anterior   aleatorio / random   subir   inicio / home   siguiente / next

    EL DISCURRIR DEL RÍO

Hay noches que ocupan dos días,
días de cuatro atardeceres,
madrugadas de seis noches,
ocasos que ocupan cien vidas.

Hay tardes de recuerdos rebeldes,
días envueltos con las propias renuncias,
mañanas con sabor a café,
con sabor a la risa encendida de los niños,
con sabor a  chocolate caliente y sobrados motivos
para estar agradecidos.
Hay atardeceres en que calla la vida,
en donde se balancean los silencios
como hojas palpitantes que sajan la memoria.
Hay noches en que los sueños lilas crecen,
noches de corazón brillante y amarillo
y noches en blanco en que la razón desfallece.
Noches humedecidas
en las que avanzan en círculos caracoles sabios,
noches serenas de quietud perfecta.
Hay mañanas en las que te vuelves diminuta,
en las que aún se reflejan tus reversos,
la bruma amenazante de la ausencia
y el frío  casi imperceptible tensándose en las venas.
Hay días en los que un poema te sana,
ahuyenta las heridas,
libera de los rincones de nieve que perduran
en los bordes del alma,
como gaviotas blancas llenas de espinas,
reconcilia  tu pasado y tu futuro.

Hay días en que un poema te salva.

Yolanda Gelices


subir   poema aleatorio   Yolanda Gelices   siguiente / next   anterior / previous