anterior autor siguiente

        EQUIVALENCIAS

A Manolo Borrás y Ramírez

Un intenso desorden
de pedrería rota sangra el cielo.
Los hondos pies de adentro van pisando
desnudos el cristal del tiempo frío.
Y trae la noche negro su vendaje
para cegar la herida
de qué pasión, que nos cumpliera cuándo.

Ya todo sucedió y aguarda todo
su nuevo suceder en el futuro
maternal del olvido.

Si supieran del luto las estrellas,
si un instante pudiéramos
con sus ojos mirar el mundo nuestro,
quizá en la tierra viésemos lo mismo
que en el cielo se ve desde aquí abajo:
las altas luces mudas
de la ardiente capilla en la que yace
el maltratado cuerpo de este sueño.

autógrafo
Vicente Gallego


subir volver Santa deriva (2002)   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio

Incluido en abelmartin.com