIENDO AL ARDE

El botánico

Él botó esta basura

EL BOYERO

EL BRILLO DE LA NAVAJA

EL BRINDIS DEL BOHEMIO

El bruno ibero, el galo de actitud retadora

EL BUEN DÍA

El buen galgo lebrero, corredor e valyente

EL BUEN MOMENTO

El buen sentido [César Vallejo]

EL BUEN SENTIDO [Antonio Plaza]

El bueno, el justo, el santo

EL BUEY [Leopoldo Lugones]

EL BUEY [José Santos Chocano]

EL BUEY [Miguel Antonio Caro]

El buey, que de paciencia se reviste

EL BÚHO Y EL HOMBRE

EL BÚHO Y EL PALOMO

El buitrero mayor

EL BURGO DE OSMA

EL BURRITO GLORIOSO

EL BURRO

EL BURRO FLAUTISTA

EL CABALLERO DE LA MANO AL PECHO

EL CABALLERO DE MAGRITTE

El caballero, de rostro famélico y de barba salvaje

El caballero de túnica de grana, la misma de su efigie de mártir

EL CABALLERO DEL LUCERO

EL CABALLERO DICE SU MUERTE

El caballero Leonardo nutre en la soledad el mal humor que ejercita en riñas e injurias

El caballero sale de la iglesia a paso largo

EL CABALLO

el caballo de Juan Velázquez dio de cenar a muchos aquella noche

EL CABALLO ROJO

EL CABALLO Y EL GORRIÓN

El cabello lo pintaron de rojo

EL CABRERO

El cabrito más blanco y el más bello

EL "CACAHUATAL" DE SAN PABLO

EL CACHOLOTE

EL CACIQUE DE GUATAVITA

EL CACIQUE GUANENTÁ

EL CACIQUE GUANENTÁ

EL CACIQUE GUATAVITA

EL CACTO

EL CADALSO

El cadalso y carlota corday los alinearon

EL CAFÉ [Nicomedes Santa Cruz]

EL CAFÉ [Ismael Enrique Arciniegas]

EL CAFÉ DE CHINITAS

EL CAFETAL

EL CAIMÁN [Francisco Villaespesa]

EL CAIMÁN [Andrés Eloy Blanco]

EL CAIMÁN VENCIDO

EL CAIMÁN Y LAS MOSCAS

EL CAJISTA

EL CAJÓN

EL CAJONCITO

EL CALLEJÓN DEL BESO

El calor, de vibrante, parecía sonoro

El calor raja la noche

El calvo y la mosca

El camarín de la noche

EL CAMBIO

El cambista sostiene minúscula balanza

El cambista y su mujer (Quentin Metsys)

EL CAMINO

EL CAMINO DEL CAMPOSANTO

EL CAMINO DE DAMASCO

EL CAMINO DE LAS LÁGRIMAS

El camino de los cisnes

EL CAMINO DE NUESTRA CASA

El camino, despacio

EL CAMINO HACIA TI

El camino mojado por el agua de Agosto

El camino que baja

EL CAMPANERO

El campo

EL CAMPO DE BATALLA

El campo deleitoso y su cultivo

El campo está de luto

El campo está risueño

El campo, oscuro; lejos, al mar

EL CAMPO REMEDIO DEL AMOR

El campo y el crepúsculo. Una hoguera

El cancerbero cuatro veces

EL CANDIL

EL CÁNTARO [José Asunción Silva]

EL CÁNTARO [Meira Delmar]

El cántaro que tiene la suprema

EL CÁNTARO ROTO

EL CANTO AGRADECIDO

EL CANTO ANHELANTE

EL CANTO BAJO LA BRUMA

EL CANTO DE LA ANGUSTIA

EL CANTO DE LOS HIJOS EN MARCHA

EL CANTO DEL CISNE

EL CANTO DEL COSACO

EL CANTO DEL JESUITA. Parodia

EL CANTO DEL MAL

EL CANTO DEL ODIO

EL CANTO DEL USUMACINTA

EL CANTO ERRANTE

EL CANTO LIBRE

EL CANTO SECO

El cantor va por todo el mundo

El capitán buscaba oro en el templo del dios

El capitán difunto

EL CAPRICORNIO

EL CARACOL

El caracol del ansia, ansiosamente

EL CARIBE [Nicolás Guillén]

EL CARIBE [Andrés Eloy Blanco]

EL CARPINTERO

EL CARPINTERO DE NAZARET

EL CASAMIENTO

El casca-nueces-vacías

El casco roído y verdoso

El caserón se engalana

El casino sorbe las últimas gotas de crepúsculo

EL CASTIGO [José Antonio Ramos Sucre]

EL CASTIGO [Juan Ramón Jiménez]

EL CASTILLO

EL CASTILLO CANTOR

El castillo maldito

El castillo surge a la orilla del mar

EL CASUISTA

El cauce va quedando fuera, con la resaca

EL CAZADOR

EL CAZADOR AMBICIOSO

El Céfiro

EL CELAJE

El cementerio está cerca

EL CENADOR

El centauro Critón, en la carrera

EL CENTINELA DE FUEGO

EL CENTRO DEL DORMITORIO

El centro no es un punto

EL CEREBRO

EL CÉSPED

El césped. Desde la tribuna es un tapete verde

El chamariz en el chopo

El champagne de la tarde sedativa

El charlatán se adelanta

EL CHARRO

El Ché Jesucristo

EL CHINGOLO

El Chinolope vendía diarios y lustraba zapatos en La Habana

El choque fue sangriento bajo la luz del día

«El Chorro del Fiscal» en la sombría

EL CHUICO Y LA DAMAJUANA

EL CID

EL CIDNO

EL CIEGO [José Antonio Ramos Sucre]

EL CIEGO [Jorge Luis Borges]

EL CIEGO [Juan Gelman]

EL CIEGO [Rafael Pombo]

El ciego amor no sabe de distancias

EL CIEGO DE LA PANDERETA

El ciego deseoso recorre con los dedos

EL CIEGO EN LA CORTE

EL CIEGO INFALIBLE

El ciego sol se estrella

EL CIEGO Y EL TULLIDO

EL CIELO

El cielo corre entre lo verde

El cielo de nuestra cabeza es un pavés

El cielo de sus altos pensamientos

El cielo de tu tacto

El cielo de veras que no es éste de ahora

El cielo está en calma, la tarde serena

El cielo está puro

El cielo se ha despeinado

El cielo se serena

El cielo sucio del creyón, el viento

El cielo y yo quedamos frente a frente

El cielo ya no es una esperanza

El ciervo en la fuente

EL CIGARRILLO

El cincelador italiano trabaja con el arcabuz al lado

EL CÍNICO

EL CÍNICO Y EL HIPÓCRITA. Soneto

EL CINTURÓN DE GUILMA

EL CIPRÉS

EL CIPRÉS DE SILOS

EL CIRCO [Leopoldo María Panero]

EL CIRCO [Jesús Hilario Tundidor]

EL CIRCO EN TIERRA EXTRAÑA

EL CIRUJANO

EL CISNE

El cisne en la sombra parece de nieve

El cisne se acercó. Trémula Leda

El clavel

EL CLAVEL SECO

EL CLÉRIGO SIMPLE - Milagros de Nuestra Señora - versos 877 a 940

EL CLÉRIGO Y LA FLOR - Milagros de Nuestra Señora - versos 401 a 460

EL CLIMA DEL NOPAL

EL COCHE

EL COFRECILLO BLANCO

EL CÓLERA Y YO

EL COLIBRÍ

El coloquio maravillado

El color del domingo bueno

EL COLOR EXÓTICO

EL COLOR ROJO

El color rojo de los pueblos, antiguo

El color se me adentra y no lo pinto

El color y el silencio helados

El comandante G. me refirió aquella noche un cuento extraño

EL CÓMICO

EL CONDE DE VILLAMEDIANA

El Conde mi señor se fue a Cherela

El Conde mi señor se fue a Napoles

El Conde mi señor se va a Napoles

El conde, orgullo y gloria, las damas galantea

El cóndor

EL CÓNDOR VIEJO

EL CÓNDOR Y EL POETA. DIÁLOGO

EL CONEJO AVENTURERO

EL CONEJO BLANCO

EL CONSEJO

EL CONSEJO DEL AMOR

EL CONSUELO

EL CONTEMPLADO

EL CONTRABANDO DE LA CHARLA

EL CONVITE [José Antonio Ramos Sucre]

EL CONVITE [Germán Pardo García]

EL CONVITE [José María Heredia]

El corazón

El corazón, amigos, palpitante

EL CORAZÓN DE LO QUE EXISTE

EL CORAZÓN DE LA TIERRA

EL CORAZÓN DE TODOS

El corazón de un sueño

El corazón del pájaro

El corazón es agua

El corazón más plano de la tierra

EL CORAZÓN PERPLEJO

EL CORAZÓN REBOSANTE

El corazón y su redoble iracundo

El cordero balaba dulcemente

EL CORNETA

EL CORREDOR

EL CORRO LUMINOSO

EL CORSÉ

Él creía que en el espacio el hombre

EL CREPÚSCULO

El crepúsculo está lleno de aromas

El crepúsculo finge un hervidero

El crepúsculo sufre en los follajes

EL CRIMEN

El crimen está allí

EL CRIMEN FUE EN GRANADA: A FEDERICO GARCÍA LORCA

El cristal de la atmósfera se ahúma

EL CRISTIANO

EL CRISTO DE DALÍ

El Cristo de Velázquez

EL CRISTO... ES EL HOMBRE

El crujir de la falda

EL CRUZADO

EL CUADERNO

EL CUADRO DE ZEUXIS

EL CUARTO CERRADO

El Cuarto Enrico yace mal herido

El cuchillo

EL CUCLILLO

El cuello se te llena, amor, de corazones

EL CUENTO DE MARGOT

El cuento es muy sencillo

El cuento es muy sencillo

El cuerpo canta

EL CUERPO DE LA MUJER ES INMENSO

EL CUERPO LE PREGUNTA AL ALMA

El cuerpo no quiere deshacerse sin antes haberse consumado

EL CUERPO Y EL ALMA [Vicente Aleixandre]

EL CUERPO Y EL ALMA [Rafael Pombo]

EL CUERVO Y EL ZORRO

EL CULPABLE

EL CURA

EL CURSO DE LA LUZ

EL DAGUERROTIPO

EL DAÍMIO

El daño

El de la pluma recortada y fina

El debe y el haber

EL DECHADO

El decidido abandono con que yo me sueño

el dedo que escribió en mi sangre/

EL DEFENSOR

EL DERECHO A SOÑAR

EL DERECHO AL DELIRIO

EL DERROTADO

EL DERROTERO DE CAMÕENS

El desafuero de los habitantes afeaba la fama de aquella tierra amena

EL DESAHUCIO

El desaliento y la angustia consumen mi corazón

EL DESAMOR

EL DESCALZO Y EL MUTILADO

EL DESCAMPADO

EL DESCANSO DEL GUERRERO

El descastado

EL DESCENSO

EL DESCENSO DE TZOTS CHOJ

EL DESCONOCIDO [Octavio Paz]

EL DESCONOCIDO [Ismael Enrique Arciniegas]

EL DESENLACE

El desenlace fue así

EL DESENTERRADO

EL DESEO DE LA PALABRA

EL DESEO DE SER UNO MISMO

EL DESESPERADO

El desfile de los días morosos, enlutados por el invierno

EL DESHABITADO

EL DESIERTO DE MI ISLA

El desierto jardín de madrugada

EL DESNUDO

El desnudo rigor castrense de estos muros

El despecho

EL DESPERTAR [Julio Herrera y Reissig]

EL DESPERTAR [Alejandra Pizarnik]

EL DESPERTAR DE UN DIOS

EL DESPLAZAMIENTO DEL JARDÍN

El despojo mortal yace aquí solo

EL DESPOSORIO EN SUEÑO

EL DESTERRADO

El desvío

El día

El día abre la mano

EL DÍA BELLO

El día, con jadeante fatiga de labriego

El día con su manto

El día de duraznos, la noche de centauras

El día de los desventurados, el día pálido se asoma

EL DÍA DEL DESENGAÑO (ESCENA DE INVIERNO)

El día del domingo lo paso junto al mar

El día empuja en el alba

El día en los tejados centellea

EL DÍA FINAL

El día giraba en negros y en blancos

El día ha amanecido

El día hace su poema blanco

EL DÍA MENOS

EL DÍA MENOS PENSADO

El día que la flor lance un gran trino

El día que me quieras tendrá más luz que junio

el día que tom steward alzó vuelo montado en su furia

EL DÍA SE HA IDO

El día separado por sus sombras

El día tiene el don de la alta seda

El día tiene nombre

El día trece de julio

EL DIAGNÓSTICO Y LA TERAPÉUTICA

EL DIAMANTE [Federico García Lorca]

EL DIAMANTE [Delmira Agustini]

El diamante de una estrella

EL DIBUJO EN EL AGUA

EL DIEZ Y OCHO DE SETIEMBRE

EL DINERO

EL DIOS CANSADO

EL DIOS DE LA CENTELLA

El dios del hielo

EL DIOS DUERME

El Dios duerme su gloria a tu amparo, Julieta

El dios egipcio Bes

EL DIOS IBERO

El dios jaguar salió del inframundo

El Dios que todos llevamos

El diputado de los mineros

EL DISCÍPULO

EL DISCURSO DEL ESPEJO

El diván dormitaba; las sortijas

EL DIVINO AMOR

El Divino Señor, bajo la fría

EL DOLIENTE

EL DOLOR DE AMAR

EL DOLOR DE LA NOCHE

El DOLOR DE LAS CINCO VOCALES

EL DOLOR DESCONOCIDO

El dolor es el alma de las cosas

EL DOMICILIO DE COLÓN, VIOLADO

El dómine paciente y circunflejo

EL DOMINGO

El domingo era el día de los pájaros libres

EL DON

EL DONAIRE

El doncel del mirador me muestra su estalactita

El doncel indiferente pregona desde una balsa los cereales de la campiña

El dormir es como un puente

EL DOS DE MAYO

El dos de mayo de 1808. Himno

El dragón es un animal quimérico, yo soy un dragón

El dulce fruto en la cobarde mano

El dulce lamentar de dos pastores

EL DULCE MAL

EL DULCE MILAGRO

El dulce niño pone el sentimiento

EL DUELO

EL DUQUE

El eco [Julián del Casal]

El Eco [Manuel Altolaguirre]

El eco del pito del barco

EL ECO ILUMINADO

El efluvio de curva propiciante veda la lejanía

EL EFLUVIO DE PUERTO RICO

EL EGOÍSTA

EL EGOÍSTA AFORTUNADO

EL ELEFANTE

El elefante, cuando baila

EL ELEGIDO

(él) (ella) busca las piezas pero no las halla

EL EMBARGO

EL EMBORRACHADO

EL EMIGRADO

El emigrante baldado

EL ENAMORADO

El encantamiento

EL ENCANTO DE LA NOCHE

EL ENCANTO DE LA TIERRA

EL ENCERRADO

El encinar solloza. La hondonada

EL ENCUENTRO [Gabriela Mistral]

EL ENCUENTRO [Amado Nervo]

EL ENCUENTRO [Enrique González Martínez]

EL ENCUENTRO [Óscar Hahn]

El encuentro con la amada

EL ENCUENTRO DEL HOMBRE Y EL RÍO

EL ENEMIGO

El enemigo brutal

EL ENFERMO

EL ENLACE

EL ENOJO

EL ENSUEÑO [Evaristo Carriego]

EL ENSUEÑO [Miguel Antonio Caro]

EL ENTERRADO

EL ENTIERRO DE LILA

EL ENTIERRO DEL SOL

EL EQUIPAJE ABIERTO

EL ESCARMIENTO

EL ESCUCHADOR (GUSTAVO ADOLFO BÉCQUER)

EL ENSUEÑO DEL CAZADOR

EL EPISODIO DEL NOSTÁLGICO

El ermitaño cuenta los sucesos y prodigios del amor y se incorpora

EL ERROR VESPERTINO

EL ESCARABAJO

EL ESCLAVO [Ismael Enrique Arciniegas]

EL ESCLAVO [Adolfo Berro]

EL ESCOLAR

EL ESCUDO

EL ESCUELANTE Y LA ORUGA

EL ESCULTOR CIEGO

EL ESPEJO [Dulce María Loynaz de Castillo]

EL ESPEJO [Juan Gelman]

EL ESPEJO DE AGUA

EL ESPEJO DE LAS HADAS

EL ESPINO Gabriela Mistral]

EL ESPINO [Carolina Coronado]

El espino prende a una roca

El espíritu del talamontes

El espléndido palacio de papel de los peregrinajes infantiles

EL ESTABLO

El estandarte ved que en Ceriñola

EL ESTANQUE

EL ESTÍO [José Joaquín de Mora]

EL ESTÍO [José Selgas y Carrasco]

EL ESTOQUE

El estribillo del turco

EL ESTUDIANTE

EL EXORCISTA

EL ÉXTASIS

EL EXTRANJERO [José Ángel Buesa]

EL EXTRANJERO [José Antonio Ramos Sucre]

EL EXTRAÑO

EL FAISÁN

EL FALSO AMOR

EL FAMILIAR

EL FANTASMA

EL FANTASMA DE EDNA LIEBERMAN

EL FANTASMA DE LA ESPERANZA

EL FANTASMA DE LOS BULOS

El fantasma del agua

EL FANTASMA DEL BUQUE DE CARGA

EL FANTASMA SOY YO

EL FARO DE MALTA

EL FAROL LEJANO...

EL FAROLERO Y SU NOVIA

EL FAVONIO Y LA ROSA. IMITACIÓN DE PARNY.

EL FEDERAL

EL FERROCARRIL Y LAS BESTIAS

EL FERVOR

EL FESTÍN

EL FESTÍN DE BALTAZAR

EL FESTÍN DE BERT

EL FESTÍN DE LOS BUITRES

EL FIADOR

El filosofastro

El filósofo en el campo

EL FILÓSOFO Y EL BÚHO

El fin de todo busca el alma mía

El follaje exánime de un sauce roza, en la isla de los huracanes, su lápida de mármol

El fondo de las cosas no es la vida o la muerte

EL FONÓGRAFO

EL FORASTERO [Jorge Luis Borges]

EL FORASTERO [Piedad Bonnett]

EL FORNICIO

EL FRATRICIDIO

EL FRENO Y LAS ESPUELAS

EL FRÍO

El fruto es el resumen del árbol

El fuego

EL FUEGO CALCINA NUESTRAS CARNES

EL FUEGO ES NECESARIO

El fuego, la mar y el hombre

EL FUERTE LAZO

El fuerte se levantó

EL FUGITIVO [José Antonio Ramos Sucre]

EL FUGITIVO [Pablo Neruda]

EL GABINETE

EL GABINETE DEL PINTOR DE BODEGONES

El galán quedó tendido en el suelo de nieve, entre los árboles disecados por el invierno

EL GALÁN Y LA DAMA

EL GALLO [José Santos Chocano]

EL GALLO [Luis Palés Matos]

EL GALLO DESPERTADOR

El gallo rubio

El gallo rubio media rapsodia de lumbre

EL GALLO Y EL ZORRO

EL GALLO ZAMBO

El gañán

EL GAS Y LA VELA

EL GATO BANDIDO

El gato blanco asomose

El gato de la abuela

El gato duerme en la cocina

EL GATO, EL LAGARTO Y EL GRILLO

EL GATO GUARDIÁN

EL GATO MENTIROSO

El gato que ayer me era simpático

EL GATO VERDE

EL GAUCHO

El gavilán que suelta en el aire la paloma

El General a veces nos decía

EL GENERALIFE

El generoso Píndaro del palmeral cubano

EL GENIO. A MI RESPETABLE AMIGO D, JUAN NICASIO GALLEGO

EL GENIO DE LA MELANCOLÍA

El gentil hombre pinta a la acuarela una imagen de la mujer entrevista

EL GIRASOL

EL GIRO

El globo ocular

EL GLOBO Y LA GALLINA

El gobierno francés, ¿o fue el gobierno inglés?, puso una lápida

EL GOLPE

EL GOZO ALUCINADO

El grafófono

EL GRAN AMOR

EL GRAN CRIMEN

EL GRAN DESPECHO

El gran furor de Decio contra Sixto fue tal

El gran león azul, de alba melena

¡El gran manto de oro, el dúctil manto

EL GRAN OCÉANO

El gran río penetró la roca viva

El gran templo del orbe ya silente

EL GRAN TURCO

El gran visitador de señoras (great visitor of Ladies)

EL GRANIZO

EL GRANO Y LA PERLA

EL GRECO

El griego vencedor que tantos años

El gringo musicante ya desafina

EL GRITO DE INDEPENDENCIA

El grito deja en el viento

El gritón de deshace

EL GUAPO

El guarda rural

EL GUARDABOSQUE

EL GUERRERO

El guerrero durmió después de la victoria

EL GUSANO

El gusano de cables

EL HÁBITO DE HABITARNOS

EL HACEDOR

El hacha del espíritu

EL HACHA DEL PROSCRITO

EL HACHA II

EL HACHA III

El hada más hermosa ha sonreído

El hada pequeñita

EL HADA VERDE. CANCIÓN DEL BOHEMIO

EL HALCÓN

EL HALCÓN Y LA GALLINA

EL HALLAZGO

EL HAMBRE [Jorge Luis Borges]

EL HAMBRE [Miguel Hernández]

EL HAMBRE [Nicolás Guillén]

EL HAMBRE/2 [Eduardo Galeano]

EL HAMBRE OCURRE

El hambre va por los portales

EL HASTÍO DEL PLACER

EL HECHO

EL HERBOLARIO

EL HERIDO

EL HERMAFRODITA

EL HERMANO JORGE POMBO

EL HERMOSO DÍA

EL HÉROE [Manuel Altolaguirre]

EL HÉROE [Gregorio Castañeda Aragón]

El héroe macedón a los treinta años

EL HERRERO DEL PUEBLO

EL HIELO

EL HIEROFANTE

El hierro y el oro

EL HÍGADO DE DIOS

El hijo [Pablo Neruda]

EL HIJO [Mario Benedetti]

EL HIJO DE LA ESPUMA

El hijo de rana, Rinrín renacuajo

EL HIJO DEL ANCIANO

EL HIJO DEL SUEÑO

EL HIJO DEL VIRREY

El hijo único sería el mayor de sus hermanos

El hilo de la infancia

El hijo que la esclava ha concebido

EL HIMNO

EL HIMNO DE COLOMBIA Canción Militar. Dedicada a S. E. el Presidente Libertador Simón Bolívar

¡El himno, nobles ancianos!

EL HOMBRE [Manuel Altolaguirre]

EL HOMBRE [Manuel Felipe Rugeles]

EL HOMBRE [Rafael Pombo]

EL HOMBRE [Óscar Hahn]

EL HOMBRE [Manuel Acuña]

El hombre, a quien el hambre de la rapiña acucia

El hombre de estos campos que incendia los pinares

El hombre de inteligencia rudimentaria salió a cazar lejos de su llanura inundada

El hombre del momento

EL HOMBRE, EL CABALLO Y EL TORO

EL HOMBRE ENAMORADO DEL AMOR

EL HOMBRE ENFRENTE

El hombre engendra al hombre; da la vida

El hombre es por natura la bestia paradójica

El hombre es siempre

EL HOMBRE IMAGINARIO

El hombre imperfecto a su perfectísimo Autor

EL HOMBRE INVISIBLE

EL HOMBRE LOS NECESITA

El hombre no ha nacido

El hombre pierde la vida y otras cosas

El hombre que amaba la soledad

El hambre que horada

EL HOMBRE QUE SERÉ

EL HOMBRE QUE TIENE UN SECRETO

EL HOMBRE SIEMPRE EN EL MAR

El hombre sólo es rico en hipocresía

EL HOMBRE. Soneto

EL HOMBRE Y LA CULEBRA

EL HOMBRE Y LA MARMOTA

EL HOMBRE Y LA PULGA

EL HOMBRE Y MI ALMA

El hondo sueño consintió en sí al ardiente ensueño

EL HONOR DEL CUERPO

El hoplita que corre sobre el mármol

El horizonte de ópalo ya apenas arde

El horizonte tiene

El hormiguero hace erupción

EL HORNERO

EL HORÓSCOPO DE LAS INFANTAS

EL HOSPICIO

EL HUÉRFANO PEREGRINO

EL HUÉSPED

EL HUÉSPED BOBO

EL HUÉSPED DE LOS PÁJAROS

EL HUÉSPED DEL AROMA

El humo azul, azul

EL HUMO Y LA LLAMA

El idioma llegó, dio cuatro voces

EL ÍDOLO

El ímpetu cruel de mi destino

EL IMPULSO

EL INSOMNIO COMIENZA EN LA CUNA

EL INCENDIO

EL INCENDIO DE LA COMPAÑÍA. CANTO ELEGÍACO

EL INCENDIO HOSPEDADO

El inconstante

EL INDIFERENTE

EL INDIO

EL INDIO TRISTE

el individuo que difiere de sus pares

El infame despertador, estrellado sobre la pared

EL INFANTE ARNALDOS

El infante de los reyes proscritos fue abandonado en un esquife

El infeliz del que busca en la apariencia

EL INFIERNO [Jorge Gaitán Durán]

EL INFIERNO [León Felipe]

EL INFIERNO ARTIFICIAL

EL INFIERNO MUSICAL

El infierno verdadero

El ingeniero de Robot; se dijo

EL INGENUO

El insecto

El insecto que está parado sobre esa piedra

El insinuante almizcle de las bramas

EL INSOMNE

EL INSOMNIO

EL INSOMNIO DE JOVELLANOS

EL INSTANTE [Jorge Luis Borges]

EL INSTANTE [Jorge Gaitán Durán]

el instante se abre

El instante supremo, el esperado

EL INTRUSO

EL INVASOR

El inventor de la bala

El invierno arrastra sus piernas en la nieve

El iris de las alas bajo el manto

EL JABALÍ Y EL GAMO

El jardín alusivo se envaguece de esperas

EL JARDÍN DE DRAGONTINA

EL JARDÍN DE LINDARAJA

El jardín de plateados alelíes

EL JARDÍN GRIS

EL JARDÍN NEGRO

El jardín no tiene fin

EL JARDÍN QUE SUEÑA. VIII PLACIDEZ

EL JILGUERO

EL JOROBADO

El joven gladiador yace en la arena

El joven Melibeo

EL JOVEN MONARCA

EL JOVEN TROVADOR

El joven trovador partió a la guerra

EL JUEGO DE LA ROSA

EL JUEGO DEL NIÑO

El juego en que andamos

El juez señala el mapa de donde el crimen

EL JUGADOR DEL DOMINÓ. Soneto

EL JUGLAR TRISTE

EL JUSTICIERO

El Káiser asaltó tu territorio

EL LABRADOR [Julio Herrera y Reissig]

EL LABRADOR [Ismael Enrique Arciniegas]

El labrador viene con su carga amarilla de panes

El ladrón [Juan Gelman]

EL LADRÓN [Enrique González Martínez]

EL LADRÓN DE LOS MARES

EL LAGARTO ESTÁ LLORANDO

El Lago de los Cisnes

El lago una mancha

EL LAMENTO DE JOSÉ DE ARIMATEA

El lápiz en la oreja prisionero

El lastimado Belardo

EL LAY DE ARISTÓTELES

El lazo conyugal

EL LECHO

El lecho, aquella hierba de ayer y de mañana

EL LECTOR

EL LECTOR Y LA CHINCHE

EL LENGUAJE DE LAS FLORES

El lenguaje silencioso engendra fuego

EL LENGUAJE Y EL ARTE

EL LEÓN

El león generoso

El león ha comido

EL LEÓN VENCIDO POR EL HOMBRE

EL LEÓN Y EL RATÓN

El letargo padece despertamientos

EL LIBERTADOR [Rafael Pombo]

EL LIBERTADOR [Miguel Antonio Caro]

EL LIBRO

El libro

EL LIBRO DE LA NATURALEZA

El libro sin abrir y el vaso lleno

¡El libro ya está abierto! Lee, amada

El licenciado escribe una breve novela de equivocaciones y de casos imprevistos

EL LIMONERO DEL SEÑOR

El limonero lánguido suspende

El lirio azul el lirio fucsia el lirio

EL LLAMADO [Meira Delmar]

EL LLAMADO [Luis Palés Matos]

EL LLANERO

EL LLANTO

EL LLANTO ES NUESTRO

EL LLEGADO

ÉL LLORA SANGRE

Él lo vio... Noche negra, luz de infierno...

El lobo a la cabra comía por merienda

El lobo blanco del invierno

EL LOBO HÉROE

EL LOBO PINTOR

EL LOBO Y EL PASTOR

El lobo y la cigüeña

EL LOCO

EL LOCO AMOR

El loco de Chinchilla. Fábula a la moda, esto es, insulsa y frívola

EL LORO

EL LOTO

EL LUCERO

EL LUCERO FAMILIAR

EL LUGAR DEL CRIMEN [Mario Benedetti]

EL LUGAR DEL CRIMEN [Luis García Moreno]

El lunarcito

EL MADRIGAL DEL BESO

El maestro carpintero

EL MAESTRO DE ESCUELA

EL MAGDALENA

El mágico esplendor de un espejismo

El mal confitero

EL MAL DEL SIGLO

EL MAL INEFABLE

El mal, que en sus recursos es proficuo

EL MALCASADO

EL MANDARÍN

EL MANDO PATERNO

El mantel jirón del cielo

EL MANZANILLO

EL MAÑANA EFÍMERO

EL MAPA

EL MAR [Mario Benedetti]

EL MAR [Manuel Altolaguirre]

EL MAR [Salvador Novo]

EL MAR [Eliseo Diego]

El mar [Luis García Moreno]

EL MAR [Blas de Otero]

El Mar Caribe, a veces, protesta con ciclones

El mar castiga el clamor de las botas en seco

El mar contra el escollo

El mar danzaba entre las islas

EL MAR DE SIEMPRE

El mar, el mar y tú, plural espejo

EL MAR EN LA LLANURA

¡El mar, el mar!

El mar es un anciano lleno de agravios

El mar es un azar

El mar. La mar.

El mar, la tierra, el cielo, el fuego, el viento

EL MAR LEJANO

EL MAR LIGERO

El mar, lleno de urgencias masculinas

El mar me pertenece

El mar murmura grandeza

El mar se mide por olas

El mar sería más mío

El mar sus millares de olas

El mar también elige

EL MAR Y TÚ

¿El mar? Yo no lo sé; pero este traje

EL MARCO DE ORO

El marfil con tal arte ha sido cincelado

EL MARIDO VERDUGO

El marinero tenía

El mariquita se peina

El Mariscal subía la dorada escalera

EL MARTÍN PESCADOR

El más alto y más dulce pensamiento

El más antiguo toro cruzó el día

EL MÁS HERMOSO TERRITORIO

EL MÁS SOLO

El Mascarón. ¡Mirad el mascarón!

EL MAYOR DESATINO

EL MECEDOR

El mediodía en la calle, atropellando ángeles

El mediodía parte el arroyo

EL MEJOR ADEREZO

EL MENDIGO [José de Espronceda]

EL MENDIGO [Ramón López Velarde]

EL MENDIGO [Santiago Montobbio]

EL MENDIGO [Antonio Plaza]

EL MENDIGO [Francisco Brines]

EL MENDIGO [Adolfo Berro]

EL MENSAJE PERDIDO

EL MENSAJERO [José Antonio Ramos Sucre]

EL MENSAJERO [Enrique González Martínez]

El mes de Marzo vuelve con su luz escondida

EL mes de junio se extendió

El mes era de março, salido el verano

El metal animado

EL METRO ATENIENSE

EL MIEDO [Alejandra Pizarnik]

EL MIEDO [Álvaro Mutis]

EL MIEDO [Pablo Neruda]

EL MIEDO AMENAZA

El miedo entra en la blancura

EL MIEDO GLOBAL

EL MILAGRO [Meira Delmar]

EL MILAGRO [Miguel Rasch Isla]

EL MILAGRO [Andrés Eloy Blanco]

EL MILAGRO DE LOS PÁJAROS

EL MINUTO COBARDE

El mirar de los ojos isósceles

El mirlo en la incandescencia de tus labios se extingue

EL MISERERE

Él mismo aró la tierra y extirpó la cizaña

EL MISMO TIEMPO

El misterio del amor es

El misterio nocturno era divino

EL MOMENTO ETERNO

El momento más grave de la vida

EL MONASTERIO

EL MONJE

El monje vive en la caverna, originada de pretéritos asaltos del mar

EL MONO

EL MONO APLAUDIDO

EL MONO AVARO

EL MONO EXTERIOR

el monstruo de la razón engendra sueños / dijo /

El monte y el río

EL MONTE Y LA ARDILLA

EL MORIBUNDO [Rafael Pombo]

EL MORIBUNDO. CANCIÓN [Adolfo Berro]

EL MOSQUITO LLORÓN

EL MUCHACHO MATADO EN LA FARMACIA

EL MUEBLE

El mundo es el segundo término

El mundo es una gran algarabía

El mundo se derrumba

EL MUERTO [José Hierro]

EL MUERTO [Salvador Díaz Mirón]

EL MUERTO [Vicente Aleixandre]

EL MUERTO EN NAGASAKI

El muerto es sabio porque ya no piensa

EL MUNDO

EL MUNDO CODICIOSO

El mundo del pavor, el mundo armado

EL MUNDO DESGRACIADO

El mundo en sus ejes rueda

El mundo encierra la verdad de la vida

El mundo entero se me ha quedado vacío

El mundo es comedia

El mundo es como aparece

El mundo es un papanatas

El mundo está compuesto de ventanas abiertas

El mundo está llorando RECIÉN nacido

El mundo glorifica sus alas

EL MUNDO PARA OTROS

EL MUNDO PARA UNOS

El mundo se detiene a medio camino

EL MUÑECO

EL MUÑECO ROTO

EL MÚSICO Y EL POETA

El mustio peregrino

EL NACIMIENTO DE AFRODITA

Él nació en el mes de enero

EL NÁUFRAGO

EL NAVÍO

El necio se asesora de otros necios contiguos

EL NÉCTAR DE ÁPAM

El negro

EL NEGRO INFANTE

EL NEGRO MAR

EL NENE ESTÁ ENFERMO

EL NIÁGARA Y EL ÁNGEL

EL NIDO [Juan de Dios Peza]

EL NIDO [Juana de Ibarbourou]

EL NIDO [Miguel Rasch Isla]

EL NIDO [Leopooldo Lugones]

EL NIDO AUSENTE

EL NIDO OCULTO

EL NINFEO

El niño de la montaña

EL NIÑO DE LA NOCHE

EL NIÑO DE LA PALMA (CHUFLILLAS)

EL NIÑO DORMIDO

EL NIÑO EMBARCADO

EL NIÑO EN LA PLAYA

EL NIÑO EN SU CUARTO

EL NIÑO GRANDE

EL NIÑO (Idea de Tagore)

EL NIÑO MUERTO

EL NIÑO POBRE

El niño que no vino

El niño Simón Bolívar

EL NIÑO SOLO

EL NIÑO VERAZ

EL NIÑO Y EL BUEY

EL NIÑO Y EL CORDERITO

EL NIÑO Y LA ESTRELLA

EL NIÑO Y LA LUNA

EL NIÑO Y LA MARIPOSA

EL NIÑO YUNTERO

El no [Octavio Paz]

El no [Juan Bautista de Arriaza]

EL NÓMADE

EL NOMBRE

EL NOMBRE CONSEGUIDO DE LOS NOMBRES

El nombre mío que he perdido

EL NOMBRE OLVIDADO

EL NORTE

EL NOSTÁLJICO DOBLE

El nubario

EL NUDO [Delmira Agustini]

EL NUDO [Juana de Ibarbourou]

EL NUDO [José Ángel Buesa]

EL NUEVO

EL NUEVO DIOS

EL NUEVO DODECASÍLABO

El nuevo soneto a Helena

EL NUEVO YANQUI

El número de sangres

EL OASIS

EL OBISPO

El obispo le dijo al diácono entretanto

EL OBRERO TEXTIL (Balada inglesa)

EL OBSTÁCULO

¡El oculto ignorar fue mi castigo!

El odio, el portero atroz, nos deja a la intemperie

EL ODIO FERROVIARIO

EL OFICIO DEL POETA

EL OJO

EL OJO DE AGUA

EL OJO DE LA BALLENA

EL OJO NEGRO DE LA TOTALIDAD

El ojo no te engaña

El ojo que ves no es

El ojo traza en el techo blanco

El ojo verdeoro de mi perro

El olímpico cisne de nieve

El olivo

El olivo y el pozo... Dormida una aldeana

EL OLMO RENACE

El olor del café y de los periódicos

El olorcillo a incienso, el rumor de los fieles

EL OLVIDADO

EL OLVIDO [Vicente Aleixandre]

El olvido [Pablo Neruda]

EL OLVIDO [José Antonio Ramos Sucre]

EL OLVIDO [Germán Pardo García]

EL OLVIDO [Alejandra Pizarnik]

EL OLVIDO [Miguel Antonio Caro]

El opio en el Este

El orbe de la danza

EL ORFEBRE

EL ORGANILLO

EL ORIENTE [Jorge Luis Borges]

EL ORIENTE [Leopooldo Lugones]

EL ORIGEN DEL MUNDO [Carlos Marzal]

EL ORIGEN DEL MUNDO [Eduardo Galeano]

El oro de la tarde se diluye

El oro, viejo artista, que cincelaste un día

EL ORTO

EL OSCURO ESPLENDOR

EL OSO, LA MONA Y EL CERDO

EL OTOÑADO

El otoño (4)

EL OTOÑO DE LAS ROSAS

En otoño, en el agua dormida de los lagos

El otoño en Gerona: la Escuela de Bellas Artes

El otoño, muchachos. Ha llegado

El otoño se acerca con muy poco ruido

El otoño será la lejanía

El otro que lleva mi nombre

EL OTRO TIGRE

EL OTRO VEREDICTO

EL OVILLO DE LA LUNA

EL PABELLÓN DEL VACÍO

EL PACTO COLONIAL

EL PADRE [Pablo Neruda]

EL PADRE [Ismael Enrique Arciniegas]

EL PADRE [Eduardo Galeano]

El padre de turbante

EL PADRE GUILLERMO

El Padre Quintero, sueña que los Reyes

EL PADRE SUIZO

El país adonde no llegaremos

El país de mi infancia adolecía de una aridez penitencial

EL PAÍS DEL SOL

El paisaje decía

EL PAJARITO DE ORO

EL PÁJARO

El pájaro carpintero

EL PÁJARO DEL AGUA

¿El pájaro? ¿Los pájaros?

EL PÁJARO PERDIDO

el pájaro se desampara en su

EL PÁJARO YO

El palacio es de mármol, y en pie en la escalinata

El palacio virreinal

EL PALCO ESTRECHO

El palomar de las cartas

EL PALOMO DE FIESTA

El palomo no salía

EL PAN NUESTRO

El pandillero de 20 años, charnego, el cortaplumas en

EL PANTANO

EL PAÑUELO

EL PAPA

El Papa ha muerto

EL PAPAGAYO

El papagayo verde y amarillo

El papel en blanco jamás es sólo el papel en blanco

EL PARAÍSO DE LILIPUT

El paraíso existe

El paraíso, por momentos, aparece en la concepción general del caleidoscopio

EL PÁRAMO

EL PARDILLO

EL PARQUE

EL PARQUE LEZAMA

EL PARTE DE LA HUMAREDA

EL PASADO

EL PASAJE [Juan Ramón Jiménez]

EL PASAJE [Juan Ramón Jiménez]

EL PASAJERO

EL PASAJERO DE LA LLUVIA

EL PASAPORTE

EL PASEO [Ismael Enrique Arciniegas]

EL PASEO [Rafael Pombo]

EL PASO DE LA SIGUIRIYA

EL PASO DE UNA PUERTA A OTRA PUERTA

Él pasó con otra;

El Pastor enamorado. Fábula inédita

El pastor que en el monte anduvo al hielo

El pastor su rebaño en el redil encierra

EL PASTORCICO

EL PATIO

EL PAVO REAL [Gabriela Mistral]

EL PAVO REAL [José Santos Chocano]

El pavo real es el señor vizconde

EL PAYASO

EL PEATÓN

EL PECAR INTERCEDE POR LOS PREMIOS, PREFIRIÉNDOSE A LA VIRTUD

El pecho de mi caballo

El pedo dispertador o Caga siete. Fábula medio verdad y medio mentira

EL PELELE

El pensamiento barroco

El pensamiento olvidado

EL PENTATOTAL A QUÉ

El peñón enarca

EL PEQUEÑO BURGUÉS

EL PEQUEÑO DOLOR

EL PEQUEÑO EDIPO

EL PEREGRINO

EL PEREGRINO DE LA FE

EL PERFECCIONISTA

El perfecto malcriado es el que en todo

EL PERIODISTA

EL PERRO

EL PERRO DE ENRIQUE

EL PERRO DE SAN ROQUE

El perro del invierno dentellea mi sonrisa

EL PERRO Y EL COCODRILO

EL PERRO Y EL CONEJO

EL PERÚ

EL PESCADOR

EL PESCADOR DE ANCLAS

EL PESCADOR DE SIRENAS

EL PETAFIO DE LA SSEPULTURA DE URRACA

EL PEZ

El pez espada, cuyo cansancio se atribuye ante todo a la imposibilidad de horadar a la sombra

EL PIANO

EL PIANO DE GENOVEVA

EL PICAFLOR

El pie del niño aún no sabe que es pie

EL PIERROTILLO

EL PINO Y EL GRANADO (DE AURELIO BERTOLA)

El pintor de bodegones encierra

EL PINTOR LOCO

EL PINZÓN Y LA URRACA

El piquete de una mariposa es más peligroso

EL PIRINCHO

EL PITO-JUÁN

El placer de sufrir, de odiar, me tiñe

El placer pronto se olvida

EL PLATANAL

EL PLEITO

El pleno sol goza enhiesta

¡El pobre! Al pobre menosprecia el mundo

el pobre butch butchanam pasó sus años últimos

EL POBRE CARITATIVO - Milagros de Nuestra Señora (Versos 525 a 564)

El pobre Juan de Dios, tras de los éxtasis

El pobrecito es tan feo

EL PODER DE SENTIRTE

EL PODER DEL CANTO

EL PODER ENVEJECE

EL POEMA [Pedro Salinas]

EL POEMA [Homero Aridjis]

EL POEMA [Homero Aridjis]

EL POEMA AFRO-VOCAL

El poema como idea de la poesía

El poema da vueltas alrededor del cuarto

EL POEMA DE LA CARNE

EL POEMA DE LA CULPA

EL POEMA DE ROBOT

EL POEMA DEL APURE

El poema, en estado

El poema gira sobre la cabeza de un hombre

El poema nada en un viento y brilla

EL POEMA OLVIDADO

El poema que no digo

El poema respira por sus manos

EL POETA [Antonio Machado]

EL POETA [Baldomero Fernández Moreno]

EL POETA [Pedro Salinas]

EL POETA [José Gautier Benítez]

El poeta [Piedad Bonnett]

EL POETA A CABALLO

EL POETA A SU AMADA

EL POETA BOHEMIO

El poeta cara a cara con la luna

EL POETA DE «ADELFOS» DICE AL FIN...

EL POETA EN PELIGRO DE EXTINCIÓN

El poeta es jardinero. En sus jardines

El poeta es un simple locutor

—El poeta está en peligro de extinción

El poeta filósofo del Lacio

El poeta Juan Gelman escribe alzándose sobre sus propias ruinas

EL POETA LEVA EL ANCLA

EL POETA MIRA AL PARQUE

EL POETA NO ESPERA A LA DAMA

EL POETA PIDE A SU AMOR QUE LE ESCRIBA

EL POETA PREGUNTA POR STELLA

EL POETA RECUERDA

EL POETA RECUERDA LAS TIERRAS DE SORIA

EL POETA SE ACUERDA DE SU VIDA

EL POETA SE DESPIDE DE LAS MUCHACHAS

EL POETA. TRADUCIDO LIBREMENTE DE VÍCTOR HUGO

El poeta ve su poema

EL POETA Y EL FRAILE. Soneto

EL POETA Y LA CALLE

El poeta y la ilusión

EL POETA Y LA MUERTE

El poeta y la sirena

EL POETA Y SU SOMBRA

EL POLÍTICO DE OFICIO

EL POLVO

EL PONIENTE

EL PORQUÉ DE LA INCONSTANCIA. A MI AMIGO ***

EL PORQUÉ DE LAS PALABRAS

EL POSEEDOR

EL POTRO SIN FRENO

El pozo [Pablo Neruda]

EL POZO [Juana de Ibarbourou]

EL POZO [Luis Palés Matos]

EL POZO SECO

EL POZO VACÍO

El pozo y la palmera

El prado fenece en una arboleda

EL PREDESTINADO [Salvador Díaz Mirón]

EL PREDESTINADO [Germán Pardo García]

EL PRESAGIO

El presente es el lugar donde habito

EL PRESENTE SIGLO

EL PRESIDIARIO

¿El prez de poesía

EL PRIMER ABRAZO

EL PRIMER DISCURSO

EL PRIMER PESAR

EL PRIMER PÉTALO

El primer surco de hoy será mi cuerpo

EL PRIMER VUELO

El primero es Gonzalo de Berceo llamado

EL PRÍNCIPE

EL PRÍNCIPE DE BRUCES

EL PRINCIPIO Y EL FIN

EL PRISIONERO [Ismael Enrique Arciniegas]

EL PRISIONERO [Julio Flórez]

EL PRÓDIGO

El propósito inútil

EL PROSCRITO [Alí Chumacero]

EL PROSCRITO [Andrés Bello]

EL PROSCRITO. FRAGMENTOS DE UNA LEYENDA

EL PROTERVO

EL PÚBER PÁLIDO

EL PÚBLICO

EL PUDOR Y EL ABANICO

El pueblo

El pueblo

El pueblo español es sólo arena

El puente [Jaime Torres Bodet]

EL PUENTE [Mario Benedetti]

EL PUENTE [Octavio Paz]

EL PULPO

EL PUNTERO DE RELOJ

El puño labrador se aterciopela

EL PURO NO

El puro azul ennoblece

EL RAPTO DE ANDRÓMEDA

El que a su mujer procura

El que agranda el verano

El que de gloria inmensa es un portento

El que eligió en el jardín

El que en Milán nieló de plata y oro

El que espera desespera

El que espera y olvida

El que está aquí sepultado

El que está como yo tan desvalido

El que fuere dichoso será amado

El que he sido gesticula para que lo reciba en este instante

El que Hipogrifo de mejor Rugero

El que inocente

EL QUE MÁS AMA...

El que nada se oye en esta alberca de sombra

El que navega a la deriva, teme

El que posee el oro añora el barro

El que quiera llegar al paraíso

El que sabe que es uno con Dios, logra el Nirvana

El que tenía costumbre de poner las manos

El que vivo enseñó, difunto mueve

EL QUINTO ELEMENTO

EL QUITRÍN

EL RAJÁ

EL RAMILLETE, O A LA PRIMAVERA

EL RAPTO

El ratón de la corte y el del campo

EL RATÓN ENVINADO

El ratón se quejaba en su agujero

EL RAUDAL

EL RAYO SURCA, SANGRIENTO

EL REBELDE

EL RECIÉN LLEGADO

EL RECINTO

EL RECUERDO [Juan Ramón Jiménez]

EL RECUERDO [Meira Delmar]

EL RECUERDO [Ismael Enrique Arciniegas]

El recuerdo es un veneno que se compone

EL RECUERDO IMPORTUNO

EL REGALO DEL VIENTO

EL REGISTRO [Manuel del Cabral]

EL REGISTRO [José Manuel Caballero Bonald]

EL REGRESO [Meira Delmar]

EL REGRESO [Ismael Enrique Arciniegas]

EL REGRESO [Jorge Gaitán Durán]

EL REGRESO [Julio Herrera y Reissig]

EL REGRESO A LA MADRE

EL REGRESO DE LA PESCA

El regreso para morir es grande

EL REINO DE LOS CABIROS

EL REINO INTERIOR

EL RELOJ [Francisco Villaespesa]

EL RELOJ [Luis Palés Matos]

EL RELOJ DE MI CUERPO

EL RELOJ DE PALACIO

El reloj encantado

El remanso del aire

EL REMEDIO UNIVERSAL

EL REMORDIMIENTO [Jorge Luis Borges]

EL REMORDIMIENTO [José Antonio Ramos Sucre]

EL RENACUAJO PASEADOR

EL RENCOR

EL REO A MUERTE

EL REO DE MUERTE

EL REPARTO

EL REPROCHE

El resentido que en la patria extraña

EL RESFRÍO

El resignado

EL RESPLANDOR

EL RESTO, ¿QUÉ ES?

El restorán bulle

EL RESUCITADO

EL RETOQUE FINAL

EL RETORNO [José Antonio Ramos Sucre]

El retorno [Amado Nervo]

EL RETORNO [Efraín Huerta]

El retorno a la tierra natal ha sido tan

EL RETORNO IMPOSIBLE

EL RETORNO MALÉFICO

EL RETOZO

EL RETRAÍDO (La realidad y el deseo)

El retrato [Juan Meléndez Valdés]

EL RETRATO [Eliseo Diego]

EL RETRATO [Andrés Eloy Blanco]

EL RETRATO DE LA AMADA

EL RETRATO DE LA AMADA II

EL RETRATO DE ROSA

El revuelo de las golondrinas impide la serenidad de la mañana celeste

EL REY BORRICO

EL REY CHUMBIPE

El Rey D. Sebastián

EL REY DE HARLEM

El rey de la natura

EL REY DE LAS RUINAS

El Rey del Bosque en la quebrada umbría

El rey desvariado preside la corte y juzga las controversias al pie de un álamo de plata

EL REY FEBO

EL REY LEAR EN LOS CLAUSTROS

El rey libraba sus mandamientos desde el pie de un sicomoro

El rey inmoderado nació de los amores de su madre con un monstruo del mar

EL REY NEZAHUALCÓYOTL PINTÓ EN SU CARA

El rey sabe de los motines y asonadas provocados por los descontentos en torno de la misma capital

EL REZAGADO [José Antonio Ramos Sucre]

EL REZAGADO [José Hierro]

El rico, el pobre, el triste y el contento

EL RICOTE ERUDITO

EL RIEGO

EL RIESGO

EL RINOCERONTE

EL RÍO [Efráin Huerta]

EL RÍO [Juana de Ibarbourou]

EL RÍO [Homero Aridjis]

EL RÍO [Luis Palés Matos]

EL RÍO DE LAS SIETE ESTRELLAS

El Río de tu Sueño cantará el abecedario del agua

El río duerme en su cauce de hielo

El río es una melancolía estirada y sofocante

El río Guadalquivir

El río se alza vertical, de oro

EL RITMO

El ritmo, el gran rebelde, me rinde vasallaje

EL RITO [José Antonio Ramos Sucre]

EL RITO [Germán Pardo García]

EL RIVAL DE MI RÍO

EL RIZO DE PELO

EL ROBANIDOS

EL ROBOT

El rocío suplica a la montaña

EL ROJO SOL DE UN SUEÑO EN EL ORIENTE ASOMA

EL ROMANCE DE LA FELICIDAD

EL ROMANCE DE LA NOCHE FLORIDA

EL ROMANCE DEL BARDO

El rompimiento

El ron de mis mayores me protege

EL ROSAL DIVINO

El rosal en su inquieto modo de florecer

El rubí de tu boca me rindiera

EL RUEGO

EL RUEGO DE UNA MADRE

El ruiseñor azul de mi entresueño

El ruiseñor cantaba. La noche era divina

EL RUISEÑOR Y EL GALLO

El rumor de la fuente bajo el cielo

EL RÚSTICO INDOLENTE

El sabor de tu boca y el color de tu piel

El sacerdote refiere los acontecimientos prehistóricos

EL SACRIFICIO [Germán Pardo García]

EL SACRIFICIO [Germán Pardo García]

EL SAGITARIO

EL SALTO

EL SALTO DE LÉUCADES

EL SAMURAI

EL SAPO

El sapo iscariote y ladrón

EL SASTRE

EL SAUCE

EL SAUZAL

Él se sabe carente

EL SECRETO [Julio Herrera y Reissig]

EL SECRETO [Miguel Rasch Isla]

El secreto de Dios

EL SEGADOR

El segador mete la hoja

EL SEGUNDO DISCURSO: AQUÍ UN MOMENTO

EL SEIS DE OCTUBRE

EL SELENITA

EL SELLO PERSONAL

EL SEMBRADOR DE ESTRELLAS

El semidiós que alzándose a la cumbre

EL SEMINARISTA DE LOS OJOS NEGROS

El sendero, en los alcores

El señor Ga había sido tan asiduo, tan dócil y prolongado paciente

El señor que aparece de espaldas no es feliz, ha ido

EL SEÑOR WILTSHIRE

EL SER UNO

EL SERAFÍN

EL SERAFÍN Y LA MUJER

EL SERMÓN DEL CAIMÁN

El servicio inútil

EL SEXO I

EL SEXO II

EL SEXO DE LOS ÁNGELES

El sexo de mi padre me escupió sin permiso

EL SIGLO DE LAS REINAS. AL NACIMIENTO DE LA PRINCESA DE ASTURIAS

El siglo veinte camina hacia el cadalso

EL SILBO DE AFIRMACIÓN EN LA ALDEA

EL SILENCIO [Federico García Lorca]

EL SILENCIO [Mario Benedetti]

EL SILENCIO DEL MAR

El silencio eres tú

El silencio que queda entre dos palabras

EL SILENCIOSO QUE VA A LA TRASTIENDA

El sin tierra ve ahora los otoños que su niñez no sabe traicionar

EL SISTEMA/1

EL SITIO DE MI SUEÑO

El sitio donde gustamos las costumbres

EL SITIO EN QUE TAN BIEN SE ESTÁ

EL SOL [Manuel Altolaguirre]

EL SOL [Vicente Aleixandre]

¡El sol! [Xavier Villaurrutia]

EL SOL [Leopooldo Lugones]

El sol a la mitad de su carrera

El sol a plomo. Un hombre

El sol abrasa toda

El Sol alumbra: ya en los aires miro

El sol bajaba entonces

EL SOL DE MEDIA NOCHE

El sol dentro del día

El sol, desde el cénit, resplandeciente

EL SOL, EL POEMA

El sol en medio del cielo

El sol entre los follajes

El sol es tiempo

El sol es un globo de fuego

EL SOL. HIMNO.

El sol húndese al fin y a los reflejos

El sol, la rosa y el niño

El Sol medroso del diciembre helado

El sol pone una ojera violácea en el alero de las casas

El sol se pierde —moneda de fuego

El sol va a fenecer; su último lampo

El sol vierte su lumbre

EL SOL Y EL POLVO

EL SOLDADITO

EL SOLDADO DE MARATÓN

EL SOLDADO Y LA NIEVE

EL SOLITARIO [Manuel Altolaguirre]

EL SOLITARIO [Horacio Quiroga]

El solitario divierte la mirada por el cielo en una tregua de su desesperanza

EL SOLTERÓN [José Antonio Ramos Sucre]

EL SOLTERÓN [Leopoldo Lugones]

El sombrerero

EL SOMBRERO

EL SON DEL CORAZÓN

EL SON DEL VIENTO

El son del viento en la arcada

EL SONETO DE RIGOR

El Soneto Nocturno

EL SONIDO IRACUNDO DE UN RETRATO

EL SOÑADOR [Óscar Hahn]

EL SOÑADOR [Germán Pardo García]

EL SUBMARINO

EL SUDOR

EL SUELO

EL SUELO NATIVO

EL SUEÑO [Jorge Luis Borges]

EL SUEÑO [José Ángel Valente]

El sueño [Pablo Neruda]

El sueño bajo el sol que aturde y ciega

El sueño castigado se queda

El sueño de Adán

EL SUEÑO DE LA INOCENCIA

EL SUEÑO DE LA MUERTE O EL LUGAR DE LOS CUERPOS POÉTICOS

EL SUEÑO DE LOS GUANTES NEGROS

EL SUEÑO DE MALVADO

EL SUEÑO DE MARÍA

EL SUEÑO DEL CAIMÁN

EL SUEÑO EN EL DESIERTO

EL SUEÑO FAMILIAR

El sueño verdadero

El suertero que grita "La de a mil"

EL SUICIDA [Juan Bañuelos]

EL SUICIDA [Jorge Luis Borges]

EL SUICIDIO DE ESTA MAÑANA

EL SUPREMO YO

EL SUR [José Ángel Valente]

EL SUR [Leopooldo Lugones]

El sur como una larga

El sur está en mis lágrimas

EL SUR TAMBIÉN EXISTE

EL SURTIDOR DE ORO

EL SUSPIRO [Julio Herrera y Reissig]

EL SUSPIRO [José Santos Chocano]

EL TABACO. EPIGRAMA

EL TAHÚR FULLERO. Soneto

EL TAJÍN

EL TÁLAMO ETERNO

El talento

EL TALISMÁN

EL TALLER DE LA LUNA

EL TALLER DEL ZAPATERO

EL TAMBOR MONSTRUO

EL TANQUE

EL TÁNTALO

El Tántalo se hundió en los humedales

EL TAPIZ PERSA

El té, viniendo del imperio chino

EL TÉ Y LA SALVIA

El techo del vagón tiene un albor —¿ de dónde?—

El tedio a veces es como el amor

EL TEJEDOR DE MIMBRES

EL TEMBLADOR

EL TEMBLOR

el temblor de mis labios/

el temor a la vejez ¿envejece?

El temor de arruinar este momento

EL TEMPLO DE SUGAMUXI

El temporal amotina

él tenía un cuarto de silencio

EL TEÓLOGO DISIDENTE

El teólogo se había tornado macilento y febril

EL TEPIDARIO

EL TEQUENDAMA

EL TERMODONTE

EL TERO

El tesorero Espinosa

EL TESORO

EL TESORO DE LA FUENTE CEGADA

EL TESTAMENTO

EL TESTIGO

EL TIEMPO

El tiempo crucifica

El tiempo de la mar

El tiempo de la poesía

El tiempo es tal que cualquier fiera agora

El tiempo es un invierno que apaga la ambición con la lenta, fatal caída de sus nieves

El tiempo es una llanura

El tiempo pasa por el río

El tiempo que nos une y nos divide

El tiempo que se va siempre nos deja

el tiempo tiene miedo

El tiempo trae a mis sienes

El tiempo y el amor

EL TIEMPO Y EL INCONSTANTE

EL TIGRE

EL TIGRE ESTÁ EN LA NIÑA

El tigre está en los ojos

El tigre ferozmente enamorado

El tilo aquel de Santa Catalina

EL TODO

El tono lo da la lengua

EL TONTO DE RAFAEL (Autorretrato burlesco)

EL TONTO Y EL SABIO. Soneto

El topo y el lince eran los ministros de mi sabiduría secreta

EL TORBELLINO

EL TORO

El toro sabe al fin de la corrida

EL TORREÓN DE SAN LORENZO

EL TÓTEM

EL TRABAJO

El traje blanco, dorado el pelo

El traje de los vicios

El traje que vestí mañana

El transpacífico aéreo

El trapacero Canuto

EL TRAPICHE

EL TRASHUMANTE MATEO

EL TREBÍA

EL TREN

EL TREN DE LOS HERIDOS

EL TREN DE VAPOR

EL TREN EXPRESO

El trigrama inferior es Chen, lo excitante. Su movimiento es hacia

El triste recordar del bien pasado

EL TRIUNFO DE NERÓN

EL TROMPETERO DEL KATZBACH

El tronco estaba ardiendo cuando se fue la lluvia

El tronco de ovas vestido

EL TRONCO MUERTO

El tumor le deformaba el vientre

El túmulo

EL TÚNEL

EL ÚLTIMO ACENTO DE MI ARPA, A MI QUERIDA AMIGA LA SEÑORITA DOÑA LEOCADIA DE ZAMORA

EL ÚLTIMO AMOR I

EL ÚLTIMO AMOR II

EL ÚLTIMO BESO [Manuel María Flores]

EL ÚLTIMO BESO [Julio Flórez]

EL ÚLTIMO CANTO

EL ÚLTIMO CANTO DE AMOR DE PEDRO J. LASTARRIA, ALIAS «EL CHORITO»

EL ÚLTIMO DE LA FIESTA

EL ÚLTIMO DÍA DEL AÑO Y EL PRIMERO

EL ÚLTIMO HUÉSPED

EL ÚLTIMO INQUILINO

EL ÚLTIMO INSTANTE

EL ÚLTIMO SALVAJE

El último vagón ha matado al cisne

El único paisaje que no ha muerto

¿El universo? Claro. ¿El infinito? Además

El universo se investiga a sí mismo

EL UNO NONES

El uno total menos

EL USURERO Y LA GALLINA. Apólogo

El vaciadero

EL VACÍO (Obra en un acto)

El vago azar o las precisas leyes

EL VALLE

EL VALLE DE LA INFANCIA

EL VALLE DEL ÉXTASIS

EL VALS

El vals llora en mi ojal

EL VAMPIRO

EL VANIDOSO

EL VAPOR

El vapor es el alma del agua, hermano mío

El varón que tiene corazón de lis

El velero lustroso de la muerte

El velo celestial de la inocencia

EL VELOCÍPEDO

EL VELORIO

El vendaval riguroso, nacido en el secreto de un páramo

EL VENDEDOR DE NARANJAS

Él venía de una semana de trabajo en el campo

EL VERANO [Juana de Ibarbourou]

EL VERANO [Roberto Bolaño]

El verano echa nudo a tres años

¡El verde estanque de la hacienda

EL VERDUGO [José de Espronceda]

EL VERDUGO [Antonio Plaza]

EL VERDUGO SECRETO

El verso debe ser claro y sonoro

El verso es ave: busca entumecido

EL VÉRTIGO DE LA DECADENCIA

El verso es un beso santo. ¡Poned en él tan sólo

EL VIAJE [Amado Nervo]

EL VIAJE [Antonio Machado]

EL VIAJE [Rafael Cadenas]

EL VIAJE [Eduardo Galeano]

EL VIAJE DE HIMILCÓN

El viaje de la tribu

EL VIAJE DEFINITIVO

EL VIAJE DEL OTOÑO IX

EL VIAJERO

EL VIAJERO AMERICANO

El vidrio estaba helado en la ventana

El viejo antes de dormir cuenta a sus amigos

El viejo corazón pulula a diario

El viejo momento

El viejo monasterio abandonado

El viejo monte pensativo y triste

EL VIEJO ORFEBRE

El Viejo Patriarca

EL VIEJO PAYASO A SU HIJO (4)

EL VIEJO POZO

El viejo pozo de mi vieja casa

EL VIEJO Y LA PÓLVORA

EL VIENTO> [Vicente Aleixandre]

EL VIENTO [José María Eguren]

El viento de la estación, el viento verde

El viento despierta

EL VIENTO EN LA ISLA

El viento es el apóstol de esta hora interdicta

El viento es un caballo

El viento golpea la puerta

El viento hacía locuras de borracho

El viento me había comido

El viento muere en mi herida

El viento que entra en la cocina sacude el cartelón con el rostro de alguna

El viento rinde las ramas

EL VIENTO Y EL ALMA

EL VIENTO Y LA CIUDAD MALDITA

El Viernes Santo al alma

EL VIGILANTE DE LA NIEVE

El vigilante fue herido por su madre

El vino era azul en el acero

el vino es como un llanto desolado que

EL VINO Y EL AMOR

El violín descorre la cortina

EL VIOLÍN FEDERATIVO

EL VIOLÍN ROTO

EL VIRREY

EL VIRREY SOLÍS Y LA AUDIENCIA

EL VIRREY SOLÍS Y LOS LOCOS

EL VIRREY SOLÍS Y MORENO DE ESCANDÓN

El visionario me enseñaba la numeración valiéndose de un árbol de hojas incalculables

El visitante me abrazó, de nuevo

EL VIVERO

EL VIVIENTE

Él vivirá, porque tu amor, bien mío

El volumen rescata de la tierra

EL VOTO

EL VUELO DE LOS HOMBRES

El vuelo, no el ala. La sed, no los ríos

EL WALHALLA

EL YEGUA Y LA FALDERA

EL ZAGAL Y LAS OVEJAS

EL ZEPPELÍN

EL ZORRO Y EL LEOPARDO

EL ZORZAL

EL ZUMO

EL 17 DE ABRIL DE 1854

El 4 es 4 para todos?

El 31 de febrero, a las nueve y cuarto de la noche

EL 6 DE OCTUBRE

ELAINA

ELBA

¡Elba, mujer o isla! Tu trenza al viento

Eléctricas, desnudas en el mármol ardiente que pasa de la piel a los vestidos

ELEGÍA [Miguel Hernández]

ELEGÍA [León Felipe]

ELEGÍA [José Gorostiza]

ELEGÍA [José Gorostiza]

ELEGÍA [Jorge Luis Borges]

ELEGÍA [Jorge Luis Borges]

ELEGÍA [Efraín Huerta]

ELEGÍA [José Ángel Buesa]

ELEGÍA [Vicente Aleixandre]

ELEGÍA [Salvador Novo]

ELEGÍA [Ismael Enrique Arciniegas]

ELEGÍA [Ismael Enrique Arciniegas]

ELEGÍA [Nicolás Guillén]

ELEGÍA [Miguel Antonio Caro]

ELEGÍA A CARLOS DE ROKHA

ELEGÍA A EMMETT TILL

ELEGÍA A FEDERICO GARCÍA LORCA

ELEGÍA A GABRIELA MISTRAL

ELEGÍA A GARCILASO (LUNA, 1501-1536)

ELEGÍA A JACQUES ROUMAIN

ELEGÍA A JESÚS MENÉNDEZ

ELEGÍA A LA MADRE

ELEGÍA A LA MUERTE DE LA DUQUESA DE FRÍAS

ELEGÍA A LÍDICE

ELEGÍA A UN SOLDADO VIVO

ELEGÍA CAMAGÜEYANA

ELEGÍA CUBANA

ELEGÍA MODERNA DEL MOTIVO CURSI

Elegía a una ciudad muerta

ELEGÍA CON UN POCO DE AMARGURA

ELEGÍA CREPUSCULAR

ELEGÍA DE ESTÍO

ELEGÍA DE LA ARVEJA

Elegía de la costa

ELEGÍA DE LA JUDÍA

ELEGÍA DE LA JUVENTUD

ELEGÍA DE LA LENTEJA

ELEGÍA DE LA PATRIA

ELEGÍA DE LA ROSA BLANCA

ELEGÍA DE LAS PALABRAS

ELEGÍA DE LAS TRES MOZAS

ELEGÍA DE LEYLA KHÁLED

ELEGÍA DE SEPTIEMBRE

ELEGÍA DE UN AZUL IMPOSIBLE

ELEGÍA DE UN BANCO

ELEGÍA DE UN CIELO

ELEGÍA DE UN MADRIGAL

ELEGÍA DE UN PARQUE

ELEGÍA DEL ARROZ

ELEGÍA DEL DUQUE DE LA MERMELADA

ELEGÍA DEL FRIJOL

ELEGÍA DEL GARBANZO

ELEGÍA DEL HABA

ELEGÍA DEL MAÍZ

ELEGÍA DEL MAR

ELEGÍA DEL MARINO

ELEGÍA DEL MIJO

ELEGÍA DEL RECUERDO IMPOSIBLE

ELEGÍA DEL REGRESO

ELEGÍA DEL ROCÍO

ELEGÍA DEL SILENCIO [José Moreno Villa]

ELEGÍA DEL SILENCIO [Federico García Lorca]

ELEGÍA DEL TACTO

ELEGÍA DEL TRIGO

ELEGÍA DEL VIEJO MARINO

ELEGÍA EN LA MUERTE DE UN PERRO

ELEGÍA ENTRE DOS LUCES

ELEGÍA ESPAÑOLA [I]

ELEGÍA INTERRUMPIDA

ELEGÍA LAMENTABLE

ELEGÍA NOCTURNA [José Ángel Buesa]

ELEGÍA NOCTURNA [Carlos Pellicer]

ELEGÍA PARA ENTONCES

ELEGÍA PARA TI Y PARA MÍ

ELEGÍA PARA UN HOMBRE LLAMADO GONZALO

ELEGÍA POR NOSOTROS

ELEGÍA POR UNA CASA

ELEGÍA POSIBLE

ELEGÍA PRIMERA

ELEGÍA PURA

ELEGÍA SEGUNDA

ELEGÍA SUSPIRANTE

ELEGÍA I. DESPUÉS DE LA MUERTE DE MI MARIDO

ELEGÍA II [José Ángel Buesa]

ELEGÍA II [Mirta Aguirre]

ELEGÍA II. DESPUÉS DE LA MUERTE DE MI MARIDO

ELEGÍA III [José Ángel Buesa]

ELEGÍA IV

ELEGÍA V [José Ángel Buesa]

ELEGIDO POR ACLAMACIÓN

ELEGIR MI PAISAJE

ELEMENTOS DE FILOSOFÍA

ELENA

ELENA BELLAMUERTE

Elena despertó a las dos y cinco

ELEUSIS

ELEVACIÓN DE LA AMADA

¡ELÍ, ELÍ, LAMMA SABACTHANI!

Elige ¡oh, Juan! un amigo

ELIO ANTONIO DE NEBRIJA, GRAMÁTICO EN GUERRA

ELÍPTICA

ELISA ELVIRA

Elisa, ya el preciado

ELLA [Ramón López Velarde]

ELLA [Oliverio Girondo]

ELLA [Vicente Huidobro]

ELLA [Homero Aridjis]

ELLA [Eduardo Castillo]

ELLA [Miguel Antonio Caro]

Ella amará a otro hombre

Ella comienza el día

Ella daba dos pasos hacia delante

ELLA DICE

Ella era bella y era buena

Ella era de otro tiempo

Ella es así: la frente marfileña

Ella es así; por donde pasa deja

Ella esperando y temiendo

Ella estaba con él... A su frente

Ella estaba turbada y sonreía

Ella fue el alma de mis viejos cantos

Ella fue vendida

Ella había nacido para el mar

Ella iba en el tren

Ella, la insojuzgable, no pudo detener la jauría

Ella lo alzó del suelo

Ella lo dijo: Todo sucede en sábado

—Ella lo idolatró y Él la adoraba...

¡ELLA ME AMA!

Ella me besa, marca la sonrisa

Ella me dixo: «Amigo, oydme un poquillejo

Ella no fue, entre todas, la más bella

ELLA QUE PASA

Ella reluce

ella se desnuda en el paraíso

Ella se niega mientras él insiste

ella se sienta sobre mi corazón y la presión

Ella tiene la gracia seductora

Ella vendía frutas, abalorios

Ella violenta y pública

ELLA Y YO

ELLAS

Ello es que el lugar donde me pongo

Ello es que hay animales muy científicos

ELLOS [Manuel del Cabral]

ELLOS [José Hierro]

Ellos dicen

Ellos no se atrevían a beber nuestra agua

Ellos no tienen lecho

Ellos son diferentes

Ellos son, ellos vienen

Ellos tienen razón

Ellos van dejando poco a poco

ELOGIO [Octavio Paz]

Elogio [Jaime Torres Bodet]

ELOGIO [Julio Flórez]

ELOGIO A FUENSANTA

ELOGIO DE LA LENGUA CASTELLANA

ELOGIO DE LA SABIDURÍA

ELOGIO DE LA SEGUIDILLA

ELOGIO DE LA SOLEDAD

ELOGIO DE LA SOMBRA

ELOGIO FUNERAL A DON MELCHOR DE BRACAMONTE, HIJO DE LOS CONDES DE PEÑARANDA, GRAN SOLDADO, SIN PREMIO

ELOGIO PRIMAVERAL

Elogio tus escándalos

ELPHISTONE

ELVIRA TRACY

Embadurna de luz el alba mi postigo

EMBARAZOSO PANEGÍRICO DE LA MUERTE

EMBELECOS

Emboscado en mi escritura

Emerge tu recuerdo de la noche en que estoy

Emergió de aguas tibias

EMERSON

EMIGDIO TROYANO

EMIGRACIÓN DE LAS AVES

EMIGRANTE

EMILIA

EMILIANO ZAPATA

Emilio, ¡cómo apuras

Emilio, mi canto cesa

Emilio, no le atormentes

EMILIO PRADOS (RETRATO EN REDONDO)

Emilio, ¿qué ha sucedido?

Emma tenía una muñeca muy linda

EMOCIÓN ALDEANA

EMOCIÓN PRIMAVERAL

EMOCIÓN VESPERAL

Empaña la tristeza del pecado sus ojos

¿Empañé tu memoria? ¡Cuántas veces!

Empreratriz sombría

EMPERO

Empezar por la página primera

empezó a llover vacas

Empezó en los infiernos; en el cielo

Empieza

Empieza el llanto

Empieza el sueño a acariciar mis sienes

Empieza una discusión cualquiera en una casa cualquiera

Empiezo a hacer historia de mi vida

EMPLEO DE LA NOSTALGIA

Empuja el corazón

Empújame, lánzame

Empujar a la niebla con la vista

Empujé, vacilando como un ebrio

Empuña el sol tocando y desparramando su cuerno de fuego

Empuñaduras, cornisas

Émulo al Sol saldrá del cielo hesperio

En [Vicente Huidobro]

En [Efraín Huerta]

En abrazo mecido la muchacha recorre

EN ABRIL

En abril de este año hablé con Bioy Casares

EN ABRIL, LAS AGUAS MIL

EN ÁFRICA

En aguas pobre, en planes opulento

EN ALABANZA DE LA ROSA EN COMPETENCIA DEL JAZMÍN

EN ALAS DEL PENSAMIENTO

En algún lugar del gran muro inconcluso está la puerta

En alguna mañana azul y florecida

En alguna parte hay un hombre

EN ALTA MAR

En alta mar el tiempo

En alto risco de la oscura falda

En Angostura, el río

¿En año quieres que plural cometa

En aquel balcón tan largo, nos quedamos los dos solos

En aquel día de oro suave

En aquel taxis, aquella noche

En aquel tiempo yo tenía veinte años

En aquella galería

En aqueste enterramiento

En aqueste pacífico retiro

En argentino raudal

En Ávila, mis ojos

En Belmonte de la Sierra

EN BLANCO Y NEGRO

EN BOCA DEL ÚLTIMO INCA

En bóveda estrecha

En breve cárcel traigo aprisionado

En Brujas, otro tiempo, fui pintor aclamado

En buen esquife tu afán madruga

En buen hora llegaste, compañera

En Buenos Aires, en el puente de La Boca

En Burgos está el buen rey

En busca de la tarde

En cambio de los cielos

EN CADA CORAZÓN ARDE UNA LLAMA

En cada ola que va a dar

En caja de nácar

EN CAMA

EN CARTAGENA

En casa de un labrador

En casi todo unidos pero más que todo

EN CASTELLANO

En Castilla está un castillo

EN CHURUBUSCO

En ciertas ocasiones

En Cluny, Siglo XV. Bajo álamos de plata

EN COLONIA

EN CONSIDERACIÓN A LA ALEGRÍA

En Costa Rica

En crespa tempestad del oro undoso

En cuál región, en cuál parte del suelo

En cualquier parte donde nos encontremos

EN CUANTO A LA IMAGINACIÓN DE LAS PIEDRAS

En cuanto a mí me embrutecí

En cuanto el sol con su fulgor te dora

En cuanto la materia es más subida

EN DERREDOR

En despedidas nuestra vida pasa

En dobles velos de amaranto y gualda

En donde el miedo no cuenta cuentos y poemas

¿En dónde? ¿En qué lugar

¿En dónde está tu redención? ¡Oh Cristo!

—¿En dónde estás, amigo? Te busco y no te encuentro

¿En dónde estás, ensueño peregrino

¿En dónde estás, por dónde

EN DÓNDE HE DICHO ESTO

EN DONDE LA MEMORIA ES UNA TORRE EN LLAMAS

En donde sin espías Cristóbal se acostaba

¿En dónde, sobre piedra aborrascada

En dos lucientes estrellas

En dulce charla de sobremesa

En el acabamiento de la tarde

En el acuario del Gran Zoo

En el agua la estrella se refleja

En el aire quedó la rosa escrita

EN EL ALBA

En el alba de callados venenos

EN EL ÁLBUM DE AMALIA BRICEÑO

EN EL ÁLBUM DE ANITA PHELPS

EN EL ÁLBUM DE CLARITA HERRERA

EN EL ÁLBUM DE GOTTSCHALK

EN EL ÁLBUM DE J.

EN EL ÁLBUM DE LA CANTATRIZ DOÑA TERESA ROSSI

EN EL ÁLBUM DE LA CIEGA DE MANZANARES DONDE HABÍAN EMPEZADO A ESCRIBIR POR EL REVÉS

EN EL ÁLBUM DE LA SEÑORA DOÑA JOSEFA REYES DE GARMENDIA

EN EL ÁLBUM DE LA SEÑORA ENRIQUETA PINTO DE BULNES

EN EL ÁLBUM DE LA SEÑORA HORTENSIA LACROIX DE S.

EN EL ÁLBUM de la señora Isabel Epalza de Mosquera, el día del nacimiento de una hija.

En el álbum de la señorita Ana Markoe

EN EL ÁLBUM DE LA SEÑORITA ARMIÑO

EN EL ÁLBUM DE LA SEÑORITA DOLORES ARGÁEZ

EN EL ÁLBUM DE LA SEÑORITA DOÑA CARLOTA PATTI

EN EL ÁLBUM DE LA SEÑORITA DOÑA MERCEDES MUÑOZ

EN EL ÁLBUM DE LA SEÑORITA E.T.

EN EL ÁLBUM DE LA SEÑORITA ISABEL BUNCH

EN EL ÁLBUM de la señorita Leontina Marié.

En el álbum de la señorita Luz de Landero

EN EL ÁLBUM DE LA SEÑORITA M. J. L. G.

EN EL ÁLBUM DE LA SEÑORITA MARÍA JOSEFA ARGÁEZ

EN EL ÁLBUM DE LA SEÑORITA MATILDE DE OLAVARRÍA Y LANDAZURI

EN EL ÁLBUM DE LA SEÑORITA PAULINA GRANADOS

EN EL ÁLBUM DE LUZ

EN EL ÁLBUM de mi preciosa prima Rosita de Pombo.

EN EL ÁLBUM DE PACHITA

EN EL ÁLBUM DE TOMASA BRETÓN DE LOS HERREROS

EN EL ÁLBUM DE UN CLÁSICO MODERNO

EN EL ÁLBUM DE UN PEDANTE

EN EL ÁLBUM DE UNA AMIGA AUSENTE

EN EL ÁLBUM DE UNA DAMA PARA LA CUAL SE PIDAN ELOGIOS SIN CONOCERLA

EN EL ÁLBUM DE UNA SEÑORA MUY SIMPÁTICA

EN EL ÁLBUM DE UNA QUE NO QUERÍA MÁS QUE LA FIRMA

EN EL ÁLBUM DE UNA SEÑORA QUE DESEABA QUE SE PUSIERA SU NOMBRE DENTRO DE UNA OCTAVA

EN EL ÁLBUM DE UNA SEÑORA QUE PEDÍA VERSOS LARGOS Y CORTOS

EN EL ÁLBUM DE UNA SEÑORA QUE QUERÍA QUE ACABASEN LOS CONSONANTES EN ÍO Y EN ÍA

EN EL ÁLBUM DE UNA SEÑORITA

EN EL ÁLBUM DE UNA SEÑORITA CUBANA

EN EL ÁLBUM DE UNA SEÑORITA (DE BYRON)

EN EL ÁLBUM DE UNA TRAVIATA

EN EL ÁLBUM FÚNEBRE. A LA MEMORIA DE UNA JOVEN

En el alféizar calado

En el alféizar tronchado

En el alma llevaba un pensamiento

EN EL ALTO MAGDALENA

EN EL ANIVERSARIO DEL 4 DE JULIO DE 1776

En el Arco que va desde el Convento

En el aro ligero de la luna

En el ártico mar, bajo la grave

En el ataúd del aire

En el atrio: una reunión de ciegos auténticos

En el áureo esplendor de la mañana

En el baile, la gran escalinata

En el balcón romántico de un castillo adormido

En el balcón, un instante

EN EL BALNEARIO

EN EL BAÑO

EN EL BARRIO

En el blanco infinito

En el borde de una cama de latón

En el bote iba remando

EN EL BROCAL

En el brocal de la antigua fuente

En el brocal del pozo te vi un día

En el bronce de Homero resplandece tu nombre

EN EL CAFÉ [Evaristo Carriego]

EN EL CAFÉ [Julio Flórez]

En el café de Chinitas

En el camarín redondo

EN EL CAMINO [Amado Nervo]

EN EL CAMINO [Delmira Agustini]

En el camino de los perros mi alma encontró

EN EL CAMPO [Julián del Casal]

EN EL CAMPO [Antonio Plaza]

En el campo de trigo, entre amapolas

En el campo venturoso

En el cansancio de la noche

En el capullo de tu ausencia crece mi corazón

EN EL CASINO

EN EL CASTILLO DE SALVATIERRA

En el caudaloso río

EN EL CEMENTERIO

EN EL CEMENTERIO DE SONSÓN

En el cénit del día

EN EL CENTENARIO DE BOLÍVAR

En el centro del texto

En el cercado prenatal del tiempo, allí

En el chisporreo del remolino

EN EL CIELO

en el círculo de llamas esta danza

En el colegio nos enviábamos

En el confín te nace de tus aires

En el corazón del silencio

En el cristal de tu divina mano

EN EL CUARTO DE LA NOVIA

En el cuarto del pueblo

En el cubo sin fondo

En el decenio que siguió a la crisis

En el derruido muro

EN EL DÍA DE SU MUERTE A MANO ARMADA

En el dintel del cielo llamó por fin la esquila

En el disfraz del mundo

EN EL DIVÁN

En el dulce reposo de la tarde

En el dulce silencio campesino

En el eco de mis muertes

EN EL ENTIERRO DE UN AMIGO

En el entusiasmo del dulce embeleco

En el escalón más bajo

En el espejo de la estrella y del agua

En el espejo de tu mar tranquila

En el espejo he visto el Mar, el Mar sordo

En el estadio de la ciudad

En el estado de Nevada

En el extraño bazar

en el filo de la belleza que

En el filo del hacha

En el fin del mundo

En el fondo de la calle, un edificio público aspira el mal olor de la ciudad

En el fondo de ti vuela la mariposa

En el fondo de un extraño corral

En el fondo del convento

En el fondo del hombre

En el fondo del mar

En el fondo del mar profundo

En el fondo del pecho estamos juntos

EN EL FONDO DEL POZO (El Enterrado)

En el fondo del sueño están los sueños. Cada

En el fondo del valle

EN EL FONDO FORESTAL DEL DÍA

En el fósforo vago de la muerte

En el fuego o en la rosa

EN EL FUERTE DE SAN JUAN

En el futuro estamos

En el gastado corazón del Tiempo

En el glorioso nombre del Rey Omnipotente

En el gozo mayor, en el contento

En el gran cementerio del olvido

En el gran cielo de la poesía

EN EL GRIS

En el gris descubierto

En el hálito ardiente de su propio sonido quema

En el hato de vacas cariblancas

En el hondo silencio de la noche serena

EN EL INSTITUTO Y EN LA UNIVERSIDAD

En el interior de la ciudad hay un laberinto de citas y palabras perdidas

En el invierno de Iowa

en el invierno fabuloso

En el islote de la azul laguna

En el jagüel, más trémulo, la rana

EN EL JARDÍN [Baldomero Fernández Moreno]

EN EL JARDÍN [Manuel María Flores]

EN EL JARDÍN [Ismael Enrique Arciniegas]

En el jardín había unas magnolias curiosísimas, oye

En el kiosco bien oliente

En el libro lujoso se advierten

En el lugar donde tu seno arranca

EN EL MALECÓN

EN EL MAR [Julián del Casal]

En el mar [Pablo Neruda]

En el mar de la atmósfera de un cetáceo

En el mar halla en agua su paraíso ansiado

En el más cariñoso lecho

En el más nevado brezo

En el más resistente, más velado

En el más sano clima de la España

EN EL MEDIO MISMO DEL DÍA

EN EL MEDITERRÁNEO

EN EL MERCADO

En el mercado verde

En el mirador

EN EL MISMO ÁLBUM

En el momento en que el tenista lanza magistralmente

EN EL MONTE

EN EL MUNDO NO QUIEREN A LOS TRISTES

En el naranjo está la estrella

En el negro callejón

EN EL NIÁGARA

En el nocturno jardín

En el nombre del verbo que a la rosa espolea

En el nomne del Padre, que fizo toda cosa

En el nuevo jardín de mis amores

EN EL ORDEN QUE PREFIERA

En el palacio hebreo, donde el suave

En el Palacio Virreinal, un día

EN EL PANTANILLO

En el parque confuso

En el parque. En un banco. Luz de plata

En el parque, yo solo...

EN EL PARTAL

En el pasillo el anciano se prepara para la pelea

En el paso más duro y más estrecho

En el patio

EN EL PATIO CON LUNA

En el patio de tierra que hay al fondo

En el pequeño ramo de azucenas

EN EL PEREGRINAR DEL PEREGRINO

EN EL PIÉLAGO VELEIDOSO

En el poniente

En el poniente surgió un insecto metálico

En el pozo la guardaron

En el precio, el favor; y la ventura

EN EL PRINCIPIO

En el principio el Caos envolvía los mundos

En el principio morava

En el profundo del abismo estabas

En el puente del barco que la aleja

EN EL PUÑO DEL RECUERDO

En el recodo de todo camino

En el recogimiento campesino

En el recogimiento de la anchura

En el recogimiento de la tarde que muere

En el recuerdo estás tal como estabas

En el regazo de la tarde triste

En el regazo frío

EN EL REINADO DE LA PRIMAVERA

EN EL REINO DE LOS ESPEJOS CURVOS

En el rigor del vaso que la aclara

En el rincón aquel, donde dormimos juntos

En el rincón obscuro de la honda estancia

EN EL RÍO

EN EL RÍO MAGDALENA

En el rostro sañudo del desierto

En el sabroso abrigo

EN EL SALÓN

En El Salvador la violencia no será tan sólo

En el sector infantil de la feria del libro, en Bogotá

En el seno radioso de su gruta

EN EL SEPULCRO DE LA DUQUESA DE LERMA

      PARA LO MISMO

EN EL SEPULCRO DE UN NIÑO

EN EL SILENCIO

En el silencio de la casa, tú

En el silencio estrellado

En el silencio que se hace

En el silencio siento pasar hora tras hora

EN EL SITIO DEL CRIMEN

En el solemne trance de la última agonía

En el sopor circular dormita

En el sucio rincón de una taberna

En el supermercado

En el taller del alma maduran los deseos

En el tapete del mar

EN EL TEMPLO

EN EL TEOCALLI DE CHOLULA

EN EL TERCER ANIVERSARIO DE LA SOCIEDAD FILOIÁTRICA Y DE BENEFICENCIA

En el tiempo compacto

EN EL TIEMPO SIN RELOJES

EN EL TRASMUNDO TIEMBLA UNA BOMBILLA

En el tribunal de su conciencia

En el tronco de un árbol voy a grabar tu nombre

EN EL TÚMULO DE LAS HONRAS DEL SEÑOR REY DON FELIPE III

En el último piso

En el valle que rodean montañas de la infancia

En el Valle Verde

En el verano crecen lentos tus barcos

En el verde jardín del monasterio

En el verdoso flanco de la montaña

En el viejo camposanto

En el viejo caserío

En esa falsa probadora vida

En esa oscura calle que pudiera

En esas doce horas que somos la espalda del mundo

En ese barandal contra el que rompe

En ese punto

En esta aldea blanca de oscuros pescadores

En esta breve tabla

En esta cama donde el sueño es llanto

En esta casa el poblador amigo

En esta casa en la que ahora habito

En esta frente, Dios, en esta frente

En esta hora en que las formas se deshacen

En esta hora lívida de la primavera, cuando cae la tarde

En esta noche mi reloj jadea

En esta noche negra

En esta paz del corazón alada

En esta sala vacía

En esta siesta de otoño

EN ESTA SOLA, EN ESTA ÚNICA TARDE

En esta tierra

En esta venerada tumba, humilde

¡En esta vida no la supe amar!

En este amanecer

En este bosque en que los árboles

En este cáliz campesino vierto

En este campo

En este campo do el placer rebosa

En este día de septiembre en Elca

En este día del censo

En este espacio cada uno es capaz

En este espejo que cuelga

En este instante

En este jueves décimo y tranquilo

En este momento hay un hombre herido en algún lugar del mundo

En este mundo traidor

En este nuevo día

En este occidental, en este, oh Licio

En este poema los artilleros están juntos

En este pueblo de servicial mirada y precio limpio

En este pueblo dibujan

En este pueblo, Tarumba

En este pueblo viven los niños más viejos del mundo

En este retrato

En este río lácteo

En este siglo

En este sosegado apartamiento

En este valle rodeado de montañas había un lago

En este vaso de ginebra bebo

En esto podéis ver, señora mía

En estos campos de la tierra mía

En estos días tristes y nublados

En estos hiperbólicos minutos

En estos precisos momentos todo momento es bello. Por ejemplo

En extrema pasión vivía contento

En férreas contracciones de serpiente

En filas ordenadas regresamos

En fin, a vuestras manos he venido

En fin, en fin, tras tanto andar muriendo

En fin, esto no es justo. Soy siempre muy sensible

En fin voy a partir, bárbara amiga

«En fondo de aire» (dije) «estoy»

En gótica estrecha torre

EN GREAT PARK

EN GUAMBARO

EN HONOR DEL CUERPO DE ARTILLERÍA

EN HORA FEA

En horas de pesar, de horror, de duelo

En hoteles como el interior de un perro de laboratorio

En incesante encarnizada lucha

En invernales horas, mirad a Carolina

En Jaén, donde resido

EN LA AGONÍA [Julio Flórez]

EN LA AGONÍA [Ismael Enrique Arciniegas]

En la alameda

EN LA ALCAZABA

EN LA ALDEA

En la alegre mañana de mis días

En la alta cumbre se abrillanta el hielo

En la alta noche mística sobre el campo dormido

En la altura los cuervos graznaban

En la amistad de México he vivido

En la amplitud benigna del contorno

EN LA APERTURA DEL INSTITUTO MEJICANO

EN LA APOTEOSIS DEL ACTOR MERCED MORALES

EN LA AUSENCIA [Juana de Ibarbourou]

EN LA AUSENCIA [Julio Flórez]

EN LA AVENIDA COSTANERA

En la azulada Esmirna fui gaviero en nave irrelevante

EN LA BARCA

EN LA BENDICIÓN DE UNA BANDERA. Soneto

EN LA BRISA, UN MOMENTO

EN LA «BRUJA». Soneto

En la buhardilla, a donde luz incierta

En la cabeza el azahar y toda

En la cabeza le dio

EN LA CALA

En la cálida tarde se hundía

EN LA CALLE [Julio Flórez]

EN LA CALLE [Ismael Enrique Arciniegas]

En la calle que sube hacia la catedral

En la calle silenciosa

En la calzada más bien enorme de Jesús del Monte

—«En la campana del puerto

En la capilla estoy, y condenado

En la capital japona

En la cara lleva

En la cárcel de ayer, de que me evado

En la carpeta

EN LA CARTERA de Mariano G. Manrique, autor de Luisa..

EN LA CARTERA DE UN POETA

EN LA CARTUJA DE FLORENCIA

En la casa blanca, muere

En la casa de nadie

EN LA CASA DE OCTAVIO EL ESCULTOR

En la casa del Marqués

En la casa que al linde soberano

EN LA CATEDRAL DE SEVILLA

En la cavidad que sabes

En la celda, en lo sólido, también

En la celda más oscura

—En la ciudad celeste de los dioses

En la ciudad no había agua

En la ciudad no se puede vivir

En la clave del arco ruinoso

EN LA COCINA

En la cocina de la casa

¿En la confusión, tu rostro

En la constelación de cal y canto

En la coronada villa

En «la cuaderna vía» del maestro Berceo

EN LA CUMBRE

En la cuna sin par nació la airosa

En la curva del camino

En la cúspide radiante

En la desnuda tierra del camino

En la distancia de tu piel

EN LA DISTRIBUCIÓN DE PREMIOS DEL COLEGIO DESFONTAINES

En la doctrina chiste y agudeza

En la dulce magnolia cotidiana

En la ebriedad le rodeaban mujeres, sombra, policía, viento

En la edad de oro, aunque hubo afectos tiernos

EN LA ENFERMEDAD DE QUE MURIÓ EL SEÑOR REY DON FELIPE III

En la era de los descubrimientos

En la eropsiquis plena de huéspedes entonces meandros de

En la esquina de la ventana

En la esquina de Miracielos

EN LA ESTACIÓN

En la extraña y mimética noche

En la Facultad de Ciencias Económicas, en Montevideo

En la fecha

En la fecha

En la fotografía conserva para siempre el mismo rostro

En la fotografía que tus ojos vuelven dulce

EN LA FUENTE

En la fuente cristalina

En la gala y compostura

En la garganta de un beodo muerto

En la gloria del sol palpita el mundo

En la gran copa negra de la sombra que avanza

En la grata penumbra de la alcoba

EN LA GUAYACANA

En la hamaca sentí que me decías

En la hermética sala, santuario de Afrodita

En la hornacina del Monasterio

En la humedad me amas y eres azul en tus pezones

En la imponente nave

En la inocencia de tus ojos muertos

En la intrincada senda, y en el rojo

En la isla en que detiene su esquife el argonauta

en la jaula del tiempo

EN LA JORNADA DE PORTUGAL

En la lejana penumbra

En la lívida cara transparente

En la llama del verano

EN LA LOSA DE UNA NIÑA. Soneto

EN LA LUNA HAY ARCÁNGELES

En la luna negra

En la mano crispada de un muerto

EN LA MAR VUELVO A NACERME

En la medianoche

En la memoria de la impaciente idea

En la memoria hay palabras que no se pueden decir

En la mesa de al lado

En la mesa del redactor

EN LA MISMA OCASIÓN

En la mitad del barranco

En la montaña negra

EN LA MUERTE

EN LA MUERTE DE CARMEN

EN LA MUERTE DE DON RODRIGO CALDERÓN

EN LA MUERTE DE DOS SEÑORAS MOZAS, HERMANAS, NATURALES DE CÓRDOBA

EN LA MUERTE DE DOÑA GUIOMAR DE SA, MUJER DE JUAN FERNÁNDEZ DE ESPINOSA

EN LA MUERTE DE ENRIQUE IV, REY DE FRANCIA

En la muerte de Filis

EN LA MUERTE DE JULIO RUELAS

EN LA MUERTE DE LA EXCELENTÍSIMA SEÑORA MARQUESA DE MANCERA

En la muerte de la princesa doña María

EN LA MUERTE DE LA SEÑORITA MARIA EUGENIA GÓMEZ BARBERI

EN LA MUERTE DE LISTA

EN LA MUERTE DE RIEGO

EN LA MUERTE DE TRES HIJAS DEL DUQUE DE FERIA

EN LA MUERTE DE UN CABALLERO MOZO

EN LA MUERTE DE UNA AMIGA

EN LA MUERTE DE UNA DAMA PORTUGUESA EN SANTARÉN

EN LA MUERTE DE UNA SEÑORA QUE MURIÓ MOZA EN CÓRDOBA

En la noche [Evaristo Carriego]

EN LA NOCHE [Francisco A. de Icaza]

en la noche [Alejandra Pizarnik]

En la noche a tu lado

En la noche azulada y silenciosa

En la noche callada, muchas veces

En la noche de enero plenamente estrellada

En la noche de luna, en esta noche

En la noche del corazón

En la noche entraremos

EN LA NOCHE ESTRELLADA

en la noche importante

En la noche mural nada se mueve

En la noche profunda

En la noche que llena mi retiro

En la noche se acostó vivo

En la noche silenciosa y oscura

En la ojera profunda

En la orilla contemplo

En la orilla del aire

En la orilla del silencio

EN LA OTRA MADRUGADA

en la otra orilla de la noche

EN LA PARTIDA DEL CONDE DE LEMUS Y DEL DUQUE DE FERIA A NÁPOLES Y A FRANCIA

En la paz celestial de las alturas

En la paz de la alcoba desolada

En la paz de la alcoba sosegada

EN LA PENUMBRA [Francisco Villaespesa]

EN LA PENUMBRA [Luis Carlos López]

En la penumbra de un perdido

En la penumbra, mística y opaca

En la penumbra se destaca el lecho

En la perplejidad de la laguna

En la pieza contigua

EN LA PLAYA

En la playa he encontrado un caracol de oro

EN LA PLAYA NUDISTA DEL INCONSCIENTE

En la playa que el viento de otoño hace más sola

En la playa sonora

EN LA PLAZA

EN LA PLAZA DE ARMAS

En la pobre vivienda de suelo desnudo, alumbrada con una lámpara mezquina

En la popa desierta del viejo barco

EN LA PRIMERA PÁGINA

EN LA PRIMERA PÁGINA DE UN LIBRO

En la profundidad del pantano, atardece

EN LA PUERTA DE LA IGLESIA

En la puerta frutal de mis sentidos

En la punta del chopo (tan alta

En la quieta impostura virginal de la noche

En la rama de un árbol

En la rama el expuesto cadáver se pudría

En la raya que divide

En la red de cristal que la estrangula

EN LA REPRESENTACIÓN DE «ÓSCAR»

En la ribera

EN LA ROTONDA DEL CAPITOLIO DE WASHINGTON

En la ruta de Portillo

En la sala anatómica

En la sala anatómica desierta

En la sala blanca

EN LA SALA DE LECTURAS DEL INFIERNO

En la Sed

EN LA SELVA FERVOROSA, XIV

En la senda, Virgen santa

EN LA SERRANÍA

En la soledad del Espacio Cibernético

En la soledad hiriente y absoluta a la que no he conseguido

En la soledad tenebrosa

En la sombra [Evaristo Carriego]

EN LA SOMBRA [Ismael Enrique Arciniegas]

En la sombra de las altas salas de casta piedra

En la sombra de un sueño donde se estanca un agua turbia

En la sombra debajo de tierra

En la sombra estaban sus ojos

Es la suprema floración del año

En la tarde, en las horas del divino

En la tarde quieta las sombras de los árboles juegan a esconderse

En la tarde suave y cálida

En la terraza [Juan Gelman]

EN LA TERRAZA [Ismael Enrique Arciniegas]

EN LA TERRAZA [Luis Carlos López]

En la terraza de un café hay una familia gris

En la terraza del café

En la tierra de nadie

En la tierra de nadie, sobre el polvo

En la torre

En la trama ligera

En la tranquila casa donde la tía vive

En la tranquila noche, mis nostalgias amargas sufría

En la tranquila y recatada estancia

En la triste estancia

EN LA TUMBA DE MI PADRE. Soneto

EN LA TUMBA DE UNOS GEMELOS

EN LA TUMBA DEL SOLDADO DESCONOCIDO

EN LA ÚLTIMA HOJA DEL ÁLBUM

En la Venus de Médicis el arte

En la verde orilla

EN LA VÍA PÚBLICA

En la vida que siempre tuya fue

En la vida rosa matinal te guía

En la vieja Colonia, en el oscuro

En la viva esmeralda gigantesca

En lágrimas el rostro, la mirada sombría

En las alas oscuras de la racha cortante

En las arenas de Magallanes te recogimos cansada

En las aristas de las altas cumbres

En las brumas de Londres algún día

En las catorce redes del soneto

En las cuadras del mar duermen términos blancos

En las cunas de las olas

En las entrañas del verano

En las horas oscuras

En las letras de un cantoral

En las manos del alba vi la rosa

En las manos te traigo viejas señales

EN LAS MÚSICAS LILIALES

EN LAS NOCHES CLARAS

En las noches de abril, mansas y bellas

En las noches de insomnio, cuando el viento

En las noches tediosas y sombrías

En las pálidas tardes

En las planchas de la Delegación están los cadáveres

EN LAS PRIMERAS HORAS

En las riberas vagando

EN LAS RUINAS DE MITLA

En las sombras verdes

En las tardes brumosas del invierno

En las tardes de Abril, allá en los cerros

EN LAS TIENDAS GRIEGAS

EN LAS TINIEBLAS HÚMEDAS

En las tinieblas que forman como un atrio

En las viejas telarañas de la tristeza suelen caer las moscas de sartre

En leyendo, señor, vuestro soneto

En líbico marfil tallas tu sueño

En libre vuelo, el cielo de mi América

En Lima... En Lima está lloviendo

En Linden, no sangrienta todavía

En llamas, en otoños incendiados

EN LO ALTO

En lo alto de aquel monte

En lo fugaz, en lo que ya no existe

En lo más abrupto y alto

En lo negro te cojo

En Londres o Madrid, Ginebra o Roma

EN LOS ALCORES

En los árboles crecían frutas olorosas

EN LOS BOSQUES DE PENNSYLVANIA

En los bosques, perdido, corté una rama oscura

En los campos de Antelo, hacia el noventa

En los claros domingos de mi pueblo es costumbre

En los claustros del Alma la herida

En los climas brillantes do natura

EN LOS DÍAS DE LLUVIA

En los dientes, la mañana

En los ecos del órgano o en el rumor del viento

En los extremos estás

En los húmedos bosques, en otoño

En los ijares del aire

En los lavabos de los bares nocturnos los espejos responden

En los montes, los valles y collados

En los musgosos bordes de la fuente

En los naranjos susurrando el viento

En los nocturnos vuelos del aire

En los nudosos brazos de las encinas

En los ojos abiertos de los muertos

En Los paisajes de Mansiche labra

En los paseos perezosos

En los pinares de Júcar

En los prados de tu huerto

En los primeros años de la vida

En los solares de Burgos

En los suburbios de La Habana, llaman al amigo mi tierra o mi sangre

En los techos de mi alma se turban las palomas

En los telares de la hormiga el cuarzo doma su tiniebla

En los tiempos de la maravilla

En los yermos del mar, donde habitas

En lúgubres cipreses

EN MADRID

En Madrid, donde me dieron la noticia de tu muerte

en madrugada en pleno su esplendor

EN MARCHA [Ismael Enrique Arciniegas]

EN MARCHA [Julio Flórez]

En más de trece noches

En medio a mis congojas, en mitad de mi hastío

En medio de este hueco redondo y transparente

EN MEDIO DE LA MULTITUD

En medio de la multitud le vi pasar

EN MEDIO DE LA NOCHE

En medio de la plaza y sobre tosca piedra

En medio de la tierra apartaré

En medio de los adioses de los pañuelos blancos

En medio de los árboles mi casa

En medio de los hombres, amada, dulce y bella

En medio de mi mal vino cubierto

En medio de un silencio desierto como la calle antes del crimen

En medio de una rugiente avalancha de luz está mi padre

En medio del camino de la Vida...

En medio del gentío ya no hay quien pueda

En medio del placer que el pensamiento

En medio día azulejo

EN MEMORIA DE ANGÉLICA

EN MEMORIA DE MI PERRO "BAUDELAIRE"

EN MEMORIA DEL POETA MANUEL M. FLORES

En mi aldea

En mi angustia, callada y escondida

En mi ansiedad por el naciente día

En mi aposento, asaltado a veces

EN MI BARRIO

En mi casa están vacías las paredes

En mi cielo al crepúsculo eres como una nube

En mi cuerpo tu buscas al monte

EN MI CUMPLEAÑOS

En mi gran soledad florece el canto

En mi jardín hay rosas

En mi ostracismo acerbo me alegré esta mañana

En mi país la luz

En mi patria hay un monte

EN MI PECHO FELIZ

En mi pequeño huerto

En mi rincón le insuflo a mi fagote

En mi soledad

En mi vega oriental, verde collado

En mil palabras esta mañana

En mis sueños acercas tu semblante

En mis sueños de amor, ¡yo soy serpiente!

En mis trabajos la práctica se decanta como causa y efecto

En mis versos está toda mi vida

En mis versos, Iriarte

En mitad de la frente de los días

En mitad de la noche sombría y tempestuosa

En Montevideo, en el barrio Brazo Oriental

En muy suave aunque en muy gran tormento

En noche muy oscura

En noche triste

EN NOCHEBUENA

En nombre de Dios abandonamos las señales en el aire

EN NOMBRE DE MUCHOS

En nombre de tu rostro de lirio enfermo

En Norteamérica

En nuestra sumisión nos consumamos

En nuestras manos no están los años

EN NUESTRO TIEMPO

EN ODEON PLATZ

EN OTRO

EN OTRO

EN OTRO

EN OTRO. EL JILGUERO Y LA FLOR DEL AGUA

EN OTRO. FÁBULA. EL EGOÍSMO

EN OTRO. FÁBULA. LA POETISA Y LA ARAÑA

EN OTRO. TRADUCIDO DE PASTORINI

EN OTRO. TRADUCIDO DEL DANTE

En otros tiempos, tiempos mejores

En palabras aroma contenida

EN PANNE

EN PARÍS

En París está doña Alda

En París está doña Alda

En parte alguna existe, ignoro en dónde

EN PAZ [Amado Nervo]

EN PAZ [Eliseo Diego]

EN PAZ [Julio Flórez]

En pedestal de ola

En pensar que me quieres, Clori, he dado

¿En perseguirme, mundo, qué interesas?

En plena guerra te llevó la vida

EN PLENITUD

En pleno centro de Medellín

EN PLENO INVIERNO

En preguntar lo que sabes

En primavera da flor el clavel

EN PROVINCIA

En púlpito lujoso encaramado

En realidad el que tiene más miedo soy yo

EN QUÁLES INSTRUMENTOS NON CONVIENEN LOS CANTARES DE ARÁVIGO

(EN QUE CALIFICA DE AMOROSAS ACCIONES TODAS LAS DE CRISTO PARA CON LAS ALMAS EN AFECTOS AMOROSOS) A CRISTO SACRAMENTADO, DÍA DE COMUNIÓN

En qué callejón

EN QUE CELEBRA LA POETISA EL CUMPLIMIENTO DE AÑOS DE UN HERMANO SUYO

“en qué consiste el juego de la muerte” preguntó

¿En qué cuento te leí?

EN QUE DA MORAL CENSURA A UNA ROSA, Y EN ELLA A SUS SEMEJANTES

EN QUE DESCRIBE RACIONALMENTE LOS EFECTOS IRRACIONALES DEL AMOR

¡En qué desolaciones he caído

¿En qué oscuro rincón del tiempo que ya ha muerto

¿En qué piensa la última rosa del verano

¿EN QUÉ PIENSAS?

—¿En qué piensas todo el día

¿En qué puedo esperar contentamiento

¿En qué reino, en qué siglo, bajo qué silenciosa

¿En qué rincón de tu alcoba, ante qué espejo

EN QUE SATISFACE UN RECELO CON LA RETÓRICA DEL LLANTO

¿En qué silente cinturón de espuma

¿En quién piensas cuando entregas la boca

¿EN QUÉ PIENSAS CUANDO HACES EL AMOR?

En realidad lo que me duele es la derrota

en región asolada por la sequía

En reposo encantado, bajo una amplia enramarla

En Ronda, donde resido

En ruin lugarejo bien lejano

En santa Águeda de Burgos

En Santa Gadea de Burgos

En santa Gadea de Burgos

En Santiago de Chile

En segura pobreza vive Eumelo

EN SERIO

En Sevilla a un sevillano

En silencio [Evaristo Carriego]

EN SILENCIO [Ernestina de Champourcín]

En soledad. No se siente

En solitaria ruina

En sombra de sentido de palabras

EN SON DE DESPEDIDA

En su abstracto candor, el tiempo vano

En su alazán sin freno ni montura

En su caballo de ligero vidrio

En su cárcel de espinos y rosas

En su cuerpo de espuma nacían las espigas

En su curso voluble la Fortuna

En su despertar el hombre

En su duro letargo concentrada

En su fiera grandeza confiando

En su grave rincón, los jugadores

En su hábito oscuro, con los brazos abiertos

En su hierro perdura el hombre fuerte

En su llama mortal la luz te envuelve

En su oscuridad la que ama no es oscura

En su país de hierro vive el gran viejo

En su tallo de calor se balancea

En su tostada faz hay algo sombrío

EN SU TUMBA

En sucesión los coches funerarios

En sucios charcos

EN SUEÑOS

EN SUIZA

En suma, no poseo para expresar mi vida, sino mi muerte

En sus ojos, lagos de melancolía

En sus ojos rasgados y azules

En tanto nuestros cálices

En tanto «pace estrellas» el Pegaso divino

En tanto que de rosa y de azucena

En tanto que el hoyo cavan

En tanto que San Sixto decía este sermón

En tenebrosa noche, en mar airado

En ti la tierra

En ti me he silenciado

EN TI ME QUEDO

En ti recuerdo una mujer lejana

En tiempo dormido, un tiempo como un guante sobre un tambor

En tiempos de las hadas y de la hechicería...

En tierra lejana

«En tierra syn justiçia eran muchos ladrones

EN TIERRAS DEL ZIPA

En toda ciudad existe una calle en la cual

En todas las eternidades

EN TONO MENOR

En torno al mármol rojo en donde duerme

En torno de una mesa de cantina

EN TREN

En trenes poseídos de una pasión errante

En tronco añoso de robusta encina

En tu alcoba techada de ensueños, haz derroche

EN TU ALEGRÍA ESTÁS

En tu amistad abierta cual tu mano

EN TU ANIVERSARIO

EN TU BUSCA

En tu cariño pensando

EN TU CASA DESIERTA

En tu espíritu noble, dulce, amable, discreto

En tu frente descansa el color de las amapolas

En tu frialdad se emboscaban

En tu melena, de la noche habita

En tu mundo no casan los objetos

En tu pelo está el perfume de la noche

En tu reloj de arena y mi clepsidra

EN TU SAPIENCIA ÍNTIMA DESCANSAS

¡En tus abismos, negros y rojos

En tus horas, las más tuyas

En tus lindes quedaron los rumores

En tus nardos blanquea mi reposo

En tus ojos sombríos me he mirado

En tus ojos un mapa vaticina

En tus ojos un misterio

¡En ty es mi esperança

EN UN ABANICO

EN UN ABANICO

En un abrir y cerrar de ojos

EN UN ÁLBUM [Delmira Agustini]

En un álbum [Salvador Díaz Mirón]

En un álbum [Julio Flórez]

EN UN ÁLBUM [Gregorio Gutiérrez González]

EN UN ÁLBUM II

EN UN ÁLBUM DE UNA DAMA CON GENIO Y SIN PRETENSIÓN

EN UN ÁLBUM DE UNA DAMA DE LISBOA. EL TERREMOTO DE LISBOA

EN UN ÁLBUM DE UNA DAMA DESCREÍDA. NADA CREO

EN UN ÁLBUM DE UNA PRINCESA ITALIANA

EN UN ÁLBUM DE UNA SEÑORA QUE QUERÍA QUE SE DIJESE ALGO ACERCA DE LA DESGRACIA DE SER MUJER

EN UN ÁLBUM DONDE HABÍA ESCRITO DUMAS ESTE VERSO FRANCÉS

EN UN ÁLBUM DONDE HALLÉ LA FIRMA DE HARTZENBUSCH

EN UN ÁLBUM DONDE HARTZENBUSCH HABÍA ESCRITO

EN UN ÁLBUM DONDE QUERÍA QUE LE EXPRESARA QUIÉN FUE EL INVENTOR DEL ÁLBUM

EN UN ÁLBUM PERDIDO Y RECOBRADO

EN UN ÁLBUM POÉTICO PARA UNA NIÑA QUE SE AHOGÓ EN EL MAR

EN UN ÁLBUM PORTUGUÉS. LA AMAPOLA DE LA RAYA

EN UN ÁLBUM QUE LLEGÓ DESPUÉS DE HABER FIRMADO OTROS CUATRO AQUEL DÍA

EN UN ÁLBUM QUE ME PRESENTARON CUANDO ESTABA CONTEMPLANDO UNA HERMOSA TARDE

EN UN ÁLBUM QUE TENÍA UNA LÁMINA QUE REPRESENTABA A LOS ÁNGELES MIRANDO LOS CLAVOS DEL SEÑOR

EN UN ÁLBUM UNA DE CUYAS PÁGINAS REPRESENTABA EL NACIMIENTO DE JESÚS

EN UN ÁLBUM UNA DE CUYAS PÁGINAS SE REPRESENTABA A LA MAGDALENA EN ACTITUD DE CLAMAR AL CIELO

En un auto arteriado de círculos viciosos

En un barrio cualquiera

En un beato silencio el recinto vegeta

En un bastón de acebo que traía

EN UN BREVIARIO (A Fray Buenaventura García)

EN UN CAFÉ

En un campo florido en que retoñan

En un carro triunfal hecho de auroras

En un cartelón leí

EN UN CEMENTERIO DE LUGAR CASTELLANO

En un colchón de piedras duerme

En un diario cualquiera estoy leyendo

En un dulce estupor soñando estaba

EN UN EJEMPLAR DE «LES CHANTS DE MALDOROR»

EN UN HOSPITAL

EN UN JARDÍN

En un lago de sangre sumergía

En un largo alarido de tristeza

En un lecho de sábana y rebozo

En un libro de versos salpicado

EN UN LUGAR PARA HUIRSE

En un muradal andava el gallo cerca un rrío

En un olmo Vandalio escribió un día

EN UN OTOÑO ANTIGUO

EN UN PÁRAMO

En un pastoral albergue

EN UN PLAYÓN

En un playón del bajo Magdalena

En un poema, «Imágenes detenidas», ¿por qué el chileno es el único turista a esa hora?

En un poema leo

En un rincón de la capilla

En un rincón del parque, en lo más hondo

En un rincón del salón crepuscular

En un rincón oscuro del infierno

En un sueño vienen claras sensaciones florentinas

En un tiempo mis padres socavaron el tedio voraz del color blanco

En un tránsito profundo

En un velero, por sal

En un viejo país ineficiente

En una calle de Córdoba

EN UNA CARTERA

En una cuna pobre fui metido

EN UNA DESPEDIDA

EN UNA ENFERMEDAD DE DON ANTONIO DE PAZOS, OBISPO DE CÓRDOBA

En una esquina está el aire

EN UNA ESTACIÓN DE METRO

En una exacta

En una fuente del bosque

En una hermosa noche, inflado el pecho

En una hojita de 5x10 cm. dibujaste algunas islas

En una inflamación de oro ligero

En una noche escura

En una noche que debió ser lluvia

En una playa amena

En una roca de la sierra umbría

En una selva, al parecer del día

En una silla de montar

En una tarde clara y amplia como el hastío

EN UNA TARDE DE DESENGAÑO Y PENA

EN UNA TARDE OTOÑAL

EN UNA TARDE TEMPESTUOSA

EN UNA TEMPESTAD. ODA AL HURACÁN

En una tierra que amasan potros de cinco años

En unas bajas islas de llanto y de corales

EN UNAS «POESÍAS DE CAMPOAMOR»

EN USIACURÍ

EN UXMAL

En vano ansiosa tu amistad procura

En vano, cruda muerte

En vano el mar fatiga

En vano ensayaríamos una voz que les recuerde algo a los Hombres

¡En vano fue buscar otros amores!

En vano la sonrisa halagadora

En vano, melancólica extranjera

EN VARIOS ÁLBUMES

En vez de calcular, vámonos todos al circo

En vez de las Helíades, ahora

En vez de soñar, contar

En vez, Señora, del cristal luciente

En Viena hay diez muchachas

EN VIETNAM LAS PÚAS GOTEAN NUBES DE CORDEROS

En villa humilde sí, no en vida ociosa

En volandas

EN VOZ BAJA

En vuelo silencioso, el gran Corcel alado

En vuestro bello tratado

ENAMORARSE Y NO

ENCAJES

ENCAJES DE FIEBRE

ENCALLADO EN LAS COSTAS DEL PACÍFICO

Encallecido privilegio este orgulloso sufrir

Encaneció las ondas con espuma

ENCANTO

Encanto de animadas travesías...

Encanto de sus padres, terror de los ajenos

ENCARECE DE ANIMOSIDAD LA ELECCIÓN DE ESTADO DURABLE HASTA LA MUERTE

Encías achampanadas

Enciende las dos puertas

encienden alegría en el mundo

Encima de las corrientes

¡Encinares castellanos

Encláustrame en tus iris si a ti llego

Encomiéndese a los diablos

¿Encontrará la ciencia las almas de los muertos

Encontré la grandeza en lo pequeño

ENCUENTRO [Federico García Lorca]

ENCUENTRO [Carmen Conde]

ENCUENTRO [Jaime Torres Bodet]

ENCUENTRO [Alejandra Pizarnik]

ENCUENTRO CON MI PADRE EN LA HUERTA

ENCUENTRO CON MIS PADRES

ENCUENTRO EN EL HADES, AÑO 2008 d.c.

Encuentro lo que no busco

Endáliame las manos. Naranjiza

ENDECASÍLABO ROMANCE EXPRESA SU RESPETO AMOROSO, Y DICE EL SENTIDO EN QUE LLAMA SUYA, A LA SEÑORA VIRREINA

ENDECHA

ENDECHAS

ENDECHAS CONSUELOS SEGUROS EN EL DESENGAÑO

ENDECHAS IRREGULARES DEMOSTRANDO AFECTOS DE UN FAVORECIDO, QUE SE AUSENTA

ENDECHAS QUE EXPLICAN UN INGENIOSO SENTIR DE AUSENTE, Y DESDEÑADO

ENEAS, HIJO DE ANQUISES, CONSULTA A LAS SOMBRAS

ENEREIDA

ENERO ERA LA HIERBA

Enferma de nostalgias, la ardiente cortesana

ENFERMEDADES DE LA NIÑEZ

Enfermedades en mi casa

Enfermizas plenitudes

ENFERMO

Enfrente a la Comedia Francesa, está el Café

ENGARCE

Engarzado en la noche el lago de tu alma

Engastada en mis manos fulguraba

ENGRANDECE EL HECHO DE LUCRECIA

Enhiesto surtidor de sombra y sueño

Enigma [Ramón López Velarde]

ENIGMA [Juana de Ibarbourou]

ENIGMA [Rafael Pombo]

ENIGMA CON UNA FLOR

ENIGMA DE LA DESEOSA

ENIGMAS

ENNARRA

Enorme tronco que arrastró la ola

¡Enorme y santa Rusia, la tempestad te llama!

Enorme y sólida

ENREDADERA

Enrosca el gato su delicia

Ensancha, ensancha, oh vida

ENSENADA

ENSEÑA A MORIR ANTES, Y QUE LA MAYOR PARTE DE LA MUERTE ES LA VIDA, Y ÉSTA NO SE SIENTE; Y LA MENOR, QUE ES EL ÚLTIMO SUSPIRO, ES LA QUE DA PENA

ENSEÑA CÓMO NO ES RICO EL QUE TIENE MUCHO CAUDAL

ENSEÑA CÓMO TODAS LAS COSAS AVISAN DE LA MUERTE

Enseña el Cristo: a tu prójimo

ENSEÑA NO SER SEGURA POLÍTICA REPREHENDER ACCIONES, AUNQUE MALAS SEAN, PUES ELLAS TIENEN GUARDADO SU CASTIGO

ENSEÑA QUE, AUNQUE TARDE, ES MEJOR RECONOCER EL ENGAÑO DE LAS PRETENSIONES Y RETIRARSE A LA GRANJERÍA DEL CAMPO

ENSÉÑAME A BAILAR

Enséñame una canción

ENSEÑANZA DE LOS VALLES

ENSEÑANZA SUPERIOR. Soneto

ENSIENPLO DEL ÁGUILA É DEL CAÇADOR

ENSIENPLO DEL ALANO, QUE LLEVAVA LA PIEÇA DE CARNE EN LA BOCA

ENSIENPLO DEL MUR DE MONFERRADO E DEL MUR DE GUADALHAJARA

Ensíllenme el potro rucio

ENSOÑACIÓN

ENSSIENPLO DE LOS DOS PEREZOSOS, QUE QUERÍAN CASSAR CON UNA DUEÑA

ENSSIENPLO DEL CAVALLO É DEL ASNO

ENSSIENPLO DEL MUR TOPO É DE LA RANA

Ensuciaban el aire profundo del espejo

ENSUEÑO [Juana de Ibarbourou]

ENSUEÑO [Nicanor Parra]

ENSUEÑO [Ismael Enrique Arciniegas]

ENSUEÑO [José María Eguren]

ENSUEÑO DE OPIO

Ente chismoso, fábula, quimera

ENTEREZA

Enterrado vivo

ENTIERRO

ENTIERRO DE UN MONJE

ENTIERRO EN EL ESTE

ENTONCES [Julio Flórez]

ENTONCES [José Antonio Ramos Sucre]

Entonces [Ángel González]

Entonces [Manuel del Cabral]

ENTONCES [José Hierro]

Entonces hubiera gritado

Entonces, todavía tu voz me sabrá a luego

ENTONCES Y HOY

Entonces ya es seguro que estás muerto

Entra, dulce Madona, al santuario

Entre el moribundo y el muerto

Entra el viejo Orfeo. Mil notas auroran

Entra en tu cuerpo y tu cansancio se llena de pétalos

Entra otra vez en las alcobas blancas

Entra, rayito de sol

Entra, rayo de luna, bien venido

Entra sin miedo, hermana: no te diremos nada

¡Entrad!... en mi aposento

ENTRADA A LA MADERA

Entramos en un bosque furiosamente quemado

Entrando en la ciudad por alta mar

Entrando en su nuevo imperio

Éntrase el mar por un arroyo breve

Entré a la vasta veleidad del piélago

Entre ahora y ahora

Entre alaridos se sostiene

ENTRE AMIGOS

Entre anoche y este día

Entre aquellos olivares

Entre armas, guerra, fuego, ira y furores

Entre deseos férvidos y penas

Entre diez mil soldados era un soldado oscuro

ENTRE DOS FECHAS

Entre dos guerras deflagró mi vida

Entre dos guerras transcurrió mi vida

ENTRE DOS LENTES

Entre dos luces, entre dos

Entre el amor y la sombra

Entre el aura obsesiva del incienso

Entre el canto primero y el segundo

Entre el discorde estruendo de la orgía

Entre el dolor y el placer median tres criaturas

Entre el dudoso cortejo

Entre el espeso follaje

Entre el musgo de mi huerto

Entre el ramaje en flor del limonero

Entre el raso y los encajes de la alcoba parisina

Entre el vivir y el soñar

Entre el zarzal y la caverna

Entré en la casa blanca con mi incierta

Entré en la sala de baño

Entre esencias vive Chelita

Entre espinas y lágrimas, la rosa

ENTRE ESTATUAS [NO TE SALVES]

Entre Estepona y Marbella

Entre Friedrich von Hausen

Entre hombres y paquetes, diarios envejecidos

Entre irse y quedarse duda el día

Entre italiano

Entre la blanca luz

ENTRE LA DICHA Y LA TINIEBLA

Entre la espada y la pared no había

ENTRE LA FUGA Y EL MURO

Entre la imperturbable quietud de la alameda

Entre la muchedumbre que ríe y se divierte

Entre la noche y el día

ENTRE LA PIEDRA Y LA FLOR

Entre la sombra del dolor me hostigo

Entre la sombra el resplandor del alba

Entre la tarde que se obstina

Entre la tiniebla densa

entre las cosas que raf maloney tenía

Entre las brevas soy blando

Entre las fatalidades

Entre las hojas cinco generosa

Entre las hojas de laurel, marchitas

ENTRE LAS MOSCAS

Entre las ondas azules

Entre las piernas suaves pasa un río

Entre las viejas del pueblo de Huautla hay una

Entre las 5 y las 7

Entre legajos de papel roídos

Entre lirios azules y aristas de recuerdos

Entre lívidas nubes desgarradas

Entre lo que veo y digo

Entre los adelantos médicos figuran

Entre los agostadores

Entre los bailarines y su danza

ENTRE LOS BEDUINOS

Entre los espadones de fierro literario

Entre los gestos del mundo

Entre los lirios morados

Entre los matorrales del silencio

entre los soplos de tantas arterias

Entre los sueltos caballos

Entre los surcos tu cuerpo moreno

Entre los temblorosos cocoteros

Entre mariposas negras

Entre mi amor y yo han de levantarse

Entre mis brazos olvidas

Entre mis manos

Entre mis manos vives

Entre mujeres alta ya, la niña

Entre nuestras dos sangres

Entre osar y temer, entre esperanza

Entre pardos nubarrones

Entre pedazos de palabras

Entre sauces que velan una anciana casuca

Entre sombra y espacio, entre guarniciones y doncellas

Entre tantos oficios ejerzo éste que no es mío

Entre todas las flores, señoras y señores

Entre todos escribieron el Libro, Rimbaud

Entre todos mis libros, es éste el que prefiero

Entre tu verdad más honda

entre tus brazos y mis brazos ¿es como si hubiese

Entre un bosque de mástiles

Entre un romper de olas descubro el monumento

Entre un tropel y otro de turistas

Entre una y otra clase, en la tarde de lluvia

ENTREACTO

ENTREGA

ENTREGUERRAS (FRAGMENTO FINAL)

Entréme donde no supe

ENTRESUELO

ENTRESUEÑO

ENTRETANTO, LA OLA

(ENTRETIEMPO)

ENTRETIEMPO SEGUNDO

Entro en mí mismo para verme, y dentro

Entró la noche; con ella

Entró y se inclinó hasta besarla porque de ella recibía la fuerza

ENTREVISIÓN DEL PEREGRINO

ENTREVISTA DE BERNARDO CON EL REY

Entusiasmo del odio

Envilece, devora, enferma, embriaga

ENVÍO [Amado Nervo]

ENVÍO [José Ángel Buesa]

ENVÍO A CARLOS EDMUNDO EN ESTA HORA PRECURSORA DEL SILENCIO

ENVÍO. 9 DE DICIEMBRE DE 1961

ENVÍOS

Envíos

Envuelta en sangre y pavoroso estrago

Envuelta en sangre y polvo la jabalina

Envuelta en una magia de rosados candores

Envuelto desaparece el sol rojizo

Envuelve al mundo extenso triste noche

Enxienplo de cómo el león estava doliente e las otras animalias lo venían a ver

ENXIENPLO DE LA ABUTARDA E DE LA GOLONDRINA

ENXIENPLO DE LA PROPIEDAT QUE'L DINERO HA

ENXIENPLO DE LA RAPOSA QUE COME LAS GALLINAS EN LA ALDEA

ENXIENPLO DE LA RRAPOSA E DEL CUERVO

ENXIENPLO DE LAS LIEBRES

ENXIENPLO DE LAS RANAS, EN CÓMO DEMANDAVAN REY Á DON JÚPITER

ENXIENPLO DE LO QUE CONTESÇIÓ Á DON PITAS PAYAS, PINTOR DE BRETAÑIA

Enxienplo de quando la tierra bramava

ENXIENPLO DEL ASNO E DEL BLANCHETE

ENXIENPLO DEL GALGO E DEL SEÑOR

ENXIENPLO DEL GALLO QUE FALLÓ EL ÇAFIR EN

ENXIENPLO DEL LADRÓN QUE FIZO CARTA AL DIABLO DE SU ÁNIMA

ENXIENPLO DEL LEÓN E DEL MUR

ENXIENPLO DEL LEÓN É DEL CAVALLO

ENXIENPLO DEL LEÓN QUE SE MATÓ CON IRA

ENXIENPLO DEL LOBO É DE LA CABRA É DE LA GRULLA

ENXIENPLO DEL PAVÓN É DE LA CORNEJA

EL MULADAR

EPIFANIA [Salvador Novo]

EPIFANÍA [Ismael Enrique Arciniegas]

Epígrafe al sepulcro del Excmo. Sr. D. Pedro Ceballos natural de Extremadura y oriundo de las montañas de Santander y difunto en Córdoba, patria del Gran Capitán

EPIGRAMA [Nicolás Fernández de Moratín]

EPIGRAMA [Ernesto Cardenal]

EPIGRAMA [Manuel Gutiérrez Nájera]

Epigrama [Leandro Fernández de Moratín]

EPIGRAMA [Rafael Pombo]

EPIGRAMA FUNERARIO

Epigrama me titulo

EPIGRAMA VOTIVO

EPIGRAMAS [Antonio Plaza]

EPIGRAMAS [Antonio Plaza]

EPIGRAMAS [Antonio Plaza]

EPIGRAMAS [Antonio Plaza]

EPIGRAMAS [Baltasar del Alcázar]

EPIGRAMAS [Bartolomé Leonardo de Argensola<]

EPIGRAMAS [Antonio Machado]

EPÍLOGO [Gabriel Celaya]

EPÍLOGO [Julio Herrera y Reissig]

Epílogo [Enrique Villagrasa González]

EPÍLOGO [José Ángel Buesa]

EPÍLOGO [José Moreno Villa]

EPÍLOGO [Ángel González]

EPÍLOGO [Julio Flórez]

EPÍLOGO [Homero Aridjis]

Epílogo de doble estío

EPÍLOGO (POEMAS PARA UN CUERPO)

EPÍLOGOS MÍOS

EPISODIO

EPÍSTOLA [Rubén Darío]

EPÍSTOLA [Salvador Díaz Mirón]

EPÍSTOLA [Ventura Ruiz Aguilera]

EPÍSTOLA A EMILIO ARRIETA

EPÍSTOLA A LOS TRANSEÚNTES

EPÍSTOLA A PEDRO

EPÍSTOLA A RAFAEL ALBERTI DESDE LA TIERRA DE CARBAJALES

EPÍSTOLA CENSORIA

[EPÍSTOLA CUARTA] DE JOVINO A ANFRISO, ESCRITA DESDE EL PAULAR [Segunda versión]

EPÍSTOLA JOCO-SERIA

EPÍSTOLA MORAL

EPITAFIO [Gustavo Pereira]

Epitafio [Juan Gelman]

EPITAFIO [Juan Pablo Forner]

EPITAFIO [Manuel Altolaguirre]

EPITAFIO [Nicanor Parra]

EPITAFIO [Juan José Arreola]

EPITAFIO A DALMIRA

EPITAFIO A HORACIO QUIROGA

EPITAFIO A LA ROSA

EPITAFIO A UN NIÑO

Epitafio al mismo D. Rodrigo Calderón (atribuido)

EPITAFIO AL TÚMULO DEL PRÍNCIPE DON CARLOS

Epitafio de un amante

Epitafio de un celoso

EPITAFIO DE UNA DUEÑA, QUE IDEA TAMBIÉN PUEDE SER DE TODAS

EPITAFIO DEL AMOR VIAJERO

EPITAFIO DEL SEPULCRO, Y CON LAS ARMAS DEL DUQUE DE OSUNA. HABLA EL MÁRMOL

EPITAFIO EN LA TUMBA DE JUAN, EL CARPINTERO

EPITAFIO PARA GRABARSE EN LA TUMBA DE UN ESCÉPTICO. IMITACIÓN DE PARNY

Epitafio para Joaquín Pasos

Epitafio para la cámara donde murió el dicho Marqués

Epitafio para la sepultura del mismo

Epitafio para la tumba de Adolfo Báez Bone

EPITAFIO PARA LA TUMBA DE UN HÉROE

EPITAFIO PARA NUESTRA AMIGA HSIU HSIAN WU

EPITAFIO PARA SER COLOCADO EN LA TUMBA DE CHAPLIN

EPITAFIO PARA UN POETA [Octavio Paz]

EPITAFIO PARA UN POETA I [Homero Aridjis]

EPITAFIO PARA UN POETA II [Homero Aridjis]

EPITAFIO PARA UN POETA III [Homero Aridjis]

EPITAFIO ROMANO

Epitafio sobre ninguna piedra

EPITAFIOS

EPITAFIOS AUSTRALES

Epitalamio [Pablo Neruda]

EPITALAMIO [Manuel Acuña]

EPITALAMIO BÁRBARO

¡Equilibrio central que me sostienes

EQUILIBRISTA

Equivalencias

Equivocar el camino

Era apacible el día

Era bella, muy bella. No fue mía

Era casi de noche. ¿Me alejaba

Era cierto que había un guardia en la Puerta

Era con mucha noche

Era de madrugada [Luis Cernuda]

Era de madrugada [Homero Aridjis]

Era de noche, pero noche no era,

Era de noche tan rubia

Era del año la estación florida

Era el día ritual. Vibró en la orilla

Era dueño de sí, dueño de nada

Era el año del Señor

Era el crepúsculo de la iguana

Era el instante del adiós: callaban

Era el medio siglo de la muerte de César Vallejo

Era el mes que aplicaba sus teorías

Era el silencio miel sobre seda

Era en abril, y de la nieve al peso

Era en aquel viaje por las tierras dormidas de la Arcadia

Era en Numancia, al tiempo que declina

Era escasa la pitanza

Era esta vez el fuego

Era imposible detenerme; grave

Era incesante en la pasión vacía

Era infinita, impura en su delicia

¿Era isla volante o sordo cataclismo

Era Juan Chunguero insigne gaitero

Era la alegre víspera del día

Era la edad lisonjera

Era la época en que yo juraba

Era la hora de la injuria la fugaz época de la maldición

Era la mañana

Era la noche cálida, de profunda emoción

Era la noche plétora de un delirio chispeante

Era la noche: tenebroso manto

Era la Poesía como la luz del viento

Era la sombra del amor

Era la última noche

Era la ventana vacía

Era la vida. Su rumor llegaba

Era lo justo: esclavitud o vida

Era más hermosa que el sol

Era mi amiga, pero yo la amaba

Era mi corazón un ala viva y turbia

Era mi dolor tan alto

Era mi vida el lóbrego vacío

Era muy niña María

Era sol: caballero en un potro

Era su alma como el día, y era

Era su nombre Betsy y era de Ohio

Era también de fuego

Era toda inocencia ¡qué de asombro

Era tu amante. Desdeñado, triste

Era un aire suave, de pausados giros

Era un bello silencio, un silencio divino

Era un caballo rojo galopando sobre el inmenso río

Era un camino negro

Era un cautivo beso enamorado

Era un garçón loco, mançebo bien valiente

Era un hoyo no muy hondo

Era un hoyo no muy hondo (versión)

Era un jardín sonriente

Era un niño que soñaba

Era un omne pobre que vivié de raziones

Era un ortelano byen synple e syn mal

Era un pacto firmado con la sangre de cada pesadilla

Era un pequeño dios: nací inmortal

Era un poeta lírico, grandioso y sibilino

Era un ritmo: el que vibra en el espacio

Era un simple clérigo pobre de clerecía

Era un suspiro lánguido y sonoro

Era un vampiro que sorbía agua

Era un varón perfecto, de hermosa discreción

Era un vetusto templo de ennegrecidos muros

Era una mañana y abril sonreía

Era una noche

Era una noche como todas; nada

Era una noche de luna

Era una noche del mes

Era una rama verde la inmensa soledad...

Era una tarde, y sobre el verde prado

Era verde el silencio, mojada era la luz

Éramos aturdidos mozalbetes:

Éramos la materia de los cielos

Eran años de estudio. Sabía muchos de linguales

Eran ayer mis dolores

Eran días atravesados por los símbolos

ERAN DOS HERMANAS

Eran tan bellas, que vencieron

Eran unas dulces

Eras ayer tan pura

Eras como el agua

Érase de un marinero

Érase el mes de más hermosos días

Érase un búho, dechado

Érase un caçador bien sotil pasarero

Érase un Conejito que vivía

Érase un cura, tan pobre

Érase un hombre a una nariz pegado

Érase un niño de ojos negros

Érase un pueblo muy desgraciado

Érase un usurero dromedario

Érase un verde bosque de eterna primavera

Érase una cadena fuerte como un destino

Érase una caverna de agua sombría el cielo

Érase una Gallina que ponía

ÉRASE UNA VEZ

Érase una vieja

Érase una viejecita

ERCIRA

ERES, AMOR...

Eres, amor, el brazo con heridas

Eres, bella Luz, más bella

Eres como la flor de los agonizantes

Eres como la luz alta y delgada

Eres, como la luz, un breve pacto

Eres como una ola

Eres de cielo hacia la tarde, tienes

¿Eres dichoso? Si tu pecho guarda

Eres el más bello habitante de la tierra

ERES FELIZ

Eres feliz. Saber no quieras

Eres fértil. Y eres igual que la temprana

Eres fría. A tus labios no se asoma

Eres hermosa como la piedra

Eres hija del mar y prima del orégano

ERES INFINITA

Eres invulnerable. ¿No te han dado

Eres la compañía con quien hablo

—«Eres la más ingrata criatura»

Eres la noche, esposa: la noche en el instante

Eres la primera que te me paseas por aquí

Eres la rosa ideal

Eres libre

Eres lo que se sueña y no se alcanza

Eres lo que se sueña y no se alcanza

Eres mi amor, Paula, mi amor, Paula, Clara quise decir

eres mi única palabra

«ERES MUY JOVEN PARA SUFRIR»

«Eres ¡oh, niña! nube esplendorosa

Eres perla

Eres pura enbidia, non ha en el mundo tanta

Eres tan misteriosa como la voz del viento

Eres toda de espumas delgadas y ligeras

ERES TÚ

Eres tú como una flor

—¿Eres tú el Justo que a los justos premia?

¿Eres tú?... ¿Eres tú la hada hermosa

¿Eres tú, Guadarrama, viejo amigo

¿Eres un imposible? ¿Una quimera?

Eres una canción. Aire ligero

Eres uno con Dios, porque le amas

Erguida en tu silencio y en tu orgullo

Erígese tu voz en mis sentidos

ERNESTO CARDENAL Y YO

ERNESTO RENÁN

EROE

EROS

Eros: ¿acaso no sentiste nunca

EROS ENTRA EN LA PRISIÓN

Eros, yo quiero guiarte, Padre ciego...

ERÓTICA

ERÓTICA IMPREVISTA

Errando en la heredad yerma y desnuda

ERRANTE

Errante nube que pasas

Error culpado es buscar

Error, mísero error, Lidia, si dicen

ES [Nimia Vicéns]

ES [Antonio Plaza]

Es ahora la vida

Es alegre el camino bajo las ramas

Es algo formidable que vio la vieja raza:

Es angosta la puerta

Es así que la casa deshabitada, por la

Es blanca, rubia, de contornos puros

es buena y bella como el mar

Es bueno, amor, sentirte cerca de mí en la noche

Es bueno y santo el corregirse; pero

Es cierto, amada mía, hermana mía, es cierto!

Es como una marea, cuando ella clava en mí

Es compañero Ricardo

Es con voz de la Biblia, o verso de Whalt Whitman

Es creciente, diríase

Es cuestión de palabras y, no obstante

Es de madera mi paciencia

Es de noche

Es de noche y estoy en la zona alta

Es decir la miraba

Es del dios de las aguas el tridente

Es día de mercado. Gentío vocinglero

Es difícil reconstruir lo que pasó

Es dulce recordar sueños de niño

Es dura esta esperanza de que al verte

Es el agua primera en la primera caverna

Es el alba. Los niños despertarán. ¿Qué hicimos

Es el amanecer de un día de junio

Es el amanecer, y cuando ufana

Es el camino de la muerte

Es el Capitán del Río

Es el cura... Lo han visto las crestas silenciarías

Es el despertador

Es el hospicio, el viejo hospicio provinciano

Es el instante de morir

Es el instante en que la sumergida flor del tacto

Es el juzgar con tino cosa rara

Es el mejor de los buenos

Es el momento del deseo

Es el poeta un redentor que canta

Es el pueblo. Por encima

Es el relato fiel de la pavesa

Es el sepulcro puerta de otro mundo

Es ella, eterna imagen

—¿Es ella ¿no es cierto? di

Es ella, sí: la venerada frente

Es en la noche cuando el astro avanza

es enorme la tristeza que un hombre una mujer

Es escribir a alguien

Es España la vieja, que arrebata y admira

Es ésta entonces la ávida vida abierta

Es ésta la imagen fría

Es este aquel que amabas

Es este el sacrificio

Es este mismo el sol de ayer

Es fácil vaticinar que los propagandistas de la infancia no van a interrumpir su campaña

Es fatídicamente el ojo tuerto

es frecuente que un hombre se detenga a pensar en su polvo

Es grato, si el Cáncer la atmósfera enciende

Es hermosa esta noche de verano

Es hermoso este gato de color de paraguas

Es hoy: todo el ayer se fue cayendo

Es igual que reír dentro de una campana

Es imposible estar seguro

Es inútil andar por el desprecio con el desprecio a cuestas

Es inútil todo intento de concordia

Es joven la leona

Es justo, sí: la humanidad, el deudo

Es la alta noche. Un bergantín se aleja

Es la baba

Es la brisa tibia y leda

Es la estación de brisas y de flores

Es la fiesta del Centenario

Es la gloria fantasma de colores

Es la hiedra negra, en las raíces, entre las hojas

Es la historia de siempre y también

Es la hora de las vidas salientes

Es la hora de misterio en que el labriego

Es la hora del regreso de las cosas

Es la hora en que los muertos se levantan

Es la hora primera

Es la lluvia miradas de ángeles gloriosos

¿Es la luz esta sustancia que atraviesan los pájaros?

Es la luz misma, la que abrió mis ojos

Es la mansión de ayer, la de la infancia mía

Es la mañana llena de tempestad

Es media noche. En medio del recinto

Es la mujer del hombre lo más bueno

Es la noche; celosías

Es la noche de amargura

Es la noche de la triste remembranza

Es la noche desamparo

Es la noche —dijiste— pon tu espejo

Es la noche sin fin, la desvelada

Es la Pampa hecha hombre; en un pedazo

¿Es la poesía un pretexto de la locura?

Es la siesta feliz entre los árboles

Es la sombra del agua

Es la tarde gris y triste

ES LA TIERRA DE NADIE

Es la tierra de Soria árida y fría

Es la vida risa y llanto

Es la vida un enjambre de ilusiones

Es la voz del hombre en la noche

Es lástima que fuera mi tierra

Es lo blanco castísima pureza

ES LO CONTRARIO DE LO QUE QUIERO DECIR

Es media noche. —Duerme el mundo ahora

Es media noche; la luna

Es media noche: vaporosa calma

Es mediodía. Un parque

ES MELANCOLÍA

Es menester que vengas

ES MI ALMA

Es mi amor como el oscuro

Es mía y no mía la muerte

es muy común que un buitre me trabaje las entrañas

Es muy lindo sorber trago tras trago

Es muy raro también que yo tuviese una madre

Es necesario detenerse frente al mar

Es noche de azul oscuro...

Es noche. La inmensa

ES OLVIDO

Es otra señorita de Maupin. Es viciosa

Es pálida; el negro traje

Es para llorar que buscamos nuestros ojos

Es paz la paz de la paloma?

Es posible me persigan hasta cuatro

Es preciso ponernos brevemente de acuerdo

Es preciso que tornes de la esfera sombría

¿Es que, acaso, estimáis que por creer

Es que hacemos las cosas

Es recio haber gastado días, meses, años en defenderse

Es recio haber sido

Es refrán de España

Es rescoldo

¿Es rico con sus onzas el avaro

Es rubia: el cabello suelto

Es tan fácil nacer en sitios que no existen

Es tan glorioso y alto el pensamiento

Es tan poco

Es tierno su mirar; su voz discreta

Es toda mi existencia una esperanza

es todo el día que

Es Toledo ciudad eclesiástica

Es triste la tristeza de este cauce vacío

Es tu belleza fúlgida incompleta

Es tu lengua

ES TU LUZ

Es tu nombre y es también octubre

Es un agreste valle, cerca del mar Euxino

ES UN ALGO DE SOMBRA

ES UN ÁNGEL

«Es un ángel, pero no es un dios

ES UN BUEN DÍA PARA MORIR

Es un cerrar los ojos y jurar no abrirlos

Es un coco

Es un gris azulado de ceniza

Es un horror sin nombre y un silencio profundo

Es un lago mi alma

Es un lamento

Es un mal sueño largo

Es un monstruo que me turba. Ojo glauco y enemigo

Es un poeta el viento, tiene en las rejas

Es un tocón el tilo

Es un viejo borracho que me provoca

Es una antorcha al aire esta palmera

Es una araña enorme que ya no anda

Es una calle larga y silenciosa

Es una enorme piedra negra

Es una forma juvenil que un día

es una gran tristeza señora

Es una hermosa noche de verano

Es una historia conocida, amigos

Es una inmensa hoja de biombo de cielo

Es una intensísima corriente

Es una lástima que no estés conmigo

Es una margarita

¿Es una nube? ¿Es un punto vacío

ES UNA PRETÉRITA ESCENA

Es una tarde cenicienta y mustia

Es una tarde mustia y desabrida

Es una tierra púber, una tierra

Es una virgen. Su mirar de cielo

Es vano, hermosa, el desdén

Es vasta la alegría

ES VERDAD [Federico García Lorca]

ES VERDAD [Luis García Moreno]

Es verdad, no es un cuento

Es verdad, pues: reprimamos

Es verdad que el ámbar contiene

Es verdad que las golondrinas

Es verdad que sólo en Australia

¿Es verdad que te gusta verte hundida

Es verdad. Si la máscara discreta

Es verdad tu presencia

Es verdad ya. Mas fue

Es voz común que a más del mediodía

Es 1976 y la Revolución ha sido derrotada

ESA BATALLA

Esa ciudad que veo

Esa criatura ha muerto

Ésa es su ventana

ÉSA ES TU PENA

Esa fracción de vida que he perdido por ignorancia

Esa indumentaria que ahora llevas

Esa luna color de viejo saxofón

Esa muchacha que en el daguerrotipo está mirándonos

esa mujer que ahora mismito se parece a santa

Esa mujer que ya no va conmigo

«Esa mujer que yo he de amar un día

Esa mujer se parecía a la palabra nunca

Esa noche, ardiendo el pueblo

Esa oscura enfermedad

Esa palabra que jamás asoma

Esa paloma que cada tarde sobrevuela la plaza

esa piedra ¿tiene que ver con él?

Ésa que veis llegar máquina lenta

esa ropita tuya que

ESA SANGRE

Esa sensación

Esa sombra

ESA SONRISA

Esa típica calle tan estrecha

Esa tristeza pájaro carnívoro

Esa vez que murió Breton nos juntamos todos

Esas manos delicadas

Escala, escala, escala

ESCALINATA DEL PALACIO

ESCALONES

ESCAMOTEO...

ESCAPATORIA

Escapo de una finta, peluza a peluza

ESCARABAJOS

ESCARMIENTO

Escarnecido, aclimatado al bien, mórbido, hurente

“escátame la sepa” roy joseph gally decía

ESCENA

ESCENA XII (fragmento: D. Juan relata su historia)

Esclava mía, témeme. Ámame. Esclava mía!

ESCOGE ANTES EL MORIR QUE EXPONERSE A LOS ULTRAJES DE LA VEJEZ

Escollo de buriles y pinceles

¡Escollo vencedor del tiempo cano

ESCOLOPENDRA

ESCOMIENZA LA VIDA DEL GLORIOSO CONFESOR SANCTO DOMINGO DE SILOS - Vida de Santo Domingo de Silos (Versos 1 a 36)

Escondida debajo de tu armada

Escondido en los muros

ESCORIAL

ESCORIAL I

ESCORIAL II

¡Escribe!

Escribe el sexo rojo atravesado por palmeras grises

ESCRIBE LO QUE QUIERAS

Escribe porque

Escribe sobre las viudas las abandonadas

Escribí en el arenal

—Escribidme una carta, señor Cura

ESCRIBIR ES NACER

Escribir plegarias que musitarás

Escribir un poema: marcar la piel del agua

Escribir un poema se parece a un orgasmo

Escribo

Escribo bajo el ala del ángel más perverso

Escribo de rodillas porque creo

escribo en el olvido

ESCRITO A CADA INSTANTE

Escrito, aunque imposible al fin parece

Escrito con estrellas

ESCRITO CON TINTA VERDE

ESCRITO CON TIZA

ESCRITO EN EL ESCORIAL

ESCRITO EN LA CORTEZA DE UNA CEIBA

ESCRITO EN LA PUERTA AL SUR DE LA CIUDAD

ESCRITO EN LA TUMBA

ESCRITO EN UNA TARDE TEMPESTUOSA

Escrito está en mi alma vuestro gesto

Escrito estaba, sí: se rompe en vano

ESCRITOS EN LA PIEDRA

ESCRITURA

ESCRÚPULO

—Escucha, amigo Cóndor, mi exorcismo

Escucha, amor

¡Escucha! Con místicas voces

Escucha el ruido místico y profundo

Escucha Escucha Escucha

Escucha, escúchame, nada de vidrios verdes o doscientos días

Escucha, madre mía

Escuchad mis querellas

Escuchadme, Señor, tengo los miembros tristes

¡Escúchame explorándome la frente!

Escúchame, poeta

Escúchame, viajero. Si por querer del Hado

Escuchando la música sacra de Vivaldi

—¿Escuchas?

Escúcheme, por favor

Escucho a Barney Kessel

Escucho resonar el agua que cae en mi sueño

Esculpiendo a la hermosura

Ese abuelo fue un toro. Carnadura

Ese alto caballero americano

Ese árbol

¡Ese día, ese día

Ese era el cuadro que, al romper la noche

ESE FERVOR SOBERANO

ESE GESTO DE MUERTE

Ese hombre con un quitasol

Ese hombre o mujer, está embarazado de mucha gente

Ese instante que no se olvida

Ese jazmín estrellado

Ese lugar que tienes

Ese mandarín hizo de todo en esta cama con espejos, con dos espejos

Ese Mar

Ese mar, amarillo, acido, en donde

Ese momento en que

Ese óleo locuaz de las colinas

ESE OTRO MUNDO

Ese perdido reino

Ese puño apretado

Ese que se levanta del asiento

Ese que yace en la sangrienta arena

Ese sonar de aldabas me levantó del sueño

ESE TÁCITO RITO QUE ME HE IMPUESTO

Ese tu Narciso

Ese vago clamor que rasga el viento

ESENCIA REAL

Esfenoides, huesito misterioso

ESFINGE

ESFINGES SUELEN SER

Esforzaron mis ojos la corriente

Esforzóse pobre luz

Eslavo con respecto a la palmera

Esmaltan el contorno entero de la fuente

ESMERA SU RESPETUOSO AMOR; HABLA CON EL RETRATO; Y NO CALLA CON ÉL, DOS VECES, DUEÑO

ESO BASTA

ESO DICEN

ESO ERA AMOR

Eso es, bailaré con ella

ESO ME BASTA

Eso que no se dice ni se canta

ESO SERÍA TODO

Esos bosques de ilamos y de palmas

Esos cabellos en tu frente enjertos

ESOS DESCONOCIDOS DE LOS SUEÑOS

Esos hombres del violín llevan su voz en el brazo

Esos labios que vertieron

Esos poetas infernales

ESPACIO FRONTERIZO

Espacio. Gran espera

Espacio siempre frente al tiempo. No

ESPACIO Y TIEMPO

Espacio y tiempo, barrotes

Espaciosa sala de baile

ESPALDA TATUADA DE HÁBITOS TERRESTRES. SENTENCIA DE HIROSHIMA

ESPAÑA [Rubén Darío]

ESPAÑA [Jorge Luis Borges]

ESPAÑA, APARTA DE MÍ ESTE CÁLIZ

ESPAÑA EN EL SUEÑO

ESPAÑA EN MARCHA

¡España, España!

ESPAÑA MÍSTICA

España si algún cronista

ESPAÑOL

ESPAÑOL AVENTURERO

Español del éxodo de ayer

Español, español

Españoles

ESPAÑOLITO

“Españolito”... ya sé lo que tú quieres

Esparcido el cabello por la espalda

ESPASMO

Espéjanse en la Ciénaga tranquila

ESPEJO [Octavio Paz]

ESPEJO [Manuel del Cabral]

¡Espejo, calla! Y tú, que en el furtivo

ESPEJO DE TI MISMA

Espejo de zozobra

ESPEJO, DIME

ESPEJO RETROVISOR

ESPEJO SIN MEMORIA

Espejo y agua

ESPEJO Y ECO. A LA ORILLA

ESPEJOS

ESPEJOS EN LA SOMBRA

ESPERA [Juana de Ibarbourou]

ESPERA [Oliverio Girondo]

ESPERA [José Manuel Caballero Bonald]

ESPERA [Andrés Eloy Blanco]

ESPERA A ORILLAS DEL MAR

Espera la noche, espera

Esperaba

ESPERANDO EL ASCENSOR

Esperando que un mundo sea desenterrado por el lenguaje

Esperando todos los días para que venga el cierzo

ESPERANDO TU EMAIL

ESPERANZA [Gerardo Diego]

Esperanza [Ángel González]

ESPERANZA [Amado Nervo]

ESPERANZA [Manuel Acuña]

ESPERANZA [Germán Pardo García]

Esperanza plañe entre algodones

Esperaos. Ya os voy a narrar

Esperar junto a este mar (en el que nacieron las ideas)

Esperaré; y en día no lejano

Esperas que desaparezca la angustia

ESPERGESIA

Espero curarme de ti

Espero tu sonrisa y espero tu fragancia

Espinas, vidrios rotos, enfermedades, llanto

ESPIRACIÓN

Espíritu de fuego sagrado y rutilante

ESPÍRITU DE KEATS

¡Espíritu del Mal: si eres hiriente

Espíritu desunido

Espíritu que naufraga

Espíritu sin nombre

Espléndida rosa de mágico prado

Esplendía su rostro; por los hombros

Espléndida razón, demonio claro

ESPLENDOR DE LA ALEGRÍA

ESPLENDOR DE SOLEDAD

ESPLENDOR NEGRO

Esponja de agua dulce

ESPRONCEDA

Espuela de la prisa

ESPUMA

ESQUEMA BIOGRÁFICO

Esquemas para una oda tropical

ESQUICIO Tocata (noche Morena)

ESQUIFE AÉREO

Esquilones de plata

Esquiva

Esta agua medrosa y triste

Esta atada pasión, este sigilo

¡ESTÁ BIEN!

Está bien, vas con otro, y me apeno y sonrío

Esta cabeza, cuando viva, tuvo

Esta cadena de hierro

Esta calle que baja dura una eternidad

Esta casa la habían construido poco a poco mis padres

Esta casa no es la que era

Esta ceiba que da sombra a mi casa

ESTA CIUDAD ES NUESTRA

Esta ciudad me invita a desearte

Esta ciudad me mira con tus ojos

Esta concha que ves presuntuosa

Esta corona, adorno de mi frente

Esta cotidiana no se apoya en ninguna mutación trascendente

Esta de flores, cuando no divina

Esta desnuda playa, esta llanura

[ESTA É DE LOOR DE SANTA MARÍA, COM'É FREMOSA E BÕA E Á GRAN PODER]

Está el cielo tan bello,

Esta en forma elegante, oh peregrino

Está en la plaza Mayor

Está en la sala familiar, sombría

Está en la voz, y es arpa de su acento

Está en mi alma mi opinión escrita

Está en penumbra el cuarto, lo ha invadido

Está enfermo y quiere verte

Esta es, amor, la rosa que me diste

Ésta es la canción del bongó

Ésta es la casa, el mar y la bandera

Ésta es la copa de oro bruñida

Esta es la costa triste, negra costa de breñas

Ésta es la mano de mi pueblo y quiero

Esta es la noche

Esta es la noche, la fraterna noche

Esta es la noche sorprendente

Esta es la nube que a la azul serpiente

Ésta es la plenitud, el tiempo entero

ÉSTA ES LA PURA VERDAD

Esta es la tierra, donde el sufrimiento

Esta es la tierra estéril y madrasta

Esta es la villa, Coridón, famosa

ÉSTA ES MI CASA [Mario Benedetti]

ÉSTA es mi casa [Pablo Neruda]

Ésta es otra elegía, pero

Ésta, es rubia; ésa, oscura; aquélla, extraña

Ésta es tu sangre

Ésta es una elegía para mi amigo Gonzalo

Esta espectral textura de la oscuridad

Esta fabulilla,

Esta felicidad fugitiva

Esta garganta erguida como un árbol

Esta guirnalda de silvestres flores

Está hecho

esta herida con vos/o llaga/luz

Esta historia poco sagrada

ESTA HOJA...

Esta hoja arrebatada a una corona

Esta iglesia no tiene lampadarios votivos

Esta iluminación de la materia

Esta ilusión fue un rayo de la aurora

Esta impresión de estar

Esta inquietud... Esta inquietud. —¿Qué oscura

Está la luz despierta

Está la plaza sombría

Está la sangre púrpura en la nieve

Esta leyenda en sabio romance campesino

Esta lila se deshoja

Esta llama que asciende

Está lloviendo paz. ¡Qué temas viejos

esta lúgubre manía de vivir

Esta luz de Sevilla... Es el palacio

esta madera / obrera del

Esta manera de esparcir su aroma

Esta manía de saberme ángel

Esta mañana bajé

Esta mañana imaginé mi muerte

Esta mañana la cárcel

Esta mañana loca de campana

Esta muerte

ESTA MUJER

Esta mujer angélica de ojos septentrionales

Esta mujer es una urna

Esta mujer que reclinada

está negra la madera de tu casa

Esta noche

Esta noche al oído me has dicho dos palabras

ESTA NOCHE DE DESPOSADA

Esta noche desciendo del caballo

Esta noche estoy solo, es primavera, y llueve

Esta noche ha soltado sus jaurías

Esta noche ha traído un temblor de luceros

Esta noche ha vuelto la lluvia sobre los cafetales

Esta noche he sentido a mi alma

Esta noche he soñado con la mar

Esta noche me obsede la remota

Esta noche no sales, te secuestro

Esta noche pasaste por mi camino

Esta noche sin luces y esta lluvia constante

Esta noche te cruzan

Esta noche te oía descender a los sótanos de mis soledades encarceladas

Esta noche vamos a gozar

ESTA NOCHE Y SUS VIEJOS NÓMADAS DE BLANCO

Esta novia del alma con quien soñé en un día

Esta nueva profundidad del panorama

esta ofelia no es la prisionera de su propia voluntad

Esta porción de fragmentaria leña

Esta que admiras fábrica, esta prima

Ésta que era una niña de cera

Esta que me inspiró fácil Talía

Ésta que tengo entre las manos, con temblor, con orgullo

Esta que viene aquí toda vestida

Esta racha de viento que a mí llega

Esta reliquia exhala perfume de elegía

Esta rosa fue testigo

ESTA ROSA NEGRA

Esta sal

esta secreta unión que pasa

Esta será mi venganza:

Esta será ya lo veo tu última imagen

Esta serenidad de la campiña

Está sobre el clavel tan extasiada

Está solo. Para seguir camino

Esta tarde

Esta tarde, frente a ti

Esta tarde hablo contigo

Esta tarde llueve como nunca; y no

Esta tarde me aburro

Esta tarde, mi bien, cuando te hablaba

Esta tarde ya sé que me quieres

Está tejida con azul la noche

Está triste la campiña

Esta vez, arrastrando briosa sus pobrezas

Esta vez, caro amigo, mi saludo

Esta vez no fue al campo de las grandes batallas

Esta víbora ardiente, que, enlazada

Esta vida en silencio

Esta vida ¿es don del cielo

Esta vida es un misterio

Esta vidriera ha visto, de damas y barones

Esta vieja canción que oí contigo

Estaba allí, exacto, sin hora

Estaba conversando con Archibald MacLeish en el bar «Los Marinos»

Estaba doña Perra

Estaba echado yo en la tierra, enfrente

Estaba el cielo inconsolable. El día

Estaba el corazón lleno de voces

Estaba inerme por efecto de la porfía secular con el burgués y el villano

Estaba loca

Estaba negro por dentro

Estaba oyendo música... Se entiende

Estaba tan absorta frente al mundo

Estaba tendido boca arriba en el parque

Estaba triste el día

Estaba un ratoncillo aprisionado

Estaba yo tendido en mi sofá

Estabais las tres hermanas

Estábamos a solas en el parque silente

Estábamos en el paraíso

Estaban como grietas en la casa

Estabas en el agua

Estabas en mí —esperándote —-

Estabas, pero no se te veía

Estabas solo y alto

Estábase la Efesia cazadora

ESTABLECIMIENTOS NOCTURNOS

Estación invencible! En los lados del cielo un pálido

Estación Terminal

Estacionada en un recodo impávido

ESTADOS DE ÁNIMO

Estáis muertos

Estáis solos. Atrozmente solos

Estallará la isla del recuerdo

ESTAMENTO NOCTURNO

Estamos a catorce de Julio

ESTAMOS EN EL LLANTO

Estampa de invierno

ESTAMPAS JAPONESAS

Están izando mi bandera

Están los dos, frente a frente

Están los niños hablando de la dicha

Están todas

Estancia soleada

ESTANCIAS [Francisco A. de Icaza]

ESTANCIAS [León de Greiff]

ESTANCIAS DEL SOL MERIDIANO

ESTANCIAS DEL SOL NACIENTE

ESTANCIAS NOCTURNAS

Estando junto a ti todo se olvida

ESTANDO QUIEN LO ESCRIBE EN EL ALDEA [A GUTIERRE DE CETINA]

Estando yo en la mi choza

ESTAR

ESTAR AQUÍ YA ES DEMASIADO

Estar cansado tiene plumas

ESTAR EN TI

Estar simplemente como delgada carne ya sin piel

ESTAR SIN TI

Estar sin ti es como estar sin música

¿Estarás siempre de mi parte

Estaremos en la azotea

ESTÁS

Estas aguas no son aquellas aguas

Estás, en pirata y negro

Estás hecha, mujer, para evocada

Estás labrando en mí la nueva vida

Estas mismas palabras con que ahora

Estas palabras

Estas palabras de su Silvia cruda

Estas palabras quieren ser

ESTAS PIEDRAS

Estas pobres canciones que te consagro

Estás presente en la verdad inmensa

Estas que fueron pompa y alegría

Estas que me dictó, rimas sonoras

Estas que ofrezco, no son composiciones acabadas:

Estas que veis aquí pobres y escuras

Estas rachas de marzo, en los desvanes

Éstas son las rodillas de la noche

Éstas son las versiones que nos propone

ÉSTAS SON MIS LLAVES

Éstas son todas las herramientas de este mundo

Estas venas oscuras rompen las vallas del tiempo

ÉSTASIS

ESTATUA

ESTATUA DE SAL

Estatua del azul, deshabitada

ESTATUA ECUESTRE

ESTATUA MUTILADA

ESTATUA VIVA

ESTATUAS

ESTATUTO DEL VINO

Este a Pomona, cuando ya no sea

¡Este afán de soñar

Este álbum (por la razón

ESTE AMOR

Este amor que quiere ser

Este amor que yo alimento

Este amoroso tormento

Este andar y tornar, ir y volverte

Este armazón de huesos y pellejos

este aroma de vos/¿sube?/¿baja?

Este brazo de fuego

Este buitre voraz de ceño torvo

Este caballo está dormido

Este caballo está muerto

Este callado arder de oculto fuego

Este campo fue mar

Este canto arrepentido, vigía detrás de mis poemas

Este charco, este pañuelo de agua

Este ciego vigor de la sangre sombría

Este clima de asfixia que impregna los pulmones

Este concurso de células

Este corazón mío, tan abierto y tan simple

Este cristal aguarda ser sorbido

Este cuarto pequeño y misterioso

Este dátil dulcísimo y la blanda

Éste de mis entrañas dulce fruto

Éste del cabello cano

Este desconocido es un cristiano

este deseo de soledad con vos/amor

Este día con aire de paloma

Este día huele a lienzo menstrual de adolescente

Este difunto era esposo

Este dolor heroico de hacerse para cada noche

Este domingo triste pienso en ti dulcemente

Este donquijotesco

Este dúo siniestro de reptiles

ESTE ENSUEÑO A TODO FUEGO

Éste era el lindo pardillo

ESTE ERA UN REY...

Este es, amigos, mi departamento

Este es el buey que mira por su ojo de buey

Éste es el frente; aquí no hay

Este es el hambre. Un animal

Este es el libro de mi dolor

Este es el libro del buen amigo

Este es el mismo azul por donde errara

Este es el muro, y en la ventana

Este es mi corazón. Mi enamorado

ÉSTE ES UN AMOR

Éste es un amor que tuvo su origen

ÉSTE ES UN SUEÑO

Este espejo colgado a la pared

Este fácil soneto cotidiano

Este funeral trono, que luciente

Este galapaguito

Este gallo que viene de tan lejos en su canto

Este gato se está poniendo viejo

Este gran don Ramón de las barbas de chivo

ESTE GRAVE DAÑO

Este grave daño que me da la vida

Este hombre del casino provinciano

Este Hombre es el mismo que conocen los siglos

Este instante, neutro en la blanca mirada de lo abstracto

Este ir de la vida a la escritura

ESTE JARDÍN

Este jardín donde estoy

Este juez

Este lánguido caer en brazos de una desconocida

Este largo cansancio se hará mayor un día

ESTE LIBRO

Este libro tiene muchos precedentes

Este llano de muerte, esta tierra maldita

Este lorito viajero

Este lugar diabólico que no fue construido por demonios

Este mármol no es escultura

Este mausoleo en cuyas urnas de oscuro mármol

Este monte de cruces coronado

ESTE NEGRO

ESTE NIÑO DON SIMÓN

Este no es pinar que tenga

Este noble poeta, que ha escuchado

Este ojo profundo, solitario

Este olor a achicoria y a orujo

Este paisaje duele en la mirada

Este perfume intenso de tu carne

Este perro

Este piano viaja para adentro

Este pichón del Turia que te mando,

Este poema que nunca

Este poema tiene un son

Este pueblo de montaña

Este, que Babia al mundo hoy ha ofrecido

Éste que en la fortuna más subida

Éste, que en traje le admiráis togado

Éste que ves, engaño colorido

Este regreso no era obligatorio

Este retrato abrió la boca habló

Este señor desvaído parece

Este silencio

Este silencio cósmico que ahora

Este silencio lleno de morfina

ESTE SITIO DE ANGUSTIA

Este suave temblor

Este temporal a destiempo

Este vetusto monasterio ha visto

Este viento que riza y que desriza

ESTELA

ESTELA DE LOS CONFINES II

ESTELA PARA ARTHUR RIMBAUD

ESTELAS

ESTEREOSCOPIO

ESTÉTICA

ESTILO DEL FANTASMA

ESTINFALIA

ESTÍO [Juana de Ibarbourou]

ESTÍO [Julio Flórez]

ESTIVAL [Rubén Darío]

ESTIVAL [José María Eguren]

Esto

Esto de imaginar si está en su casa

ESTO ES LA OTRA PARTE

Esto es un poema

¿Esto es vivir?—¿En repugnante calma

Esto fue escrito por Nicolás Guillén, antillano

Esto habrá de ser largo. Todo un mes. ¡Qué cansada

ESTO NO ES NADA

«Esto podría ser el infierno para mí»

Esto que escribo ahora es el postrero

Esto que lo rodea

Esto que se termina soy yo. No puedo pasar de mí.

Esto se llama cuestionario no tradicional

ESTO SE LLAMA LOS INCENDIOS

Éstos, amada, son sitios vulgares

Estos aromas son mi tienda de campaña, dije

Estos de pan llevar campos ahora

Estos dulces vocablos con que me estás hablando

Estos, Fabio ¡ay dolor! que ves ahora

estos hilos aprisionan a las sombras

Estos huesos brillando en la noche

Éstos los sauces son y ésta la fuente

Estos momentos breves de la tarde

ESTOS POEMAS

estos poemas esta colección de papeles esta

Estos poemas los desencadenaste tú

Éstos son los rostros romanos del Infierno

Estos son mis dos pies, mi error de nacimiento

Estos viejos mendigos de su propio bolsillo

Estoy

Estoy a boca y llanto sometido

Estoy a la intemperie

Estoy ahora impregnada toda yo, de dulzura

Estoy amando en ella un parecido

Estoy, amor, en ti y en el dorado

Estoy aquí, contigo. Y pienso en ti, a tu sombra

Estoy azorado porque el ave vuela

Estoy buscando lentamente una franja de tierra

ESTOY CANSADO

Estoy cansado, profundamente cansado hasta los huesos

Estoy cierto de ti, de humanizarte

Estoy completo de naturaleza

Estoy contigo

Estoy continuo en lágrimas bañado

Estoy desnudo ante el agua inmóvil

Estoy en el baile extraño

Estoy en el living de mi casa

Estoy en la miseria Dios mío qué te importa

Estoy en las salinas

Estoy en un bar y alguien se llama Soni

Estoy frente a mi adversario

Estoy glosando el paisaje de la Ilíada en donde los ancianos de Troya confiesan la belleza de Helena

Estoy harto de la palabra revolución

Estoy harto de los poetas y de las quinceañeras

Estoy metido en política otra vez

Estoy mirando el cofrecillo blanco

Estoy mirando mis libros

Estoy pensando, es de noche

ESTOY PERDIDO

Estoy releyendo ahora tu carta a Rodolfo, y quiero

Estoy sencilla como la claridad...

Estoy sentado como un inválido en el desierto de mi deseo de ti

Estoy sentado en la puerta de mi casa

Estoy sentado frente a un vaso de agua

Estoy sola, Señor, y hay mucha gente en torno

Estoy solo en el campo. El mundo está vacío

Estoy solo en el último tramo de la ausencia

Estoy solo en mi casa

Estoy solo en mi júbilo y la frente

Estoy solo y no sé quiénes

Estoy tendido en mi lecho de enfermo

EXTRAVAGANCIAS

ESTRELLA

Estrella de la tarde silenciosa

ESTRELLA DE SOLEDAD

Estrella del cielo

ESTRELLA EN ALTO

ESTRELLA FUGAZ [Óscar Hahn]

ESTRELLA FUGAZ [Elvira Sastre]

ESTRELLA INTERIOR

Estrella Ogden acompáñame

Estrella que en el fondo de la noche cintilas

Estrella que mi mal todo influiste

ESTRELLA retardada entre la noche gruesa

ESTRELLAS

ESTRELLAS

Estrellas de la noche de verano

ESTRELLAS FIJAS

Estrellas fijas en un cielo blanco

Estrellas muertas de risa

¡Estrellas que brilláis en las oscuras

Estrellas que entre lo sombrío

¡Estrellas que me oís desde la obscura

«¡Estrellas que radiáis en las tranquilas

Estrellaste tu avión contra mi torre

ESTRENANDO UN ÁLBUM POR LA ÚLTIMA PÁGINA

Estribillo Estribillo Estribillo

ESTROFA AL ALBA DEL 14 DE SEPTIEMBRE DE 1959

ESTROFA NUEVA

ESTROFAS [Julio Flórez]

ESTROFAS [Rafael Pombo]

ESTROFAS [Gaspar Núñez de Arce]

ESTUARIO

ESTUDIANDO

Estudiando la cubana

ESTUDIO CON ALGO DE TEDIO

ESTUDIO DE VOLUMEN

Estuve alguna vez en esas zonas

Estuve en Chiloé junto a la primavera

Estuve toda la noche parado frente a tu puerta

Estuve todo el día entre tu ropa sin lavar

ET LABORA

ETERNA SOMBRA

ETERNIDAD [Juan Ramón Jiménez]

ETERNIDAD [Jorge Debravo]

ETERNIDAD [Dulce María Loynaz de Castillo]

ETERNIDAD [Amado Nervo]

ETERNIDAD [Manuel Altolaguirre]

ETERNIDAD [Manuel Altolaguirre]

ETERNIDAD [Germán Pardo García]

ETERNIDAD [Germán Pardo García]

Eternidad, belleza

ETERNIDAD DESNUDA

Eternidad: ¡devuélveme lo que me has substraído!

ETERNO OLVIDO

ETERNO SECRETO

ÉTICA

ÉTICA CONFIRMADA

EUCARÍSTICA

EUFORIA

EUNICE

EURÍDICE

Europa no habla griego, que habla gringo

Europa se ha prendido, se ha incendiado

EUZKADI

EVA

¿Eva era rubia? No. Con negros ojos

Eva esbelta y alegre, dueña de locos ríos

Eva ya no está

EVERNESS

Evidenciaban en moderna gracia

EVOCACIÓN [Ismael Enrique Arciniegas]

EVOCACIÓN [José Hierro]

EVOCACIÓN [Manuel Maples Arce]

EVOCACIÓN DIVINA (A mi hija Divina)

EVOCACIÓN EN PRESENCIA

EVOCACIÓN INDÍGENA

Evocación tropical

EVOCANDO LA TERNURA DE LA MADRE

Evocando tristes cruces

EWIGKEIT

EX-LIBRIS

Exacto y cotidiano

EXALTACIÓN AL HOY

EXAMEN CRÍTICO DE PANCHITA TEJADA

EXCELSIOR

Excelso monte do el romano estrago

EXCUSA DEL VIENTO

EXCUSÁNDOSE DE UN SILENCIO EN OCASIÓN DE UN PRECEPTO PARA QUE LE ROMPA

EXELSIOR

EXEMPLIFICA

Exhalación clara que anhelas

Exhalar el fantasma

EXHORTA A LISI A EFECTOS SEMEJANTES DE LA VÍBORA

EXHORTA A LOS QUE AMAREN QUE NO SIGAN LOS PASOS POR DONDE HA HECHO SU VIAJE

EXHORTACIÓN A LA MAJESTAD DEL REY NUESTRO SEÑOR FELIPE IV PARA EL CASTIGO DE LOS REBELDES

Exigió que sus esclavos le escupieran la frente

EXILIO [Álvaro Mutis]

EXILIO [Juan Gelman]

EXILIO [Alejandra Pizarnik]

EXISTE

Existe el mar en las ciudades blancas

Existe entre ti y mi alma

Existe un calabozo siempre oscuro

Existe un hexaedro

Existe un mutilado, no de un combate sino de un abrazo

Existe una palabra para sentir la intensidad del dolor del hombre

¿Existirá? ¡Quién sabe!

EXISTO POR MILAGRO

¡Éxodos! ¡Éxodos! Rebaños

EXORDIO

Exótica

EXPANSIONES

EXPECTACIÓN

EXPECTATIVAS

EXPERIENCIA DE SOMBRA Y MÚSICA

EXPIACIÓN [Ocatvio Paz]

EXPIACIÓN [Mirta Aguirre]

EXPIACIÓN [Julio Herrera y Reissig]

EXPIACIÓN [Germán Pardo García]

Explicación de la firmeza del verdadero amor

EXPLICACIONES

Explícame por qué dices «Mis rosas»

explicar con palabras de este mundo

explico algunas cosas

EXPLORADORAS

EXPLOSIÓN

EXPONSALES SIN NUPCIAS

EXPRESA LOS EFECTOS DEL AMOR DIVINO, Y PROPONE MORIR AMANTE, A PESAR DE TODO RIESGO

EXPRESA SU RESPETO AMOROSO, Y DICE EL SENTIDO EN QUE LLAMA SUYA, A LA SEÑORA VIRREINA

Exquisita y graciosa matricaria

ÉXTASIS [Amado Nervo]

ÉXTASIS [Ismael Enrique Arciniegas]

ÉXTASIS [Julio Herrera y Reissig]

ÉXTASIS [Miguel Rasch Isla]

ÉXTASIS [Rafael Pombo]

ÉXTASIS [Rafael Pombo]

ÉXTASIS [Leopooldo Lugones]

ÉXTASIS DE LA MARIPOSA

ÉXTASIS ENTRE ESPINAS

EXTÁTICA

EXTRACCIÓN DE LA PIEDRA DE LOCURA

Extraída la montaña

extraña que fui

Extraño desacostumbrarme

Extraño en esta noche, he recordado

Extraño maniquí de una tienda del Metro

Extraño mundo amoroso: suicidios y asesinatos

Extraño no decirlo y hablar hidras pensadas

Extremada bizarría!

EXVOTO