anterior   aleatorio / random   subir   inicio / home   siguiente / next

            VIII
        TARDE

Está el alma tranquila
y la tarde desnuda tiene una luz rosada.
El padre Sol vigila
—inútilmente, pues no ocurre nada—.

Mi alma está de alivio
luto, y tiene una gracia interesante
mientras el aire tibio
la empuja, sin timón, hacia adelante.

Y bien vale la pena
de dejarse llevar así, al azar...

Que toda playa es buena
y... no tengo interés en navegar.

autógrafo

Dámaso Alonso, 1921


subir   poema aleatorio   Poemas puros. Poemillas de la ciudad (1921)   siguiente / next   anterior / previous