anterior autor siguiente

            CII

Vestida de blanco la vi en la mañana,
en un vasto templo y al pie de una cruz;
mostraba en su tersa mejilla lozana,
la huella del último beso de luz...

Vestida de rojo, después, a mi lado
la vi, por la tarde, como un resplandor;
mostraba en su boca de flor de granado
la huella del último beso de amor.

Y luego en la noche, de negro vestía,
su yerto cadáver... ¡Oh muerte cruel!
¡Mostraba en su frente, ya pálida y fría,
la huella del último beso de hiel!



Julio Flórez


También titulado VESTIDA DE BLANCO


subir volver Gotas de ajenjo (1910)   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio