anterior   aleatorio / random   subir   inicio / home   siguiente / next

    PRESAGIO

La niña sentada era transparente, clara y fría.
Como una flor de Primavera.
También risueña y sueña y soñaba que la quería.

En sus manos, como una rosa,
el lápiz con el que pintaba una veleta.
Y corría tras ella y volaba y lloraba
y soñaba que la quería.

Gris, su mundo lapicero,
en verde se diluía,
aunque a veces no veía,
la veleta de sus dedos.

La niña callada era transparente, clara y fría.
Como su caja de colores.
También risueña y sueña y soñaba que la quería.

Juan Miguel Melgar Becerra


subir   poema aleatorio   Juan Miguel Melgar Becerra   siguiente / next   anterior / previous