Menú por TÍTULO y primer verso


Letra H


Letra G inicio Letra I

letra A letra B letra C letra D letra E letra F letra G letra I letra J letra K letra L letra M letra N letra Ñ letra O letra P letra Q letra R letra S letra T letra U letra V letra W letra X letra Y letra Z

Ha bajado la nieve, divina criatura

Ha cruzado la extensa avenida

Ha cubierto la nieve campo, valle y alcores

Ha de pasar la vida. Ha de llegar la muerte

Ha de venir. Vendrá

Ha de venir, y nacerá mañana

Ha enmudecido el campo, presintiendo la lluvia

Ha estado ahí

HA LLEGADO TU CARTA

Ha mucho tiempo que te soñaba

Ha muchos años que busco el yermo

«Ha muerto... ha muerto»... dicen tan claro que no entiendo...

Ha muerto Rubén Darío

Ha muerto un hombre y están juntando su sangre en cucharitas

Ha muerto ya la pasión loca

Ha nacido

Ha pasado la siesta

Ha quedado un olor entre los cañaverales

Ha tanto ya que mi desdicha dura

Ha terminado la creación sublime

Ha triunfado otro ay. La verdad está allí

Ha venido de lejos

Ha venido el ave tenue

Ha venido tu lengua; está en mi boca como una fruta en la melancolía

Ha venido una alma en la sombra

HABANERA

Habéis de saber

Haber creído alguna vez

Haber escrito tan en la sombra como para que quieta sangre sea

Haber estado fuera de ti mismo, un viaje vertiginoso, y después

Haber perdido la vida ya muy pronto

Haber visto crecer a Buenos Aires, crecer y declinar

Haberse visto en colmo de cuanto el hombre ansía

Había avanzado la noche hasta establecer sus dominios

Había nacido agricultor. Y un día

Había pájaros en el fondo del mar

Había pedido la seguridad y el atrevimiento después de sacrificar a su mujer

Había que escribir sin para qué, sin para quién

Había recibido del cielo el presente de una belleza infausta

Había resuelto esconderse para el sufrimiento

Había suficientes parras en tus párpados

había tomado como un beduino

Había un ángel cerca de mí

Había un hombre que tenía una doctrina

Había una barcaza, con personajes torvos

Había una luna grande en medio del mundo

Había una vez

había una vez un perro vertical un pájaro de alcohol

Había una vez un poeta portugués

«Había una vez una estrella

Habiendo llegado al tiempo en que

HABIENDO MUERTO UN TORO EL CABALLO A UN CABALLERO TOREADOR

Habitador de arenas recelosas

Habítame, penétrame

HABITANTE AMOROSO

Habitas un bosque de vidrio

Hábito: dudar de la esperanza

HABLA COMPADRE MON

Habla deja caer una palabra

HABLA EL ÁNGEL

HABLA EL HUMO EN EL VIENTO DE LA MANZANA

HABLA EL PÁJARO DEL SUEÑO

Habla Friedt

HABLA LA ARAUCARIA DEL AMOR

HABLA LA ATMÓSFERA DEL VIDRIO

HABLA NUEVA EDICIÓN DE CORALES LENTOS

HABLA OTRA VEZ LA ANGUSTIA

HABLA UN ALBORNOZ A RAYAS

HABLA UN INTERRUPTOR

HABLA UNA CALAVERA

Hablaba de otro modo que nosotros todos

Hablaba de prisa

HÁBLAME DEL MAR MARINERO

Háblame más... y más..., que tus acentos

¡Háblame! Que tu voz, eco del cielo

¿Hablamos, desde cuándo?

Hablan los manantiales en la noche

Hablando de la leña, callo el fuego?

Hablando en su labor dos tejedores

HABLANDO PARA MÍ

Hablar de esta ciudad, en la que alojo

Hablar desde la ausencia

Hablarte o deshablarte/dolor mío/

Hablemos de la noche en que me incluyo

Hablo

HABLO CON GLORIA FUERTES FRENTE AL WASHINGTON BRIDGE

Hablo contigo, oh Muerte, en la dulzura

HABLO DE LA CIUDAD

Hablo de una presencia desolada

HABLO DEL YO

Hablo sólo del tiempo

Habrá en el mundo vacas más benignas que éstas?

Habrá en otra región de azules velos

Habrá un silencio verde

Habré de levantar la vasta vida

¿Habré yo viajado tanto

Habréis de conocer que estuve vivo

HABRÍA

Habría de saber, por ti, que nada había

Habría que lavar no sólo el piso; la memoria

habría un par de cosas que decir/

Hace algún tiempo solía dividirme en innumerables personas

Hace años las tres cuartas

Hace ciento treinta años, después de visitar el país de las maravillas

hace frío en esta zona del país

Hace mucho que rondo las palabras

Hace tanto la música ha callado

Hace tiempo, algún alma ya borrada fue mía...

Hace tiempo que Dios no me habla

Hace tres días salió Adán y no ha vuelto

Hace un momento

Hace ya diez años

Hace ya medio siglo

Hace ya tiempo... (era yo

Hace ya tiempo que habito este palacio

Hace 16 años que Ted Berrigan publicó

Hacen dinero o sueñan con orgullo

Hacia arriba tus días trepadores

HACIA AYER

«¿Hacia dónde?» dicen todos

Hacia el bosque galopa, precedido

HACIA EL CADALSO

Hacia el cielo tu himno de rubíes

Hacia el final de la escalera

HACIA EL NOMBRE

Hacia el sur

Hacia la arena tibia se desliza

HACIA LA MONTAÑA

Hacia la perspectiva de las dunas

HACIA LA TIERRA

Hacía pocos años que había terminado la guerra de España

¿Hacia qué levantados designios nos lleva el gran viento

¿Hacia qué soledad te encaminas

Hacia Roma caminan

Hacia un ocaso ardiente

Haciéndose su casa, Cuba

Hacinando hiel detrás del polen

Hada mariposa

HADO ESPAÑOL DE LA BELLEZA

Hagamos entonces homenaje a la bestia endurecida y abstrusa

HAGAMOS UN TRATO

HAGAMOS UN TRATO

Hágase hombre señor profesor

Hago girar mis brazos como dos aspas locas

Hago un pozo

HAIKAIS

Hala, hala

HALCONES

HALLA EN LA CAUSA DE SU AMOR TODOS LOS BlENES

HALLAZGO

Hallazgo de la vida

HALOS

Hambre y sed de justicia

Hambre y sed padezco: Siempre me he negado

Hamlet, mi príncipe enlutado

Han bajado los indios tarahumaras

Han cerrado la zona. A esta hora

Han contado el oro que tiene

Han izado el amor. Lo están clavando

Han llamado a mi puerta

Han pasado muchos años

Han venido

Hartazgo y orgasmo son dos pétalos en español de un mismo lirio tronchado

Harto ya de alabar tu piel dorada

Has contemplado, a lo lejos

¡Has de hacer un gran ramo

Han díchome que tienes

Han tomado sus medidas

Harén de tu arenal. Por todas partes

Harto de hiel y de feroz inquina

Harum mandó a Belut que le escribiera

has construido tu casa

¿Has dicho que no hay Dios, amigo mío?

Has escuchado?

Has llegado de nuevo. Te esperaba

Has llegado en la noche

Has nacido...

¿Has oído

¿Has visto, Clara Rosa, cómo juega la espuma

Has visto como crecen las plantas

¿Has visto, niña, a lo lejos

HAS VUELTO

Has vuelto, organillo. En la acera

Háseme ayer pasado todo el día

HASCHISCH

¿Hasta cuándo, decid, en vil reposo?

Hasta cuándo estaremos esperando lo que

Hasta cuándo hablan los demás

¿Hasta dónde, bendita esperanza

Hasta dónde entra el campo a la ciudad, de noche?

Hasta el ángulo en sombra en que, al soñar los leves

Hasta el día en que vuelva, de esta piedra

Hasta el fondo del vaso

Hasta el Olimpo que la Tierra llora

Hasta ese flanco del bastión andino

Hasta hoy la palabra

HASTA MAÑANA

hasta mañana/compañeros/ahora

HASTA MORIRLA

Hasta muriéndote me hiciste bien

Hasta nosotros la infancia de los metales raros

Hasta que el tiempo fue reconstruido

Hasta que en el Oriente palideció el lucero

Hasta qué parte de mí mismo

Hasta que se nos oiga

¡Hasta sus perfumes duran más que ella!

Hastiada de reinar con la hermosura

HASTÍO

HASTÍO

HASTÍO DE UN CASADO AL TERCERO DÍA

HASTÍO Del pasado

Hastío -pajarraco

Hay algo de inexacto en los recuerdos

Hay algo denso, unido, sentado en el fondo

Hay algo en esta vida

Hay algo más que el viento buscando ser instinto

Hay algo más tonto en la vida

Hay algo que espero junto a mi ventana

HAY AVES EN ESTA TIERRA

Hay belleza en el lirio inmaculado

Hay cementerios solos

Hay ciudades que son capitales de gloria

Hay corazones sin dueño

Hay de rosáceas un puente

Hay demasiada sombra en tus visiones

Hay días en que el aire no existe

Hay días en que el tiempo acude manso

Hay días en que somos tan móviles, tan móviles

Hay días en que yo no soy más que una patada, únicamente una patada

HAY DIFERENTES TIPOS DE DISCURSOS

Hay dos clases de poetas modernos

HAY DOS ESPAÑAS

Hay dos Españas: la del soldado y la del poeta

Hay dos españas, la del soldado y la del poeta

Hay dos modos de conciencia:

Hay dos tornos diabólicos en la ciudad

Hay dulzura infantil

Hay el poeta que escribe al rey o al duque

Hay en Colombia inmensas llanuras desoladas

Hay en el brillante estío

Hay en el camposanto

Hay en la casa un árbol

Hay en los campos de mi hermosa antilla

Hay en medio del rústico boscaje

Hay en mi casa un gato

Hay en tus pies descalzos: graves amaneceres

Hay en Zapotlán una plaza que le dicen de Ameca

Hay entre las tinieblas de mi vida

Hay escrito un cantar muy doloroso

Hay esta noche una fiesta

Hay estado que esté libre

Hay frutos que suben intensamente por la luz que los toca

Hay ganas de volver, de amar, de no ausentarse

Hay golpes en la vida, tan fuertes... ¡Yo no sé!

hay hombres con una historia o dos

Hay hombres que viven buscando la gloria

Hay horas en que imagino

Hay individuos excelentes

Hay, madre, un sitio en el mundo, que se llama París

HAY MÁS

Hay momentos, mujer, en que te olvido

Hay momentos también en que dejamos

Hay muchas niñas parleras

Hay pases que yo recuerdo

Hay pájaros que llevan en sus alas

Hay palabras que no decimos

Hay pocas muertes enteras

HAY QUE...

Hay que andar por el camino

HAY QUE BUSCARLO

Hay que caer y no se puede elegir dónde

HAY QUE COMER CARNE DE GATO...

HAY QUE COMPADECERLOS

Hay que cortar la rosa, pues de cualquier manera

Hay que cuidarla mucho, hermana, mucho

Hay que decirlo: el alma no es la plácida fuente

Hay que ingerir distancia

Hay que mecer el tallo de esta hierba

HAY QUE PAVIMENTAR la cordillera

Hay que salvar al viento

HAY QUE TENÉ BOLUNTÁ

Hay que volar en este tiempo, a dónde?

Hay quienes se resisten deshilachadamente

Hay rosas que se abren en selvas misteriosas

Hay sangre en las estrellas, sangre viva

Hay seres que son más imagen que materia

Hay siempre una señal, en un momento

HAY SILENCIO

Hay silencio en la lluvia

Hay sol bueno y mar de espuma

Hay tanta soledad en ese oro

Hay tanto amor en mi alma que no queda

Hay un ángel de este lado de la calle

Hay un astro que llora en la noche

Hay un derecho

HAY UN DÍA FELIZ

Hay un fantasma que siempre viste

Hay un fuerte magnetismo en las estrellas...

Hay un instante del crepúsculo

Hay un lugar junto

Hay un lugar que yo me sé

Hay un modo de que me hagas completamente feliz

HAY UN MORIR

Hay un muerto flotando en este río

hay un ojo de fuego sentado en mi mesa

Hay un poco de mí en ti

Hay un primer amor, hermosa dama

Hay un punto en el camino

Hay un río

Hay un sitio en el mundo, ¿en dónde, en dónde?

Hay un tétrico fantasma que en el cáliz de mi vida

HAY UN TIEMPO

Hay un tirano que sujeta

Hay un tropel de potros sobre la pampa inmensa

Hay un verde laurel. En sus ramas

Hay una brisa de inefable ruido

Hay una enfermedad secreta llamada Lisa

Hay una geografía de la mente

Hay una Granada que vive detrás de los visillos

Hay una gruta, misteriosa y negra

Hay una hora de Gólgota en la vida

Hay una línea de Verlaine que no volveré a recordar

Hay una luz en el claustro. Es un

Hay una magia

Hay una magia en tu cantar, Teresa

Hay una noche

Hay una noche, un día

Hay una raíz amarga

Hay una raza vil de hombres tenaces

Hay una rosa escrita en esta página

Hay una tristeza inherente a las cosas

Hay unos seres que conocen cada

¡Haz grabar en tu arco de austera arquitectura

HAZ LO QUE ESTÁ EN TI

Haz que yo pueda ser, amor, la escala

HAZAÑA

Hazme buena, Madre mía

He abierto la ventana. Entra sin hacer ruido

He admirado siempre en ti

He almorzado solo ahora, y no he tenido

He amado las palabras con mi hambre más honda

He andado muchos caminos

¡He aquí del año el más hermoso día

He aquí dos rosas frescas, mojadas de rocío

He aquí el asilo de la eterna calma

He aquí el ciego, que sólo ve la vida en el recuerdo

He aquí el coro que entonan

He aquí el gran Dios desconocido

He aquí el reverso del tapiz. La vida

He aquí helados, cristalinos

He aquí la exacta copia

He aquí la gesta de la noche

He aquí la jaula de las culebras

He aquí la mesa. Aún sobre el olvido

He aquí las cenizas, oh Salto, de tu hijo

He aquí lo más hondo de la noche

He aquí lo que hizo Pedro siendo un niño. La historia

He aquí manifestada mi potencia

He aquí mi poema

He aquí, pintor, tu espléndido paisaje

he aquí que daniela un día conversó con los ángeles

He aquí que estamos reunidos

He aquí que hoy saludo, me pongo el cuello y vivo

He aquí que por fin llega al verbo también el pequeño escarabajo

He aquí que tú estás sola y que yo estoy solo

He aquí unos muertos cuyos huesos no blanqueará la lluvia

He atravesado las creencias

He avanzado por túneles de niebla, he avanzado

He bajado de mi monumento

He bebido del chorro cándido de la fuente

He bebido tu carta con febril impaciencia

He buscado en mi corazón el instinto de la simiente

He callado largamente para escuchar mejor las voces

He cerrado mi balcón

He cometido el peor de los pecados

He conocido a una pobre muchacha

He construido un jardín como quien hace

He dado el salto de mí al alba

¿He de acabar dormido oyendo a Bach

He de encomiar en verso sincerista

He de hallar la pajiza flor del alba

—He de pasar—te dijo el soberano

He de perseguir tu cuerpo

He de tener mis sauces, mis mastines

He de tornar al Ser súbitamente

HE DE VOLVER

He de volver. No sé cuándo ni cómo

He dejado al arbitrio este recuerdo

He desplegado mi orfandad

He detenido la respiración

He empezado a hablar con mi propio espejo

He empezado cien veces este poema cruel

He encontrado a una niña

He envejecido dentro de tus ojos

He escuchado las notas de tu piano

He estado combatiéndole con mi rencor de rocas

He ido a ver el parque de Lezama

He ido bajo Helios, que me mira sangrante

He ido marcando con cruces de fuego

He leído en mi niñez las memorias de una artista del violoncelo

He ledío tu carta: ¡qué elegante!

¡He llegado a un talud en mi aventura

He llegado hasta aquí navegando por el Mar Rojo

He llorado esta noche un sueño escarchado de nardos y fusiles

He mirado la patria largamente

He mordido manzanas y he besado tus labios

he nacido tanto

He olvidado mi nombre

He pasado entre corales

He perdido

He perdido el hilo de mi pensamiento

He perdido la partida

He poblado tu vientre de amor y sementera

He puesto cinco plumitas de avestruz

He puesto mi silencio a medianoche

He quemado las naves de mi gloria

He querido morir, Señor, pero he vivido

He querido querer, Señor, y no he podido

He recorrido el palacio mágico del sueño

He recorrido el territorio de Elsinor para allegar noticias acerca de Ofelia

He redondeado esquinas

He releído hoy la historia antigua

He renunciado a ti. No era posible

He repartido mi vida inútilmente entre el amor y el deseo

He salido de casa

He salido sin tiempo de la casa de Octavio

He sentido tu sed contra mi boca

He sido el rey de los «qué cerca estuve»

He soñado con la beldad rubia. Miro su despejo y siento su voz

He soñado labios

(He soñado que era otro

He soñado una fuga. Y he soñado

He venido del más lontano país lontano

He tallado en tus mármoles lejanos

He tenido que dar, multiplicarme

He tirado al abismo el hueso de la misericordia

He vencido al ángel del sueño, el funesto alegórico

He vendido mi alma dos veces al diablo

He venido a sembrar mis huesos otra vez

He venido para ver semblantes

He visto a la muerte de cerca, de cerca

He visto ayer sonidos generales

He visto, de la noche

He visto delfines en el Mar Mediterráneo

He visto olvidos de todos tamaños

He visto una mujer hermosa

He vivido en la superficie de las cosas

He vivido entre los arrabales, pareciendo

He vivido: me he muerto: y en mi andante

He vuelto a media noche a mi casa, y un canto

He vuelto ahora sin saber por qué

He vuelto de la cita con cuatro alas de abejas

He vuelto por el camino sin yerba

He vuelto solo al césped del collado

HECES

HECHA POLVO

Hecha una fierecilla deliciosa

Hechas polvo caen, hermano

HECHICERA

Hecho de nada soy, por nada aliento

Hecho el mundo llegó el hombre

Hecho un primor

Hechos

HÉCTOR

HEGEMONÍA DE ARTILUGIOS

HELADA CÁRCEL

Helada cárcel mi silencio tuvo

HÉLAS

Helas, helas por do vienen

Hélas! je ne suis plus un poète, un artiste

¡Helena!

HELENA

Helios y las canciones

Helo aquí, verde lejano

Helo, helo por do viene

Helo, helo por do viene

Helos allí: junto a la mar bravía

¡Helvéticos! La nación nueva

Heme al pie de tu altar, ya prosternado

Heme aquí ya, profesor

Heme ya al fin desconsolado y solo

Hemorragia de luna sobre el parque plateado

Hemos amado juntos tantas cosas

hemos comido

Hemos dicho palabras

Hemos gozado mucho de la dama

Hemos perdido aun este crepúsculo

Hemos tenido tantas cosas

Hemos visto, ¡alegría!, dar el viento

Heráclito vivía en un río de Éfeso

Heráclito y Demócrito

¡Herakles, ven! ¡El mundo necesita

HERALDO

HERALDOS

HÉRCULES Y LAS ESTINFÁLIDES

HEREDAMOS EL DOLOR Y LO TRANSMITIMOS

HERIDA

HERIDAS EN LA NOCHE

Herido el blanco pie del hierro breve

HERIDO EN EL BOSQUE

Herido voy, herido; no me alienta

Herido y muerto, hermano

HERMANA, HAZME LLORAR...

Hermana Marica

HERMANDAD

Hermano

Hermano: a veces dudo si existes o te sueño

Hermano, hoy estoy en el poyo de la casa.

Hermano, tú que tienes la luz, dime la mía

HERMANOS

HERMANOS DESPIDIÉNDOSE ANTE EL MAR

HERMINIA

Hermosa como la estrella

Hermosa está la mañana

Hermosa fuente que al vecino río

Hermosa y sana, en el pasado estío

Hermosas alamedas

Hermosas damas, si la pasión ciega

Hermosas hebras de ébano luciente

Hermosas ninfas, que, en el río metidas

Hermosísima Cacica

Hermosísima sultana

Hermosísimo invierno de mi vida

Hermoso es, hermosamente humilde y confiante, vivificador y profundo

Hermosos instantes sin memoria

Hermosura perfecta no consiste

HERMOSURA QUE VUELVE

Hernán Cortés en su caballo zaíno

HERO Y LEANDRO

HÉROES

Héroes de carnaval, hijos mimados

Héroes de la guerra gaucha

Héroes gloriosos, pues el cielo

—Herrero, ¿qué fabricas con fuerte y ruda mano?

Hervías la leche

Hervor de calles; desembocadura

HERVOR DE ESPÍRITU

HESPERIA [José Antonio Ramos Sucre]

HESPERIA [José María Eguren]

HESPÉRIDE

Héteme al linde del otoño, logrado

HETERÓNIMOS

Hexaedros de madera y de vidrio

Hice bien en herirte

HIDALGO

HIEL

HIERRO

Hierática visión de pesadilla

Hiere el perfil de la Madona

Hiere el puerco montés cerdoso y fiero

Hiéreme ¡Oh noche! y abre tus colmenas

HIERRO

Hierro de amargo filo en dócil vaina

Hierro negro que duerme, fierro negro que gime

Hierve el agua feliz de sal y roce

Hierven bajo las túnicas de la ira

Hierven y brotan en el alma mía

HIGIENE BUCAL

Hija de la beldad, ninfa divina

HIJA DE LA MAR

HIJA DE TU EXISTIR

HIJA DE YAGO

Hija del aire, nívea mariposa

Hija del campo

HIJA SERÁS DE NADIE

HIJAS DEL VIENTO

Hijita: con tu venida

Hijo

Hijo alado

Hijo, crees que un ángel insurgente

Hijo de alto aguacero estupendo

HIJO DE LA LUZ Y DE LA SOMBRA

Hijo de la oración

Hijo de la tierra

HIJO DE LAS TINIEBLAS

HIJO DEL ALMA

HIJO DEL ENSUEÑO

Hijo del mar, espíritu querido!

Hijo, en tu busca

HIJO MÍO

Hijo mío, me duelen las herencias

Hijo, para descansar

HILANDO ("La hilandera de espaldas", del cuadro de Velázquez)

HILARIO ASCASUBI

Hilito de agua turbia de la fuente

HILO

HILO DE ARIADNA

Hilo de trigo y agua

HIMENEO

Hímnico padre: los que nacemos y morimos

HIMNO A LA AURORA

HIMNO A LA INMORTALIDAD

HIMNO A LA LUNA

HIMNO A LA SOCIEDAD FILOIÁTRICA

HIMNO A LAS ESTRELLAS

HIMNO A LOS VOLUNTARIOS DE LA REPÚBLICA

HIMNO A SATÁN

HIMNO AL AMOR

HIMNO AL ÁRBOL

HIMNO AL MESÍAS

HIMNO AL NACIMIENTO DE LA PRINCESA DE ASTURIAS, CANTADO POR LA SECCIÓN LÍRICA DEL LICEO DE BADAJOZ

HIMNO AL SOL, ESCRITO EN EL OCÉANO

HIMNO BELGA DE EDUCACIÓN

HIMNO DE LA MAÑANA

HIMNO DE LA TARDE

Himno de la victoria (en ciertas circunstancias)

HIMNO DE LOS BOSQUES

HIMNO DE PAZ

HIMNO DE TRIUNFO

HIMNO DEL DESTERRADO

HIMNO Y LIRA

Himnos de sol y paz. La tarde airea

Hinco humilde la rodilla

HIPÉRBOLE A LOS PIES DE SU DAMA; QUE ESTE POETA DEBIÓ DE NACER EN SÁBADO

Hipócrita, perjuro, despiadado

Hipogrifo violento

HIPÓTESIS CELESTE

HIPÓTESIS DE TU CUERPO

HIRIENTE Y ABSOLUTA

Hirió blandamente el aire

HISTORIA ANTIGUA

HISTORIA CONOCIDA

HISTORIA DE MI MUERTE

HISTORIA DE VAMPIROS

HISTORIA DEL PENSAMIENTO

HISTORIA GRIEGA

HISTORIA PARA MUCHACHOS

HISTORIA PATRIA

HISTORIAS... HISTORIAS...

Historia verdadera

HISTORIAS

Hitos vagarosos enamoran, desde el minuto montuoso

Hizán y Daraja

Hizo tu mano de nieve

HOGUERAS pálidas revolviéndose al borde de las noches

Hoja al aire, indefensa, detenida

HOJA SECA

Hoja seca que cuela indecisa

Hoja solitaria y mustia

Hoja tras hoja de papel consumo

¡Hoja verde

HOJAMARGA

HOJAS DE ÉBANO

Hojas de inciertos chopos el nevado

HOJAS SECAS [Manuel Acuña]

HOJAS SECAS [Antonio Plazas]

HOJAS SECAS [Manuel Gutiérrez Nájera]

HOJAS SECAS [Óscar Hahn]

HOJEANDO UN LIBRO

Hojilla verde con sol

HOJILLAS NUEVAS (A ISOLDITA ESPLÁ)

Hojita verde con sol

¡Hola! ¿conque desdeña la que un día

«Hola, hidalgos y escuderos

HOLOCAUSTO

HOMAGNO

Homagno sin ventura

HOMBRE [Blas de Otero]

HOMBRE [Bartolomé Leonardo de Argensola]

HOMBRE CENTAURO

HOMBRE COMÚN

HOMBRE CON QUITASOL

HOMBRE CON VIOLÍN

Hombre de Extremadura

Hombre del agro y del costal austero

Hombre, descansa. De tu hogar ahuyento

HOMBRE EN EL LLANO

Hombre es amor. Hombre es un haz, un centro

HOMBRE ESPACIAL

Hombre funesto de claves nocturnas y cuerpo desnudo

HOMBRE-MADERA

Hombre mortal mis padres me engendraron

HOMBRE PEQUEÑITO

Hombre pequeñito, hombre pequeñito

Hombre que hablas inglés

HOMBRE QUE MIRA A UNA MUCHACHA

HOMBRE QUE MIRA EL CIELO

HOMBRE QUE MIRA LA LUNA

Hombre que vas con tu perro

¡Hombre sencillo que tu pan coccionas

Hombre, si esa unión divides

HOMBRE SOLO

Hombre soy de las islas

HOMBRE TERRESTRE

HOMBRE Y CAMPO

HOMBRE Y DIOS

HOMBRE Y PERRO

Hombres de Emilia y los del agro

Hombres de España poliforme

HOMBRES DE LIBERTAD

Hombres, hacia la tierra humildemente

Hombres inmóviles

Hombres necios que acusáis

Hombres veo que de hombres

hombros hermosos brazos hermosos tripa tan linda pie chiquito

HOMENAJE [Amado Nervo]

HOMENAJE [Mario Benedetti]

HOMENAJE [Luis García Moreno]

HOMENAJE A JULIO HERRERA Y REISSIG

HOMENAJE A SAN JUAN DE LA CRUZ (Vía purgativa, iluminativa y unitiva)

HOMENAJE A SANTA TERESA (Éxtasis de alta contemplación)

HOMENAJE EN EL ÁLBUM DE LA SEÑORITA DOLORES RUBALCABA

HOMERO

Homero: Han pasado dos mil años

HOMO ERECTUS

HONDA AMISTAD

Honda, de ti, me inundo el corazón de voces

Honda, inmóvil, letárgica laguna

Hondos lirios de sombra penitente

HONESTIDAD Y COMETIDO DEL ARQUITECTO ANTONIO MIRÓ

HONGOS DE LA RIBA

HONOR

“hop hop alba amo” decía a caballo de Alabama bright morgan

HORA DE LA CENIZA

Hora de mi corazón

Hora de soledad y de melancolía

HORA DE VUELO

hora en que la yerba crece

HORA MORADA

Hora podrás vencer, fiero recelo

HORA ROMÁNTICA

HORA TRAS HORA, DÍA TRAS DÍA

HORA I

HORA II

HORA IV

HORA V

HORA VI

HORA VIII

HORA IX

HORA X

HORA XI

HORA XII

HORA XIII

HORA XIV

HORA XV

HORA XVI

HORA XVII

HORA XXI

HORA XXII

HORA XXV

HORA XXVIII

HORA XXX

HORA XXXI

HORA XXXII

HORA XXXIII

HORA XXXIV

HORA XXXV

HORA XXXVII

HORACIOS Y CURACIOS

HORAL

Horas alegres que pasáis volando

HORAS CAMPESTRES

HORAS DE JUNIO

HORAS DE JUNIO

Horas de pesadumbre y de tristeza

HORAS EN LA SELVA

Horas negras

Horizontal, sí, te quiero

HORIZONTE [Antonio Machado]

HORIZONTE [Manuel Altolaguirre]

Horizonte de guerra cuyas luces

HORMIGAS

HORÓSCOPO

Horrenda está la noche; como el caos

HORRIDUM SOMNIUM

Hortelano era Belardo

HORTVS DELICIARVM

HOSANNA A LOS PILLOS

HOSPITAL DE INOCENTES

HOSTERÍA

HOSTERÍA DE LA ROSA Y EL CLAVEL [fragmento]

Hostiles cordilleras

HOTEL CALIFORNIA (RAP)

HOTEL DE LAS NOSTALGIAS

HOTEL EMBAJADOR

Hotel Lucero

HOW POOR A THING IS MAN

Hoy [Jesús Hilario Tundidor]

Hoy [Efraín Huerta]

HOY [Manuel Altolaguirre]

HOY [Ángel González]

Hoy a España le han dado una paliza

Hoy amanecí con los puños cerrados

Hoy buscarás en vano

Hoy celebro los días

Hoy comienzo a escribir como quien llora

Hoy como ayer, mañana como hoy

HOY COMO NUNCA...

Hoy, como nunca, me enamoras y me entristeces

hoy compré una escopeta para mi hijo

Hoy, cuando abrí los ojos, después de mi aventura

Hoy cuando se me mueren los amigos

Hoy desde el gran camino, bajo el sol claro y fuerte

Hoy el doliente esquilón

Hoy el hogar no tiene la habitual alegra

Hoy el nefando autor del color bayo

HOY EL PO COPIA REFLEJOS

Hoy el sol tamizan los glasés azules

Hoy en tu calabozo de bolsillo que piensa

Hoy, en una mano burda instintiva

Hoy es domingo. En el vecino pueblo

Hoy es hoy con el peso de todo el tiempo ido

Hoy es la muerte de una mariposa

Hoy es nuestro cumpleaños

Hoy es siempre todavía

Hoy es un día horrible. Ya es valiente

Hoy está el pueblo en mi cuerpo

Hoy, este día fue una copa plena

Hoy estoy más contento

Hoy estoy triste, amor. Hoy tengo el alma

Hoy estuvo paciente y apacible

Hoy fuimos lentamente

Hoy ha tosido mucho. Van dos noches

Hoy ha venido el barquito

Hoy hace un año, Junio, que nos viste

Hoy hace un año, justamente un año

Hoy han vuelto

Hoy he amanecido

Hoy he dado mi firma para la Paz

Hoy he pasado por un camino triste

Hoy he recobrado todas mis fuerzas, me he preparado

Hoy he visto un seto cubierto de rosas

Hoy la tierra y los cielos me sonríen

Hoy las cuerdas de mi lira

Hoy las nubes me trajeron

Hoy le ha entrado una astilla

Hoy llevo puesto

hoy llueve mucho, mucho

Hoy llueve todo el día y el termómetro

Hoy los poetas

Hoy me acerco a tu alma

Hoy me acerco a vosotros con tristeza

Hoy me detuve a contemplar este curioso espectáculo

HOY ME GUSTA LA VIDA MUCHO MENOS...

Hoy me he dado a pensar en el dolor lejano

Hoy me he tendido junto a una joven pura

Hoy me mira la luna

Hoy mi vida no tiene peso alguno

HOY NO

Hoy no ha podido el techo

Hoy no ha venido nadie a preguntar

Hoy no lució la estrella de tus ojos

«¡Hoy no! ¡no aguanto freno ni jinete!

Hoy no pudimos más, y envueltos

Hoy, por piedad de su Hacedor, le ofrecen

Hoy princesa inocente el bravo Marte

Hoy puedo estar conmigo. He deseado

Hoy que acoges, señora

Hoy que amontona fiestas y alegrías

Hoy que comienza, Darmid

Hoy que danza en mi cuerpo la pasión de Paolo

Hoy que de cada laúd

¡Hoy que el mundo —la patria del poeta—

Hoy, que es el cumpleaños de mi hermana, no tengo

Hoy que has vuelto, los dos hemos callado

Hoy que la indiferencia del siglo me desola

Hoy que las cumbres de las almas dora

Hoy que radiante de vida

Hoy quisiera ser ciego

Hoy recibí tu carta. La he leído

Hoy recuerdo a los muertos de mi casa

Hoy se casa el Duque Nuez

Hoy se murió un niño de seis semanas

Hoy sé que los quebrados son olivos

Hoy son flores azules

Hoy son las manos la memoria

Hoy te contemplo en el piano, señora mía, Fuensanta

Hoy te he visto amanecer

Hoy todo me conduce a su contrario

Hoy tu negra y ventuda pipa de navegante

Hoy tuvimos noticia del poeta

Hoy vengo a ti a buscar la dula de alegría

Hoy vi a Dios

HOY VIVES DEL AYER (A Pedro Vélez Racero)

Hoy vives del ayer, hilos de plata

HUACO

Hubiera entregado el Dios que no poseo

Hubiera podido ser

Hubiera preferido

Hubierais visto llorar a las yedras cuando el agua más triste se pasó toda una noche velando a un yelmo ya sin alma

Hubo un día en que el día no engañaba

Hubo un día tan rico el año pasado...!

Hubo un rico en Madrid (y aun dicen que era

Hubo un tiempo en que mis únicas pasiones eran la pobreza y la lluvia

Hubo una selva y un nido

Hubo ya un tiempo en que la Musa mía

HUECOGRABADO

Huele a soledad el campo

Huele la sombra a sexo que reclama

Huelga de barrenderos. La basura

HUELGA DE CÉLULAS

HUELGA DE HAMBRE

HUELLAS

Huérfano quedará mi corazón

HUESO

HUESO DEL CANTO

huesos que fuego a tanto amor han dado

HUÉSPED AÚN

HUÉSPED CAÍDO

HUÉSPED DE FONDO

HUÉSPED DE LA SALIVA

HUÉSPED DE PIEDRA

HUÉSPED DE UN ANTES

HUÉSPED DESENTERRADO

HUÉSPED EN POLVO

HUÉSPED EN TRANCE

HUÉSPED EQUIVOCADO

HUÉSPED MAYOR EN TRES INICIACIONES. INICIO PRIMERO

HUÉSPED NO QUIERO

HUÉSPED NOCTURNO

HUÉSPED PRIMERO

HUÉSPED SIN SOMBRA

HUÉSPED SOLO

HUÉSPED SONORO

HUÉSPED SÚBITO

Huésped, sustenta esta losa

HUÉSPED YA ENTERO

Huéspeda en la risueña Andaluca

Huevos, azúcar, grasa, leche, harina

Huevos de pato a veces la gallina

HUGUEANA

Huía ansiosamente, con pies doloridos, por el descampado

Huid, contentos, de mí triste pecho

HUIDA

HUIR AZUL

Huir procuro el encarecimiento

HUITZILOPOCHTLI

HUMANA

HUMANA VOZ

¡Humanidad misérrima! ¿Hasta cuándo

Humanidad pigmea

Humano sí, encarnadamente humano

Humean en la vieja cocina hospitalaria

Húmeda en los sitios más secretos

HÚMEDA FLOR

Húmedo está, bajo el laurel, el banco

HUMILDAD [Francisco Villaespesa]

HUMILDAD [Germán Pardo García]

HUMILDAD DE LA POESÍA

HUMILDAD DE LA TIERRA

HUMILDAD DE LAS COSAS

HUMILDEMENTE

HUMO [Jos Asuncin Silva]

HUMO [Alejandra Pizarnik]

HUMORADAS

HUMORISMOS TRISTES

Hunde la rama del sauce

Húndete en la ceniza, perra de hielo

Hundí la yerta faz en mi pañuelo

Hundida hasta las cejas la corrosca

HUNDIDO

Hundido entre juncales

Hundimientos de la costumbre

Hundiré mis manos aquí, en este mar que no existe

Huracán, huracán, venir te siento

Hurgue un huésped muy inquieto

¡Hurra, cosacos de sotana! ¡Hurra!

¡Hurra, cosacos del desierto! ¡Hurra!

¡Hurra! venid, abortos de Loyola

Hurtaron a Madalena

Hurtas mi vulto y cuanto más le debe

Huye del triste amor, amor pacato

Huye el ao a su trmino

¡Huye la sombra! El pálido horizonte

Huye sin percibirse lento el día

Huyen heridas por el amanecer

¡Huyen los años como raudas naves!

Huyen. Se ve que huyen

Huyendo baja el monte aquella fiera

HUYENDO DEL DESTINO

Huyendo del espectáculo de su felicidad bochornosa

Huyendo va la trabajosa vida

Huyeron las golondrinas

Huyó, bajo sus velos soñadores

Huyó con vuelo incierto

Huyo del mal que me enoja

Huyó el invierno sañudo

HYACINTHUS

Hymnus