anterior autor siguiente

        RIMA LXII

[Al amanecer]

Primero es un albor trémulo y vago,
raya de inquieta luz que corta el mar;
luego chispea y crece y se dilata
en ardiente explosión de claridad.

La brilladora lumbre es la alegría,
la temerosa sombra es el pesar.
¡Ay! En la oscura noche de mi alma,
        ¿cuándo amanecerá?

autógrafo

Gustavo Adolfo Bécquer


subir Libro de los gorriones (nº56)   siguiente nº57 anterior nº55
volver Rimas (Edición 1871)   siguiente Rima LXIII anterior Rima LXI
manuscrito Manuscrito BNE
Voz: Antonio Mula Franco Voz: Antonio Mula Franco

Voz: Leonelli Marcela Voz: Leonelli Marcela

aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio

Incluido en: Rimas y Leyendas. Ed.Francisco López Estrada y Mª Teresa López García-Berdoy. Colección Austral 403, primera edición de 1997. ESPASA CALPE S.A.