Menú por TÍTULO y primer verso


Letra S


Letra R inicio Letra T

letra A letra B letra C letra D letra E letra F letra G letra H letra I letra J letra K letra L letra M letra N letra Ñ letra O letra P letra Q letra R letra T letra U letra V letra W letra X letra Y letra Z

S. PEDRO LIBERTADO POR UN ÁNGEL. ODA

S. Q. SU RETRATO

SÁBADO [Antonio Gamoneda]

SÁBADO [Francisco Brines]

SÁBADO DE GLORIA

Sábado. Todos los anocheceres son este anochecer

SÁBANA DE ARRIBA

¡Sabana incomparable! Como nunca

Sábana negra en la misericordia

SABÁS

Sabe Dios sin saber de vos deseo

¿Sabe el jardín su forma?

Sabe esperar, aguarda que la marea fluya

Sabe, si alguna vez tus labios rojos

Sabed: esta es mi carne

Sabed, vecinas

Sabedlo, soberanos y vasallos

Sabemos lo que es triste por algo que se ha ido

SABEMOS

Sabemos que el alma como principio de la vida

Sabemos que no hay tierra

SABER

SABER SIN ESTUDIAR

SABERTE AQUÍ

¿Sabes, cuando el agua suena

—Sabes, mamá, que yo no sé qué tiene

¿Sabes qué es amor, bien mío?

Sabes que no soy amigo de juramentos ni promesas

Sabes qué te esperaba tras esos pasos del arpa

¿Sabes, rubia, qué gracia solicito

¿Sabes tú?

¿Sabías

SABIDURÍA [Porfirio Barba Jacob]

SABIDURÍA [Germán Pardo García]

SABIDURÍA [Germán Pardo García]

SABIDURÍA [Germán Pardo García]

SABIDURÍA DE LOS INSECTOS

Sabiendo, como sé, que en esta vida

Sabio jorobado, pide a la taberna

SABOR

SABOR DE LA TIERRA

SABOR DE SOMBRA

Sabrás que no te amo y que te amo

¿Sabré yo, el triste, ir,

—¿Sabremos nosotros, vivos

Sacar en hombros por mi puerta

Saco mi esperanza, igual

Saco una foto tuya de nuestro álbum

Sacra planta de Alcides, cuya rama

SACRIPANTE

Sacro pastor de pueblos, que en florida

Sacros, altos, dorados capiteles

Sacude el mar su melena

Sacude las épicas eras

Sacudimiento extraño

Saeta que voladora

SAGRADO CORAZÓN

Sáficos

Sáficos adónicos a Venus

SÁFICOS. LA PRENDA DE FIDELIDAD

Sagrada libertad, numen de vida

Sahumáronte los pétalos de acacia

Sahúmase el villaje de olores a guisados

SAL DE SODOMA

Sal tú, bebiendo campos y ciudades

SALA DE CINE

SALA DE ESPERA

SALAMANDRA

SALARIO DE HUMILDAD

SALARIO MÍNIMO

SALAS DE LOS INFANTES (PREGÓN DEL AMANECER)

Sale al camino, gritando

Sale la estrella de Venus

Sale ya la Aurora hermosa

Salen los cuerpos del abismo

Salen los niños alegres

Sales de la ducha chorreando agua

Sales en tu caballo con la aurora

¡Salgan y lleguen en buen hora

SALGO DE ENTRE LIBROS

Salgo del Betis a la ondosa orilla

Salí de la última función a las calles vacías. El esqueleto

Salí, señor don Pedro, esta mañana

Salía de mi celda, en anocheciendo, a juntar limosnas para el enterramiento

Salíais de la iglesia, y con piadoso anhelo

Salida de febrero e entrada de março

Saliéndome por pórticos dormidos

SALINAS MARÍTIMAS

Salió el niño de Venus más querido

Salió el Virrey de Palacio

Saliste a la terraza

SALMO

SALMO DE OTOÑO

SALMO DEL AGUA QUE DUERME COMO UN OJO

SALMO PLUVIAL

SALMO I

SALMO II

SALMO IV

SALMO VI

SALMO VII

SALMO IX

SALMO X

SALMO XIV

SALMO XVI

SALMO XVII

SALMO XVIII

SALMO XIX

SALMO XXI

SALMO XXII

SALMO XXIII

SALMO XXVI

SALMO L TRADUCIDO LIBREMENTE

SALOBRE

SALOMÉ

SALÓN DE BAILE

Salpica, se abre, humea, como la carne herida

Salta con la camisa en llamas

Salta el fiero invasor sobre la arena

¡Salta el rayo en la nube! Alfanje de oro

Salta el rey, y los bastos cerrados

Salta la palabra

Saltan los saltimbanquis

Saltan todos los sueños, uno tras otro

Saltó del agua oscura

SALTO DEL GUAIRÁ

¡SALUD!

SALUD (A Julia Fernández Rubio)

¡Salud a tío Coyote,

Salud, dulce golondrina

¡Salud, noche apacible! ¡Astro sereno

Salud, ¡oh Baco! Tu Poder insólito

Salud, oh sol glorioso

Salud prole gallarda!, salud hijos

¡Salud! salud, antorcha refulgente

“salud salud” decía jack hammerstein

¡Salud!... salud, silencio de las tumbas

Salud y Libertad, bienes hermanos

Saludad, pobres cautivos

Saludando cortésmente a la buena Mamá Juno

Saludemos las sombras épicas

SALUTACIÓN

SALUTACIÓN ANGÉLICA

SALUTACIÓN DE AÑO NUEVO

SALUTACIÓN DEL OPTIMISTA [Rubén Darío]

SALUTACIÓN DEL OPTIMISTA [Mario Benedetti]

SALUTACIONES Y DESPEDIDAS

SALVACIÓN

SALVACIÓN DEL PELIGRO

SALVACIÓN EN LA PALABRA (El poema)

SALVACIÓN POR LA LUZ

SALVADOR DÍAZ MIRÓN

SALVAJE

SALVAMENTO

SALVAS

¡SALVE!

¡Salve, fecunda zona

¡Salve llama creadora del mundo

¡Salve, noche sagrada! Cuando tiendes

¡Salve, oh Perseverancia!

¡Salve, oh Virgen María!

Salve, rayo del sol de primavera

SÁLVESE QUIEN PUEDA

sam dale no quería

Samain diría el aire es quieto y de una contenida tristeza

Samaritana mía, un poco de agua

SAN ANTONIO

SAN GABRIEL (SEVILLA)

SAN GOAR

SAN JUAN BAUTISTA

SAN JUAN DE LA CRUZ ESCUCHA A MILES DAVIS

SAN JUAN DE LA RAMBLA

San Lorenzo le dijo: —«Si en Cristo tú creyeres

San Meder: un carretero

SAN MIGUEL

San Miguel de la Tumba es un grand monesterio

SAN MIGUEL (GRANADA)

SAN RAFAEL (CÓRDOBA)

SAN RAFAEL (SIERRA DE GUADARRAMA)

SAN ROBERTO DE TROYA

SAN VICENTE PAÚL

SANDEZ

SANDRA SÓLO HABLA EN LÍNEAS GENERALES

Sandro Botticelli LA PRIMAVERA

SANGRE

SANGRE DE LOS NACIONALISTAS

SANGRE DE VIDA

SANGRE ESTALLA

Sangre estalla contra la falsedad

SANGRE JOVEN

SANGRE MAYOR

SANGRE PATRICIA

Sangre remota

Sangre y palabras

SANGRIENTO DÍA DE LLUVIA

Sangriento el sol corona la alta cumbre

Sanguinario y hermoso, parecía

Santa casa de oración

SANTA CRUZ

Santa Escolástica

SANTA FE

Santa florecita, celestial renuevo

SANTA JUANA DE ASBAJE

SANTA MARÍA

SANTA MARÍA DE GUADALUPE

Santa María, estrella do día

¡Santa Naturaleza, madre mía!

SANTA ÚRSULA

Santa Virgen escogida

SANTIAGO

Santiago apóstol diz' que todo bien conplido

SANTIAGO DEL TEIDE

¡Santo cielo! ¿Quién diría

Santo Domingo: ataúd de la OEA

SANTO OFICIO

¡Santo, santo, jazmín de las alturas!

Santo silencio profeso

SANTORAL [César Vallejo]

SANTORAL [José Antonio Ramos Sucre]

sap sap deibi coli pik decía david cassidy a los pies

SAQUEO

Sara es viciosa. Su pupila oscura

SARAÍ

SARAO EN CASA DEL MARQUÉS DE SAN JORGE

Sarmiento

SASTRERÍA

Satán, te pido un alma sencilla y complacida

SATCHMO LIROFORO

SÁTIRA CON FINAL DEL VALS

[SÁTIRA PRIMERA] A ARNESTO

SATISFACCIONES DE CELOS

SATURACIÓN

SAUCE

Sauce, mírate en mí. Me pondré quieta

Saudade [Pablo Neruda]

SAUDADE [Ismael Enrique Arciniegas]

SAUDADE [Manuel Maples Arce]

Saudade —¿Qué será?... yo no sé... lo he.buscado

¡SAYONARA!

SCHERZO

Se abrieron las puertas

Se abrió la flor de la distancia

Se acaba el pan del alma, compañero

Se acabó el extraño, con quien, tarde

Se acarician. Se bastan

¿Se acuerda usted de Juan, de aquel muchacho

Se adoran. Timo atiende solícita al gobierno

Se agita la urbe, se alza

Se agrandaban las puertas. Yo gigante

SE ALEGRA EL MAR

Se aleja el barco. Luz de madrugada

Se alza una nube de polvo

se aprende gente a gente

Se asomó a aquellas aguas

Se bebe el desayuno... Húmeda tierra

Sé bien que soy tronco

Se cae la puerta noble, se despinta

Se calla la luz

SE CANTA AL MAR

Se casaron ayer

¡Se celebra el adulterio de María con la Paloma Sacra!

Se colmulga también en templos de la sordidez

Se comprende lo que es la infelicidad de la vida humana...

Se convierte en pez volador

Se creía dueño del mundo

Se creyó dueño

Sé de brazos robustos

Sé de un pintor atrevido

Sé de un reptil que persigue

SE DEJA DE QUERER

Se deja de querer, y no se sabe

Se descalzan los días

Se desgrana un cristal fino

Se deshizo la luz

SE DESHOJABAN LAS ROSAS

Se despiden mil veces y mil veces ciñen el viento

Se destacó mostrando

Se desvía el curso de la vida

SE DICE LENTAMENTE

Se dice, se rumora, afirman en los salones, en las fiestas

Se diluye la ingente

Se diría que está aún en la balaustra del balcón

Se diría que las calles fluyen dulcemente en la noche

Se distraen las penas en los cuartos de hoteles

Se encaramó en la copa de un manzano

Se enojó la luna

Se enreda el lunes con el martes

Se entró en mi frente el pensamiento negro

Se equivocó la paloma

Se erizaron de chimeneas

Se están poniendo triste

Se estremece el trigal con la neblina

Se fue

Se fue desnudando

Se fue Édouard Manet

Se fue el pasto

Se fue en el viento

Se fue mi niñez

¿se fue por el aire o era

Se fueron hacia arriba las ciudades

Se fuga la isla

Se ha agachado la brisa y hay cosechas de espumas

Se ha apagado el fuego. Queda sólo un blando

Se ha asomado una cigüeña a lo alto del campanario

Se ha callado la idea turbadora

Se ha casado el buen Antonio

Se ha de ver en tus manos el viento

SE HA DESHECHO EL ALMA MÍA

Se ha muerto la tiniebla en mis pupilas

Se ha retirado el campo

Se ha roto anoche un peldaño

Se ha vestido la Pena

Se ha vuelto llanto este dolor ahora

Se habían encontrado en la barra de un bar

Se habían reunido los tecnócratas

Se hicieron emisiones

Se hizo tarde

Se iba quedando callada

Se ignoraba a sí mismo

Se impregnó de tu boca

Se interrumpe el verdor en las orillas

Se junta el follaje en ramo

SE JUNTAN DESNUDOS

Se le vio, caminando entre fusiles

Se levantaron de la mesa

Se levantó sin despertarme

Se llamaba Lamberto, se llamaba Lamberto

Se llamaba María todo el tiempo de sus 17 años

Se lo dijo a la fontana

Se lo ha llevado el viento, esa mano de olvido

SÉ MÁS FELIZ QUE YO

Se me ha quemado el pecho, como un horno

Se me hiela la voz en la garganta

Se me murió el olvido

Se me ocurre que vas a llegar distinta

Se me pegó la lengua al paladar

Se me perdió tu huella

Se me quedó en lo hondo

Se me va de los dedos la caricia sin causa

Se mete piel adentro

Se miente más de la cuenta

Se mira en el espejo que ya no le refleja

Se miran, se presienten, se desean

Se murió Casimiro el campanero

Se murió porque ella quiso

Se necesita la imaginación de un niño

Se necesita sólo tu corazón

SE NECESITAN TRES (Un ejemplo de Alan Watts)

Se nos ha ido la tarde

Se oprime el corazón al recordarte

Se oyeron

Se paraba

Se pedía a grandes voces

Se perdió el laberinto. Se perdieron

Se perdió en las vagas

Se podrá discutir mi erudición ornitológica y la eficacia de mis aperturas de ajedrez

Se puso a desprender, una tras otra las capas de la cebolla

Sé que a las puertas de mi dura casa

Sé que a solas, aburrido

Sé que el invierno está aquí

Sé que estoy vivo en este bello día

Sé que hay una persona

Sé que la humana fibra

Sé que llegará el día en que ya nunca

Sé que no me creerán como a espejo sin fondo

Sé que piensas en mí

Sé que soy irritable, celoso, imperativo

SE QUERÍAN

Se recogió la vida para verme pasar

Se respira una brisa de tarjeta postal

Se retrocede con seguridad

Se salió de plomada

se sienta a la mesa y escribe

Se siente el tiempo deslizándose sobre la piel

Se sobrevinieron las heces de un rencor lejanamente fermentado

SE SUICIDÓ LA ESTATUA DEL DICTADOR

Se te está viendo la otra

Se te ve, calor, se te ve

Se tejerán frescas coronas

Se terminó este año cabrón. Se fue al carajo

Se tiró a bucear en lo profundo del lago

SÉ TODOS LOS CUENTOS

Se turba el pinche Roberto Cierra los ojos

¡Se unen en el espacio nuestras vidas

SE VA

Se va de ti mi cuerpo gota a gota

Se va la noche, negro toro

¿Se va la poesía de las cosas

SE VA MI SOMBRA PERO YO ME QUEDO. A MIS AMIGOS DE MADRID

SE VAN EL CANTO Y EL SUEÑO

Se van rompiendo cosas

Se ven desde las barandas

Se vieron lentamente, y lentamente

Se vive, amada mía

Se vuelve

Sea bien matizada la librea

Sea causa de iras, reinen tormentas y vientos negros

“¡Sea la luz!” Dios dijo; y en raudales vivíficos

SEBASTIÁN ACEVEDO

SECRETA DULZURA

SECRETA ISLA

SECRETARIA DE CONSUMO

SECRETARIO DE ESTADO

SECRETO [Manuel Altolaguirre]

SECRETO [Luis García Moreno]

SECTA

SECUESTRO DE LA MUJER DE ANTONIO

SED DE AGUA

Sed de amores tenía, y dejaste

SED DE BELLEZA

Sed de ti que me acosa en las noches hambrientas

SED DEL ALMA

SEDIENTA CITA

Sedienta luz calcárea

Sedientas las arenas, en la playa

SEFINÍ

Segábamos dichosos. Tus quince años

SEGADOR ESFORZADO

Segadores, a las mieses

Segadores, afuera, afuera

SEGANDO...

Seguí después por el atajo... Y sigo

SEGUIDILLA

SEGUIMOS VIVOS

SEGUIRÉ

Según Alain Resnais

Según díceres públicos doña Pánfaga hallábase hidrópica

Según Pedro, un borrico desgraciado

Segunda intención

SEGUNDA JORNADA. ESTADO LARVARIO DE LA AMISTAD. AFECTO INASEXUADO

Segunda Poesía Vertical. Número 16

Segunda Poesía Vertical. Número 20

Segunda Poesía Vertical. Número 34

Segunda Poesía Vertical. Número 39

Segunda Poesía Vertical. Número 51

Segunda Poesía Vertical. Número 52

Segunda Poesía Vertical. Número 61

Segunda Poesía Vertical. Número 67

Segunda Poesía Vertical. Número 69

Segunda Poesía Vertical. Número 73

Segunda Poesía Vertical. Número 77

Segundas plumas son, oh lector, cuantas

SEGUNDO POEMA DE LA DESPEDIDA

SEGUNDO POEMA DE LA ESPERA

SEGUNDO POEMA DEL RÍO

SEGUNDO POEMA EN LA ALAMEDA

SEGUNDO SONETO DEL CREPÚSCULO

SEGUNDO SUEÑO. APARICIÓN DEL OBJETO AMOROSO

SEGURIDAD DE TI

SEGURO

Seguro que los diarios

SEIS MESES...

¡Seis meses ya de muerta! Y en vano he pretendido

SEÍSMO

SELENE

Sella el tronco sangriento, no le oprime

SELVA TROPICAL

SELVAS DE INFANCIA

SEMANA SANTA [Oliverio Girondo]

SEMANA SANTA [José Manuel Caballero Bonald]

SEMANA SANTA, O LAMENTACIONES DE DON FRANCISCO DE QUEVEDO VILLEGAS A LA MUERTE DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO

SEMÁNTICA PRÁCTICA

SEMBLANZA

SEMBLANZA DE PATRIA

SEMBRADOR PLANETARIO

SEMBRANDO

SEMBRAR

Semejante a un cuartel, mas sin soldados

SEMEJANZA

Semejas esculpida en el más fino

SEMENTERA

SEMILLAS PARA UN HIMNO

SEMILLAS PARA UN HIMNO

Semper

Sencilla y grata vida de la aldea

Sencilla y vertical

SENCILLEZ

SENSACIÓN CREPUSCULAR

SENSACIÓN DE OCASO

Sensación de olor

SENSACIÓN DE REGRESO

¡Sensación de retorno!

SENSACIONES

SENSEMAYÁ Canto para matar una culebra

Sentado al borde de una silla desfondada

Sentado ante su mesa de trabajo

Sentado en el columpio

Sentado en el pretil, en la tarima

Sentado en esta peña

Sentado en un montón de escombros

Sentado en una piedra del camino

Sentado Endimión al pie de Atlante

SENTADO SOBRE LOS MUERTOS

SENTADOS FRENTE AL FUEGO

SENTENCIA Y DESPEDIDA

Sentí que alguien dormía a mi lado

Sentí que se desgajaba

Sentía bajo mis pies la molicie del musgo de color de herrumbre

Sentía los cuatro vientos

SENTIDO DE SU AUSENCIA

Sentidos ignorados del Universo

SENTIMIENTOS DE AUSENCIA, A IMITACIÓN DE GARCILASO

Sentimientos tiernos contra los desdenes de Lisi

Sentir de una pasión viva ardiente

Sentir intensamente la vida. Haber amado

Sentirse solo en medio de la vida

SEÑAL

SEÑAL DE ALIANZA

SEÑAL DEL INICIADO

SEÑALES [Mario Benedetti]

SEÑALES [Piedad Bonnett]

SEÑALES DE LA MUERTE (TRADUCCIÓN)

Señol jues, pasi usté más alanti

Señor

Señor, que miras de tu excelsa cumbre

¡SER FELIZ!

Ser feliz; ¡ser feliz! Nadie lo ha sido

Ser igual en la vida y en la muerte

SER INCOLORO

SERENA ES COMO ERES

Señor

Señor, a cuyos días son los siglos

Señor Arcadio, hoy es la fiesta

Señor, aún no ha caído

Señor, bien muestra no tener Fortuna

Señor compañero, Señor de la noche

Señor de las arenas

Señor, deja que diga la gloria de tu raza

Señor, déjame hablar, dame palabras

Señor, Dios mío: no vayas

Señor Dios, que a los jodíos, pueblo de perdiçión

Señor don Juan, pues con la fiebre apenas

Señor, en quien nos vive y ha quedado

Señor: en vano intento

Señor, entre la sombra voy sin tino

Señor, espada candente que cercenas

Señor! Estabas tras los cristales

Señor, matadme, si queréis

Señor, me cansa la vida

Señor, mi queja es ésta

Señor, mientra el valor que en vos contemplo

Señor Mosquito, ya yo me hago cargo

¿Señor o señora? ¿O los dos a la vez?

Señor, piedad de mí porque no puedo

—Señor, ¿por qué si el mal y el bien adunas

Señor, quiero ser yo, y sólo con lo mío

Señor Rasch Isla, vuestro verbo es

Señor recibe a esta muchacha conocida en toda la Tierra con el nombre de Marilyn Monroe

Señor San Jerónimo

Señor, si vuestro andar continuo errando

Señor, siempre te veo con los ojos de niña

Señor tenme piedad, aunque a ti clame

¡Señor, tú no me quieres! ¡Señor, tú me abandonas!

¡Señor! Tú que enseñaste, perdona que yo enseñe

Señor, Tú regaste los campos de flores

Señor, ya me arrancaste lo que yo más quería

Señor, yo no soy digna siquiera de rogarte

Señor: yo sé que en la mañana pura

Señor, yo soy el otro que también la quería

Señor, yo te amo

¡Señora , adiós!... En los oscuros días

Señora, Amor es violento

Señora, Dama, dueña de mis votos!

Señora de los planetas muertos

Señora, dicen que dónde

«Señora», diz' la vieja: «yo le veo a menudo

Señora doña puente segoviana

Señora doña Rosa, hermoso amago

Señora en toda hora de las Tres Certezas

Señora: Es el crepúsculo. No importa si un retoño

Señora: llego a Ti

Señora mía, si de vos ausente

Señora mía, si yo de vos ausente

Señora mía: sus labios son perfectos

SEÑORA MUERTE

Señora Muerte que se va llevando

Señora, os amo con igual ternura

Señora, pues mis ojos merecieron

Señora; según dicen, ya tiene usted otro amante

Señora, si es amor, como se entiende

Señora, si la belleza

Señora, un Álbum cuando yo me río

Señoras del presente y del olvido

Señoras y señores

Señores, acordavos del bien, ¡sí vos lo digo!

Señores Corteggiantes, ¿quién sus días

Señores, dat al escolar

Señores del jurado, ahí les mando de vuelta en

¡Señores! Hoy es la primera vez que me doy cuenta de la presencia de la vida

Señores míos, sea

Señores pasajeros buenas tardes

Señores: ¿Podrán ustedes

Señores profesores, ahora mismo

SEÑUELO

SEOANE. RESPUESTA AL EXCMO. SR. D. MATEO SEOANE

Separa de mi ser todo elemento

SEPARACIÓN [Manuel Altolaguirre]

SEPARACIÓN [Rafael Pombo]

Separación y esperanza

SEPELIO [Julio Herrera y Reissig]

SEPELIO [Luis Carlos López]

Septeto de otoño. EL AMOR ETERNO (Violonchelo)

septiembre, 2

septiembre, 27

septiembre, 30

Septiembre es esta muerte inacentuada

Séptima Poesía Vertical. Número 1

Séptima Poesía Vertical. Número 5

Séptima Poesía Vertical. Número 7

Séptima Poesía Vertical. Número 9

Séptima Poesía Vertical. Número 16

Séptima Poesía Vertical. Número 38

Séptima Poesía Vertical. Número 39

Séptima Poesía Vertical. Número 42

Séptima Poesía Vertical. Número 43

Séptima Poesía Vertical. Número 54

Séptima Poesía Vertical. Número 64

Séptima Poesía Vertical. Número 92

Séptima Poesía Vertical. Número 94

Séptima Poesía Vertical. Número 106

Séptima Poesía Vertical. Número 112

SEPULCRO DE JASÓN, EL ARGONAUTA. HABLA EN ÉL UN PEDAZO DE LA ENTENA DE SU NAVE, EN CUYA FIGURA SE SUPONE ESTÁ PROSOPOPEYA

SEPULCRO DE LA LUZ

SEPULTURA DE LA IMAGINACIÓN

SEQUÍA

SER

Ser, aun, niño y sentir la lozanía

SER CONTIGO, SEÑOR...

SER DE TI (fragmento)

Ser de ti y en tu rostro

¡Ser de un golpe feliz! ¡oh! ¡no es un sueño!

SER EN FLOR

Ser en la vida romero

Ser entre las cosas pequeñas

Ser igual en la vida y en la muerte

SER INCOLORO

SER OTRO

¡Ser pescador mi triunfo hubiera sido!

Ser pudiera tu pira levantada

Ser solo, suelto, amo de todo y de nada

Ser un lírico orfebre. Consagrar estos días

SER UNA CASTA PEQUEÑEZ...

Será algún día, sólo sé que será algún día

Será el peor de los malos

Será en azul mañana. Lejos, habrá una estrella

¿Será posible? Pronunciar tu nombre

¿Será posible que abras los ojos y nos veas

Será preciso navegar los ojos a los idiotas

Será presente en ti tu manantial sin sombras

¿Será que siempre la ambición sangrienta

¿Será, será que, osada

¿Será tu corazón un harpa al viento

Será verdad, ¡ay, Dios!, serán antojos

¿Será verdad que, cuando toca el sueño

¿Será verdad que existes sobre el rojo planeta

¿Serán aquellos cuerpos tan sólo piedras frías

Serán videntes demasiado nadie

¿Serás, amor

¿Serás del alma eterna compañera

Seré benéfica y mínima

SERÉ CURIOSO

Seré no el mar horrísono, tampoco el mar sereno

Seré tuya sin ti el día que los sueños

SEREMOS TRISTES

SERENA ES COMO ERES

SERENA LUZ

SERENATA [Federico García Lorca]

SERENATA [Carlos Edmundo de Ory]

SERENATA [Pablo Neruda]

SERENATA [Ismael Enrique Arciniegas]

SERENATA [Rafael Pombo]

SERENATA [Luis Carlos López]

SERENATA [Leopooldo Lugones]

SERENATA DE CUBA, EN LA NOCHE QUE PRECEDE AL DÍA DE MI BELLA Y QUERIDA AMIGA LA EXCMA. SRA. DUQUESA DE LA TORRE, CONDESA DE SAN ANTONIO

SERENIDAD [Ismael Enrique Arciniegas]

SERENIDAD [José Hierro]

SERENIDAD [Germán Pardo García]

SERENIDAD [Leopooldo Lugones]

SERENIDAD [Leopooldo Lugones]

Serenidad de cúspide calvada

Serenidad: del monte de granito

Serenidad, tú para el muerto

Sereno cielo azul, sol esplendente

SERMÓN ESTOICO DE CENSURA MORAL

SERMÓN SOBRE LA MUERTE

Serpea el sol en tu mano fresca

SERPENTINA

Serrana celestial de esta montaña

Serrana hermosa, que de nieve helada

SERRANILLA V

SERTIMIENTOS

Servía en Orán al Rey

Servía para la química, para la química pura

SERVIDUMBRE DE PASO

Sesenio, pues que vas do vengo agora

SESENTA AÑOS

Setenta balcones hay en esta casa

SETENTA BALCONES Y NINGUNA FLOR

SETIEMBRE

SEVEN P.M.

SEVILLA

Sevilla es una torre

¿Sevilla?... ¿Granada?... La noche de luna

SEVILLANAS DEL SIGLO XVIII

SEVILLANAS, SERRANAS, ETC.

SEVILLANO

SEXO CUMPLIENDO

SEXOS EN LUCHA

Sexta Poesía Vertical. Número 1

Sexta Poesía Vertical. Número 4

Sexta Poesía Vertical. Número 5

Sexta Poesía Vertical. Número 7

Sexta Poesía Vertical. Número 8

Sexta Poesía Vertical. Número 9

Sexta Poesía Vertical. Número 12

Sexta Poesía Vertical. Número 13

Sexta Poesía Vertical. Número 15

Sexta Poesía Vertical. Número 19

Sexta Poesía Vertical. Número 20

Sexta Poesía Vertical. Número 25

Sexta Poesía Vertical. Número 26

Sexta Poesía Vertical. Número 27

Sexta Poesía Vertical. Número 33

Sexta Poesía Vertical. Número 40

Sexta Poesía Vertical. Número 52

Sexta Poesía Vertical. Número 61

Sexta Poesía Vertical. Número 79

Sexta Poesía Vertical. Número 88

Sexta Poesía Vertical. Número 92

Sexta Poesía Vertical. Número 101

Sexta Poesía Vertical. Número 102

SHELLEY

[Juan Gelman]

SI [Juan Gelman]

[Luis García Moreno]

Si a decirte verdad voy obligado

Si a dos pudiese amar yo te amaría

Si a una parte miraran solamente

Si a uno

Si a vuestra voluntad yo soy de cera [Garcilaso de la Vega]

Si a vuestra voluntad yo soy de cera [Baltasar del Alcázar]

Si abunda el sentimiento

Si acaso al otro lado de la vida

Si acaso el ángel desplegara

Si ahora de pronto optase

Si ahora vinieras con tus flautas

Si al destino fatal, vuestra memoria

Si al festín de los dioses llegas tarde

Si al mecer las azules campanillas

Si al perderse en el aire las notas

Si alcanzaran los ojos

Si algo en estos versos tiene la eficacia

Si alguien

Si alguna noche llegas, retrocedes, te vas aproximando a la zona

Si alguna vez la vida te maltrata

Si alguna vez no hubieses existido

Si alguna vez tu pecho se detiene

Si alguna vez tu sombra idolatrada

SI ALICIA VOLVIERA

Si amada quieres ser, Lícoris, ama

Si amarga el dedo sed para mi labio

Sí amigo mío, me basta con tu letra

Si amor, así como extremó mi pena

Si Amor entre las plumas de su nido

Si así durase el sol sereno cuanto

¡Si atracción de aventuras tus sueños arrebata

Si atraviesas las estaciones

Sí, aunque desaparezca

Si batalla en mis dedos imprecisa

Sí, cada uno y todos sobre la tierra iguales

Si canto soy un cantueso

Si clamo a ti, Señor, ¿no has de escucharme

Si como afirma Borges todos los hombres

Si como de mi mal he mejorado

Si como dicen es cierto

Sí, como el mar, vaivén. Pero en voz baja

Si como pira sin cesar chispea

Si como vas, Lusitano, yo fuese

Si con cien ojos como el pastor Argo

Si con tranquila faz, Génova mía

Si conociéramos el punto

Si conozco tus vías, claramente

Si contra Amor, señora, andáis armada

Si cuando amamos, es verdad que amamos

Si cuando fue

Sí. Cuando quiera yo

Sí, cuanto más te imito, más advierto

Si culpa el concebir, nacer tormento

Si das un paso más te quedas sola

Si de Amor y de vos tan poco fío

Si de estas cuerdas mías, de tonos más que rudos

Si de la aurora diamantina

Si de la tierra sube

Si de mi baja lira

Si de nuestros agravios en un libro

Si de pronto no existes

Si de Roma el ardor, si el de Sagunto

Si de tus dones y, de tus destrucciones, Océano, a mis manos

Si de un delito proprio es precio en Lido

Si de un vuelo la esencia iluminase

Si de una piedra fría enamorado

Sí, del anciano Galo es esa la morada

Si del boscaje fecundo

¡Si derribas el muro

Si Dios es padre que da

Si Dios está en mi verso

SI DIOS FUERA MUJER

Si Dios me permitiese ¡oh dulce anhelo!

Si Dios no existe, o si de mi se olvida

Sí. Don Juan está triste, porque empieza a ser viejo

Si donde estás, Vandalio, estar pudiera

Si dos con el alma se amaron en vida

si dulcemente por tu cabeza pasaban las olas

Si el aire se dijera un día

Si el amor se adelanta por las selvas

Si el celeste pintor no se extremara

Si el cielo está sin luces

Si el cuadro horrendo que veo

Si el destino te dio mujer virtuosa

¿si el dolor fuera tiempo?

Si el engaste

Si el espacio se encuentra oscuro y frío

Si el hombre pudiera decir lo que ama

Si el hombre tuviera tiempo de sobras

Si el justo desear, padre Silvano

Si el mudarme el color, si el alterarme

Si el mundo me brindara, en este día

Si el poema no nace, pero es real tu vida

¡Si el silencio fuera mío

Si el sueño fuera (como dicen) una

Si el viejo Jack aún vive que perdone

Sí, el viento es tu enemigo

Si ella fuera mía

¡Si ellos estuvieran muertos!

Si en el mundo fue tan bella

Si en el temblor de un yerba con rocío

Si en esta alma dolorida

Si en la sorda contienda de la vida

Sí; en tu cerca ruin, que desordena

Si en tus jardines, cuando yo muera

Si en tus recuerdos ves algún día

Si entré, si vi, si hablé, señora mía

Si era toda en tu verso la armonía del mundo

Si eres campana ¿dónde está el badajo?

Si es cierto que los sueños

Si es cosa cierta, señor

Si es dulce ver en el glorioso estío

¿Si es él, Amor? ¡Qué trémula la mano

¡Si fuera todo mar

Si es fuerza optar; si en el protervo mundo

Si es humilde homenaje, si es tardío

Si es linda la blanca luna

Si es necesario les daré a las cosas

¡Sí! es necesidad, por eso tan real

Si es que me quieres matar

Si es verdad, como está determinado

Si escribes alguna vez tus memorias

Si escuchas ¡oh adorada soñadora!

Si escudo no me veis de roja barra

Si eso fuera, si fuera cierto

Si está en opinión, Lavinio caro

Si esta pobre existencia es como un puente

Sí, esta tarde no es imajen

Si estaba sola, diáfana y tranquila

Sí. Este ir y venir, sincronizado

Si esto que ahora vuelvo a ver

Si estos versos hallaras algún día

Si estuvieras aquí

—Si existiera el apoyo en que aquel sabio

Sí, fue un malentendido

Si fuera de mi amor verdad el fuego

Si fuera verdad que dos almas

Si fuere que después, al postrer día

Si Garcilaso volviera,

Si gobernar provincias y legiones

Si grande ser deseas, erige en alta cumbre

Si ha de ser condición de mi dicha el olvido

sí ha despertado

Si hablo de los arcángeles sabedme

Si has perdido tu nombre

Si has visto en ruinas tu ilusión querida:

Si hay hombres que contienen un alma sin fronteras

Sí, hay un fondo

Si he muerto y no me he dado cuenta

Si he nacido de mi padre

Si he perdido la vida, el tiempo, todo

Si he perdido, señora, el dulce encanto

Si hija de mi Amor mi Muerte fuese

Si hubiera de morir

Si hubiera sospechado lo que se oye después de muerto, no me suicido

¿Si intentara una nube

Si jamás el morir se probó en vida

Si Jonás no vive ahora

Si junto a ti las horas se apresuran

Si la indolencia es tu norte

Si la instrucción es necesaria al hombre

Si la muerte hubiera venido aquí, conmigo, a New Haven

Si la Musa que altiva me inspira

Si la noche se lleva

Sí, la noche sostenida en las grandes hojas espesas

Sí, la pura amistad, que en dulce nudo

Sí: la realidad propone siempre sueños

Si la sangre a los ámbitos fluyera

Si la sangre también, como el cabello

Si la tristeza no fuera

¡Si la vida es amor, bendita sea!

Si la vida es un cielo, y si la muerte

Si la vida me diera un verdadero

Sí, lanzemos del pecho para siempre

Si las flores del jardín

Si las historias de la piel ocultan

Si llega a tu ventana una paloma

Si lloviera esta noche, retiraríame

Sí. Llueve...

¡Si los brazos igníferos alzara

Sí; los cimientos del antiguo mundo

Si los suspiros que ha esparcido el viento

Si lo vislumbraste

Si los riesgos del mar considerara

SI MAÑANA DESPIERTO

Sí, más verdad

Si me dieran a elegir, yo elegiría

Si me hubieran los miedos sucedido

¡Si me llamaras, sí

Si me quedara a solas con lo que ya se ha ido

Sí, me quieres... Es cierto. ¡Qué amable!... ¡Muy amable!

Si me voy con R perderé a T

SI MEDITAS, LA LUNA SE AGRANDA

Si medito en tu eterna grandeza

Sí, mi amigo D. Gregorio

Si mi amor es así, como un torrente

Si mi boca fuera abeja

Si mi extranjera planta, lusitanos

Si mi vida no es mía, sino tuya

Si mi voz fuese nube, ira o silencio

Si mi voz muriera en tierra

Si mientra el hombre al sol los ojos gira

Si miramos con rayos X la casa del paciente

SI MIRAS BIEN

Si miras un reloj y esperas impasible

Si miro tus ojos

Si mis ásperos metros yo te envío

SI MIS MANOS PUDIERAN DESHOJAR

Si mis ojos no te ven

Si mis párpados, Lisi, labios fueran

Si muero

Si muero antes de nacer

Si muero, que me pongan desnudo

Si muero sobrevíveme con tanta fuerza pura

Si nacieras Mi Niño

Si negare alguno que Santa María

Si no duerme su cara con Filena

Si no es el mar, sí es su imagen

Si no fuera poeta, yo quisiera ser árbol—

Si no fuera por la rosa

Si no fuera porque tus ojos tienen color de luna

¿Si no fuera verdad esto que escribo

Si no fuese juzgado atrevimiento

Si no hay conocimientos en las cenizas

¡Si no lloviera más y si escampara

Si no os digo verdad, si en algo os miento

Si no os hubiera mirado

¡Si no sabía llorar...! Jamás su frente

Si no socorre Amor la frágil nave

Si no te supe yo comprender

Si no temo perder lo que poseo

Si no vencer, sino luchar me obliga

Si nosotros viviéramos

Si nuestro amor no fuera

Si nunca Baco y siempre fuente viva

Si ociosa no, asistió Naturaleza

Si oís el agua en las calles

Si os amo, si os he amado y si he de amaros

Si os asomarais a mi alma como a una estancia profunda

¡Si os encerrara yo en mis estrofas

Si os ha de valer a vos

Si otro fue el hombre que sorbió en el vaso

Si oyes correr el agua en las acequias

Si para entrar en tan difícil vía

Si para recobrar lo recobrado

Si para refrenar este deseo

Si para ti fui sombra

Sí, perfecto; recreado

Sí, poeta, puedes hacer retumbar el trueno

Si por dentro de ti quedo abrasado

Sí, por detrás de las gentes

Si por la noble senda del dios Marte

Si por prueba mayor de su victoria

Si porque a tus plantas ruedo

Si pretendes por despojos

Si pudiera abrir mi gruesa flor

Si pudiera elegir mi paisaje

Si pudiera llorar de miedo en una casa sola

¡SI PUDIERA SER HOY!...

Si pudiera tener su nacimiento

Si pudiera vivir nuevamente mi vida

Si pudieras amarlas todavía

Si puede honrar una famosa muerte

Si puedes ir a la luna en unos cristales

Si pusiéramos un espejo

Si quejas y lamentos pueden tanto

¡Si queréis escucharme, seres píos

Si quiere Amor que siga sus antojos

Si quieren que de este mundo

Si saber del amor sola esta parte

Sí, sí, dijo el niño, sí

Sí, sí, es verdad, es la única verdad

Sí, sí, las nieblas tristes

Si sobrevives

Si solamente me tocaras el corazón

Si sólo amar y ser feliz supiste

Si sólo un instante resta

SI SOLTERA AGONIZAS...

Si soñando de noche sospechamos

¡Si su belleza en mí morir pudiera

Si subiera mi pluma tanto el vuelo

Si supierais con qué piedad os miro

Si supieras, niña ingrata

¡Si supieses!, Cada día

Si tantas partes hay por vuestra parte

Si te alegra, Señor, el ruido ronco

—Si te amara... qué sería?

Si te atreves a sorprender

Sí, te daré mi corazón! Lo llevo

Si te despiertas a las dos

Si te dicen que voy envejeciendo

Sí, te he querido como nunca

Si te marchas

Si te perdiera

Si te quise, no lo sé

Si te sientas como anoche junto al piano

Si te toman pensativa los desastres de las hojas

Si tengo la fortuna

Si tengo que aceptar profundamente

Si tienes calidad de hombre y comprende

Si todas las gaviotas de esta orilla

¡Sí, todo con exceso

SI TODO VA BIEN, O SOBRE LOS LÍMITES DE LA POESÍA

Si todos fueran como tú, si al menos

Si todos los ríos son dulces

Si tras de tanto mal me está guardado

Si tras el negro muro de granito

Si tu alma pura es un broche

Sí, tú eres la palabra de ti misma

Si tú eres la yegua de ámbar

Si tú estás en

Si tu madre quiere un rey

Si tú me dices «¡ven!», lo dejo todo...

Si tú me lo permites, doña Luz

Si tú me miras, yo me vuelvo hermosa

Si tú me olvidas

¡Si tú misma no sabes

¡SI TÚ MURIERAS!

Sí, tu niñez ya fábula de fuentes

Si tu pie se desvía de nuevo

Si tu rosal derrumba sus olores

SI TU SUPIERA...

¡Si tú supieras que ese

Si tus miradas

Si tuviera un caballo en vez de una metáfora

Si tuviésemos la fuerza suficiente

Si un afecto, Señor, puedo ofrecerte

Si un muchacho lee mis poemas

Si un pincel, aunque grande, al fin humano

Si un vaso desvencijado

Si una espina me hiere, me aparto de la espina

Si uno encuentra de pronto que lleva entre las manos

Si uno no es igual a su despertar

Si uno pudiera ser un jinete cabalgando

Si vais por la carretera del arrabal

Sí, vecina: te puedes dar la mano

Si velo, lloro por mi amante virgen

Si ves un monte de espumas

Si vienes algún día a mi tristeza

Si viera un perro muerto me moriría de orfandad

Si vieras, amiga

¡Si vieras qué cama tan suave es el pasto

Si vino el reclutamiento

Si vino la primavera

Si vives enamorado

Si vivir es bueno

Si vos pensáis que por un ceño airado

Si vos pretendéis que venga

Si ya el griego orador la edad presente

Si ya la vista, de llorar cansada

Si ya no puedo verme

Sí, ya sé que me han visto como un fantasma extraño

Sí, yo amaba lo azul con ardimiento

Si yo fuera serpiente

Si yo fuera un poeta

Si yo fuese Dios

Si yo fuese un niño

Si yo fuese un orfebre florentino

Sí, yo he escrito estos Abrojos

Si yo jamás hubiera salido de mi villa

Si yo fuera hombre, ¡qué hartazgo de luna

si yo me atrevo

Si yo nací campesino

Si yo, por ti, he creado un mundo para ti

Si yo pudiera acariciarte, oh fina

Si yo pudiera desgarrar la oscura

Si yo supiera de qué selva vino

¡Sí! ¡yo también, desnuda la cabeza

Si yo te comentase que la vida es mentira

Sí, yo te creo; viva mi fortuna

Si yo te odiara, mi odio te daría

Si yo volviera a nacer

SIBARITA

SIC ANACTORIA

SIC EGO

SlCILIANA

SIEMBRA

Siembra la malva

Siempre [Pablo Neruda]

SIEMPRE... [Ricardo Jaimes Freyre]

Siempre [Efraín Huerta]

SIEMPRE [Juana de Ibarbourou]

SIEMPRE [Alejandra Pizarnik]

Siempre aguarda mi sangre. Es ella quien da cita

Siempre aguijo el ingenio en la lírica

Siempre al azar, como la suerte ordena

Siempre al caer de la tarde

Siempre al tender mi vista por el llano

Siempre alguna mujer me llevó de la nariz

Siempre aturdido, entre el tumulto ignaro

Siempre borracho entraba y siempre altivo

¡Siempre con el oído hacia las cosas

SIEMPRE CON ELLOS

Siempre dentro de casa, maternales

Siempre desde abajo pudimos mirarle

Siempre desgraciado fui

Siempre, después, qué contento

SIEMPRE EL ADIÓS

¡Siempre el mismo! Ingrato ¿Te parece poco

Siempre en alto, siempre en alto

Siempre en la noche, compañeros míos

Siempre es conmovedor el ocaso

Siempre es el mar donde mejor se quiere

Siempre estará la noche, mujer, para mirarte cara a cara

Siempre estás a mi lado y yo te lo agradezco

Siempre fueron los sellos mis amigos

Siempre fugitiva y siempre

Siempre ha sido mérito del poeta

Siempre habrá nieve altanera

Siempre habrá un muchacho que en medio

¡Siempre habrá una mujer-yegua cansada!

Siempre la claridad viene del cielo

SIEMPRE LA POESÍA

Siempre llega mi mano

¡Siempre lo mismo, Dios, siempre lo mismo!

SIEMPRE LO QUE QUIERAS

Siempre me está rompiendo despedidas

Siempre me ha inquietado la historia de la tía Hermione

Siempre, Melchor, fue bienaventurada

Siempre miraba soñolienta y fría

Siempre parte una nave de este puerto

Siempre que hundo la mente en libros graves

Siempre que la luna miro

Siempre que pueda buscaré tu arrimo

siempre reniega azules

Siempre se emborrachaba y se dormía

¡Siempre solo!

Siempre te amo por primera vez

Siempre te encuentro, oigo tu voz

Siempre te sobras a tu sed. Si llegas

Siempre te ven mis ojos, ciudad de mis días marinos

Siempre tienes la rama preparada

«¡Siempre! ¡toda la vida!...»

SIEMPRE TÚ [Carolina Coronado]

Siempre tú [José Moreno Villa]

Siempre yo penetrándote

Siendo de vuestro bien, ojos ausentes

Siendo mozo Alvargonzález

Siendo por Alejandro ya ordenado

Siendo yo niño tierno

Siendo yo niño, un ángel todavía

Siente unas lástimas

Sientes el alfiler que te atraviesa

Siento a Dios que camina

Siento, asomado a la ventana, la imagen asidua de la patria

Siento el dolor menguarme poco a poco

Siento el paisaje. Pero la vecina

Siento llegar el día como un rumor de animales

Siento mi corazón en la dulzura

Siento pasar los barcos por dentro

Siento que algo solemne va a llegar a mi vida

Siento que se despega tu recuerdo

Siento tu cuerpo entero junto al mío

Siento tu ternura allegarse a mi tierra

Siento un acre placer en tenderme en la tierra

Siento y me crezco y me recrezco oyendo

SIERRA DE GREDOS

SIESTA [Oliverio Girondo]

SIESTA [Jorge Gaitán Durán]

SIESTA [Miguel Hernández]

SIESTA DE JUNIO

SIESTA DE LA TORMENTA

SIESTA DEL TRÓPICO

Siete años ha que sirvo, hecho un guillote

Siete caballos, como traílla

Siete caídas sufrió el elote de mi mano

SIETE DE MARZO DE 1849

Siete soles forman

SIGLO DE ORO

¿Siglo nuevo? ¿Todavía

SIGMUND FREUD BAJO HIPNOSIS

SIGNIFICA EL MAL QUE ENTRA A LA ALMA POR LOS OJOS, CON LA FÁBULA DE ACTEÓN

SIGNIFICA SOMBRAS

SIGNIFICADO DE LA PALABRA YO AMÉ IMITACIÓN DE PARNY

SIGNIFÍCASE LA PROPIA BREVEDAD DE LA VIDA, SIN PENSAR, Y CON PADECER, SALTEADA DE LA MUERTE

SIGNO DE ESPAÑA

SIGNO TIENES DEL ÁNGEL

SIGNOS

SIGNOS DE TRIUNFO

SIGNOS EN LA PIEDRA

Sigo

Sigo en mi sombra, pero salen de ella

Sigo, silencio, tu estrellado manto

SIGUE...

Sigue a la obscura noche el claro día

Sigue con dulce lira

Sigue el mundo su paso, rueda el tiempo

SIGUE LA MUERTE

Sigue la senda de las piedras musgosas

¿Sigue siendo mía esta ciudad?

Sigue, sigue blanca estrella

Sigue su curso el sol ya destinado

Siguiendo de las notas la inefable cadencia

Siguiendo el hilo tenue

Siguiendo va por un bosque

Siguió el festejo a la tarde

SÍLABAS

SÍLABAS POR EL MAXILAR DE FRANZ KAFKA

Silba en el aire ya la bala

SILENCIO [Octavio Paz]

SILENCIO [Juana de Ibarbourou]

Silencio [Leopoldo Marechal]

SILENCIO [Alfonsina Storni]

SILENCIO [Juan Ramón Jiménez]

SILENCIO [Homero Aridjis]

SILENCIO [Germán Pardo García]

silencio [Alejandra Pizarnik]

SILENCIO [Andrés Eloy Blanco]

SILENCIO [Leopooldo Lugones]

Silencio. Aquí se ha hecho ya de noche

Silencio de cal y mirto

Silencio de la noche, doloroso silencio

Silencio de metal triste y sonoro

Silencio, ¿dónde llevas

Silencio en el esplendor plateado

Silencio, en tu sepulcro deposito

¡Silencio, los lebreles

Silencio que ahora llegan perros de barro

Silencio que naufraga en el silencio

SILENCIO SANTO

Silencio. Sólo queda

Silencio tan profundo! Benevolente ogro

Silencio y agua enorme... En la lejana

SILENCIOS

SILENCIOS A LA ESPALDA

Silencios carniceros fabricaron mi grito

SILLA MECEDORA

SILUETA

SILVANO

Silvio a una blanca corderilla suya

Silvio resiste difícilmente el ingenio de Beatriz. Las burlas irritan al galán presumido

Silvio, yo te aborrezco, y aun condeno

SIMAS DEL SER

SÍMBOLOS [Germán Pardo García]

SÍMBOLOS [Emeterio Gutiérrez Albelo]

SÍMIL DE ÁRBOL

SÍMIL DEL VIENTO

SIMÓN BOLÍVAR

SIMÓN CARBAJAL

Simón, desecha al fin la servidumbre

SIMÓN EL BOBITO

SIMONETTA VESPUCCI

(Simpatía)

SIMPLEMENTE ASÍ FUE

SIN ADIÓS

SIN APRENDER EL ALFABETO

Sin armas. Ni las dulces

Sin arrimo y con arrimo

Sin arrugar el bronce de tu frente

Sin aumentar su poder

Sin detenerse un instante

Sin dientes, pero con dientes

Sin duda alguna que se hubiera ahogado

Sin el Dios del amor

SIN ELLA

Sin embargo [Antonio Machado]

Sin embargo [Antonio Machado]

Sin embargo [Antonio Machado]

SIN EMBARGO [Manuel del Cabral]

Sin embargo, las leyes los persiguen

SIN EMBARGO ME MUEVO

Sin embargo, tocad mi ser. Es duro

SIN EPITAFIO

Sin espejos la tarde, escaso el día

Sin fe y sin amor

Sin haberlo advertido jamás, exceso por turismo

Sin la esquina redonda del codaste

¡Sin lágrimas, sin quejas

Sin lástima y sin ira el tiempo mella

SIN LEYES

SIN LIBERTAD

Sin libros, sin afán de ciencia rancia

SIN LIHN

SIN LUZ

Sin marinero

SIN NINGUNA INTENCIÓN

SIN NOMBRE

SIN NOSTALGIA NI AYER

SIN PERDER LOS MISMOS CONSONANTES, CONTRADICE CON LA VERDAD, AÚN MÁS INGENIOSA, SU HIPÉRBOLE

Sin poderse alegrar de cosa alguna

Sin pompa falsa ¡oh árabe! saludo

sin prisión/ ni reglamento aprendido/

Sin rey ni leyes, Francia desolada

SIN RUMBO

Sin rumbo en mitad del campo

SIN SABER POR QUÉ

Sin saber por qué rampas imposibles

Sin saber que es domingo, ruidoso día de fiesta

SIN SOBRE

Sin temer el camino voy contando

Sin ternuras, que entre nosotros

Sin título [Belén Reyes]

SIN TÍTULO [Delmira Agustini]

SIN TÍTULO [Miguel de Unamuno]

SIN TÍTULO

[José Ángel Buesa]

Sin un rizo ni un chapuz

SIN VOZ, DESNUDA

SINCERIDAD

Sinceridad

SÍNDROME

SINFÍN

SINFONETO A LA NOCHE

SINFONÍA COLOR DE FRESA CON LECHE

SINFONÍA DE CUNA

Sinfonía de la trilla

SINFONÍA PEQUEÑA

Sintiendo vagar por su elegante persona

Sintiéndose acabar con el estío

Sipi

Sirena que en el sueño me has llamado

Sírvame la ópera Madame Butterfly

Sísifo

Sistema, poeta, sistema

SISTEMA SOMBRÍO

SITIO

Sitio de amor, lugar en que he vivido

SITIO DEL SUEÑO

SITIO PERPETUO

SITIOS [Juan Bañuelos]

SITIOS [Germán Pardo García]

SITUACIÓN

¡SIXTA!

SNORRI STURLUSON

Soberano de esferas bifurcadas

SOBERANO EN LAS TINIEBLAS

SOBERBIA

SOBERBIA EN EL DOLOR

Soberbio de sus pintas un Leopardo

Sobervia mucha traes ado miedo non as

SOBRE ÁNGELES I

SOBRE ÁNGELES II

SOBRE ÁNGELES III

SOBRE ÁNGELES IV

SOBRE ÁNGELES V

SOBRE ÁNGELES VI

SOBRE ÁNGELES VII

SOBRE ÁNGELES VIII

SOBRE ÁNGELES IX

SOBRE ÁNGELES X

¡Sobre arena y sobre viento

SOBRE CARTAS DE AMOR

Sobre dos urnas de cristal labradas

SOBRE EL ANHELO CON QUE CADA UNO TRABAJA PARA LOGRAR SU OBJETO

Sobre el ansia marchita

Sobre el ara, que lívida sustenta

Sobre el archivo de azules

Sobre el azar alzaba su cabello

Sobre el busto de mármol se contornan los senos

Sobre el caballo de Atila

Sobre el camino se ve la venta

Sobre el césped mullido que prodiga su alfombra

Sobre el cielo negro

Sobre el cristal de agua de los campos llovidos

Sobre el despeñadero nocturno del silencio

Sobre el disco de la Rotunda

Sobre el dormido lago está el saúz que llora

Sobre el duro Magdalena

Sobre el estanque en cuya inmóvil lastra

Sobre el gajo trunco de un árbol en ruinas

Sobre el himno del combate

SOBRE EL IMPOSIBLE OFICIO DE ESCRIBIR

SOBRE EL MAR

Sobre el mar de los Tiempos ruedan siglos y evos...

Sobre el marmóreo plinto donde lució la diosa

Sobre el mojado camino

Sobre el monte pelado

Sobre el muro de Zamora

Sobre el odio y ruindad que al hombre bueno

SOBRE EL OTHYRS

Sobre el parabrisas de mi automóvil

SOBRE EL PODER DEL TIEMPO

Sobre el quieto mar azul

Sobre el ramaje un blanco

Sobre el remanso azul, agudo acecha

Sobre el repicado cinc del cobertizo

Sobre el sepulcro de doña Marina de Aragón

Sobre el techo rojizo de la iglesia aldeana

Sobre el vasto silencio se proyectó mi grito

Sobre este puente donde el tiempo avanza inmóvil

Sobre la acera, que el sol escalda

SOBRE LA ARENA

Sobre la arenita fina

Sobre la calcificación de las semillas

Sobre la claridad

SOBRE LA CONSTRUCCIÓN DE NUEVAS PLAZAS DE TOROS EN ESPAÑA

Sobre la cubierta de un libro donde iban escriptas algunas cosas pastoriles

Sobre la cuna del recién nacido

Sobre la espuma

Sobre la eterna piedra del mundo tan compacto

Sobre la falda azul tenía abierto

Sobre la falda, la novela. En tosco

Sobre la falda tenía

Sobre la flor azul de la achicoria

SOBRE LA GUERRA

Sobre la hierba del prado danza la musa de Aristóteles

Sobre la limpia arena, en el tartesio llano

SOBRE LA MINA

SOBRE LA MISMA TIERRA

Sobre la nave temprana

Sobre la negra tumba recostado

Sobre la nieve se oye resbalar la noche

Sobre la piedra constelada

Sobre la piel del cielo, sobre sus precipicios

Sobre la playa, el arenal escueto

Sobre la playa extendida

SOBRE LA POESÍA

SOBRE LA PUERTA CERRADA

Sobre la roja España blanca y roja

Sobre la rota ventana antigua

Sobre la tierra

Sobre la tierra amarga

Sobre la triste tumba que abandona

Sobre las aguas

SOBRE LAS DESPEDIDAS

Sobre las diez te llamo

Sobre las mesas, botellas decapitadas de “champagne” con corbatas blancas

SOBRE LAS OLAS (Valse por Juvencio Rosas)

Sobre las ondas del helado Ibero

SOBRE LAS RUINAS

Sobre los bosques, sobre ciegos muros

Sobre los campos yermos, una temperie leda

SOBRE LOS HEMISFERIOS

Sobre los inciertos placeres de la vida

Sobre los sepulcros donde a los que fueron

Sobre losas de pórfido camina

SOBRE MI HOMBRO

SOBRE MIS LLANOS

SOBRE NAVEGANTES SOLITARIOS

Sobre pupila azul, con sueño leve

SOBRE SER LA POESÍA UN ESTUDIO FRÍVOLO, Y CONVENIRME APLICARME A OTROS MÁS SERIOS

Sobre todo la Mantis

SOBRE TU FRENTE

Sobre tu grácil facha

Sobre tu nave —un plinto verde de algas marinas

SOBRE TUS MEMORIAS

¡Sobre un escollo por el mar batido

SOBRE UN LEÑO

Sobre un peñón de los cielos

Sobre un verso de Ovidio que dice: «Fit quoque longus amor, quem diffidentia nutrit»

Sobre una cama del Hotel Genève

SOBRE UNA FIRMA DE MARÍA ESTUARDO

Sobre una giba de la cordillera

Sobre una mesa, encaramado

SOBRE UNA TUMBA CÁNDIDA

Sobre unas altas rocas

Sobre vuestras cabezas inclinadas

Sobresale en el concurso de los fieles ingenuos por la severa majestad

Sobreviviente de mí mismo

Socarrón, perspicaz, sonoro

SOCIEDAD DE CONSUMO

SOCIO Y CONSOCIO

SÓCRATES

Sol [Rafael Cadenas]

SOL [Homero Aridjis]

SOL [Juan Ramón Jiménez]

SOL BLANCO

SOL DE INVIERNO [Antonio Machado]

SOL DE INVIERNO [José Coronel Urtecho]

¡Sol de la juventud, en sed de amores

SOL DE MONTERREY

Sol de siesta en toda la campiña verde

Sol de siesta en toda la campiña verde

¡Sol del que triste vela!

Sol en Aries. Mi ventana

Sol en el jardincillo de noviembre

Sol espledente de primavera

Sol espléndido y radiante

SOL FUERTE

SOL PONIENTE

Sol rojo poniente. Largos rayos fijos picotean el valle

Sol rubicundo que arde

SOL Y DUENDE

Sol y luna El viento

SOL Y ROSA

SOL YA AUSENTE

Sola

Sola al pie de la torre donde la voz tonante

Sola, en el ancho páramo del mundo

Sola en ti, Lesbia, vemos ha perdido

SOLAMENTE

Solamente por oír

Solamente un dar me agrada

Soldadito de Bolivia

Soldadito fiel y guapo

SOLDADO, APRENDE A TIRAR

SOLDADO ASÍ NO HE DE SER

SOLDADO LIBRE

SOLDADO MUERTO

Soldado no quiero ser

Soldado trajiamarillo

Soldado, tuya es la hacienda

SOLDADOS EN ABISINIA

(Soleá gitana de Xochipilli)

SOLEARES [Manuel Machado]

SOLEARES [Gerardo Diego]

SOLEARIYAS

SOLEDAD [Jaime Torres Bodet]

SOLEDAD [Meira Delmar]

SOLEDAD [Juana de Ibarbourou]

SOLEDAD [Ernestina de Champourcín]

SOLEDAD [Miguel Hernández]

SOLEDAD [Ismael Enrique Arciniegas]

SOLEDAD [Rafael Pombo]

SOLEDAD [Andrés Eloy Blanco]

Soledad, aburrimiento

Soledad, bien te busqué

SOLEDAD DE LA ALEGRÍA

SOLEDAD DEL AMOR

Soledad del amor que en su constancia

SOLEDAD DEL POETA

¡Soledad...! me engañaste... ¿en dónde, en dónde

SOLEDAD PRIMERA

SOLEDAD SEGUNDA

SOLEDAD SIN OLVIDO

Soledad, soledad late en mis venas

Soledad, soledad siempre soñada

SOLEDAD TARDÍA

Soledad y obediencia

SOLEDADES [Luis de Góngora y Argote]

SOLEDADES [Ricardo E. Molinari]

SOLEDADES [Mario Benedetti]

SOLEDADES [Manuel Machado]

SOLEDADES [Ernestina de Champourcín]

SOLEDADES [Piedad Bonnett]

SOLEDADES DE LA OBRA

Soledades del cielo, las estrellas

Solemne audiencia un día

Solemnidad de tigre incierto, ahí en sus ojos

Solía cantar de amor dulces clamores

Solía escribir con su dedo grande en el aire:

SOLICITADA DE AMOR IMPORTUNO, RESPONDE CON ENTEREZA TAN CORTÉS; QUE AUN HACE BIEN QUISTO EL DEL AIRE

Solícito el silencio se desliza por la mesa nocturna

SOLIDARIDAD

Soliloquio

SOLILOQUIO A UN POETA

SOLILOQUIO DE LA MAR

SOLILOQUIO DEL FARERO

SOLILOQUIO DEL INDIVIDUO

SOLILOQUIO I

Solitario en la sombra como un furgón vacío

Solitario recinto de la abadía

Solitario, triste y mudo

Solo [Oliverio Girondo]

SOLO [Manuel del Cabral]

SOLO [Rafael Pombo]

Sólo al dejar de ser, Amor es fuerte!

Solo, alegre, sano, fuerte

SÓLO ALLÍ

Sólo aquí se mostró cuanto podía

Sólo así me comprenda aquél que explora

Sólo bajó del tren

Solo bajo los astros, te digo que estoy triste

Solo, como un espectro por el mundo

SÓLO CON AGUDA INGENIOSIDAD ESFUERZA EL DICTAMEN DE QUE SEA LA AUSENCIA MAYOR MAL QUE LOS CELOS

Sólo con apoyar el codo en una mesa

SOLO, CON MI ESQUELETO

Solo, con ruda soledad marina

SOLO DE PIANO

Solo de ti, lleno de ti

Solo de ti, lleno de ti

SOLO DE TROMPETA

Sólo deseo escribir sobre las mujeres

Sólo el afán de un náufrago podría

SOLO EL AMOR

Sólo el asiento de otro

Sólo el cráneo de un pan está pensando

Sólo el fuego y el mar pueden mirarse

¡Sólo el que tuvo entre su mano azada

Sólo el silencio es amigo

Solo en el mundo con mi media oreja

Sólo en el pobre altar del pueblo mío

Solo en la noche vas

Sólo en ti, Lesbia, vemos que ha perdido

Solo, enfrente del valle, con las manos cruzadas

Solo entre las momias me pregunto

Sólo eres tú

Solo, estoy solo: viene el verso amigo

Sólo ha quedado en la rama

Sólo has visto dolor en tu llegada

Sólo hubo resistencia en aquellos cuerpos

Sólo la belleza

SÓLO LA MUERTE

Sólo la muerte, la tímida muerte, la muerte que pronuncio

Sólo la nieve sabe

Sólo la radio cruza el silencio

sólo la sed

Sólo lo hiciste un momento

Sólo más tarde se darían cuenta

SOLO MI AZOR Y YO LA MUERTE FINA

Sólo mi frente y el cielo

Sólo mi voz te puede penetrar

SÓLO MIENTRAS TANTO

SÓLO MORIR DE DÍA

¡Sólo por una vez que todo vuelva

Solo por ver la luz en tus pupilas

Sólo puede brotar tu invernadero

Sólo quede un símbolo

Sólo quien ama vuela. Pero ¿quién ama tanto

Sólo quien se entrega recibe

Sólo ruidos de un orbe que despierta

Sólo sé que estoy en mí

Sólo se supo que el día había estado eugenio

Sólo tocó el umbral

SÓLO TÚ

¡Sólo tu figura

Sólo tu corazón caliente

Sólo tú me acompañas, sol amigo

Sólo tú y yo sabemos lo que ignora la gente

SÓLO UN AMOR

Solo un instante me amó

SÓLO UN MEMENTO

SOLO UN NOMBRE

SÓLO UN NOMBRE PODRÍA LLEVAR LA DEDICATORIA

Sólo una cosa no hay. Es el olvido

Sólo una temporada

Sólo una tonta podía dedicar su vida a la

Sólo una vez pudiste conocer aquel Esplendor negro

Sólo vengo a que ustedes se horroricen

Sólo veo al inmolado de Concepción que hizo humo

Solo y a paso lento y pensativo

Solo y huraño y mudo peregrino

Solo y penoso en páramos desiertos

SOLO YO

SOLOS

Solos, ayer, sentados en el lecho

Solos: la playa, el mar; sola una estrella

Solos tú y yo, e irremediablemente

Soluciona la noche con monedas

SOLVEIG

SOMARI

SOMARI

SOMARI

SOMARI

SOMARI

SOMARI

SOMARI DE LOS HUEVOS DE PALOMA

SOMARIS

SOMARIS

SOMBRA [Santiago Montobbio]

Sombra [Antonio Plaza]

SOMBRA [Vicente Huidobro]

Sombra [Jaime Torres Bodet]

SOMBRA [Manuel Altolaguirre]

SOMBRA BLANCA

Sombra blanca en el baquiné

SOMBRA DE LA AMAPOLA

SOMBRA DE LOS DÍAS A VENIR

Sombra de un sueño somos

SOMBRA DE VIAJERO

Sombra feliz del cabello

Sombra hecha de luz

Sombra, trémula sombra de las voces

SOMBRA Y VUELO

Sombracanes

SOMBRAS

SOMBRAS

SOMBRAS BLANCAS

Sombras del día blanco

SOMBRAS EN LA ESTIGIA

Sombras frágiles, blancas, dormidas en la playa

Sombras gigantes de Scipión y Ciro

Sombras que sólo yo veo

Sombrero

SOMBRERO, ABRIGO, GUANTES

SOMBRÍA IMAGEN

SOMBRÍO ARDOR

SOMNIUM

Somos agua, aire y sal, como la espuma oceánica

Somos como son los que se aman

Somos como un caballo sin memoria

Somos el polen de la tierra

Somos el río que invocaste, Heráclito

Somos el tiempo. Somos la famosa

¿SOMOS FELICES?

Somos hombres, Señor, y lo viviente

SOMOS LA CATÁSTROFE

Somos las protectoras del vicio y del tormento

Somos los viejos locos

Somoza desveliza

SÓN [León de Greiff]

Son [Luis García Moreno]

Son al principio un leve proyecto sobre planos

Son de abril las aguas mil

Son de néctar las lágrimas del niño

SON DE NEGROS EN CUBA

SON DE PAZ

¿Son de Tolú, o son de Puertorrico

Son de tu clientela

SON DEL DESAHUCIO

Son dos cielos tus dos ojos

Son éstas las palabras

Son hermanos

Son las gaviotas, amor

Son las once del calor, las once en punto de la vida

Son los corazones de algunas criaturas

SON LOS MISMOS

SON LOS RÍOS

Son los senos de las sirenas

Son los trasfondos otros de la in extremis médium

Son los versos más bellos los que jamás se escriben

Son míos, ¡ay! son míos

Son mis voces cantando

SON Nº 6

SON PASOS EN PERDIDO

Son pocos

SON...SONE...TES

Son tersas como conchas nacarinas

Son tus labios un rubí

SON VENEZOLANO

Sonaba el reloj la una

Sonámbula y picante

Sonámbulo, dormido y despierto a la vez

Sonaron las campanas de Dolores

SONATA

SONATA

SONATA PARA ADIÓS Y FLAUTA

Sonata para violín solo (Juan Sebastián Bach)

SONATA PRIMAVERAL

SONATA TRISTE PARA LA LUNA DE GRANADA

SONATA Y DESTRUCCIONES

SONATINA [Rubén Darío]

SONATINA [León de Greiff]

SONATINA [León de Greiff]

SONATINA EN LA BEMOL

SONECILLO

SONELA

SONETILLO. EL POETA RECUERDA

SONETO [Juan Boscán]

SONETO [José de Espronceda]

SONETO [Rubén Darío]

SONETO [Luis Rosales]

SONETO [Manuel Acuña]

SONETO [Eugenio Florit]

SONETO [Francisco de Quevedo y Villegas]

Soneto [Juan Gelman]

SONETO [Amado Nervo]

SONETO [Carlos Pellicer]

SONETO [Carolina Coronado]

SONETO [Francisco Villaespesa]

SONETO [José Ángel Buesa]

SONETO [León de Greiff]

SONETO [León de Greiff]

SONETO [León de Greiff]

SONETO [León de Greiff]

SONETO [Baldomero Fernández Moreno]

SONETO [Baldomero Fernández Moreno]

SONETO [José Ángel Buesa]

SONETO [Mirta Aguirre]

SONETO [Mirta Aguirre]

SONETO [Julio Flórez]

SONETO [Juan Gelman]

SONETO [Rafael Pombo]

SONETO [Rafael Pombo]

SONETO [Lupercio Leonardo de Argensola]

SONETO A ALGUNOS POETAS

SONETO A CRISTO CRUCIFICADO

SONETO A DIOS

SONETO A GRETA GARBO

SONETO A LA ROSA [Meira Delmar]

SONETO A LA ROSA [Eduardo Carranza]

Soneto a la soledad

SONETO A MADRID

SONETO A MI ESPOSA

SONETO A MI QUERIDO AMIGO VICENTE FUENTES

SONETO A MI QUERIDO AMIGO Y MAESTRO MANUEL DOMÍNGUEZ

SONETO A RÓMULO GALLEGOS

SONETO A UN CÁNTICO ESPIRITUAL

Soneto a una dama

SONETO ADOLESCENTE

SONETO AL CAMINANTE

SONETO AL DUQUE DE FRÍAS, DESDE EL REAL SITIO DE S. ILDEFONSO, CONTESTANDO A OTRO QUE ME DIRIGIÓ

Soneto al Marqués de Vasto

SONETO AMOROSO

SONETO AMOROSO

SONETO AMOROSO

SONETO AMOROSO

SONETO CON FECHA

SONETO CON SED

SONETO CON UNA SALVEDAD

Soneto de Endimión

SONETO (De Eugenio Castro)

SONETO (De Félix Arvers)

SONETO (De Guillermo de Almeida)

Soneto de Gutierre de Cetina, siendo enamorado en la corte, para donde Montemayor se partía

SONETO DE LA DULCE QUEJA

SONETO DE LA ESPERANZA

SONETO DE LA GRANADA

SONETO DE LA MUJER GORDA

SONETO DE LA RIMA POBRE

SONETO (De Luis de Camões)

SONETO DE MAÑANA

Soneto de Silvano a su pastora Silvia

SONETO DE TUS VÍSCERAS

SONETO DEL AHORCADO

SONETO DEL AMOR EVOCADO

SONETO DEL AMOR VICTORIOSO

SONETO DEL CAMINANTE

SONETO DEL TIEMPO

SONETO DEL VINO

SONETO EMOCIONADO A LOS OJOS DE CHICHÍ GOIRÍ

SONETOS DEL CREPÚSCULO

SONETO EN COLOQUIO ENTRE FILENO Y TIRSI, PASTORES

SONETO EN EL AMOR

SONETO en el que hablando con Dios desvive su secreto valimiento

SONETO EN ELOGIO DEL SENTIMIENTO MÍSTICO

SONETO EN LA ALCOBA

Soneto en la muerte del Marqués de Vasto, y este primero habla con la Marquesa

Soneto en prisión de franceses I

Soneto en prisión de franceses II

Soneto en prisión de franceses III

SONETO EN QUE SATISFACE UN RECELO CON LA RETÓRICA DEL LLANTO

Soneto en respuesta del pasado

SONETO EN VANO

SONETO FINAL [Miguel Hernández]

SONETO FINAL [José Ángel Buesa]

SONETO GALANTE

SONETO GONGORINO EN QUE EL POETA MANDA A SU AMOR UNA PALOMA

SONETO. IMITACIÓN DE PETRARCA

SONETO IMITANDO UNA ODA DE SAFO

SONETO INSISTENTE [Meira Delmar]

SONETO INSISTENTE [Eduardo Carranza]

SONETO JOCOSO A LA MISMA ROSA

SONETO KITSCH A UNA MENGANA

SONETO LLOVIENDO

SONETO MANCO

SONETO MARINERO

Soneto moral y alegórico

SONETO (NO TAN) ARBITRARIO

SONETO NOCTURNO

SONETO PARA DECIR ADIÓS AL MAR

SONETO PARA INVITAR A MARÍA A VOLVER DE SAN FRANCISCO DEL RÍO

SONETO PARA LA LLUVIA

SONETO PARA UN REPROCHE

SONETO PARANOICO

Soneto Pompadour

[SONETO PRIMERO] A CLORI

SONETO-PRÓLOGO

SONETO ROJO

SONETO RONDEL

SONETO SEDIENTO

SONETO SOBRE LA LIBERTAD HUMANA

SONETO SOBRE LA RED DE AMOR

SONETO SONETIL DE SOBREMESA

SONETO I [Pablo Neruda]

SONETO I [Garcilaso de la Vega]

SONETO I [José Ángel Buesa]

SONETO I [Antonio Machado]

SONETO II [José Ángel Buesa]

SONETO II [Pablo Neruda]

SONETO II [Garcilaso de la Vega]

SONETO II [Antonio Machado]

SONETO III [Pablo Neruda]

SONETO III [Garcilaso de la Vega]

SONETO III [Francisco de Medrano]

SONETO III [Antonio Machado]

SONETO IV [Pablo Neruda]

SONETO IV [Garcilaso de la Vega]

SONETO IV [Antonio Machado]

SONETO V [Pablo Neruda]

SONETO V [Antonio Machado]

SONETO V [Garcilaso de la Vega]

SONETO VI [Pablo Neruda]

SONETO VI [Garcilaso de la Vega]

SONETO VII [Pablo Neruda]

SONETO VII [Garcilaso de la Vega]

SONETO VIII [Pablo Neruda]

SONETO VIII [Garcilaso de la Vega]

SONETO IX [Pablo Neruda]

SONETO IX [Garcilaso de la Vega]

SONETO X [Pablo Neruda]

SONETO X [Garcilaso de la Vega]

SONETO XI [Pablo Neruda]

SONETO XI [Garcilaso de la Vega]

SONETO XII [Pablo Neruda]

SONETO XII [Garcilaso de la Vega]

SONETO XIII [Pablo Neruda]

SONETO XIII [Garcilaso de la Vega]

SONETO XIV [Pablo Neruda]

SONETO XIV [Garcilaso de la Vega]

SONETO XV [Pablo Neruda]

SONETO XV [Garcilaso de la Vega]

SONETO XVI [Pablo Neruda]

SONETO XVI [Garcilaso de la Vega]

SONETO XVII [Pablo Neruda]

SONETO XVII [Garcilaso de la Vega]

SONETO XVII [Francisco de Figueroa]

SONETO XVIII [Pablo Neruda]

SONETO XVIII [Garcilaso de la Vega]

SONETO XIX [Pablo Neruda]

SONETO XIX [Garcilaso de la Vega]

SONETO XX [Pablo Neruda]

SONETO XX [Francisco de la Torre]

SONETO XX [Garcilaso de la Vega]

SONETO XXI [Pablo Neruda]

SONETO XXI [Garcilaso de la Vega]

SONETO XXII [Pablo Neruda]

SONETO XXII [Garcilaso de la Vega]

SONETO XXIII [Pablo Neruda]

SONETO XXIII [Garcilaso de la Vega]

SONETO XXIV [Pablo Neruda]

SONETO XXIV [Garcilaso de la Vega]

SONETO XXV [Pablo Neruda]

SONETO XXV [Francisco de la Torre]

SONETO XXV [Garcilaso de la Vega]

SONETO XXVI [Pablo Neruda]

SONETO XXVI [Francisco de Medrano]

SONETO XXVI [Garcilaso de la Vega]

SONETO XXVII [Pablo Neruda]

SONETO XXVII [Garcilaso de la Vega]

SONETO XXVIII [Pablo Neruda]

SONETO XXVIII [Garcilaso de la Vega]

SONETO XXIX [Pablo Neruda]

SONETO XXIX [Garcilaso de la Vega]

SONETO XXIX [Juan Boscán]

SONETO XXX [Pablo Neruda]

SONETO XXX [Garcilaso de la Vega]

SONETO XXXI [Pablo Neruda]

SONETO XXXI [Garcilaso de la Vega]

SONETO XXXII [Pablo Neruda]

SONETO XXXII [Garcilaso de la Vega]

SONETO XXXIII [Pablo Neruda]

SONETO XXXIII [Garcilaso de la Vega]

SONETO XXXIV [Pablo Neruda]

SONETO XXXIV [Garcilaso de la Vega]

SONETO XXXV [Pablo Neruda]

SONETO XXXV [Juan Boscán]

SONETO XXXV [Garcilaso de la Vega]

SONETO XXXVI [Pablo Neruda]

SONETO XXXVI [Garcilaso de la Vega]

SONETO XXXVII [Pablo Neruda]

SONETO XXXVII [Garcilaso de la Vega]

SONETO XXXVIII [Pablo Neruda]

SONETO XXXVIII [Garcilaso de la Vega]

SONETO XXXIX [Pablo Neruda]

SONETO XL [Pablo Neruda]

SONETO XLI [Pablo Neruda]

SONETO XLII [Pablo Neruda]

SONETO XLIII [Pablo Neruda]

SONETO XLIV [Pablo Neruda]

SONETO XLV [Pablo Neruda]

SONETO XLVI [Pablo Neruda]

SONETO XLVII [Pablo Neruda]

SONETO XLVIII [Pablo Neruda]

SONETO XLIX [Pablo Neruda]

SONETO L [Pablo Neruda]

SONETO LI [Pablo Neruda]

SONETO LII [Pablo Neruda]

SONETO LIII [Pablo Neruda]

SONETO LIV [Pablo Neruda]

SONETO LIV [Juan Boscán]

SONETO LV [Pablo Neruda]

SONETO LVI [Pablo Neruda]

SONETO LVII [Pablo Neruda]

SONETO LVIII [Pablo Neruda]

SONETO LIX [Pablo Neruda]

SONETO LX [Pablo Neruda]

SONETO LXI [Pablo Neruda]

SONETO LXI [Juan Boscán]

SONETO LXII [Pablo Neruda]

SONETO LXIII [Pablo Neruda]

SONETO LXIV [Pablo Neruda]

SONETO LXV [Pablo Neruda]

SONETO LXVI [Pablo Neruda]

SONETO LXVII [Pablo Neruda]

SONETO LXVIII [Pablo Neruda]

SONETO LXIX [Pablo Neruda]

SONETO LXX [Pablo Neruda]

SONETO LXXI [Pablo Neruda]

SONETO LXXII [Pablo Neruda]

SONETO LXXIII [Pablo Neruda]

SONETO LXXIV [Pablo Neruda]

SONETO LXXIV [Juan Boscán]

SONETO LXXV [Pablo Neruda]

SONETO LXXVI [Pablo Neruda]

SONETO LXXVII [Pablo Neruda]

SONETO LXXVIII [Pablo Neruda]

SONETO LXXIX [Pablo Neruda]

SONETO LXXX [Pablo Neruda]

SONETO LXXXI [Pablo Neruda]

SONETO LXXXII [Pablo Neruda]

SONETO LXXXII [Juan Boscán]

SONETO LXXXIII [Pablo Neruda]

SONETO LXXXIV [Pablo Neruda]

SONETO LXXXV [Pablo Neruda]

SONETO LXXXV [Juan Boscán]

SONETO LXXXVI [Pablo Neruda]

SONETO LXXXVII [Pablo Neruda]

SONETO LXXXVIII [Pablo Neruda]

SONETO LXXXIX [Pablo Neruda]

SONETO XC [Pablo Neruda]

SONETO XCI [Pablo Neruda]

SONETO XCII [Pablo Neruda]

SONETO XCIII [Pablo Neruda]

SONETO XCIV [Pablo Neruda]

SONETO XCV [Pablo Neruda]

SONETO XCVI [Pablo Neruda]

SONETO XCVII [Pablo Neruda]

SONETO XCVIII [Pablo Neruda]

SONETO XCIX [Pablo Neruda]

SONETO C [Pablo Neruda]

SONETO CVIII [Juan Boscán]

SONETO CXI [Juan Boscán]

SONETO CXVIII [Juan Boscán]

SONETO CXXIX [Juan Boscán]

SONETÓFONO

SONETOS AL BIES

SONETOS PAGANOS

SONETOS - I [Octavio Paz]

SONETOS - II [Octavio Paz]

SONETOS III

SONETOS IV

SONETOS V

SONI

Sonidos y perfumes, Claudio Aquiles

Sonreía en sus ojos, esmeraldas oscuras

Sonreír con la alegre tristeza del olivo

sonríe como un cómplice

Sonríe, jardinera, si en el surco te inclinas

SONRISA DE MUERTO

Sonrisas de las vírgenes difuntas

Sonrisas negras

SOÑABA

Soñaba en ese entonces en forjar un poema

Soñaba yo: mis párpados henchidos

Soñábamos algunos cuando niños, caídos

Soñaban con la Escocia de tus ojos

¡SOÑAD!

Soñamos juntos

Soñamos juntos

SOÑANDO

SOÑAR

Soñar es ver la vida de otro modo

Soñar, soñar la noche, la calle, la escalera

SOÑÉ

Soñé a Dios como una fragua

Soñé con detectives helados, detectives latinoamericanos

Soñé con detectives perdidos en la ciudad oscura

Soñé la muerte y era muy sencillo

Soñé que comulgaba, que brumas espectrales

Soñé que en este patrimonio inmenso

¡Soñé que de esa vega

Soñé que estaba dormido

Soñé que la ciudad estaba dentro

Soñé que la mujer a quien adoro

Soñé que te encontrabas junto al muro

Soñé que tú me llevabas

Soñé, y era un festín lo que veía

Soñolienta después de la velada

Sopla el viento en las narices de la arcilla

Sopla recio a mi espalda

Soplaba un manso viento de aquel lado del mar

SÓPLAME ESTE OJO

Sople rabiosamente conjurado

Soplo de la esperanza

SOPLO PRIMAVERAL

SOPLOSORBOS

SOPRANO

SOR RAMONA

Sorprendida in fraganti cayó la pulga un día

SORPRESA [Federico García Lorca]

SORPRESA [Rafael Cadenas]

SORTILEGIOS

SOSIEGO

SOSPECHA

SOSPECHA CRUELDAD DISIMULADA EL ALIVIO QUE LA ESPERANZA DA

SOSPECHA DE FOCA

Sospechan de nosotros. Ha pasado

Sospechas, que en mi triste fantasía

SOSPECHO UN SIGNO

Sosteniendo un horizonte

SOURINOMO

SOY [Jorge Luis Borges]

Soy [Rafael Cadenas]

Soy campana rota

Soy capitán del 3° de Lanceros de la Guardia Imperial

Soy como aquel que vive en el desierto

Soy como esa isla que ignorada

Soy de la densidad, de lo más justo

Soy de la valiente España

Soy dichoso en tus brazos

Soy el acostumbrado a la negrura

SOY EL ANIMAL DE FONDO

Soy el cantor de América autóctono y salvaje

Soy el coplero cuyo cinismo

SOY EL DESTINO

Soy el dulce consuelo del que sufre

SOY EL HOMBRE CASADO

Soy el mendigo cósmico y mi inopia es la suma

SOY EL QUE FUI

Soy el que sabe que no es menos vano

Soy el que ya comienza a no existir

Soy el tigre

Soy en tu no conocida hermosura

Soy enredadera

SOY ESA FLOR

Soy esta vigilancia

Soy hija del llano. Nunca vi montañas

Soy hombre: duro poco

Soy Homero Aridjis

Soy la línea de la vida

—Soy la Muerte— me dijo. No sabía

Soy libre y tengo con mi tierra un pacto

Soy lo que eres

Soy más feliz que yo, no es mi costumbre

SOY MI CUERPO

Soy montañés y lo digo

Soy ola de abandono

Soy sabio, soy ateo

Soy sensible a este abismo, me enternece

Soy sólo espectador

Soy un alma desnuda en estos versos

Soy un alma pagana. Adoro al dios bifronte

Soy un convencido 100%

Soy un hombre que busca la Alegría

SOY UN INDOCUMENTADO DE LA ETERNIDAD

Soy un indocumentado de la eternidad

Soy un pájaro lírico. Yo estuve

Soy un poco poeta del chambergo flotante

Soy un viajero que tiene prisa

Soy una amanecida del amor...

Soy una cama que no hace ruidos una cama a la una

Soy una isla [Efráin Huerta]

Soy una isla [Elvira Sastre]

SOY UNA PIEDRA LANZADA DE CANTO

Soy una pieza de limado acero

Soy una sombra que no siembra huida

Soy ya tan viejo

¿Soy yo quien anda, esta noche

SPES

SPES ÚNICA

SPINOZA

SPLEEN

Squier en Nicaragua

SSE

Ssyenpre me verná en miente

Stalin, Capitán

stanley hook llegó a Melody Spring un jueves de noche con un sapo en la mano

SU ALCOBA

Su alta crin el mar enarca

SU AMOR NO ERA SENCILLO

Su andar de doncella inquieta

Su ayuda es mi sueldo

Su ciega y loca fantasía corrió arrastrada por el vértigo

SU CORSÉ

Su cuerpo es una hostia fina, mínima y leve

Su cuerpo resonaba en el espejo

¡Su desnudez y el mar!

Su dolor no llame agudo

Su falda, más coqueta por sencilla

Su idilio fue una larga sonrisa a cuatro labios...

SU IMAGEN [Rafael Pombo]

SU IMAGEN [Miguel Antonio Caro]

Su luna de pergamino

SU MAJESTAD EL TIEMPO

Su maldad cuenta el cínico, la abulta

Su mano entre mis manos

SU MEMORIA. A ROSA

Su Muerte

Su nombre: Pantaleón

Su nombre, pensamiento

¡Su padre los echa! Yo, ha poco, lo he visto

Su pluma Dios arráncale al profeta

Su pupila brilló como una brasa

Su pupila, que embriaga y centellea

SU RECUERDO. Canción

SU RETRATO

SU SITIO FIEL

su soledad maúlla

Su sonrisa la buscan porque es bomba de tiempo

SU TRENZA

Su tumbada grandeza arropa el blando

SU ÚLTIMA CARTA

Su ventana está cerrada

Su veste blanca y de galones de plata sugería la estola de los ángeles

Su veste era de tul con albas rosas

Su vuelo el Caballero para en la bullidora

Suave aliento suave

Suave como los tallos del papiro

SUAVE ENCANTAMIENTO

Suave es la bella como si música y madera

Suave rumor de la maleza creciendo

Sube a nacer conmigo, hermano

Sube, cae tu voz

Sube, sube

Suben por la calle

Subes centelleante de labios y ojeras!

Subes de ti misma

Subí la escalera de mármol negro en solicitud de mi flecha, disparada sin tino

Subía entonces a tu Casa

SUBIDA AL AMOR

Subiendo a la roca más alta de la playa

Subiendo de Las Galletas

Subiendo el barco aceza

Subiendo hacia San Félix, donde el río enseña dos dientes

SUBIENDO POR EL RÍO MAGDALENA

Subir, bajar escaleras del horizonte

Subiste, Ovalle, a la mansión que el cielo

Súbita, inesperada, espesa nieve

Súbita luz, relámpago propicio

Súbitamente

Súbito un piano me mastica el pecho

Subo con tan gran peso quebrantado

SUB-UMBRA

Sucede

sucede que de día/ de noche soy

Sucede que las sondas electromagnéticas temen a las aguas del océano

Sucede que me canso de ser hombre

Sucede que mi boca es una herida

SUCESIÓN DE MI MISMO

SUCESIVA

SUCESO

SUCESOR DE ASESINO

Sucia, sin empedrar, desnivelada

SUCIEDAD DEL DESTINO

Sucio fue el día de la mariposa muerta

SUCIO, MAL VESTIDO

Suda el hacha con lágrimas del árbol

Sudamericano en tierra de godos

SUDAMERICANOS

SUDOR Y LÁTIGO

SUELDO

Suele dar Dios en dulce miel templado

Suele, tal vez venciendo los rigores

Suelo. Nada más

Suelta mi manso, mayoral extraño

Suelta mi palomita pequeñuela

Sueltas avecillas

Suelto mi corazón como vela y navego por entre las islas

Suena el tren en la noche

Suena tu voz lo mismo que un lamento

Suenan galanteos y besos y adioses

Sueña Colón que de los Cielos cae

Sueña el león

Suéñame, suéñame, entreabiertos labios

Sueñan las pulgas con comprarse un perro

SUEÑO [Antonio Machado]

SUEÑO [Antonio Machado]

SUEÑO [Antonio Machado]

SUEÑO [Emilio Prados]

SUEÑO [José Antonio Ramos Sucre]

SUEÑO [Juan Ramón Jiménez]

¿SUEÑO? [Juana de Ibarbourou]

SUEÑO [Rafael Pombo]

SUEÑO [Alejandra Pizarnik]

Sueño con claustros de mármol

Sueño con un antiguo rey. De hierro

Sueño con una selva lujuriosa y sombría

SUEÑO DE ARTISTA

SUEÑO DE GATOS

SUEÑO DE MÁRMOL

SUEÑO DE PALABRAS

SUEÑO DE TRINCHERA

SUEÑO DEL PUERQUITO RUBIO

SUEÑO DESPIERTO

SUEÑO DORADO

SUEÑO EN TENOCHTITLÁN

SUEÑO ESPECULAR

SUEÑO INFANTIL

Sueño, luego existo

SUEÑO PODEROSO

SUEÑO, PORQUE VIVO EN MÍ...

Sueño que sopla una violenta ráfaga de invierno sobre tus cabellos descubiertos

SUEÑOS [Rafael Pombo]

SUEÑOS [Rafael Pombo]

SUEÑOS [Rafael Pombo]

SUEÑOS [Rafael Maya]

SUEÑOS [Miguel Antonio Caro]

Suerte para quienes recibieron dones oscuros

Suetonio en este campo, risueño y florecido

Sufre más el que espera siempre

sufrimientos / fealdades que sufrís

SUGESTIÓN [Julio Flórez]

SUGESTIÓN [Eduardo Castillo]

SUICIDIO

SUITE DE LA LUNA NEGRA

SUITE DEL INSOMNIO

SUIZA

SUJETO EN CUARTO MENGUANTE

Sulca del mar de Amor las rubias ondas

SUMA DE LA NADA

SUMERSIÓN

SUMMA VITÆ

¡Suntuosa vulgaridad!

SUPER FLUMINA BABILONIS [San Juan de la Cruz]

SUPER FLUMINA BABYLONIS [Gregorio Gutiérrez González]

SUPER FLUMINA BABYLONIS [José Manuel Caballero Bonald]

SUPERVIVENCIA

SUPERVIVENCIAS TRIBALES EN EL MEDIO LITERARIO

SUPLANTACIONES

SÚPLICA

SÚPLICA A LA VIDA

Supón, mi amor, que trazamos la hora con una rosa

Supongo que por ser casi lo único que estaba abierto los domingos

SUPRASCRIPÇIÓN

SUPREMO IDILIO (Boceto de un poema)

SUPREMO TRIUNFO

Surco rotura nuevo mi corteza

Surge el rayo y la muda sombra argenta

Surge mi voz, y el invierno

Surge un temblor luminoso

Surge y se yergue, solo

Surges amarga, pensativa

¿Surgió de bajo tierra?

Surgió tu blanca majestad de raso

Surgirá el corazón de su aislamiento

Surgiste, emperatriz de los altares

“SURGITE!”

Sus dones la Fortuna, numen ciego

Sus frases nunca me hirieron

Sus huesos de madrépora le crujen por la noche

Sus lágrimas de amor —esencia pura

Sus ojos beben del azul

Sus ojos se entornaron; sobre los blancos hielos

Sus pies... Una mañana en que la aurora

Sus Rayos

Sus rayos, tan duros y brillantes

¡Sus, Vaquero Marcial! De nuestra boca

SUS VENTANAS

Sus ventanas floridas

Suspende mar, suspende tu eterno movimiento

Suspende, mi caro amigo

Suspende ¡oh Aquilón! suspende el vuelo

Suspirando en las cuerdas de mi lira

SUSPIRO

Suspiro por las regiones

¿Suspiros?... ¡Aire!... ¿Lágrimas?... ¡Agua!

SUSPIROS DEL ALMA. DÉCIMAS AL ESTILO ANTIGUO

Suspiros tristes, lágrimas cansadas

Sustancia y flor del pensamiento humano

SUTILEZAS

Syenpre está la loxuria adoquier que tú seas

Syenpre ha mala manera la sierra e la altura

SYHNA LA BLANCA