anterior   aleatorio / random   subir   inicio / home   siguiente / next

            URNA
      EN MEMORIA DE UN NIÑO

Jóvenes mueren siempre los amados
de los míticos dioses.
                                        Los abriles
son gratos al Olimpo: en primavera
reverdecen los árboles helados.
Así Patroclo, así Héctor, así Aquiles,
así se van en la pagana era
todas las grandes almas juveniles.

Y en la era cristiana,
el Hombre — Dios prefiere
joven también morir, y joven muere;
pero, en su amor hacia la especie humana,
más que la juventud, la infancia quiere.

Dejad —dice— a los niños que yo amo
que se acerquen a mí
—.
                                            Y a los infantes
besa y abraza, pródigo en cariños
siempre para el candor. ¡Dulce reclamo!

¡Si jóvenes así morían antes,
los amados de Dios mueren hoy niños!...

autógrafo

José Santos Chocano


subir   poema aleatorio   ¡Fiat Lux! (Poemas varios) (1908)   siguiente / next   anterior / previous
versión Versión
versión Versión Selva virgen (1898)