anterior    aleatorio / random   autor / author   inicio / home   siguiente / next

        4

La niña llama a su padre “Tatá, dadá”.
La niña llama a su madre “Tatá, dadá”.
Al ver las sopas
la niña dijo
“Tatá, dadá”.
Igual al ir en el tren,
cuando vio la verde montaña
y el fino mar.
“Todo lo confunde” dijo
su madre. Y era verdad.
Porque cuando yo la oía
decir “Tatá, dadá”,
veía la bola del mundo
rodar, rodar,
el mundo todo una bola
y en ella papá, mamá,
el mar, las montañas, todo
hecho una bola confusa;
el mundo “Tatá, dadá”.

autógrafo

Pedro Salinas, 1923


subir   poema aleatorio   Presagios (1923)   siguiente / next   anterior / previous
Voz Pedro Salinas Voz: Pedro Salinas