anterior   aleatorio / random   subir   inicio / home   siguiente / next

        LA FLOR DEL AIRE

¡Oh bella flor, oh bella flor del aire!
¡Quién eres dime, quién te dio tu ser?
Es imposible que entre ti no aliente
El tierno corazón de una mujer.

Dímelo a mí, que soy discreto y te amo,
El eco tuyo nadie escuchará:
Duermen aún las aves en el nido
Y las olas también del Paraná.

Así una vez interrogué curioso,
A ese ente puro, blanco, celestial,
Que más que flor la lágrima parece
Que arranca al alma el amoroso mal.

A ese ente puro que cual perla brilla
Sobre las ramas ricas en verdor;
Huye la tierra y solo pide al cielo
Húmedas brisas, luces y calor.

Un colibrí moviendo las alitas,
Rubí, topacios y oro derramó,
Y fue amoroso revolando inquieto
Y dentro el cáliz de la flor bebió.

Entonces vi, cual llanto doloroso,
Líquidas perlas de la flor brotar,
La pérdida llorando del almíbar
Que el colibrí se deleitó en libar.

Cerró las hojas, pálidas, marchitas,
El albo seno púdica veló,
Como la virgen que al salir del baño
Huellas humanas en la arena vio.

Corrió ante mí sus velos el misterio,
Supe el emblema de la airada flor:
Ella es la esencia del candor del alma
Que se disipa al beso del amor.

1843

autógrafo

Juan María Gutiérrez


subir   poema aleatorio   Juan María Gutiérrez   siguiente / next   anterior / previous