anterior   aleatorio / random   subir   inicio / home   siguiente / next

      SALES

La sal de la mañana
dibujó hilos de plata
con la ayuda de la brisa
en las curvas de mi cuerpo;
sin que la percibiera,
ebria de placer,
creía estar soñando.
Nunca fui tan buena
para merecer tantas caricias.
La justicia de la vida se tentó
al vernos festejando con pasión
nuestra nueva ceremonia,
como única testigo
de esa noche de la boda
que durará solo unas horas.

Fabiana Martínez


subir   poema aleatorio   Fabiana Martínez   siguiente / next   anterior / previous