anterior   aleatorio / random   subir   inicio / home   siguiente / next

ENCARÉZCALO ESTE SONETO, A UNA HERMOSURA QUE MURIÓ DE REPENTE, TENIENDO UN RELOJ EN LAS MANOS

Todo un reloj ocupa su destreza
en avisarte, Antandra; presumida,
ser tu beldad eternidad mentida
que de humana te estorba la certeza.

Mas no logra; el aviso su fineza,
que su eficacia, en parte resistida,
pudo desengañar toda una vida
y persuadir no pudo una belleza.

Lo infalible parece que suspendes,
pues un reloj la vida te profana,
y én las horas prosigues de tu engaño,

De ti mismo el ejemplo desatiendes,
y hermosa yaces en la edad de vana.
Aun el tiempo es inútil desengaño.

autógrafo

Salvador Jacinto Polo de Medina


subir   poema aleatorio   Salvador Jacinto Polo de Medina   siguiente / next   anterior / previous