anterior    aleatorio / random   autor / author   inicio / home   siguiente / next

    UN VIAJE A HORTALEZA

  Engancha, zagal amigo,
Ese cuadrúpedo ruin.
Hoy son los días de Laura,
¡Y aún estamos en Madrid!
  Vuela por ese camino,
Y te daré gracias mil,
Y eternizará mi musa
Tu trémulo calesín;
  Y aunque se ofenda el Correo
Literario mercantil,
Diré que lo fabricaron
Para las bodas del Cid.
  Vuela a Hortaleza, y no sea
Que, por llevarnos allí,
Con tantas copas beodo
Nos lleves a Chamartín.
  ¡Oh si yo fuera paloma
Para no apelar a ti
Aunque en las garras de un sacre
Me aventurase a morir!
  Aprieta. —¡Cuerpo de Cristo,
Cómo galopa el rocín!
¡Cuál sudo! ¡Cuál trago polvo!
No importa, Laura, es por ti.
  Por cuestas y por barrancos
Nuestra vida está en un tris;
Que es el camino alevoso
Y el carruaje baladí.
    —¡Tente, no vuelques!... Respiro.
Bendiga el cielo tu ardid;
Que fuera mucha desgracia
Sin ver a Laura morir.
  —¿Qué harás en este momento?
¿Vagarás por el jardín?
¡Oh quién te viera, morena,
Sin que me vieras a mí!
  Tal vez leve sombrerillo
Cubre tu frente gentil,
Ahora que el rubio Febo
Pende del alto cenit;
  Y al cenador enramado
Robas el fresco jazmín,
O al verde geranio enlazas
El encarnado alelí.
  Tal vez en la blanda higuera
Grabas con punta sutil,
¡Ay simplecilla!, recuerdos
De algún amor infeliz.
  O bien en rima sencilla
Cerrada en tu camarín
De la campaña inocente
Cantas la vida feliz;
  Que también del padre Delio
Te inspira el numen a ti,
Y te dio su plectro Erato
Cual su donoso reír.
  O quizá pulsas el clave
Con tus dedos de marfil,
Y a los céfiros encantas
Con tu voz de serafín.
  O ante el cristal animado
Te ayuda Silvia a ceñir
Al dulce túrgido seno
Corpiñito carmesí;
  Y a tu cabello claveles
De jaspeado matiz;
Y a tu cuello torneado
La gargantilla turquí;
  Y tornasolada cinta
Que trujiste de Madrid
A la tu breve cintura
Digna de eterno buril.
  O a la sombra regalada
Del húmido tamariz
Te aduerme el blando gorjeo
Del tímido colorín.
  ¿Y quién sabe si en el plomo
Que no temes despedir
Mísera viudez envías
A la pintada perdiz?
  O bien... Mas paran las ruedas
Del terrestre bergantín.
¡Ya en Hortaleza! Volemos,
Y a Laura... ¡Miradla allí!
  Salud, hermosa zagala,
Tu fiesta vengo a aplaudir.
Dichosa, oh Laura, celebres
Otras ciento, y otras mil.

autógrafo

Manuel Bretón de los Herreros


subir   poema aleatorio   Romances XVI   siguiente / next   anterior / previous